Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
52Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ABRAHAM: EL HOMBRE DE LA PROMESA

ABRAHAM: EL HOMBRE DE LA PROMESA

Ratings:

5.0

(7)
|Views: 19,668 |Likes:
Published by gregnas

More info:

Published by: gregnas on Apr 01, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/31/2014

pdf

text

original

 
III. ABRAHAM, EL HOMBRE DE LA PROMESA(Prudencio García Pérez)
INTRODUCCIÓN
Hemos visto en el tema anterior que el mundo creado por Dios, bueno en susorígenes, se fue corrompiendo sucesivamente por la rebelión del hombre contra el Dioscreador. Esta rebelión se originó por dos motivos fundamentales: 1) el deseo de llegar aser como Dios; 2) y el deseo del hombre de ocupar el puesto de Dios, convirtiéndose enel dueño y señor del mundo y de la vida.La soberbia y la ambición del hombre no sólo no le convirtieron en un dios, sinoque le llevó a perder la amistad con Dios y a vivir separado de él. Esta separación entreDios y el hombre fue el origen de la degeneración, del desorden y de las transgresionesdel género humano (el odio y la muerte del hermano, la venganza, los pecados sexuales,el deseo de ser famoso, etc.). Esta situación catastrófica colmó la paciencia de Dios, quese vio obligado a intervenir para castigar tanta injusticia y pecado (vida errante, diluvio ytorre de Babel). Con la confusión de las lenguas y la dispersión de los pueblos por toda latierra parecía que se había llegado al final a la separación definitiva entre el hombre yDios y, como consecuencia, a la destrucción total del mundo. Sin embargo, Dios sigueinterviniendo en la historia de los hombres y en la persona del patriarca Abraham anunciauna promesa: gracias a él serán bendecidas todas las familias de a tierra (Gn 12,3).
3.1. ¿QUIÉN ES ABRAHAM?
Abraham es el primer personaje bíblico que podemos encuadrar en el tiempo y enel espacio. Es una de las figuras más importantes de la historia religiosa de la humanidad.El AT le coloca en un lugar privilegiado en la historia de la salvación al dedicarle 14capítulos del Génesis, y el NT le nombra hasta 72 veces.Los 14 capítulos del Génesis dedicados a Abraham son el resultado de unacombinación de tres tradiciones distintas: el Yavista (Y), que centra la atención en la promesa hecha a Abraham (cc. 12, 13, 16, 18, 24 y 25); el Elohista (E), que subraya su fe(cc. 15,20 y 22); el Sacerdotal (P), que destaca la alianza entre Dios y el patriarca. Estasdistintas tradiciones son la explicación de las repeticiones y las divergencias textuales, pues presentan tres enfoques teológicos sobre el mismo personaje.Abraham, sen el nesis, nació en Ur (capital de Sumer, cerca de ladesembocadura del río Éufrates con el Golfo Pérsico) hacia el año 1850 a. C. Lacivilización sumeria estaba muy desarrollada en aquella época y era uno de los puntos dereferencia para el resto de la humanidad. Por tanto, Abraham nació en un campamento deseminómadas a las afueras de la ciudad de Ur, cuyo jefe de tribu o clan era su padre,Téraj. Sabemos que el clan de Téraj adoraba a varios dioses, era politeísta (Jos 24,2; Jdt1
 
5,6-7), por lo que podemos imaginar al joven Abraham con su familia subiendo lasescaleras de la torre de los dioses Sin y Ningal para presentarles sus ofrendas.Gracias a los descubrimientos arqueológicos, hoy se sabe que, hacia el 1950 a. C.,con la caída de la dinastía III de Ur, una serie de invasiones de los pueblos elamitas por eleste y de los amorreos por el oeste devastaron la Mesopotamia Inferior, obligando a sushabitantes a emigrar hacia la Alta Mesopotamia, en concreto hacia Jarán. Probablementeel clan de Téraj estaba entre estos grupos de emigrantes, por lo que se dice en Gn 11,31:
Téraj tomó a su hijo Abram, a su nieto Lot, el hijo de Harán, y a su nuera Saray, lamujer de su hijo Abram, y salieron juntos de Ur de los Caldeos, para dirigirse a Canaán. Llegados a Jarán, se establecieron allí 
”. Jarán se halla a mitad de camino entre Ur yCanaán. El nombre del lugar significa ‘ruta’, porque era el paso obligado de las caravanascomerciales que iban a Mesopotamia, a Siria y a Egipto.En resumen, Abraham era el hijo del jefe de una tribu, por lo tanto rico en ganado,dinero, esclavos, siervos, etc. Adoraba a los dioses de moda en aquella época, a los quetodos sus compatriotas adoraban. Se convierte en emigrante porque la vida de su familiaestaba en peligro debido a los ataques de los pueblos vecinos. Y reside en un lugar llamado Jarán hasta la edad de 75 años, donde tras la muerte de su padre ejerce de jefedel clan y llevando una vida seminómada, de un lado para otro.
3.2. LA VOCACIÓN DE ABRAHAM
1. LA LLAMADA DEL SEÑOR 
Fue en Jarán, segunda patria de Abraham, donde tuvo lugar la primera llamada delSeñor: “
Yahvé dijo a Abram: Vete de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre, a latierra que yo te mostraré
” (Gn 12,1). Un Dios desconocido y misterioso (distinto de losdioses que adoraba en Ur) le habla, probablemente en su interior, y le invita aabandonarlo todo.Esta llamada o invitación de Dios subraya lo que Abraham tiene que abandonar con tres expresiones que indican hasta qué punto ha de llegar esta dolorosa renuncia, algoque se produce de modo gradual. El abandono de la ‘tierra’ significa la renuncia a sus propiedades, al paisaje que ha dado hasta el momento sentido a su vida; de este modo seconvierte en un
emigrante
. El abandono de la ‘patria’ es el abandono del lugar denacimiento, del clan donde encuentra afecto y solidaridad, de los usos y las costumbres,de la lengua; así se convierte en un
apátrida
. El abandono de la ‘casa de su padre’expresa el abandono del domicilio familiar, de los miembros de la familia, allí donde es perfectamente feliz y encuentra tantas razones para vivir; así se convierte en
huérfanovoluntario
. En cambio, la tierra que se le promete queda en una lejana esperanza. Frenteal imperativo ‘vete’, el futuro ‘te mostraré’ es muy impreciso desde el punto de vista dellugar al que se refiere y del tiempo en el que va a suceder.Por tanto, la llamada de Dios a Abraham comporta las más duras renuncias.Primero, le separa de su país natal, Ur; ahora, en Jarán, le separa de su hermano Najor; pronto le separará también de su sobrino Lot; más tarde, en Mambré, le separará de su2
 
