Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
mársico. parménides

mársico. parménides

Ratings: (0)|Views: 193|Likes:
Published by gustavo i.

More info:

Published by: gustavo i. on Apr 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

10/28/2013

pdf

text

original

 
 1
P
ARMÉNIDES
:
PENSAR Y SER NO SIEMPRE ES LO MISMO
 
Claudia T. MársicoUniversidad de Buenos Airessofiac@ciudad.com.ar Entre los griegos, y por extensión en Occidente, la verdad tiene
status
 de problema, básicamente porque no existe un
corpus
doctrinal incuestionadoque pueda servir como criterio orientador, de modo que en principio cualquierenunciado es potencialmente verdadero o falso. La carencia de un horizontereligioso orgánico hace que la tradición se edifique sobre el horizonte de lafalta de un saber taxativo y despierte, por lo tanto, la necesidad de suplir estafalta con sistemas alternativos que no pueden escapar al problema de la justificación, es decir al problema de la determinación de su verdad. Paracaptar la radicalidad de este problema es útil recurrir al contraste y pensar enlos pilares de otras tradiciones. Si recurrimos a otra cultura de origenindoeuropeo, la hindú, encontramos que contaban con
corpora
discursivos conrasgos de verdad
garantizados
reunidos y recortados en un
corpus
específicode textos, los himnos védicos. Estos textos dan lugar a los tempranosdesarrollos fonológicos, los
siksa
, orientados a conservar la correctapronunciación de los himnos, que de no ser observada no sólo podría arruinarel ritual sino incluso atraer calamidades y daños, dado el horizonte sacro aliadoa estos enunciados.
1
 En este sentido es revelador el relato acerca de la venganza de Tvastr,un artesano con poderes superiores, que enemistado con el dios Indra recita unmantra para lograr un hijo que destruya a Indra. El punto central de la historiaes que en lugar de pronunciar
indra-satrú
‘matador de Indra’, Tvastr pronunció
índra-satru
‘el que es matado por Indra’. Un cambio de acento produjo uncambio de sentido y la consecuente perdición de su hijo, que fue efectivamentedestruido por Indra.
2
Relatos de este tipo dan la clave de una experiencia que latradición griega no conoce: la integración profunda y segura de realidad,
1
Cf. Pinault (1989a:301-2) y Malamoud (1987:153-5) La importancia que reviste estetipo de conocimiento se revela en el hecho de que la fonética recibe el nombre de
siksa
,esto es, ‘estudio’ sin más, ya que por el lenguaje se tiene acceso directo a lo real.
2
Cf.
Satapatha-Brahmana
1.6.3.8.
 
 
 2
pensamiento y lenguaje donde los diferentes planos se determinan hasta talpunto que pueden operar sobre lo real. En un contexto donde no hay un corpustextual incuestionado que garantice la verdad de sus enunciados, ni hay textossagrados, donde no existe algo así como la palabra de Zeus, los criteriosindubitables se erigen como una falta. Esta falta es la que opera como horizontede cualquier reflexión filosófica.En la Grecia clásica, por el contrario, la cuestión de la verdad de losenunciados, es decir su relación con lo real, es un interrogante que está en elcentro de todo sistema y por lo tanto las relaciones entre lenguaje, pensamientoy realidad son conflictivas. Nuestra propuesta consiste en el análisis de estasrelaciones que por su posición teórica central permiten identificar los rasgosdefinitorios de las filosofías de la tradición griega. Nos concentraremos en elcaso de Parménides, que tiene la ventaja de constituir un estadio fundador de laorganización de la tríada realidad – pensamiento - lenguaje, y constituye porello la primera formulación orgánica de la noción de verdad como
adequatiointellectus ad rem
que será fundamental en la tradición occidental
.
 Explicitaremos así la noción de tríada realidad – pensamiento – lenguaje y susversiones (punto 1), para analizar luego en el poema de Parménides su varianteintegrada (punto 2) y su variante disociada (punto 3), lo cual nos permitirácomprender de manera coherente y satisfactoria algunos problemas arraigadosen la crítica, como por ejemplo el del número de las vías que plantea el poema,que desde esta perspectiva se muestran inequívocamente como dos.
1. Las dos versiones de la tríada realidad – pensamiento - lenguaje
Las filosofías de Heráclito y Parménides, que instauran el planteo delfundamento de lo real, proyectan por primera vez la estructura de las relacionesentre realidad, pensamiento y lenguaje y definen sus combinaciones primarias,marcando la tónica de toda la discusión posterior, esto es, definiendo elproblema en unos términos que la tradición posterior recombina sin cambiar sunaturaleza. Los presupuestos vigentes en estos pensadores inaugurales sobreeste problema pueden sintetizarse del siguiente modo: en realidad lo que loshombres tienen delante son
lógoi
, argumentos, proposiciones, discursos,múltiples, variados y diferentes. La diferencia relevante entre ellos es que hay
 
 3
sólo un grupo de ellos que tiene correlato real, es decir que muestra lo queexiste y sólo de él se puede decir que es verdadero. El mayor problema que loaqueja es que este
lógos
verdadero tiene graves problemas de legitimación, yaque como dijimos no hay autoridad que lo sostenga, de modo que quedalibrado al juicio de los sujetos. ¿Cómo saber entre todos los discursos quecirculan cuál es verdadero?Así es que las filosofías que plasman esto con más claridad, que sonprecisamente las de Heráclito y Parménides terminan por proponer dicotomíasentre despiertos y dormidos, bifrontes y oyentes de la diosa que hacen hincapiéen el factor humano y crean el problema clásico que mucho después aprovechóplásticamente Descartes: cómo sabe uno si está despierto o está dormido, quetermina remitiéndonos al problema original: cómo sé que lo que creo esverdadero, que mis aprehensiones son reales, lo cual tiene gravísimasconsecuencias porque entre estas creencias están las creencias éticas y políticasy eso implica un sinnúmero de preguntas asociadas: ¿cómo sé que miscreencias políticas son realmente las correctas? ¿cómo sé que mi conducta es laapropiada?, etc. etc.La apuesta fundamental que responde a esta falta originaria de criteriospara identificar los enunciados verdaderos es en estas filosofías fundantes lapostulación de un trasfondo de permanencia que oficia de garantía delconocimiento, es decir un fundamento gnoseológico que reposa en la ontología.Los elementos, ladrillos básicos de la construcción argumental, son lasexperiencias problemáticas en las cuales no se acierta a determinar la relaciónque las une, porque varía, porque no es seguro ni confiable: lo real, elpensamiento y el lenguaje. Lo real será siempre el objeto de conocimiento queopera como objeto y propósito del acto de conocer, instrumentado a través delpensamiento, en tanto actividad propiamente humana y proyectada hacia elafuera que debe valerse imperativamente de una expresión lingüística queasegure su inteligibilidad. En todas las filosofías de la Grecia antigua hayresquicios inefables, pero el primer impulso es en general de confianza hacialas cumbres que puede alcanzar el lenguaje, como hará decir más tarde Platón auno de sus personajes de
 República
, el más plástico de todos los materiales.
3
 En este estadio, como hemos de ver, se diseñan las combinacionesprimarias excluyentes de estos tres términos en juego. Esto da por resultado dos
3
Cf.
 República
IX ...

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->