Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ORFISMO USOS Y ABUSOS 9 Pg Casadesus Bordoy Univ Balears

ORFISMO USOS Y ABUSOS 9 Pg Casadesus Bordoy Univ Balears

Ratings: (0)|Views: 168|Likes:
Published by Fernando

More info:

Published by: Fernando on Apr 18, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/24/2013

pdf

text

original

 
 KOINÒS 
 
 LÓGOS 
. Homenaje al profesor José García López
E. Calderón, A. Morales, M. Valverde (eds.), Murcia, 2006, pp. 155-163
ORFISMO: USOS Y ABUSOS
*
F
RANCESC
C
ASADESÚS
B
ORDOY
Universitat de les Illes BalearsSi se analiza la evolución de la doctrina órfica, desde su aparición en Grecia, seconstata pronto que resulta complicado definir un perfil que la identifique con precisión.Para desesperación del estudioso, el denominado “orfismo”, al carecer de un contornosólido, parece diluirse en otros ámbitos de la religiosidad, la magia, la filosofía o laliteratura, identificado o confundido, por ejemplo, con el dionisismo, el pitagorismoo la filosofía platónica. Este es el principal motivo por el que, en el pasado, ilustresfilólogos llegaron a negar la existencia en Grecia de ningún movimiento que pudieraser calificado como “órfico”
1
.En este trabajo intentaremos demostrar que lo que explica esta indefinición es queen Grecia no existió nunca un movimiento órfico organizado bajo la dirección de unasecta u organización religiosa. De este modo, lo que conocemos como orfismo no seríamás que la amalgama de todos los que, por muy diversas intenciones e intereses, secobijaron bajo el nombre de Orfeo para propagar sus creencias y doctrinas.De hecho, las expresiones más frecuentes para aludir a los órficos,
o)rfikoi/
o
oi(a)mf 'Orfe/a,
lejos de conformar un grupo organizado o estructurado, designaríansimplemente a quienes apelaban a Orfeo, una figura que gozaba de una extraordinariaaureola mítica y literaria, para introducir nociones relacionadas con el poder que ejercíasobre los demás seres. Precisamente el testimonio más antiguo que poseemos afirmaque Orfeo era ya, en tiempo de Íbico,
onomakliton
, “de nombre famoso”
2
.Si recordamos algunos de los rasgos esenciales del mito de Orfeo, comprenderemosmejor a qué se debía su prestigio. Con su voz y el son de la lira, Orfeo atraía a los seresanimados e inanimados que le seguían por doquier vencidos por el poder de su canto.En este sentido, derivado de su aureola mítica, los órficos no serían más que todos losque seguían a Orfeo embelesados por su música, tal como Platón sugiere en un expresi-vo pasaje en el que compara el poder de la retórica del sofista Protágoras con el musical
*
Este trabajo se enmarca en el Proyecto financiado por el Programa Sectorial de PromociónGeneral del Conocimiento del MCT (BFF 2002-03741).
1
Posición defendida por U. von Wilamowitz,
 Der Glaube der Hellenen
, Berlin, 1931, y segui-da, entre otros, por E. R. Dodds,
The Greeks and the Irrational,
Berkeley, 1951.
2
864 T. Bernabé 2005.
 
156F
RANCESC
C
 ASADESÚS
B
ORDOY 
de Orfeo: “De cada ciudad por la que pasa Protágoras, encantándolos con su voz comoOrfeo, lleva tras de él extranjeros seducidos por su canto”
3
.Y es que el nombre de Orfeo se convirtió, tal como lo demuestran numerososejemplos literarios, en un referente al que recurrir para asegurar la eficacia de deter-minadas acciones mágicas o sobrenaturales. Así, Eurípides pone en boca de Ulises lasiguiente afirmación: “conozco un buen encantamiento de Orfeo para que la antorcha,dirigiéndose por ella misma hacia la cabeza, queme al hijo de la tierra de un solo ojo,el Cíclope”
4
.De modo semejante, el coro en el
 Alcestis
apela al poder remediador de la voz deOrfeo: “yo, a través de la música, me lancé sobre el mundo y conociendo la mayoría delas doctrinas no he encontrado nada más poderoso que la Necesidad ni ningún remedioen las tablillas tracias que la voz de Orfeo llenó de escritos”
5
.La fama de Orfeo culminaba en su hazaña de haber penetrado en la profundidad delHades en busca de su mujer Eurídice, tras haber aplacado a los dioses infernales consus encantadoras melodías. Orfeo mostraba así definitivamente que gozaba de un poder sobrenatural que le permitía doblegar la voluntad de los dioses. Tal como nos vuelvea demostrar Eurípides, Admeto suspiraba por conseguir usar ese poder para sacar delHades a su mujer Alcestis: “Si tuviese la voz y el canto de Orfeo, para encantar a lahija Deméter o a su marido, y con himnos pudiese sacarte del Hades, bajaría sin queme detuviesen ni el perro de Plutón ni Caronte que guía las almas con su remo hastahaberte sacado con vida a la luz”
6
.Todos estos ejemplos demuestran que el prestigio de Orfeo atraía a quienes anhe-laban apoderarse de sus facultades sobrenaturales para usarlas en su propio beneficio.Orfeo se erige así en un guía, en patrón de actuación que debe ser imitado, ni que seafingiendo, para conseguir un fin. De nuevo Eurípides nos ofrece un buen ejemplo de elloen el reproche que Teseo lanza a su hijo Hipólito a quien considera causante de la muer-te de su mujer, Fedra: “Y ahora vanaglóriate y estafa por medio de una alimentacióninanimada y teniendo a Orfeo como señor agítate como un Baco, honrando un humo demuchos libros, porque has sido descubierto. Yo declaro públicamente que hay que huir de tales individuos pues cautivan con sus palabras santas, maquinando maldades”
7
.El texto de Eurípides no puede ser más explícito. Teseo intenta desenmascarar a Hi- pólito presentándolo como alguien que utiliza a Orfeo, “honrando un humo de muchoslibros” y absteniéndose de comer alimentos animados, rasgo ritual característico del orfis-mo. Sin embargo, Teseo tiene mucho interés en resaltar algo que nos interesa en el contex-to de nuestra exposición: La actitud que critica de su hijo Hipólito sería la manifestaciónde una impostura, de un abuso ilegítimo de la figura de Orfeo, en manos de individuos sinescrúpulos que apelarían a su nombre con la finalidad de “maquinar maldades”.
3
Pl.
 Prt.
315a-b.
4
E.
Cyc.
646-649.
5
E.
 Alc.
962-970.
6
E.
 Alc.
357-362.
7
E.
 Hypp.
952-957.
 
