Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Guevara, M. Una visita a un chamán bribri.

Guevara, M. Una visita a un chamán bribri.

Ratings: (0)|Views: 17|Likes:
Published by Pacheco Hernández

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Pacheco Hernández on Apr 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

 
2
se habia
ve¡rgado
ef
Señor
clel
bosque,
bandando
a su
ayudanl,e
shulákma
a ca?arIo,lue pefaé1erslrn
vehado
pero que
en
Ia
realidad era
un
ser
humano,
Nadie
sabe
cuántotiempo
permaneciefolt
los
cazadoreB
en
casa
de
dr¡áLaik.tlDosdice¡1
que
fue
L¡n
año, otros
que
flre
más,
otros
dicret)
que
e1
tiempo¡ro
tra¡scLlrrióa
1a
misma
velocidadpara
fos
cazadores
y
para
sus
famifiares,
que
fije
mucho
paraeflospero parecióser
menos
paraquienes
10s
estuvieron
buscaDdo
en
eI
moDte.
Lo
cierto
es
que
dwáLók
los
iDstruyó en
1a6
artes
de
curar
todo
tipo
de
eDferhedades
y
en
fas
artes
de
eDamorar
co¡l
c.lntos
a
1os
a¡timafe6
para
lILre
no
huyeraDcua¡\do
se iba
de
cacería-
Habiendo
crompletado
e1
aprexdizaje,
de¡áLól(
dejó
libres
a
sL¡s
huéspedes
pelofesadvirtió
que
no
hablaran
con nadie
sino
I)a6ta
ef
momento
e¡l
¡lLle
L¡n.1
esteca de
caña
brsva
que
deberiansembrer
en
sLls
patiosdieraflor,
Se
fueron
y
regreGaron
a
su6
casa.
Uno
de
1oscazadores
irrespetóIa
orden
de
dwáLijk
y
contó
toda Ia aventqra;
amaneció
mue¡to
al díasiguiente.
E1
otro sí
obedeció
y
sembró
fa
eEtaca
de
caña
brava
y
e6peró
un
año en¡ero
sindecir
nada
hastaquefloreara.
Este
hombre
logró
poner
en
práctilra
1() e¡lseñado
por
dL¡áL6k
y
además
instruyóaotlos
jóvenes
de
su
lugar,
quienes
coEo
é1
llegaron a
6er
bueDo6
awá,
Juan
vie¡re
haciendo
cllidadoen
eI
camino
por
si
se
encuentra
con
a)r!¡Lákma,
1(]
cuaf
advirti¡ia
al-
ser
mordido
por
una
serpiente
-iaf¡r:,l!e
i?r3.
l:.a
aai.aJ l:..i;ti..,o;
."le;,¿i.
1a6
-,¿¡:il¡lesil,echas
de1
ayudante
de
di.¡áLók.
Sin
embafgo
ef terrlble
leumatisno
de
sus
piernas
lo
hace
procederbaEtantedespacio,
pudiendo
observar
con
deteni$iento
su
rutay
mi¡rimizar
dicha
posibilidad.partió
úr¡y
de
mañana
a
sabieDdas
que
su
dolorretardaría
su
llegada
donde
el
a!¡á
rtue
habia
decidldo
vi6itar
parásanarse.
A
pesar
de haber
otro6
aeá
e¡r
106
alrededores
de
Sib!¡jú;
donde-;j:ve,
JusE-haoptado
porir
donde A¡rdrés
cuyo
rancho
eB
e1
más
alejádo,eI
ú1tiroo
exactabente
Éobre
e1
ca¡Dino
que
6e
aventura
en
1a
cordillera
hasta
llegar
a
Ujarrás,a tresdías de
penosa
andadura.
Andrés
es un
awá
reconocido
por
sus
virtudes
curativa6
y
por
su
espíritu
gene¡oso,
eso
arlimaba
a
Ju.en
parasoporta!
sus
ocho
horas
de viajey
su
dolencia
achacosa.
Pues
Juan
¡ro
es deaqqellos
que
hayan
1ogrado
éxitosen fa
siembra
de
p1átano
o
cacao
para
consegui!
dinero
contallte
y
sonante,
no.
Jua¡r
es
Lli.r
agric(rltor
qLre
casi
solo
produce
lo
que
consume
y
Do
podría
porlo tanto
empeñar
mucha6
riquezas
para
indemnizar
a1
ai¡á
por
su trabajo.
Pasando
porKichúkicha,
Juan
se
detiene
donde
líoisés
a
quien
considera
se!
hermano,
aunque
lejano.
Sabe
que
aI]í le
darán
un
gallo
para
seguir
adelante
coD
etrergias
repuesi:as_
yasi
ocurre_
üoisésle ofrece
un
hl¡aca1
de
chicha,
banano
cocido
yun
trozo
¡esecc,
de un
saino
qLre
habia
cazado
en
diasanteriore6y
había
.ll1umaLlo
para que
se
coDservara-
lloisés
¡ro
hace
sino
cumpli¡.con
un
re,luisito
para
safvar
sL¡
almacua¡do
muera:
Iaruta
deL
601,
que
tend¡á
qlre
seguir
su
alma
viajera
wik6l
después
de
su
¡Duelte,
está
infestada
poraquellos
6ereB
qL¡e
llamaban
iyftchabé
("las
culebras
de
los
cast.igos
),y
qLre
6e
encargan de
detener
fa
marcha
hacia
e-L
Iugar
.le1
rel:.i!-
)eterro,
RikóLkdska,
detrás
del sof
crepuscular,
a
 
