Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
5Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
de mary richmond a la aldea global

de mary richmond a la aldea global

Ratings:

4.5

(4)
|Views: 8,861|Likes:
Published by arjona.marta

More info:

Published by: arjona.marta on Jan 23, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/13/2013

pdf

text

original

 
155N:
0214-0314
Cuadernos 
de 
Trabajo 
Socíal 
199Q 
12:63-76 
De 
Mary 
R¡chmond 
la 
aldea 
globaL
Reflexiones 
sobre 
el 
papel 
del 
Trabajo 
Social 
ante 
la 
revolución de 
las 
tecnologías 
de 
información 
Encarna GUILLÉN SÁDABA*
Clarisa RAMOS
FEIJÓO**
Resumen 
Abstract 
Lallegada 
del 
siglo 
XXI 
está 
dando 
lugar 
un cambio en 
el 
paradigma 
histórico.
Esta 
transi 
ción 
hacía 
ía 
preconizada tsociedad de 
la 
informa 
ción’ 
impone un desafio 
para 
el 
Trabajo 
Social 
Supone 
encontrarnuevas 
respuestas 
viejas 
pre 
guntas 
que 
permitan 
superar 
las 
desigualdades emergentes 
en un 
contexto
socioeconómico 
his- 
lórico 
político de 
gran 
convulsión.
Introducción 
L
a
cotidianeidad
que han
adquiri-
do
las
Nuevas
Tecnologías
las
ha
llevado
a
ocupar
un
espacio
en
cada
hogar
casi
sin
que nos
diéra-
mos
cuenta,
y
si
bien
pocos
son
los
que
pueden
explicar
los
complejos
mecanismos
que
constituyen
un
telé
-
fono
o
un
ordenador,
todo
el
mundo
ha
asumido
que
la
comunicación
nos
per
-
mite
hoy
estar
en
contacto
con
los
The 
coming 
of/he 
2711,
century 
is 
causing 
ct,ange 
in the 
historial 
paradigm.
This 
transition 
towards 
the 7nformation 
society’ 
is 
introducing 
challenge 
for 
the 
Social 
Work.
It 
imp/les 
the 
sear- 
ching 
of 
new 
ansv,’ers 
to oíd 
questions 
in 
such 
way 
thaI 
Ibe 
emerging inequalities 
can 
be 
overco 
me in 
socioeconomic,
historical 
and polilical 
con
-
text 
of 
great 
uphea 
val 
puntos
más remotos
en
escasos
ins
-
tantes.
Antes
de
continuar,
hemos
de
afir-
mar
que
la denominación
Nuevas
Tecno
-
logías
pareceencarnar el
mito
de
Donan
Grayya
que
del
mismo
modo
que
el
per-
sonaje
permanecía
siempre
joven,
éstas
permanecen
en
el
imaginario
social
“siemprenuevas”
porque
en
realidad lo
que acontece
es
una
“renovación”
per
-
manente
sobre
las
que
en
su
momento
se
llamaron Nuevas Tecnologías.
Catedrélica de Servicios
Sociales
de
la
u.c.M.
--
Licenciada
en
Trabaio
Social.
63
 
Encarna 
Guillén 
Sádaba 
Clarisa 
Ramos Feijóo 
De
Mary
Richmond
a
la
aldea
global...
Digamos
que
por
convención
social
o
por
repetición
se
ha
impuesto,
como
en
tantos
otros
casos,
la
denomi-
nación
inadecuada.
Eladjetivo
“nuevas”
determina
una
temporalidad
que
no
se
corresponde
con
larealidad. Además,
las
Nuevas
Tecnologías
no son
sólo
las
que
intervienen
en
el
área
de
la
comu-
nicación.
En
verdad
éstas
sólo
consti
-
tuyen uno
de
los
campos
de
la
innova
-
ción tecnológica,
sin
duda
el
s
visi
-
ble
socialmente
y
por tanto
de
mayor
impacto.
Convengamos
en
que
tal y
como
Santiago
Lorente
explica
en
el
capítulo
13
del
y2
Informe
FOESSA,
resulta
s
apropiado
llamarlas
simplemente
‘Tec
-
nologías
para
la
Información”.
(Lorente,
5.
1994:2080>Para
aportar
una
conceptualiza
-
ción
que
nos
permita
hablar
un
idioma
común,
digamos
que,
fundamentalmen
-
te,
nos
referiremos
para
nuestro
traba
- jo
a:
los avances
tecnológicos
que
permiten
elprocesamiento,
almacena
-
miento
y
distribución sistemática
de
la
información,
datos,
mensajes,
opinio-
nes, conocimientos,
imágenes
y
soni-
dos, cada
vez
con
mayor
calidad,
a
mayor
velocidad
y a
la
mayor cantidad
de
receptores.
Analizaremos
los
bene-
ficios
que
estos
avances
pueden
apor-
tarnos
en
elcampo
del
Trabajo
Social.En
todo
caso resulta
de
interés
citar
nuevamente el
Informe
FOESSA:“Lo
importantees entender
que
en
el
lenguaje
coloquial,
incluso
en
el
usado
por
personas
cultas,
se
mezclatodo. Por
información
se
malentiende
los
datos
y
mensajes,
que
son
los
ele-
Cuadernos 
de 
Trabajo 
Social 
199Q
12: 
63-76 
mentos
básicos
de
la
estructura
infor
-
macional.
Un
conjunto
de
datos
y
men-
sajes
puede formar
una
información.
A
su
vez la
información,
en
cuanto
enten
-
dida
y
asimilada
por el
ser
humano,
e
integrada
en
el resto
de
sus
informa
-
ciones bajo
una cierta
estructura
lógica,
se convierte
en
conocimiento
o
saber.
El culmen
del
saber
loconstituyela
filo
-
sofía,
el
logos” (Lorente,
S.
1994:
2082>
En
este
intrincado
mundo
de
la
internacionalización,
al
que contribuyen
las
tecnologías
de
la
información
y
don
-
de
la
comunicación
—en
términos
tec
-
nológicos— avanza
con
una
acelera
-
ción
irrefrenable, surgen
persistentes
interrogantes
para
los
que
se
esperan
nuevas
respuestas.
¿Implica
el
avance
de
las
tecnologías
en
telecomunicación
una
mejora
en
la
“comunicación
huma
-
na”?
¿Los
beneficios
de
las
innovacio
-
nes
tecnológicas
serán
para
todas
las
personas?
¿Cómo
se
sitúa,
en
este
contexto,
el
tema
de
las
desigualdades?
Desafíos 
para 
el 
Trabajo 
Social del Próximo 
Siglo 
Para
el
Trabajo
Social
estas
inno
-
vaciones
representan
nuevos
desafíos
que
no
pasan
desapercibidos,
pero
que
al mismo
tiempo
y
afortunadamente
 —porqueesto
dará
lugar
a
un
análisis
crítico
del
fenómeno—
están
provocan
-
do
filias
y
fobias
de
todo tipo.
De
idéntica manera que
el
siglo
xv
encontró
en
la
imprenta
el
elemento
catalizador
de
mayor
trascendencia,dada
la
influencia que hasta
la
fecha
64
 