hijo Ismael; finalmente, en Bersheba, le pedirá el supremo sacrificio de renunciar a suhijo Isaac. Pero la finalidad de la vocación no es aislarse o desentenderse de los demás,sino ofrecer un servicio mejor. Dios separa a Abraham de su tierra y de su familia parahacerle instrumento de bendición de todas las familias de la tierra.La fe-confianza que Dios exige del hombre elegido es radical: debe dejar loseguro por algo que es sólo posible, debe abandonarse totalmente en la palabra de Dios.Esta fe le lleva a la miseria total, con el riesgo de que ese Dios, del que se ha fiado, noexista y haber perdido todo por nada. Además esa fe debe ser activa: no le pide aAbraham que se quede esperando la realización de las promesas, sino que se ponga encamino para buscar esa tierra.
2. LA PROMESA
La promesa de Dios a Abraham es la siguiente: “
 De ti haré una nación grande yte bendeciré. Engrandeceré tu nombre; y sé tú una bendición. Bendeciré a los que tebendigan y maldeciré a quienes te maldigan. Por ti se bendecirán todos las familias de latierra
” (Gn 12,2-3). Esta promesa de bendición se renovará otras cuatro veces: dos almismo Abraham (Gn 18,18; 22,18), una a Isaac (26,4), y otra a Jacob (28,14). Es comouna herencia familiar que va pasando de generación en generación, de Abraham a su hijoIsaac, de Isaac a su hijo Jacob.Las promesas de bendición de Dios resultan un tanto paradójicas comparadas conla presente situación vital de Abraham. Existe un profundo conflicto entre la promesa y larealidad del llamado. Estas promesas se reducen a seis:
Dios promete hacer salir de Abraham una nación grande, cuando sumujer, Sara, es estéril (Gn 11,30) y él demasiado viejo para iniciar laemigración.
Se le asegura el bienestar cuando su empobrecimiento raya con lamiseria.
Se promete que el nombre de Abraham será grande como sólo lo es eldel Señor, cuando la realidad dice que es un pobre desgraciado.
Se afirma que Abraham será una bendición, es decir, todos verán cómose porta el Señor con quien cumple su voluntad; sin embargo, Abrahamno tiene tierra, ni patria, ni familia; está solo y abandonado.
Las promesas de bendición se extienden a los amigos de Abraham,amigo de Dios. Los que le bendigan recibirán bendiciones y los que lemaldigan, maldiciones. De ahora en adelante nadie podrá permanecer neutral ante el plan divino y de su postura ante él dependerá surecompensa.
Finalmente, el patriarca es la fuente de bendición para todas las familiasde la tierra. La promesa se irá cumpliendo a lo largo de los siglos hastallegar a su realización palpable y concreta.Originalmente, la promesa de Dios a Abraham fue considerada en su aspectohumano y temporal: una tierra donde habitar y una descendencia numerosa. Era lo másque podía desear un beduino errante. Pero posteriormente se comenzó a comprender 3

Activity (52)

You've already reviewed this. Edit your review.
Maria Nelcy Chico Viuche added this note
wow fascinante aprender!!!
1 thousand reads
1 hundred reads
marisolpena liked this
raquelperezrod liked this
Mimi Contreras liked this
Tigre183 liked this
ÄlÎdä Florez liked this
Jose Pacheco liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->