Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
60Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
DUALISMO MENTE-CUERPO

DUALISMO MENTE-CUERPO

Ratings:

4.5

(2)
|Views: 16,243 |Likes:
En relación al debate mente-cuerpo
En relación al debate mente-cuerpo

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: JOSE ANTONIO IPANAQUE CARMEN on Mar 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2014

pdf

text

original

 
Universidad Nacional de Educación
 Alma Máter del Magisterio Naciona
l
EL DUALISMO MENTE- CUERPO
El presente ensayo explica, en un principio, cómo surge
la cuestión mente-cuerpo
. Ylas dos posiciones para explicarlos: el dualismo y monismo. A través de las líneas seobservará, la manera en que los monistas, posición adoptada en la ciencia moderna,descartan el concepto de mente. Lo curioso es que es a partir de un dualista, quien sientalas bases hacia una explicación monista de
la cuestión mente-cuerpo
.
“René, un joven inteligente y solitario de 18 años, se recluyó en Saint-Germain, unavilla al occidente de París. Hace poco sufrió un colapso nervioso y eligió el retiro pararecuperarse, antes de llegar a Saint-Germain, había escuchado hablar de los fabulosos jardines reales construidos para Enrique IV y María de Médicis, y un día soleadodecidió visitarlos,. El guardia lo detuvo en la puerta, pero cuando se identificó comoestudiante de la King’s School en La Flèche, se le permitió entrar. Los jardinesconsistían en una serie de seis grandes terrazas que dominaban el Sena, plantados enla forma simétrica y ordenada que tanto gusta a los franceses. Se cavaron grutas en lacolina al final de cada terraza; René entró una en una de ellas. Escuchó una agradablemúsica, acompañada por el gorgoteo del agua, pero al principio era incapaz de ver enla oscuridad. A medida que sus ojos se acostumbraron a la penumbra, pudo distinguir una figura iluminada con una antorcha. Se acercó a dicha figura, que prontoreconoció como una joven mujer. Al acercarse más, vio que en realidad se trataba deuna estatua de bronce de Diana bañándose en un estanque. De pronto, la diosa griegahuyó y se escondió detrás de un rosal de bronce. Mientra René la perseguía, unaimponente estatua de Neptuno se alzó frente a él, impidiéndole el paso con su tridente. René estaba fascinado. Había escuchado sobre los mecanismos hidráulicos para losórganos y las estatuas móviles, pero no esperaba tal realismo. Mientras regresaba a laentrada de la gruta, vio las placas enterradas en el suelo que controlaban lamaquinaria. Pasó el resto de la tarde vagando por las grutas, escuchando la música yentreteniéndose con las estatuas. Durante su estancia en Saint-Germain, René visitó los jardines reales una y otra vez. Pensó en la relación entre los movimientos de los objetos animados e inanimados, quedurante aln tiempo preocua los fisofos. Creyó encontrar en aquellos
Epistemología de la PsicologíaJosé Antonio Ipanaqué Carmen
 