3
las
aloas
dequienes
eD
vida
harr
Degado
compart.irsus
afiment,os
y
sLl
bebida
.
Jua¡r
srgLle caminando,
ya por
r.¡n
sendelo
me¡los
transitado
,lue
co¡lduce
a
casa
de André6.
Importantes
porcioDes
de
bosque
alternan
con
unas
cuantas
milpas
y
coD
frijolares
de
veci¡ros
del
caserío.
Ya
en
laparte
fi¡raf
,tiene
que
bri¡)da¡
un
último
esfuerzopara
subir
otra
cueEta
y.lescubrir
el
pequeño
platanar
al.ededor
de
Ia
ca6a
de
A¡rdrés.
Con
aqLrella
eDoción
que
siempre
inspira ]a visita
de
Lür
awá
de
cierta
reputación,
se
acerca
.Iua¡r
al lugar.le destino.
Se
detieneu¡l
momento
cuando
disti¡gue
e1
humo
qLre
se
escapaba
perezosopor
1a6
endijas
del
raDcho
de Andrés
y
se
p(rDe
a
pen6ar
cómo
abordar
a1
a¡rci-ano.
Su
e!¡oi]lón
es
ahora
i¡rte¡rsa
yIe
hace
recoldar
Io
que
se
ruDora
sobre
el
temibfe
chamá¡l. Andrés
es
del
clan
túkwakque
tieDe
1a faDa
de
dete¡rtar
a los
chama¡res más
torcidos,
a
aquéflos
que
se
especializan
en
la b!'ujeriay
son
eapaces
de matar
a
distancia
con
sus hechizos.Pero
esta noes1a
fa¡ra
de
A¡rd!és,
dequien
se
exaltan
más
bien
1as
virtudes
de
servido¡
del
plleblo.
Bien
sabe
que
muchos
de
1os
ar¡á
de
Talama¡1ca
le
deben
el
aprendizaje
de
1os
cantos
paral1anar a
1osaDimales,
que
tanto benefician a
10s
cazadores.
Se
conoce
también
Ia
eflcaci.a
de
sus cantos
pa.a
curar
lejos
de
6u
hogar.
lln
aRá
de
Bajo
CoéD
que
Juan conoce
y
que
fue discipulo
de
André6,
cuenta
cómo
en
una ocasiór1
se
habia
secado
e1
rÍo
Coén
en
6Ll
curso
medio
ybajo.
Hace
mucho
-decíaaquél ar¡á
hubo
una
competencia
entre
un
'awá--,tú]r';ak
de
Shirolesy
Andrés
ysu f;¡ado
herDano
Franclscano también ar¡á.
El
awá
de
Shirofes
mandó
a
que
se
derrumbarauna
montaña
y
tapara
e1
rio
Coén.
Aquelfo
Eucedió
y
se
aecó
eI río
hacia
abajo.
Er1
Alto
Coén
se
forEó
Lrna
inmensa
lagLlna
quesepoblóde
muchÍsimas
6erpie¡tesdegran
tamaño.
Ya
1()s
habitantesde Alto
Coén
estaban
preocupadoscuando
Andrés
y
FraDcisca¡lo
enfre]rtaron e1
problema.
Llamaron
aIrey de
los
camaro¡1e6,
un
irlme¡rsocaDaróD
qL¡e
se
vino
de1
ma¡
)\adta
allá a|rilray
corl6us
potentes
garlas
ro¡0pió
la
presa
formada'
Ya
más
tran,tL¡i1o,Juan
se decide a arrioalse al
rancho-
Deoecio,
nieto
de
Antlréo, es
eI
pr.iDeroen
notar
su
arribo,
ya
qLre
se encuentra
practicando
tiro
con
cerl)atana en
e1
pat-io.
Inqlrieto
po¡
la
lIeg"1da
de
alguiell
que
rro
conoce,
Demecio
sale
ell
carrera
y
se
esconde
detrás de u¡l
arbLrsto.
JLlan
nose
iDcromoda
por
esa
condlrctaque
sabe
naturaL
en
niños
de esa
edad.
Por finlfega a 1apuert.c y
salLrda
a Andrésya
sLr
hrJi
Uagdalena
que
vive
corl
éLyIo,ii-j.lid..
l"lñgdalena
dirlgÉ su
mirada
hacia
Juan con
un
aire in,lnict,;l:,.-:.
..Ii¡a¡r
ex!.1ica
e¡tto¡lces
el notivo
de su
visita.
A¡1drés
rlo
ba
j.1ún
Bai./e)atido
sllpresencia.
se
encLlentra
reposando
e¡r uDa
vieja
hamaca
de
burio, aIiadú del fogón.
E1
aaá
acostumbra
descansar
du|ante
IrL¡.'1¿
paatedeldiaparaestar list()

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->