Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
sanAgustin

sanAgustin

Ratings: (0)|Views: 942 |Likes:

More info:

Published by: José Ángel Castaño Gracia on Apr 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/13/2013

pdf

text

original

 
1
I.E.S. SABINA MORA
Departamento de FilosofíaProf.: José Ángel Castaño
HISTORIA DE LA FILOSOFÍA (2º Bach.)
TEMA 4
 –
AGUSTÍN DE HIPONA: LA CREACIÓN Y LACIUDAD DE DIOS.
1. ORÍGENES Y DESARROLLO DEL CRISTIANISMO2. FILOSOFÍA Y CRISTIANISMO.
2.1. Doctrinas filosóficas en el Imperio Romano2.2. El cristianismo frente a la filosofía griega2.2.1.La fe cristiana y la historia2.2.2.Cristianismo y verdad2.2.3.Cristianismo e imagen de Dios2.2.4.Cristianismo y concepción del hombre
3. ETAPAS DE FORMACIÓN DEL PENSAMIENTO CRISTIANO.
3.1. La patrística:3.1.1.Consideraciones generales3.1.2.Griegos y latinos: el problema de la trinidad3.1.3.Gnósticos, maniqueos, arrianos y pelagianos3.2. Formulación de un platonismo cristiano
4. LA CULMINACIÓN DEL PLATONISMO CRISTIANO: AGUSTÍN DE HI-PONA
4.1. Vida y obras4.2. Relaciones fe-razón4.3. La verdad y el conocimiento interior4.4. El conocimiento de las verdades eternas4.5. El Dios creador4.6. El problema del mal4.7. El problema de la libertad4.8. El amor, la virtud y la memoria4.9. La historia: la ciudad terrena y la ciudad de Dios
5. EL AGUSTINISMO MEDIEVAL
 
2
1. ORÍGENES Y DESARROLLO DEL CRISTIANISMO
En los 1.500 años transcurridos entre el colapso del mundo antiguo, por unlado, y la formulación de la nueva filosofía y la nueva ciencia en el siglo XVII,por otro, asistimos a la formación de la cultura y sociedad de la Europa occi-dental.En el punto de partida se produce la imposición de la religión e iglesias cristia-nas y la desaparición del imperio romano.Desde sus modestos orígenes como secta judía, el cristianismo se había ex-tendido, por obra de san Pablo, como religión universal, abierta a todas lasnaciones, ya en el siglo I de nuestra era.A) Las sectas judías.En efecto, el judaísmo no era una religión monolítica, así, por este tiempo nosencontramos con una serie de sectas diferenciadas. Entre las más interesantestenemos:1. Los
saduceos:
eran muy ortodoxos en la observación de los preceptosbíblicos y sólo aceptaban como auténticos a los libros del
Pentateuco 
1
 
-loscinco primeros de la
Biblia-,
por ello rechazaban todo lo que procedía de in-fluencia griega o persa: no creían en la inmortalidad del alma, ni en ánge-les, ni en demonios, ni en la resurrección, ni en el Mesías.2. Los
fariseos:
aceptaban todos estos añadidos hechos con posterioridad alexilio Babilónico y a la influencia griega: aceptaban por lo tanto, ángeles,demonios, la inmortalidad del alma y la venida del Mesías.
1
 
El Pentateuco (del griego "Las Cinco Cajas", de
penta 
, "cinco" y
téukos 
, "caja", por losestuches cilíndricos donde se guardan, enrollados, los textos hebreos) es el conjuntoformado por los cinco primeros libros de la Biblia, que la tradición atribuye al patriarcahebreo Moisés. Se corresponden con los que en la tradición hebrea forman la
Torá 
 