Encarna 
Guillén 
Sádaba 
Clarisa 
Ramos 
Feijóo 
De
Mary
Richmond
a
la
aldea
global...
implica
para
la
comunicación
y
la
expre
-
sión, el
siglo
xx
ha
encontrado
el
impac
-
to
incontenible
del
avance
tecnológico,
simbolizado
en
los
últimos
años
porInternet,
aunque debiéramos
decir
que
es
específicamente
el
modem 
quien
ha
vehiculizado
todos
estos
avances.
Sin
querer
entrar
en
vericuetos
informáti
-
cos,
digamos
que
el
módem
es
el
ins
-
trumento
que
haceposible
transmitir
la
información
de un
punto
a
otro
sin
él
Internet
carecería
de
valor
Muchísima
es
la
gente que
hoy en
día
habla
de
la
memoria
RAM, del
últi
-
mo
módem,
del
portal,
del
teletraba~o,
pero
poca
es
la reflexión
crítica
al
res
-
pecto
1
Si
bien
el caudal
de
información
aumenta
a
pasos
agigantados,
no
exis
-
te
de
manera
paralela
un
incremento
del
análisis sobre
sus
consecuencias
en
elámbitosocial.Lázaro Carreter,
decía
en
un
edi
-
torial
publicado
por el
periódico
El
País
“El
estudio
adultera
a
muchos
tontos
su
memez
ingénita.
Abundan
los
bobos
cuyo
desarrollo
ha
sido
entorpecido
por
los
libros,
pero
sin
debilitarlo mucho.
(.)
Muy
pronto
tendremos tontos
inaltera
-
dos,
puros,
como
de
manantial.
Y los
habrá
también
reciclados,
restituidos
asu
condición
cuando
se
adapten
a
la
postmodernidad,
cuyo
ariete
es
Inter-
net”.
(Lázaro
Carreter,
E
en
Escritura Electrónica.
El
País,
domingo
3
do
octu
-
bre
de 1999.)¿Es
posible
entonces
asignar
a
Internet
la
capacidad
cuasi
omnipre
-
sente
de
difundir
la
memez
hasta
grados
superlativos?
Dejamoslapregunta
a
laespera
de
lo
que
el
pensamiento crítico
de
quien
la
lea
pueda
ir
desarrollando
mientras avanzamos
en
la
reflexión.
La
tercera revolución,
en
este
caso
informática,
ya
forma
parte
de
la
realidad
cotidiana, aunque
lo
importan
-
te
es
el
uso
que hagamos
de
lo
que
ella
puede
aportarnos.
No
valen
argumentos
en
cuanto
a
que
sólo
unos
pocos
tienenacceso
a
ella,
porque
de
una
u
otra manera
su
presencia
está
modificando
las
pautas
de
relación
entre
los
seres humanos.
Su
presencia
directa
o
indirecta,
en
todos
los
sectores
nos
está
llevando
a
nuevas
formas
de
interrelación,
a
nuevas
for
-
mas
de
producción
no
sólo materialsino
intelectual,
política
y
artística.
Desde
los
controvertidos
ecos
de
la TercerOla
de Toffler,
la mareasigue
agitada
y
ahora todos
hemos
tenido
que
subirnos
a
nuevas
embarcaciones
para
navegar por el
ciberespacio.
Peroen
todo
caso lo
importante
en
esta
navegación,
como
en
cualquier
otra
es
saber
a
dónde
y
cómo
se
quiere
llegar
porque
es
importante
el
concienciar-
nos de
que
mientras
algunos
van
en
cruceros
dotados
de
radar
y
avanzadas
tecnologías,
otros (muchos
otros)
no
tienen
más
elección
que llegar
en
pate-
ras
y
como Trabajadores
Sociales
ésto 
debe 
de 
impo 
darnos 
mucho.
Lo
primordialmente
novedoso
es
que
la
velocidad
de
reproducción
multi
-
plica exponencialmente
todo
lo
conoci-
do
hasta ahora
en
el
mundo
de
la
comunicación,
y
de
idéntica
manera
vemos
que
llega
y
crece
la
desigualdad
para
poder
acceder
a él.
Cuadernos 
de 
Trabajo 
Social 
7999,
12:63-76 
85

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Alvaro Arnaiz liked this
gonzalo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->