Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ACUERDO DE SUCHITOTO.pdf

ACUERDO DE SUCHITOTO.pdf

Ratings: (0)|Views: 222|Likes:
Published by soberaniapopular

More info:

Published by: soberaniapopular on May 14, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/09/2014

pdf

text

original

 
 
ACUERDO DE SUCHITOTO
Representantes de organizaciones sociales y de derechos humanos de Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Alemania y Holanda preocupados por la desbordada violencia e inseguridad que se vive en la región, reflejada en las múltiplesviolaciones contra los derechos humanos y de los pueblos, la ausencia de oportunidades paralas y los jóvenes, y el creciente deterioro de la calidad de vida para la mayoría de la población,nos reunimos entre el 24 y 26 de abril en Suchitoto, Cuscatn, El Salvador, en el
ENCUENTRO REGIONAL SEGURIDAD Y DERECHOS HUMANOS,
 para discutir yreflexionar sobre estas problemáticas y las consecuencias para la vida de nuestros pueblos.
 CONSIDERANDO:
Que en los Estados de la región, se impone una visión en la que los intereses del comercio y lainversión se han sobrepuesto a la persona humana, cuyo valor es definido por su capacidad decompra y consumo, al tiempo que los derechos humanos son considerados como mercancías.Que la causa estructural de la violencia y la criminalidad es el sistema económico neoliberal y patriarcal imperante, que genera exclusión, inequidad, desigualdad y pobreza; cuyos mayoresimpactos lo enfrentan las mujeres y las comunidades vulnerables.
1
 
Que la criminalidad organizada y sus acciones de narcotráfico, contrabando, tráfico de armas,trata de personas, entre otras actividades criminales, han alcanzado una fuerza que sesobrepone a las capacidades institucionales de los Estados y se han convertido en el negociomás lucrativo de los últimos tiempos.Que la inefectividad de algunos Estados para garantizar seguridad, justicia y condiciones devida digna a la población, ha aumentado el riesgo de que su lugar llegue a ser ocupado, o seaocupado cada vez más por la pandilla, el narcotráfico y otras expresiones organizadas deviolencia y criminalidad.Que el recurso cada vez más sistemático a la represión de la protesta y la criminalización dedefensores y defensoras de derechos humanos, atentan contra el ejercicio democrático de losderechos.Que las empresas transnacionales, con la tolerancia y apoyo de los Estados, son sujetosvioladores de derechos humanos, cuyas acciones generan flexibilización laboral, destrucciónambiental, desplazamientos de grupos humanos y persecución y amenaza de defensoras ydefensores de derechos humanos.Que la política antinarcóticos estadounidense no cuestiona su rol de primer mercado de lasdrogas y ha utilizado la producción como excusa para la militarización y securitización de lasAméricas, a través de políticas como el Proyecto Mesoamérica, el Plan Colombia, la IniciativaMérida y ahora el Plan CARSI en Centro América, que se han constituido en mecanismos parael control del territorio y la defensa de intereses económicos de empresas transnacionales, conlas consecuentes violaciones a derechos humanos que han implicado su puesta en marcha.
POR TANTO, REAFIRMAMOS:
La primacía de la dignidad humana y los derechos humanos de los pueblos y de la MadreTierra, sobre los acuerdos comerciales, la mercantilización de la vida y los intereses del capitaltransnacional.La aspiración de una vida digna para todos los hombres y las mujeres de la región; lo quedemanda el fortalecimiento de los Estados nacionales y el cumplimiento de sus obligaciones derespeto, protección y realización de los derechos humanos.
2
 
La necesidad ingente de políticas incluyentes, libres de estereotipos y discriminación, basadasen la nacionalidad, género, diferencias culturales, condiciones económicas, opiniones políticaso identidades sexuales.Que es nuestro anhelo contribuir a la construcción de una visión conjunta de “región segura” basada en los derechos humanos y la consolidación de un sujeto político regional quecontribuya a su consecución.
ACORDAMOS:
1.
Fortalecer un enfoque de seguridad integral que reconozca las múltiples dimensiones dela noción de seguridad: personal, comunal, ciudadana, política, alimentaria, económica,sanitaria y ambiental; que se fundamente en los derechos humanos y responda tanto alas amenazas derivadas de los diferentes tipos de criminalidad, como a los efectos delmodelo económico y las contingencias ambientales que pueden poner en riesgo la viday derechos de los pueblos.
2.
Propiciar debates públicos sobre la redefinición del concepto y estrategias de seguridad,que superen la respuesta militarista, la estigmatización juvenil y limitada al sistema penal.
3.
Reconocer las iniciativas y prácticas comunitarias, indígenas y populares de modelos derespuesta a los conflictos basados en el diálogo, la resolución alternativa de conflictos,la reparación del daño y en la prevención de las violencias; contribuyendo a laorganización popular comunitaria como forma de fortalecer su potencial político enreconocimiento y defensa de sus derechos humanos, frente a los poderes fácticos.
4.
Incidir para que las poticas blicas en materia de seguridad, se formulen eimplementen perspectiva de género, de manera que contribuyan a la prevención yatención de la violencia contra las mujeres, agravada hoy por la violencia ycriminalidad en la región.
5.
Continuar fortaleciendo las instituciones de veeduría, auditoría social y de defensoría pública en los Estados, buscando así la erradicación de la corrupción y de la impunidad.
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->