LaLey
, núcleo de la religión judía. El Pentateuco está compuesto por:1.Génesis2.Éxodo3.Levítico4.Números5.Deuteronomio. 
3. Los
esenios:
una secta que, por lo que parece, ha debido jugar un granpapel en el surgimiento del cristianismo. Se sabe de su existencia al menosdesde el siglo II a. C. Habitaban en pequeñas comunidades a lo largo delMar Muerto, donde tenían las propiedades en común y llevaban una vidaascética. Mantenían creencias extrañas al resto de los judíos, algunas delas cuales (dualismo alma-cuerpo, el alma es inmortal) podrían proceder deinfluencias pitagóricas. Numerosos datos hacen sospechar que los eseniospudieron tener mucho que ver con el surgimiento del cristianismo. Ciertoselementos de la doctrina cristiana se encuentran en los textos esenios, asícomo las coincidencias geográficas (vivían en el mismo territorio en el que,según los
Evangelios,
predicaba Juan Bautista, y
 
donde, también según los
Evangelios,
fue bautizado Jesús, y
 
donde permaneció «cuarenta días
cuarenta noches»).4. Al lado de las grandes sectas judías (tales como la de los saduceos o losfariseos) aparecieron otras sectas menores. Una de ellas sostenía que elMesías esperado por los judíos ya había llegado: se trataba de un galileode origen judío llamado Josué (Jesús en la versión griega). No hay datoshistóricos rigurosos acerca del personaje así denominado, ni acerca de susenseñanzas originales, como tampoco acerca de qué veían en él sus pri-meros seguidores, que fueron denominados «cristianos» (expresión griegacuya traducción literal sería «
mesiánicos
»).B) San Pablo.Hay razones para creer que la importancia de Pablo en la elaboración de ladoctrina cristiana fue muy decisiva. Sabemos que Pablo de Tarso era un judíoque seguía la línea de interpretación farisea y que en principio era un enemigoencarnizado de la nueva secta judía de los mesiánicos. Convertido más tarde ala nueva fe se le ha achacado a él la interpretación mística de la vida de Jesús.Sea como fuere, sabemos que Pablo imprimió una orientación a la nueva sectaque generó un fuerte rechazo entre los judíos, incluso entre muchos de los
 
yacristianos; por lo que el primitivo cristianismo se dividió en dos bandos: por unlado, los partidarios de la
apertura los gentiles
, que sostenían que los conver-sos no judíos no tenían por qué aceptar la ley judía (eliminando, por ejemplo, lacircuncisión), liderados por Pablo; por otro, los que defendían la
obligatoriedadde la ley
para todos los conversos, liderados por Santiago (un personaje delque se habla en la
Biblia 
como «hermano» de Jesús). En el Concilio de Jeru-salén, del año 48 d. C., las tesis de Pablo se impusieron a las de Santiago. Estohizo que la secta de los cristianos se fuese distanciando del resto de las sectas judías hasta constituir una nueva religión. En las diversas
Epístolas 
escritas por
 
3
Pablo, aparecen una serie de conceptos que se convertirán en elementos cla-ves del cristianismo. Así:
la doctrina del pecado original;
el concepto de gracia
2
;
la idea de la redención a través de la fe;
la incidencia en la separación entre la vida según la carne (este términohabía sido puesto en circulación por los epicúreos para denominar alcuerpo inerte), y la vida según el espíritu;
la concepción de la Iglesia como cuerpo de Cristo;
la doctrina cristiana del amor, entendido como caridad
(ágape); 
etc.Posteriormente a las
Epístolas 
fueron redactados los
Evangelios 
(escritos enlos que Jesús mismo aparece como personaje central, cuya
 
vida, obras y
 
muer-te pretende narrarse). Los tres primeros evangelios, redactados como muypronto sobre el 60/70 d. C., pasaron a ser conocidos como
Evangelios sinóp- ticos.
A
 
