Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Una década de regeneración, 1886-1896. Charles Bergquist.

Una década de regeneración, 1886-1896. Charles Bergquist.

Ratings: (0)|Views: 534|Likes:
Una década de regeneración, 1886-1896. Charles Bergquist. En: Jesús Antonio Bejarano. El siglo XIX en Colombia, visto por historiadores norteamericanos. Bogotá: La Carreta, 1977.
Una década de regeneración, 1886-1896. Charles Bergquist. En: Jesús Antonio Bejarano. El siglo XIX en Colombia, visto por historiadores norteamericanos. Bogotá: La Carreta, 1977.

More info:

Published by: Other account: scribd.com/Liberalreaccionario on Apr 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

04/27/2013

pdf

text

original

 
Una década de regeneración,
1886-1896
Charles Bergquist
I
Irónicamente, el afianzamiento de la Regeneración;en 1886, coincidió con el principio de un nuevo ciclo!de exportaciones, cuando los colombianos respondie-í ron al alza espectacular de los precios mundiales delicafé que tuvo lugar a finales de la década de 1880,|y a principios de la de 1890. Desde comienzos del si-iglo XIX en Colombia se haa cultivado café en pequeña escala; aunque entre 1820 y 1855 se aumentómás del doble la producción y el consumo del café,la expansión colombiana no empezó hasta la décadade 1860, cuando se estimuló la producción con lasmejoras en el transporte fluvial y el alza en los precios A principios de la cada de 1870 las expor-
1
. Ver J. A. Osorio Lizarazo,
Biografía del café
(Bogotá 1945)-
 
Un interesante recuento anecdótico del crecimiento del consumo de caen Europa durante los siglos XVIII y XIX, y
 
de las diferentes versiones de la forma como lleel café a
 
América central y se extendió a Colombia. Un excelente estudio
 
de la industria cafetera colombiana que se utiliza extensamente
115
 
taciones de café colombiano excedieron los
100
.
0
'bultos anuales de 60 kilos, alcanzando el máxiií en 1874, cuando se exportaron 172.420 bultos. Laexportaciones de café decayeron después de ese an|y se nivelaron en menos de
100.000
bultos anualespara la mayoría de los años, hasta finales de la dé-í ;cada de 1880 (ver tabla 1). El descenso en la pro«,]ducción reflejó la caída de los precios mundiales delbafé después de 1875. El precio promedio del cacolombiano en el mercado de Nueva York descendió'de 20.5 centavos por libra en 1875, a 10.1 centavospor libra en 1884 (ver tabla 2) Como los arbustos del café producen su primera cosecha 5 añosdespués de haberse sembrado, generalmente los precios ejercen muy poco efecto inmediato sobre la pro-;ducción del café Por consiguiente, cuando se ele-^, varón precipitadamente los precios del café después^
en los párrafos que sigue, es el Robert Carlyle Beyer
^The Co-lombian Cofee Industry: origins and major trends,
1740-1940”.
 
(Ph. D. diss., University of Minnesota, 1947).2. La caída de los precios del café contribuyó a la crisis de las
 
exportaciones agrícolas. Su impacto fue particularmente se.vero en el estado de Santander, que producía la mayor parte
 
del café colombiano en ese momento, (ver p. 34). Es significativo que la guerra civil nacional de 1885 surgiera de un
 
conflicto local en Santander, que empezó en 1884.3. Las fluctuaciones del precio pueden ejercer algún efectorápido en la producción por medio del aumento o decadencia del cuidado de los árboles, el manejo, el bodegaje y eltransporte del grano. Beyer, G)fee Industry” p. 59. Por supuesto, un descenso importante de los precios del café puede
 
hacer que su cultivo no sea económicamente rentable en áreas
116
 
Ü03’
¿e 1887,
 
hubo una considerable demora hasta que las^cifras de la producción demostraron el incremento ma-fgivo'en el cultivo del café, que había tenido lugar en^Colombia a finales de la década de 1880 y a princi-píos de la de 1890. El precio promedio del café colombiano en el mercado de Nueva York se elevó de jO
.6
centavos por libra en 1887, a un máximo de J8.8 centavos en 1893; en el mismo período se tri-pilcaron las exportaciones de café, elevándose de-
110.866
bultos en 1887, a 337.726 bultos en 1894.gn 1898, cuando estaban en producción todos los árboles sembrados hasta 1893, las exportaciones llegaron a 531.437 bultos (ver Tablas 1y 2). A mediados de la década de 1890, el café dio cuenta demás de la mitad del valor total de las exportacionescolombianas; y en los años pico de 1895 y 1896, elcafé fue el 70% del valor de las exportaciones totales/ Aunque mucha de la superficie montañosa de Co
cón alto costo de producción, y resulte en un descenso inmediato
 
de las estadísticas de exportación.
4
. Beyer, “Cofe« Industry” Apoendix Table II. p. 361., da
 
un porcentaje del café con respecto al total de lasciones, utilizando un promedio corriente, de tres años. DiegoMonsalve,
Colombia Cafetera
(Barcelona, 1927). Tiene información en gráficos para años individuales, p. 630. El libro de
 
Monsalve es una ga masiva y superficial designada para
 
atraer inversionistas extranjeros. El libro eslleno de información útil, aunque no se citan las fuentes de ésta. Las estadísticas sobre la producción del café y sus precios se conforman
 
generalmente a partir de estimativos hechos por la Federación
 
Nacional de Cafeteros, utilizados extensamente por Beyer.
117

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->