Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Intento de hacer a Hegel más comprensible

Intento de hacer a Hegel más comprensible

Ratings: (0)|Views: 117|Likes:
Published by Franklin Guevara

More info:

Published by: Franklin Guevara on May 14, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/07/2014

pdf

text

original

 
Intento de hacer a Hegel más comprensible
 Nos proponemos en pocas páginas trazar un esbozo comprensible de las ideas fundamentales deHegel, sin duda uno de los filósofos más complicados de leer y entender. Esta inevitable simplificaciónquiere introducir y hacer de entrada más asequible (aun a riesgo de algunas imprecisiones) un pensamiento que luego puede ser completado y profundizado.Se trata sobre todo de comprender bien tres conceptos fundamentales: la realidad, el espíritu y lahistoria, los tres entendidos como procesos dialécticos.
Introducción. Hegel como madurez de la filosofía occidental.
La filosofía de Hegel supone la madurez del pensamiento occidental (o, cuanto menos, del pensamiento moderno). Madurez no quiere decir simple
mente “cima”, pero sí “final” de una andadura.
Es la culminación del racionalismo moderno, de la razón moderna, así como de una determinadamanera de hacer metafísica. Después de Hegel, sintomáticamente, la metafísica como sistema de pensamiento que abarque y explique toda la realidad será algo raro, algo cada vez menos posible.Sabemos que Hegel intenta asimilar e incluir en su filosofía (eso sí, superada) toda la tradición,esto es toda la historia anterior de la filosofía. Pero, concretando más, se podría decir que él intentahacer la síntesis del pensamiento griego y el pensamiento moderno. La filosofía griega pensóespecialmente la naturaleza (physis), culminando en el concepto aristotélico de sustancia; la filosofíamoderna, desde Descartes y en su línea de inspiración cristiana, se propuso comprender el espíritu, laconciencia, el sujeto del conocimiento. Pues bien, Hegel quiere pensar la síntesis de estos dosconceptos (su unión y no sólo su separación) de naturaleza y espíritu.Si queremos caracterizar de modo sencillo en qué consiste lo que distingue, según Hegel, la Naturaleza del Espíritu, nos encontramos con una fórmula simple. La naturaleza es eso que está ahí. Yel espíritu es esto que soy yo mismo. Naturaleza es, por tanto, estar ahí; como diría Hegel ser en sí.Espíritu es ser para mí, ser para sí, mismidad.Pensar la síntesis de naturaleza y espíritu quiere decir también pensar la unión entre realidad yconciencia, entre lo objetivo y lo subjetivo, entre lo exterior y lo interior, entre sentidos y razón. Ensuma, entre lo finito y lo infinito, entre Dios y el mundo, entre el Creador y su creación.
La dialéctica como unión y superación de los contrarios.
Para pensar y comprender la unión de los contrarios se hace necesario, según Hegel, un nuevo tipode pensamiento, se hace necesaria una nueva lógica: no ya la lógica tradicional, aristotélica, asentadasobre el principio de no contradicción (no se puede afirmar y negar una cosa al mismo tiempo y en elmismo sentido), sino la lógica dialéctica. Esta lógica hegeliana afirma que, más allá del entendimiento,que procede oponiendo conceptos (viendo el límite en todas las cosas), está el poder dialéctico yespeculativo de la razón que primero niega para afirmar después en un nivel más alto: primero niega loque afirma el entendimiento y, posteriormente, afirma o asume tanto la primera tesis o afirmación delentendimiento como la negación de esa tesis (antítesis), llegando así a la síntesis donde son superadas yconservadas a un tiempo tanto la verdad de la tesis como la de la antítesis. Un ejemplo vivo de esto podría ser: a) Tesis: yo soy yo (identidad); b) Antítesis: yo no soy yo, yo no soy nunca el mismo(carezco de identidad como algo fijo, permanente); c) Síntesis: yo soy yo y no soy yo. Yo soy el queseré (mi identidad es un perpetuo hacerse o devenir). Dicho de otro modo: lo que soy ahora es unmomento necesario e insustituible de mi realidad; pero eso que soy tiene que ser negado, pues eso esfinito y pasajero; finalmente, seré plenamente al final de mi proceso vital (acaso un proceso infinito) ocuando sepa que soy, yo también, absoluto.El Absoluto como síntesis donde se resuelve, sin aniquilarse, toda dualidad.
 