principios del siglo II (aunque no hay datos seguros) fue escrito uncuarto evangelio, el
Evangelio según San Juan 
(en el que se manifiestan clarasinfluencias helenizantes); al que siguen otros numerosos a lo largo de variossiglos, redactados en unos términos cada .vez más filosófico-helenísticos, y alos que se denomina generalmente
Evangelios
gnósticos.
(A partir del siglo IVd. C., las
Epístolas 
, los cuatro primeros evangelios -los
sinópticos 
y el
Evange- lio según San Juan 
-, junto con otros escritos, fueron agrupados bajo el nombrede
Nuevo Testamento,
quedando establecidos como «canon»).El mensaje cristiano, que ofrecía a todos los hombres la salvación en virtud dela fe en Jesús como el Cristo resucitado, fue ganando progresivamente adeptosen todas las regiones y estratos sociales del imperio. Ya en el siglo II se redac-taron las primeras defensas de la nueva religión por parte de apologetas cris-tianos, griegos y latinos, con la intención de obtener de los emperadores roma-nos reconocimiento jurídico. Al mismo tiempo proliferaron las
sectas gnósti-cas
, con sus variados sistemas doctrinales y su afirmación de una minoría dehombres espirituales salvados en virtud de un conocimiento (
gnósis 
) superior alde la multitud. La
gnósis 
amenazó con fracturar la unidad y distorsionar el men-saje cristiano.En el siglo III la incorporación al cristianismo de intelectuales paganos, comoClemente de Alejandría y Orígenes, trajo consigo la inserción en la religión
2
 
Enteologíacristianase entiende por
gracia divina
o
gracia santificante
a un favor odon gratuito concedido porDiospara ayudar al hombre a cumplir los mandamientos,salvarse o sersanto.
 
cristiana de importantísimos componentes de la filosofía platónica. Comenzabaasí un proceso de construcción o interpretación filosófica del dogma cristianoque, entre múltiples discusiones y «desviaciones» condenadas como «heréti-cas», culminó en los siglos IV-V con la formulación de dos dogmas fundamen-tales:
 
El dogma trinitario
(concilios de Nicea -325- y Constantinopla -381-),según el cual en Dios hay una sola sustancia en tres personas distin-tas.
 
El dogma cristológico
(concilios de Éfeso -431- y Calcedonia -451-),según el cual en Cristo, hombre perfecto y Dios perfecto, se unen lasdos naturalezas, humana y
 
divina, en una sola persona y sustancia.El edicto de Milán, promulgado por Constantino en el 313, ponía fin a las per-secuciones del siglo anterior, que se habían revelado ineficaces, y concedía ala religión cristiana el mismo derecho que a todas las demás «a rendir culto aDios libremente» en pro de la paz y del orden político.A partir de ese momento, la religión e Iglesia cristianas fueron objeto de unaespecial atención y protección por parte de la institución imperial, en virtud de larentabilidad política que podía obtener de la sólida implantación social y de lariqueza de la nueva religión. En este nuevo marco, los cristianos, desde sufirme convicción de ser la única religión verdadera frente al error y supersticióndiabólica del paganismo, desarrollaron una actitud de intolerancia, reclamandola prohibición y persecución de la religión pagana, al tiempo que en sus escue-las proscribían de la enseñanza a los autores y filósofos paganos.Juliano, denominado el Apóstata por los cristianos, intentó revitalizar, durantesu breve mandato como emperador (361-363), la religión pagana y conferirleuna organización estatal, al mismo tiempo que reprimía la intolerancia cristianacon la proclamación de la tolerancia universal (extendida a los cristianos). Peroeste intento no sobrevivió a su persona.El emperador Teodosio impuso en el 385 el credo niceno en toda la extensióndel imperio, decretando penas civiles contra los herejes. Los años siguientesvieron diferentes medidas políticas contra los cultos y ceremonias paganos. Elcristianismo había vencido; comenzaba una época nueva para el pensamiento.

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
jorgeclaudiam liked this
DaYhiiz LokiiTha liked this
Isa Rules liked this
Gustavo Pacurucu liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->