Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
PROYECTO TITANES Primera parte:Anouk

PROYECTO TITANES Primera parte:Anouk

Ratings: (0)|Views: 8 |Likes:
Un día cualquiera, Anouk se despertó de golpe al sentir un molesto temblor en la mano izquierda, inconsciente de que ese temblor era el indicio de un poder que sacudiría su vida entera.
Un día cualquiera, Anouk se despertó de golpe al sentir un molesto temblor en la mano izquierda, inconsciente de que ese temblor era el indicio de un poder que sacudiría su vida entera.

More info:

Published by: Esther Ruiz Saldaña on May 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/09/2014

pdf

text

original

 
CAPÍTULO IDONES
Anouk
Todo comenzó con un temblor; pero no como esos que causan estragos en lasuperficie al mover violentamente las placas tectónicas. No, éste fue máscallado y sutil, pero igual de contundente al momento de producir un cambio.Un día cualquiera, Anouk se despertó de golpe al sentir un molesto temblor enla mano izquierda, inconsciente de que ese temblor era el indicio de un poder que sacudiría su vida entera.Poco faltó para que la adolescente volviera a dormir profundamente, absortacomo estaba en sus sueños de glorias futuras. Sin embargo, el temblor no sedio por vencido y comenzó a dar batalla ya no sólo en la mano, sino en todo elantebrazo, a tal grado que, después de cinco minutos de haberse acostado denuevo, fue necesario que la chica se levantara con desgano de la mullida camaque recién había almidonado su madre.––¡Mamá!, ¡mamá! –llamó Anouk a su madre, con aquel tonito fastidioso deuna adolescente malhumorada–.¡Mamá!Gloria abrió los ojos cuando comenzó a sentir el calor penetrante del sol por sus párpados; David, su marido, había olvidado cerrar las cortinas antes dedormir. Y ahora los gritos de su hija, los cuales traspasaban las paredes,venían a terminar de arruinar su domingo.––¡Mamá! –los nudillos de Anouk golpearon la puerta de Gloria–. ¿Estásdespierta? –más que pregunta, sonaba a afirmación–, ¿puedo pasar?Con desgano, Gloria se dio la vuelta en la cama, abrió los ojos por completoy, apoyándose en los codos, levantó el torso.––Pasa –se frotó los ojos, amodorrada. Anouk abrió la puerta de golpe y se arrojó sobre la cama, como solía hacerlodesde que tenía uso de razón.––¡Anouk!, ¡cuidado con la cama! –gritó Gloria–, ¿cuántas veces te he dichoque tengas cuidado con la cama?Anouk se acostó sobre el regazo de su progenitora, colocándole los largoscabellos negros sobre las rodillas.
 
––¿Me vas a extrañar cuando me vaya a la universidad? –dijo, fingiendo unavoz aniñada e inocente.Gloria puso los ojos en blanco en cuanto escuchó a su hija; su pequeñasabía perfectamente que, a menos de dos años de salir de la preparatoria,podría desarmar cualquier sanción de su madre con un meloso recordatorio desu pronta partida a alguna universidad extranjera. Y Gloria saa que laadolescente utilizaba eso para evitar cualquier regaño; sin embargo, ella eraincapaz de endurecer el corazón ante su único retoño.––Tú bien sabes que sí te voy a extrañar amor –la madre besó la frente desu nena con ternura.––Gracias, mamá –Anouk sonrió, consciente de que su táctica habíafuncionado.––¿Qué pasa?, ¿por qué llamaste a mi cuarto tan temprano? –Gloriaobservó el reloj de la pared, el cual marcaba las 7:57–; es más, ¿por qué estásdespierta?, ¡es domingo!––Es mi mano, mami, está rara.––Déjame ver.Anouk levantó la mano izquierda y la extendió por completo, permitiendo asu madre estudiar cada línea y cada contorno de su delicada palma.––Yo no le veo nada malo.––No es que tenga algo malo, es que me tiembla.Gloria chasqueó la lengua, escéptica. Anouk descifró al instante la indirecta.––No estoy mintiendo. Es domingo, ¿por qué mentiría en fin de semana?,hoy no es día de escuela. Además, nunca falto a la escuela; estoy diciendo laverdad.––Si no quieres ir a la asamblea escolar sólo dímelo.Aunque Anouk efectivamente decía la verdad respecto a su mano, vio en laproposición una oportunidad irresistible: quedarse a dormir más tiempo en sucasa.––No quiero ir a la asamblea escolar.––Tienes que ir –fin de la discusión para Gloria.––¡Mamá! –la adolescente hundió la cabeza en el colchón–. Acabas dedecir…
 
––…acabo de decir que si no querías ir a la asamblea, que lo dijeras –Gloriase levantó de la cama y se dirigió al ropero–, nunca dije que no irías. ––Pareces el buzón de sugerencias de mi escuela: “Di lo que te molesta,pero no por eso lo vamos a cambiar”.––Lo siento pero tienes que arreglarte, nos vamos a la escuela y punto.La joven se sentó sobre la cama y golpeó a la misma con los puños.––¡Pensé que esta casa era una democracia!––Sí, claro, sigue soñando –Gloria tomó un suéter de un gancho–. Lo siento,esta casa es una dictadura. ––En historia nos dijeron que la familia debería ser la base de la democracia – Anouk se dejó caer de nuevo sobre la almohada. ––Y dale con eso. Para que sea una democracia tendrías que pagar impuestos,cosa que no haces –la madre contuvo una carcajada en la garganta–. Y ahora,prepárate que ya nos vamos.––Espera, espera un minuto. No te estoy mintiendo –replicó Anouk–, enverdad tengo la mano temblorosa, mira –la chica alzó la mano izquierda, peroen ese instante los temblores cesaron y la mano se mantuvo recta, inmóvil, casiburlándose de su dueña–. De acuerdo –Anouk le habló a su mano–, de jefa asubordinada te digo que ésa fue una broma de pésimo gusto.Gloria colocó el suéter sobre la cama y revolvió los cabellos de Anouk antesde meterse al baño.––¡Estaba diciendo la verdad, mamá!––Treinta minutos –Gloria habló desde adentro del baño–. Nos vamos entreinta minutos.––¿Tan pronto?––Ya estás despierta.––¿Puedo opinar? –Anouk cruzó los dedos: era una lata tener que bañarsetan temprano.––¡No! –contestó Gloria en modo imperativo.––¡Fascista! –Anouk se levantó de la cama de un salto y salió del cuarto enun tris para arreglarse. 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->