Para comprender toda la realidad (toda la realidad y cualquier realidad) hay que comprenderla enrelación con lo Absoluto. Para comprender cualquier cosa finita, hay que ponerla en relación con loinfinito. En seguida hablamos de ello, pero antes recordaremos que lo real es para Hegel lo activo, loque tiene capacidad para desplegarse a partir de sí mismo. Por eso lo real es un proceso u devenir ollegar a ser. La realidad es sustancia pero también sujeto. Como sustancia es lo permanente, lo esencial,lo que se objetiva o exterioriza (en lenguaje religioso: El mundo como la objetivación o exteriorización
 – 
o la negación- de Dios); como sujeto, es conciencia, espíritu que conoce, capacidad de interiorización,vuelta a sí mismo.Pues bien, para Hegel el Absoluto es sustancia y es sujeto. Su mejor definición es decir que esespíritu infinito (el buen infinito, que no está separado de lo finito, sino que lo incluye dentro de sí.Pues, en efecto, lo finito no puede limitar o poner límites a lo Absoluto). Lo Absoluto es Dios o, comotambién lo llama Hegel, la Idea (la Idea es el concepto adecuado del Absoluto).Hay que darse cuenta de que para Hegel no conocemos de verdad ninguna cosa si no es en surelación con el Absoluto (saliendo, por así decir del Absoluto, como un momento
 – 
finito peronecesario- del Absoluto). La verdad es la totalidad. Por tanto, el Absoluto sólo existe concretándose yencarnándose en todas las cosas (en la naturaleza y el espíritu finitos). Por eso no se puede definir elAbsoluto, ni hay que pensar que el Absoluto sea una cosa absoluta, sino el fundamento absoluto detodas las cosas.Decir que todo es espíritu absoluto, que todo es el absoluto, quiere decir que nada tiene ser, ni es por tanto verdaderamente conocido, repetimos, si no es entendido en su última raíz, como un momentode la vida infinita. Por eso dice Hegel que la verdad no se encuentra en la cosa, nunca se encuentra enel resultado concreto, provisional (esto es decisivo para entender la historia en Hegel). El resultadosería como el cadáver que ha dejado en pos de sí la tendencia que lo engendró. Lo verdadero
 – 
diceHegel- no es el resultado sino el todo; aquello que vincula el resultado a su principio o fundamento.
El sistema hegeliano.
A esa relación o articulación que guarda cada cosa con su fundamento absoluto lo llama Hegelsistema. La filosofía ha de ser sistemática, ha de ser un sistema de todos los conocimientos, si quiereser un saber absoluto o total del Absoluto. Pues bien, el sistema hegeliano tiene tres partes: LÓGICA,FILOSOFÍA DE LA NATURALEZA y FILOSOFÍA DEL ESPÍRITU.La Lógica, que es como la Metafísica hegeliana, pues expone y desarrolla las determinacionesconceptuales del Ser (los modos en que se puede y debe pensar lo real), del Absoluto. Sería la Ideaestudiada en sí misma (Dios antes de crear el mundo, dice Hegel). [Esto correspondería al momentoabstracto del entendimiento. Tesis, en el proceso dialéctico].La Filosofía de la Naturaleza o estudio del mundo en diferentes niveles (mecánica, química, física, biología, geología, etc.), pero del mundo o naturaleza como lo otro del espíritu, como la autonegación oalienación de Dios. Sería la Idea fuera de sí misma (el resultado de la creación, como algo finito).[Momento negativo-racional. Antítesis].La Filosofía del Espíritu o la exposición de la toma de conciencia que hace el espíritu de sí propio,desde su emerger en y desde la naturaleza hasta convertirse en espíritu absoluto. Es la parte másimportante, sin despreciar la primera, del sistema hegeliano. Sería la Idea para sí, o mejor, en sí y parasí (Dios realizado y realizándose en y más allá de su Creación). [Momento positivo-racional oespeculativo. Síntesis].
El concepto de Espíritu.
Hegel define el Espíritu como libertad. Esta es la esencia del espíritu. Bien entendido que lalibertad supone o implica la autoconciencia, el conocimiento de sí mismo, pues, para Hegel, somos loque de verdad conocemos. La voluntad racional que quiere la libertad, para uno mismo y para todos los

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->