Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Latour, B. (1993), Etnografía de un caso de alta tecnología sobre Aramis

Latour, B. (1993), Etnografía de un caso de alta tecnología sobre Aramis

Ratings: (0)|Views: 7 |Likes:
Published by Guillermo Ruthless

More info:

Published by: Guillermo Ruthless on May 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2013

pdf

text

original

 
77
Etnografía
de
un
caso
de
«alta
tecnología»:sobre
Aramis
Bruno
Latour
(Traducción:Juan
Manuel
Iranzo)
Resumen
L
a
primera
tarea
de
la
Antropología de
la
Tecnología
es
establecer
un
terre
-no
común
entre
quienes estudian
las
técnicas
tradicionales
y
aquellos otros
—llama
-
dos
sociólogos,
tecnólogos,
historiadores de
la
tecnología
o
economistas—
que
estudian
las
ma
-
quinarias
modernas,
centrales
o
de
alta-tecnolo
-gía.
No
obstante,
aun
cuando
se
establezca
ese
terreno
común, continuará
existiendo
el
princi
-pal
problema
de
esta
clase de
antropología:
có
-
mo
entender
la
construcción
social
de
los
arte
-
factos
unida
a la
construcción técnica de
la
sociedad.
Por
supuesto,
ya
sabemos
que
los
dos
extremos
—las
constricciones
técnicas
y las
rela
-
ciones
socialesy las
explicaciones
dualistas
que
comportan,
son
inútiles;
también sabemos
que
«dialéctica>’
es
una
palabra
que
apunta
al
problema
de
la
co-producción de
la
sociedad
y
de
las
cosas,
pero
no a
su
solución.
Por
tanto,
para
abordar
el
problema
debemos desarrollar
un
vocabulario
y
unas herramientas
metodológi
-
cas
que nos
permitan
seguir
esta
co-producciónde
lo
que,
siguiendo
a
Serres,
llamaré
casi-obje
-tos,
esto
es,
proyectos
que
aún no
pueden
ser
ca
-
lificados
bien
comorelaciones
sociales, bien
como
cosas.
El
caso
que
he
elegido
es
lo
bastante
comple
-
 jo
como
para servirnos de laboratorio.
Se
tratade
un
sistema
de
metro
de
alta
tecnología,
el
últi
-
mo
desarrollo en Transporte
Rápido
de
Perso
-
nas
(TRP),
conocido
como Aramis.
Este
caso
deestudio
es el
objeto
de
todo
un
libro,
pero
aquí nos
centraremos en
un
solo
aspecto:
el
proyecto
fracasó
porque
los
distintosde
grupos
de interés
vinculados
con
él
fueron incapaces de
consen
-
suar
las
prestaciones
que
debía
ofrecer;
pero
la
gente
no
pudo
ponerse de acuerdo
porque
las
dificultadestécnicas
de
este sistema
de TRP
eran
tangrandes
que ningún
interés
se
mantuvo
suficiente
tiempo
como
para
resolverlas. Los
ob
-
 jetos
existen
o no
dependiendo
de
la
habilidadde
los humanos
para
reunirse
en
torno
a
ellos,
pero
sólo
lo
consiguen
cuando
los
objetos
po
-
seen
la
habilidad de ponerlos de
acuerdo.
El
ar
-
tículo
se
centraen
la
espina
dorsal
de
la
historia
del
Aramis,
esto
es, el
cuadro de
los veinte
Ara
-mis
diferentes
que
los
grupos
asociados
intenta
-
ron
construir
simultáneamente.Estos
conjuntos
intersectan. La
interpretación de
este caso
de
es-
Bruno
Latour.
Ecole
NationaleSupérieur
des
Mines,
Paris
Política
 y
Sociedad,
14/15(1993-1994),
Madrid 
(PP.
77-97)
 