157O
RFISMO
:
USOS
 
 Y 
 
 ABUSOS
A un tipo semejante de individuos se refirió Platón, con un tono de reprobación, enel pasaje del libro de la
 República
363e5-365a3 en el que denuncia el abuso al que sevieron sometidos los poetas por parte de individuos poco escrupulosos que, apelabana Orfeo y Museo, pero también a Homero y Hesíodo, para demostrar que gozaban de poderes sobrenaturales. Así, Platón menciona a unos charlatanes y adivinos,
agurtai kaimanteis,
que acudían a la casa de los ricos y los convencían de que poseían un poder formidable procedente de los dioses que les permitía, tanto si ellos como sus antepa-sados habían cometido un delito, borrar la injusticia con sacrificios y encantamientos.Es más, si estos potentados deseaban perjudicar a un enemigo, los
agurtai kai manteis
  prometían que lo conseguirían a cambio de unas pequeñas cantidades económicas, fuese justo o injusto el afectado por esa acción. Afirmaban que esto lo conseguían con la ayu-da de encantamientos y lazos mágicos porque, según decían, los dioses les obedecían.Para demostrarlo, además de citar a Homero y Hesíodo, estos
agurtai kai manteis
 presentaban un “tumulto”,
homadon
, de libros de Museo y Orfeo para persuadir no sóloa particulares, sino a ciudades enteras, de que existen liberaciones y purificaciones delas injusticias mediante ceremonias que denominan
teletai
, iniciaciones, que redimen alos hombres de los posibles males en el Más Allá. Sostenían también que, a quienes norealizasen estos sacrificios, les aguardaban males terribles.A Platón, en definitiva, le repugnaba el abuso al que se veían sometidos los poetas,entre ellos muy especialmente Orfeo, por parte de individuos sin escrúpulos para justi-ficar acciones injustas o ilícitas, orientadas a dañar a los demás, perder el miedo al MásAllá y el respeto a los dioses, fomentando una actitud descreída y atea que da riendasuelta a comportamientos injustos. Para Platón este abuso resultaba tan despreciable queen las
 Leyes
909b
 
llegó a proponer los más duros castigos a este tipo de individuos.U
SOS
 
FILOSÓFICOS
 A. Pitágoras
Pero el interés por Orfeo no se limitó a los círculos literarios o mágicos sino quetambién fue objeto de la atención de algunos prominentes filósofos griegos. Así, lasfuentes nos indican que Pitágoras y los pitagóricos hicieron uso de los poemas de Orfeogenerando una mezcla doctrinal que ha dado pie al calificativo “órfico-pitagórico”. Dehecho, sabemos que, según la denuncia de Heráclito, Pitágoras podría haber utilizadofraudulentamente los saberes de otros para presentarlos como propios: “Pitágoras, elhijo de Mnesarco, se ejercitó en la investigación mucho más que los otros hombres yhabiendo seleccionado estos escritos adquirió para sí una sabiduría, una erudición y unamala técnica”,
kakotechnie
8
.
8
H. Diels- W. Kranz,
 Die Fragmente der Vorsokratiker,
Berlín 1971, 22 B 129. En un segundofragmento, Heráclito, vuelve a intentar desenmascarar la fama de sabio, de filósofo, que distinguía aPitágoras: “La erudición no enseña a tener inteligencia pues, de otro modo, hubiera enseñado a He-síodo, Pitágoras, Jenófanes y Hecateo”, 22 B 40 DK.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
reader_64 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->