Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Unprotected Deliberaciones

Unprotected Deliberaciones

Ratings: (0)|Views: 5,883 |Likes:
Published by ABovino

More info:

Published by: ABovino on Apr 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/27/2013

pdf

text

original

 
345
EL SECRETO DE LAS DELIBERACIONESJUDICIALES A DEBATE
Francisco T
ORTOLERO
C
ERVANTES
*
 
S
UMARIO
: I
 Introducción.
II
. El estado de las deliberaciones judicialesen Europa.
A.
Criterios dominantes en los tribunales “herméticos”.
B.
  Intentos institucionales para suavizar el hermetismo.
C.
La atención aobjeciones que también se formulan en Estados Unidos.
1
. La cons-trucción de la transparencia judicial en Norteamérica.
2.
La pérdida deunidad del órgano jurisdiccional 
. 3
. El fomento al protagonismo de los jueces.
III
. Por un tratamiento casuístico del secreto.
A.
Respuestasinstitucionales a los contestatarios de la apertura.
1
. Una reglamenta-ción emanada de la práctica judicial.
2.
La institucionalización de la práctica en dos países.
B.
Efectos no deseados del hermetismo.
1
. Ten- siones al interior de los tribunales.
2.
Tensiones fuera de los pretorios.
C.
Otras consecuencias que podría acarrear la ruptura del secreto.
 
D.
 ¿Se pueden construir argumentos judiciales por consenso?
I.
 
I
 NTRODUCCIÓN
 a transparencia del trabajo cotidiano de los tribunales apareceactualmente como uno de los pilares de proceso de legitimaciónde las decisiones judiciales. Al lado de los criterios interpretati-vos adoptados en definitiva por los jueces, cada sentencia puede a ve-ces contener opiniones individuales que no están (total o parcialmente)de acuerdo con la resolución tomada por la mayoría. La emisión devotos particulares ha sido a tal grado asimilada por la tradición judicialnorteamericana que, son pocas las decisiones que, por causas de interés público (p.e., el no provocar una fragmentación de la lectura anti-segregacionista establecida en la decisión
 Brown v. Board of Education
de 1954), son dictadas sin especificar los nombres de sus autores (dichoen términos más específicos, “en nombre del tribunal”
 ,
o
 per curiam
).
*
Licenciado en derecho por la UNAM, maestría en Instituciones y doctorado enCiencias Políticas por la Universidad de Paris I (panthéon – sorbonne). Actualmentees Profesor-investigador de la Facultad de Derecho y Administración Pública de laUniversidad de Guanajuato.
L
 
FRANCISCO TORTOLERO CERVANTES
 
346
Junto a la idea generalizada (aunque no totalmente cierta) sobre la posibilidad de tener acceso a todo tipo de argumentos esgrimidos por los jueces durante las deliberaciones, el público norteamericano creeconocer los pormenores que precedieron a cada criterio jurisprudencialgracias a que un conjunto de
outsiders
difunde las consideraciones que(a su real saber y entender) sirvieron antecedentes a los argumentosque finalmente aceptó la mayoría del tribunal
1
. Sobra decir que estasinformaciones son muy apreciadas por el electorado tratándose de lasdecisiones más controvertidas políticamente. En las páginas que siguentrataremos de entender las razones por las que esta transparencia para-digmática del modelo judicial norteamericano quedó lejos de ser re-apropiada por las jurisdicciones constitucionales que empezaron a fun-cionar en Europa Occidental después de la Segunda Guerra mundial.Y es que en estos tribunales, la tendencia dominante hasta nuestrosdías es, contrariamente a la norteamericana, que las decisiones seandictadas
 per curiam.
Tratando de disipar algunas de las cuestiones quemás sorprenderían desde la tradición del
 judge made law,
daremoscuenta del debate que actualmente está presente dentro del contextoeuropeo en torno al secreto de las deliberaciones judiciales (I).En la Segunda Parte (II) veremos que un aparente entusiasmo entorno a la apertura de las deliberaciones judiciales se encuentra acalladoa cada vez que el funcionamiento de los tribunales que permiten dar aconocer las opiniones individuales de los jueces parece colocarse encontra de la naturaleza cooperativa del sistema parlamentario. Y aun-que pueda parecer que la constante contra la que luchan los impulsoresde la publicidad de las deliberaciones judiciales corresponde a la esen-cia deliberativa de la democracia contemporánea, también es posibleafirmar que una parte del modelo continental que limita la expresión deopiniones judiciales individuales podría bien ser exportado a los Esta-dos Unidos con el fin de aligerar la tradición competitiva que suele aveces comprometer el funcionamiento de aquél sistema judicial.Haciendo un llamado a la unidad, la presencia de una sola decisión vá-lida hacia fuera del tribunal puede acarrear ventajas colaterales queincidan positivamente en el funcionamiento de la justicia constitucionalde aquél país. De esta manera, no sería descabellado sugerir que dentrodel contexto institucional norteamericano, la unanimidad aparente po-
 
1
Se habla incluso de un número cercano a treinta periodistas acreditados a cubrir elfuncionamiento de la Corte Suprema, G
REENHOUSE
, Linda, “Telling the Court’s Sto-ry: Justice and Journalism at the Supreme Court”,
Yale Law Journal,
no. 105, 1996, pp. 1537, 1540-1541.
 
EL SECRETO DE LAS DELIBERACIONES JUDICIALES 347
dría favorecer a que las condiciones de excesiva competencia entre las posiciones de cada juez fuera capitalizable, a la manera de una paradó- jica herramienta de estabilización del tribunal.Sin que sea nuestra intención asumir que esta propuesta icono-clasta provoque o no algún interés dentro del foro norteamericano(donde las opiniones disidentes son una parte fundamental de las sen-tencias de la Corte Suprema), limitaremos nuestro debate en las institu-ciones de justicia constitucional europeas, donde posiciones encontra-das respecto del secreto de las deliberaciones judiciales han nutrido undebate que refleja el estado actual de la tarea interpretativa de estos jueces constitucionales.II.
 
E
L ESTADO DE LAS DELIBERACIONES JUDICIALES EN
E
UROPA
 Para introducir el tema, podríamos señalar con un tono simplista la pre-sencia de dos tendencias que marcan las actitudes típicas respecto delsecreto de las deliberaciones al interior de los órganos jurisdiccionaleseuropeos. No hay cosa más fácil. Hay quienes están a favor de la publi-cidad de los debates; hay quienes están en contra.Con un poco más de detenimiento, se puede advertir que en Europa,esta simplicidad aparente no es un asunto de blanco y de negro, sinoque varias tonalidades de gris se encuentran en medio del espectro. Lostonos intermedios presentan, de manera indirecta, un balance sobre las particularidades institucionales de países en donde las opiniones judi-ciales (y sobre todo, las emitidas por los jueces constitucionales) handefinido las tendencias más novedosas sobre la interpretación constitu-cional en aquél continente. Sin que nuestro análisis tenga por objeto eltomar partido, sea a favor o en contra del conocimiento de las opiniones(léase de las posturas personales) de cada juez, trataremos de ubicar los dos bandos mencionados, distinguiendo los países “abiertos” de los“herméticos”.Dentro de los primeros, que en esta colaboración serán representa-dos por Alemania y por España, el sistema normativo ha aceptado dar aconocer no sólo la identidad de los autores de las decisiones, pero tam- bién los argumentos que éstos exponen (siendo a veces contrarios a loscriterios establecidos en la sentencia). Dentro de los segundos, comoveremos en Francia y en Italia, la constante ha sido la de oponer reser-vas respecto de la identidad de los jueces, e incluso, de los argumentos

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->