Universidad Nacional de Educación
 Alma Máter del Magisterio Naciona
l
aparentemente lleno de propósitos, pero obviamente inanimados, movimientos de lasestatuas, una respuesta para algunas cuestiones importantes sobre la relación entre lamente y el cuerpo. Aún después de abandonar Saint-Germain, llevó las grutas en sumemoria y llegó al extremo de dar a sus hijas el nombre de Francine, en honor de losdiseñadores., los hermanos Francini de Florencia.”
(Extraído de “Fundamentos de laPsicología Fisiológica” de Neil R. Carlson)La curiosidad del hombre por querer saber los motivos que hacen ocurrir algún hecho.En la antigüedad, se creía que los fenómenos naturales se debían a los espíritusanimados. Así, se creía que todos los objetos en movimiento, animales, viento y lasmareas; el Sol, la Luna y las estrellas tenían espíritus que los hacían moverse. Por ejemplo, cuando arrojaban piedras, éstas caían porque su espíritu animado deseabareunirse con la Madre Tierra. A medida que la vida de los antepasados se tornaba máscompleja y aprendían nuevas cosas sobre la naturaleza, fueron abandonando esteenfoque, conocido como
animismo
. Pero siguieron utilizando los espíritus para explicar la conducta humana.Desde los tiempos más antiguos, las personas creen tener un alma, lo cual surge delhecho de que cada quien está consciente de su propia existencia. Cuando alguien piensao actúa, siente como si algo en su interior –la mente o el alma- pensara o decidieraactuar. Pero, tendríamos que preguntarnos: ¿cuál es la naturaleza de la mente humana?Existe un cuerpo físico, con músculos que lo mueven, y órganos sensoriales, como ojosy oídos, que perciben la información sobre el mundo que lo rodea. Dentro del cuerpo, elsistema nervioso desempeña un papel central, recibiendo información de los órganossensoriales y controlando el movimiento de los músculos. Pero ¿qué papel desempeña lamente? ¿Controla el sistema nervioso? ¿o forma parte de dicho sistema? ¿Será física ytangible, como el resto del cuerpo, o es acaso un espíritu que siempre permaneceráoculto?Este es el problema considerado como
la cuestión mente-cuerpo
. Los filósofos se hanocupado del tema durante muchos siglos y, en tiempos más recientes, los científicos hanasumido esta tarea. Durante la solución se ha seguido dos enfoques totalmenteantagónicos:Epistemología de la PsicologíaJosé Antonio Ipanaqué Carmen
 
Universidad Nacional de Educación
 Alma Máter del Magisterio Naciona
l1. Dualismo, que es la creencia en la naturaleza dual de la realidad. La mente y elcuerpo están separados; el primero se forma de materia ordinaria, pero la mente no.2. Monismo, que sostiene que todo en el universo consiste en materia y energía, y que lamente es un fenómeno producido por el funcionamiento del sistema nervioso.
 La mera especulación sobre la naturaleza de la mente es inútil 
.
Si fuera posibleresponder la cuestión mente-cuerpo simplemente pensando en ella, los filósofos lohabrían hecho desde hace mucho tiempo.
Esta afirmación deja sentada la posición delos piscofisiológos quienes asumen un enfoque empírico, práctico y monista para elestudio de la naturaleza humana. Creen que al comprender el funcionamiento del cuerpohumano, y en particular el sistema nervioso, se habrá resuelto el problema de la mente yel cuerpo. Será posible explicar la percepción, la memoria, el pensamiento y laconducta, Por supuesto, sólo el tiempo dirá si esta creencia se justifica.En esa comprensión de la conciencia humana de sí mismo, por lo tanto también hayun enfoque fisiológico. Veamos, se sabe que los cambios en la estructura o química delcerebro alteran la conciencia; por lo tanto, es posible formular la hipótesis de que laconciencia es una función fisiológica, al igual que la conducta. Aun es posible llegar aespecular sobre los orígenes de la conciencia de sí mismo. Ésta y la capacidad decomunicarse parecen ir de la mano. La especie humana, con su compleja estructurasocial y su enorme capacidad de aprendizaje, tiene la gran ventaja de poseer lacapacidad de comunicarse: de expresar intenciones y de pedir cosas a los demás. Lacomunicación verbal permite la cooperación y establecer costumbres y las leyes de laconducta. Quizá sea la evolución de esta capacidad la que dio origen al fenómeno de laconciencia. Es decir, la capacidad de enviar y recibir mensajes con otras personas permite enviar y recibir los propios: en pocas palabras, pensar y estar concientes de la propia existencia. Con dos ejemplos concretos se puede sustentar lo anteriormentedicho: la visión ciega y los efectos de la operación de cerebro escindido.La visión ciega es un fenómeno que se observa después de un daño parcial al sistemavisual “mamífero” de un lado del cerebro. Si bien la persona está, en el sentido habitualde la palabra, ciega ante cualquier cosa que se presente en parte de su campo visual, escapaz, sin embargo, de alcanzar y señalar los objetos de cuya presencia no estáconciente. En forma similar, cuando la información sensorial respecto de un objetoespecífico se presenta al hemisferio derecho de alguien a quien le fue practicada unaEpistemología de la PsicologíaJosé Antonio Ipanaqué Carmen

Activity (60)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
thebazile15 liked this
Jhon A. Carrillo liked this
Vero Conti liked this
Gloria Ramirez liked this
Vilanova123 liked this
tchapac liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->