78
Bruno
Latour
tudio
viene
reforzada
por
la
ocurrencianaturalde
un
test
ciego,
el
VAL,
otro
metro
de
alta
tec
-
nología
construido en Lille
por
la
misma
compa
-
ñía
y
los
mismos ingenieros,
y
que
es un
éxito
re
-
lativo.
Este
artículo
explora
las
vidas
paralelas
de
estos
dos
casos
en
un
intento
de
explicar
co
-
mo
se
articulan
las
cosas
y
los
humanos.Esta
explicación
no se
ocupa
de
los
aspectos
sociales
de
la
técnica
moderna
—paradigma
dua
-
lista—
sinode
las
entidades
técnicas
mismas
—paradigma
monista—. Y
puesto
que
tal
explica
-
clón
se
sitúa
en un
marco
simétrico
la
misma
perspectiva
que
usaríamos
para estudiar
una
so
-
ciedad
primitiva—,
ofrece
un
mareo de discusiónpara
otros
trabajos
que
se
ocupan
en
este
volu
-
men
de
diferentes lazos
entre
«lo
social»
y
«lo
técnico».
Muchas
herramientas conceptuales de
los
antropólogos
y
los tecnólogos están sesgadas
por
noctones asimétricas
según
las
cuales
las
tec
-
nologías
modernas
son
más
eficientes
o
menossocialesque
las
herramientas de piedra
u
otrosutensilios.
Confío en
que este
artículo corregiráese
sesgo
y
ofrecerá
una
visión
más
equilibrada
de
nuestros
artefactos
y
de
la
construcción
técní 
-
cade nuestros
lazos
sociales.
Prólogo:
un
choque cultural
u
ntentar una
etnografía
de
la «alta
tecnolo
-
gía»
sin
visitar
los tiempos
y
lugares
donde
se
fabrican
las
técnicas
es
hacer
antropo
-
logia
de
salón.
Dado
que
losetnógrafos
tropica
-les
pueden
no
estar
familiarizados
con
el
trabajode campo en
losambientes
acondicionados de
la
ciencia
y la
tecnología,
quizá
resulte
útil
empezar
con
el
choque
cultural
que
sufre
todo
estudiantede
las
máquinas
racionalizadas,
eficientes
y
pro
-
ductivas
cuando
entra
en
el
taller
donde
se
pla
-
nean
y
producen.
En
marzo de
1988,
en
el
curso
de
un
estudio
etnográfico
sobre
un
revolucionario
sistema
de
metro
planeado
para
el
sur
de
París,
uno
de
mis
ínformantes
me
ofreció,
al fin,
una
visión
global
del
proyecto en
su
conjunto.
«II
y
a du
monde
lA
dedans,
hein?»
«(¡Hay
mu
-
cha
gente ahí dentro!,
¿eh?»),
dijo
mientras
des
-
plegaba
el
plano
maestro
del
sistema
Aramis
(fi
-
gura
1).
Pues
sí,
mucha
gente,
pero
sólouna
pequeña
parte
era
antropomórt~ica.
Unos
actores
llama
-
dos
«dobletes»
debían
viajar
independientemen
-te a
lo
largo
de
un
camino
(«la
vía»);
estos
acto
-
res
debían estar
exentos
de toda
agencia
humanapese
a
que
debían estardotadosde
movimiento
y
de
su
propio
proceso
de
toma
de
decisiones.
Para
lograr ese
resultado debían
delegárseles
nu
-
merosas
habilidades
bajo
el
nombre
de
«on
-
board
shunt»
o
«switch»
2 ~
Sin
embargo, esto
no
bastaba
para garantizar
el
suave
flujo
de
los
«do
-
bletes».
Otras
habilidades debían transferirse
a lavía,
que
debía
transformarsede
una
cinta de
ace
-
ro
longitudinal
y
continua en
un
código
de con-
duda
transversal,
discontinuo
y
muy ritualizado.
No
obstante,
los dobletes
y la vía
eran
controla
-
dos porotra
entidad
delegada
y
delegante
llama
-
da
«unité
de gestion de
tron9on
et
de
station»
(unidad
de gestión de
ramal
y
estación:
UGR);esta
entidad era
inmóvil,
pero
estaba dotada de
pensamiento,
con
la
habilidad de
enviar
y
recibir
mensajes
y
con
la
autoridad
de
aprobar, sellar
y
a
veces
revocar
las
decisiones tomadas
por
los
«dobletes»;
esta
entidad
estaba
a
su
vez
domina
-
da
por
un
cuarto
nivel
de
organización
llamado«Poste
de Commande
Central» (Puesto Central
de
Mando:PCM);este
PCM era
bastante
impo
-
tente,
ya
que
los dobletes
y
la
UGR
tomaban
por
si
solos
la
mayoría
de
las
decisiones
— y
lo
hacían
deprisa—,
pero
la
PCM podía
revocarlas
todas,
pulsar
alarmas
y
detener
todo
el
sistema.
Los
hu
-
manos
antropomórficos
iban
a
estar
situados
dentro
del
PCM;pero,
por
el
momento,sólo
eran
humanos-sobre-el-papel.
El
rompecabezas
de
este
sistema
de
cuatro
ni
-
veles
se
volvió
mucho
más
complicado
cuando
me
percaté de
queninguna
de
estas
entidades,
de
los dobletes
a
los
humanos,
estaba
dotada de
un
programa
completo
de
acción.
En
lugar
de
sercomo
las
mónadas de
Leibniz,
desenvolviendosuspropias visionesdel
mundo
independiente
-
mente
de
todas
las
demás
y
pre-armonizadas
por
Dios,
su
teología
se
parecía
más a la
de
Male
-
branche,
excepto
en
que
parecía
no
haber
Dios.
Tenían
que
tantear, negociar,
discutir,alertar,
tocar,
ver,
decir,
leer,
comprobar,
codificar
lo
que
cada
uno
de
los
demás
era
y
quería.
Para
ser
capaces
de
hacer
esto
tenían
que
estar
equipados
con
variossentidos
y
antenas
(documento
3).
Estaba habituado
a
hacer
etnografía
de
micro
-
sociedades
científicas;
sabía como cartografiarsus instrumentos, credibilidad, traducciones,modalidades
y
papeles
y
seguir
las
finas
y
largas
redes
de intercambios
y
relaciones
entre
los
 
