Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
9Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La mariposa en cenizas desatada

La mariposa en cenizas desatada

Ratings: (0)|Views: 3,860|Likes:
Gregorio Cabello Porras Universidad de Almería.
Una imagen petrarquista en la lírica áurea o el drama espiritua que combate dentro de sí.
Gregorio Cabello Porras Universidad de Almería.
Una imagen petrarquista en la lírica áurea o el drama espiritua que combate dentro de sí.

More info:

Published by: Antonio García Megía on Mar 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial No-derivs

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2012

pdf

text

original

 
 
 
Gregorio Cabello Porras – Universidad de Almería - 2
L
A MARIPOSA EN CENIZAS DESATADA
:
UNA IMAGEN PETRARQUISTA EN LA LÍRICAÁUREA O EL DRAMA ESPIRITUAL QUE SE COMBATE DENTRO DE SÍ
 
El símil de la mariposa y la llama tiene su elaboración paradigmática en Petrarca, modelo directopara su adopción entre los poetas petrarquistas españoles. Es el soneto CXLI del
Canzoniere
«Cometalora al caldo tempo sòle» el que se considera como fuente común para tematizaciones posteriores.Pero también encontramos la mariposa y la llama en el soneto XIX «Son animali al mondo de sí altera»
1
. Para ello Petrarca tuvo en cuenta las observaciones de Plinio en su
 Historia Natural
2
.Sebastián de Covarrubias se hace eco de ellas:Es un animalito que se cuenta entre los gusanitos alados, el más imbécil de todos los quepuede aver. Este tiene inclinación a entrarse por la luz de la candela, porfiando una vez y otra,hasta que finalmente se quema (...). Esto mesmo les acontece a los mancebos livianos que nomiran más que la luz y el resplandor de la muger para aficionarse a ella; y quando se hanacercado demasiado se queman las alas y pierden la vida
3
.La cadena temática inaugurada por Petrarca tiene como eslabones en la literatura áureaespañola a Gutierre de Cetina, «Como la simplecilla mariposa», y a Diego Hurtado de Mendoza«Cual simple mariposa vuelvo al fuego». A ellos ha prestado especial atención J.G. Fucilla
4
,considerándolos como predecesores del desarrollo del
topos
en Fernando de Herrera, quien centraráel contenido de dos de sus sonetos en esta representación, «La incauta y descuydada mariposa» y«Buela i cerca la lumbre, i no reposa», configurando definitivamente un motivo literario en el que laatracción del amante hacia la dama es significada en la muerte que encuentra la mariposa en su vueloen torno a la llama, y que estudiaré tanto en sus semejanzas como en las divergencias que representarespecto al paradigma petrarquista
5
.
1
Francesco Petrarca,
Cancionero
I-II, ed. J. Cortines, texto italiano establecido por G. Contini, Madrid, Cátedra,1989.
2
Lib. XI, Cap. XXXVII (sigo la ed. de J. Beaujeu, París, Les Belles Lettres, 1950). Cf. A. Egido,"Introducción" a Miguel de Dicastillo,
 Aula de Dios. Cartuxa Real de Zaragoza
, Zaragoza, Pórtico, 1978, p. 46.
3
 
Tesoro de la Lengua Castellana o Española
, ed. M. de Riquer, Barcelona, Alta Fulla, 1989
2
. En el
 Diccionario de Autoridades
: "Cierta especie de insecto o gusano con alas, mui pintado y hermoso, el qual tieneinclinacion à entrarse por la luz de la candela, y assi no cessa de dár vueltas hasta que se abrasa. Covarr. dice se llamó assiquasi Maliposa, porque se assienta mal en la luz de la candela".
4
 
 Estudios sobre el petrarquismo en España
, Madrid, CSIC, 1960, pp. 147-157.
5
Sobre el motivo de la muerte y el fuego, destacaría el capítulo "Belleza y horror" de G.R. Hocke,
 El Manierismo en el arte europeo. I. El mundo como laberinto
, Madrid, Guadarrama, 1961, pp. 110-112, sin olvidar las
 
Gregorio Cabello Porras – Universidad de Almería - 3
A continuación atenderé, en estas notas dispersas sobre el motivo de la mariposa, a la versióndel soneto CXLI que Enrique Garcés publicó en su traducción del
Cancionero
de Petrarca en 1591,con variantes significativas respecto al original, para luego adentrarnos en el territorio barroco.Villamediana, por una parte, con la gloria suicida frente al desengaño y el escarmiento. Góngora,por otra, contaminando el significado amatorio con valencias de desengaño cortesano. Y, por último,Soto de Rojas, internándose ya en un proceso distinto de
imitatio
, en el que el madrigal (con todo loque éste supone de diferenciación frente a la extensión poética del soneto) y Guarini juegan un papelque nos acercan a lo que será la poesía del siglo XVIII.
Petrarca, «
Canzoniere
», CXLI
 El punto de partida para la cadena temática que estudiaremos lo constituye un soneto dePetrarca que, con variantes más o menos funcionales y relevantes, gozó de una amplia recepción posterior, tanto entre los poetas petrarquistas italianos (Tasso
6
, TansilIo
7
) como entre los españoles:Come talora al caldo tempo sòlesemplicetta farfalla al lume avezzavolar negli occhi altrui per sua vaghezza,onde aven ch'ella more, altri si dole:cosí sempre io corro al fatal mio soledegli occhi onde mi vèn tanta dolcezzache 'l fren de la ragion Amor non prezza,e chi discerne è vinto da chi vòle.E veggio ben quant'elli a schivo m'ànno,e so ch'i' ne morrò veracemente,ché mia vertú non pò contra l'affanno;ma sí m'abbaglia Amor soavemente,ch'i' piango l'altrui noia, e no 'l mio danno;et cieca al suo morir l'alma consente
8
.Aquí se poetizan una serie de rasgos que van a crear un auténtico paradigma lírico en eltratamiento posterior del motivo y que debemos tener muy en cuenta para analizar las variaciones o
imprescindibles páginas de J. Rousset,
Circe y el pavo real. La literatura francesa del Barroco
, Barcelona, Seix Barral,1972, pp. 182-185.
6
Cf. R.O. Jones, "Renaissance Butterfly, Mannerist Flea: Tradition and change in Renaissance Poctry",
 Modern Language Notes
, LXXX (1965), pp. 166-184.
7
Cf. J.G. González Miguel,
Presencia napolitana en el siglo de Oro español. Luigi Tansillo (1510-1568)
,Salamanca, Universidad, 1979, pp. 166-184.
8
Francesco Petrarca,
Cancionero
I, p. 510.

Activity (9)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Raquel Luiza liked this
yugoyestrella liked this
angelui liked this
yugoyestrella liked this
ana20alm6277 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->