Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LUDOVICO SILVA

LUDOVICO SILVA

Ratings:

4.5

(2)
|Views: 510 |Likes:
ENSAYO SOBRE LUDOVICO SILVA, ESCRITO POR EL POETA JOSÉ JESÚS VILLA PELAYO
ENSAYO SOBRE LUDOVICO SILVA, ESCRITO POR EL POETA JOSÉ JESÚS VILLA PELAYO

More info:

Published by: José Jesús Villa Pelayo on Apr 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/01/2013

pdf

text

original

 
 
JOSÉ JESÚS VILLA PEAYO
ESTIRPE DE ARCÁNGEL
(Un ensayo sobre Ludovico Silva)
1
 
 Tenía el perfil de los ángeles. La estirpe de un arcángel renacentista que nohallaba su lugar entre las cosas sublunares y el mundo. Había sido ornado por la poesía(su Vía Sacra, su camino sagrado) que, como el socialismo, fue para él un carruaje conel cual cruzar el infierno. Un Dante capaz de andar en medio del fuego. Y aun asíescribió:
Mi estirpe es la de los lobos. Aúllo por doquier, lanzo mordiscos al universo.Me muerdo a veces a mí mismocreyendo que soy otro, pero luego descanso en mis propios brazos. Descanso, descanso.
 
[1]
 
“In Vino Veritas”. Pero era la verdad de los lobos que se devoran a sí mismos y se protegen en la oscuridad; la verdad de la orfandad, de los ángeles postmodernos. Enrealidad, la estirpe de Ludovico venía del cielo, allí no aúllan ni se escucha la música delos lobos, aunque ciertamente hay “
 Descanso, descanso
”. Así es que, Ludo, como ledecían sus amigos, había alcanzado, premeditadamente, estoy seguro, las estrellas deAlgol, ese lugar habitado únicamente por lo que llamamos ingenuamente “poesía”[πο
ησις].No lo conocí personalmente, él había muerto en diciembre de 1988, y un amigoen común, que estuvo cerca de él durante esos días del último suplicio, me llevó a sucasa, si mal no recuerdo, a mediados de 1989. Allí conocí a su Beatriz, en cuyo rostrohabitaba un halo de nostalgia, tristeza y pérdida irreparable; porque como Dante, Guido2
 
Cavalcanti o Raimbaut de Vaqueiras, Ludovico Silva tenía su propia Beatriz, la misma aquien le escribió:
Che nel laco del amor m’era duratala notte ch’io passai con tanta pieta… La memoria es la madre de los poetasy tú eres una gigantesca memoriaque se me transforma en un Recuerdocada vez que me hundo entre tus ojos.
[2]Recuerdo la primera impresión que tuve de su apartamento, de sus libros, de su biblioteca inmensa. Mucha literatura y textos de filosofía y política, escritos en alemán,francés, inglés o italiano.Imaginé a Ludovico, por un instante, leyendo reposadamente
 El Capital 
[
 Das Kapital 
] en su idioma original, allí, en su casa, en su templo.Yo había estudiado alemán, un par de años, en la Escuela de Letras de laUniversidad Central de Venezuela y había llegado a traducir, toscamente, a Kant y aPaul Celan, y comprendía lo complicado y duro que podía ser el leer o el traducir elalemán al español.Me sorprendió la atmósfera increíblemente adusta, de recogimiento, que allíhabitaba. Parecía más un monasterio con una enorme biblioteca, acaso en Bolonia, enEmilia Romagna o en Saint Remy que la biblioteca de una casa familiar. Por eso no podía entender esos versos en los que, como a través de un espejo, Ludovicocontemplaba en su propio rostro el perfil de un lobo. Empero, el espejo, como las3

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Judith Alvarado liked this
hernandezhector liked this
hernandezhector liked this
astrofalo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->