-   a    
 a a
m  
 d    i      
 o
 o
N
 o 
 a
 O
 a
-
LI  
 e
 o
 o
1     
 o
 a
 t   u
- 0
 o o
 e
 5 
 o
w
 o
 di   
 0
E   t    o   g r   a f    í     a 
 d  e
 u
 c   a   s   o 
 d   e 
« al     t    a
 t    e  c  o l     o   g í     a »:  
 s   o  b   r    e  
r   a mi     s 
 7   9  
i     g ur   a
1                    
 J 
 o
z
 o
 o
 o
 e
w
E   
~
 O
 o
 C   o 
 e
 o
 a
 O aw
 O
~‘   
 <  u  
D
rn~
 t
.~
~
 5      
~
 u   a  
E       
 O
 O
 d    i      
L      O    
 O
 d i   
‘   0
 O
 o
w
 O
 a
P
 O
 a~
1        
 e
 >    
 a
z
 8      
z
 a
.
 o
L     i        i        
 d    i      
 <     u     
W
 d    i      
~..
L      O    
 o
 O
 d    i       d    i      
 o         ’                    
=n
W
 d  i    
 o    .
E       
 a
 o
 5 f   l   
 0
 5
1     
 d    i      
 C a
 C
 _
 o
 O
L     i        i        
 d i   ~
W
L      O    
 5
 0
 d  i    
m  
 o
 Ow
D
-~
 o
‘    o
 o 
 a
 e
 <               3                     
 e
 O
 u
 a
 e
L               O             
 d    i      
 o              ,
 d  i    
 O
. 0
 e
 O
 e 9 
 o
 o
 o        , 
 a
 a 
‘       o 
 o              ,
D
 d i   
A    
 o
 a
E   
 a
 u
 d    i      
 a
 0
E   
 a
 0
 d i   
L               O             
-v
 d    i      
 a ,
 o
 d    i      
 O
 e
 di   
 a
 O  )   
 o e
D
 e
 d    i      
. 0  O
 O  
 O
 o
 e
 a
 a
 O.
 t  u
 e
 o
 o
 o 
 di   
1-
i   ’   i   -’    o
 <D e
D a
 O      ,
 a
 a
 o S
    g    
 O’  
 d C
4       

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->