Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mills, Joy - Vivir en El Ojo de La Tormenta (Art)

Mills, Joy - Vivir en El Ojo de La Tormenta (Art)

Ratings: (0)|Views: 164|Likes:
Published by Xangot

More info:

Published by: Xangot on May 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2014

pdf

text

original

 
VIVIR EN EL OJO DE LA TORMENTA
Joy Mills
The Theosophist 
, Julio 1986En el primer Capítulo del BHAGAVAD GITA, el narrador- Sanjaya- describe lo que debehaber sido un increíble sonido penetrante y un espantoso estruendo cuando, con las palabras delmismo GITA: "...
las caracolas marinas y los timbales, los tambores y cuernos de guerra soplaron súbitamente y el estruendo era tumultuoso
". El narrador continuando la descripción dela escena, con todos sus ruidos concominantes agregó: "
 Aquel tumultuoso estruendo desgarró el corazón de los hijos de Dhritarashtra, estremeciendo el cielo y la tierra sus sones
."Tan vívida en verdad es la descripción del tumulto causado por los dos ejércitos en guerraque casi se puede oír el fragor de los instrumentos presagiando la batalla y sentir internamente elterror del conflicto inminente.Puede ser que nosotros no estemos soportando un conflicto en tan amplia escala como elque parece retratar una exotérica lectura del GITA, pero seguramente el tumultuoso estruendo delas caracolas está en todo nuestro alrededor de manera simbólica comparable a la situaciónenfrentada por Arjuna, suponiendo que leyéramos el GITA en su significación esotérica .Las nubes de tormenta se juntan y ansiosos como lo estaba Arjuna, tembloroso e indeciso,confundido y descarriado, representando ese estado en el cual se siente el hombre ante lo queaparentan ser fuerzas demoníacas desatadas en el mundo.Matthew Arnol lo describbien. "
Y aquí estamos como en una oscurecida llanuraarrasada por confusas alarmas de lucha y combate, donde los ignorantes ejércitos chocan en lanoche
". No es mi propósito seguir una interpretación del GITA, sino simplemente usar la escenadel primer capítulo como símbolo de nuestro propio tiempo y condición. Sin embargo, debeagregarse otro punto más altamente significativo, porque nos da la clave, creo, para nuestrarespuesta, si queremos enfrentarnos a las circunstancias en las cuales hoy nos encontramos.Mientras Arjuna temblaba de terror ante el estruendo y la visión que lo acometían, a pesar deeso, se dirigió al que guiaba su carro, el divino Krishna, llamándolo "
Oh, Arhyuta
", (un apelativoque significa simplemente inalterable, inconmovible) para que lo pusiera en el centro del campo."
 En medio entre los dos ejércitos
, -le dijo-,
 pon mi carro
...”.La necesidad de moverse hacia el centro.Esta es, creo, la urgente necesidad para cada uno de nosotros hoy: Ir hacia el centro y allí poner nuestro carro, porque solamente estando en el centro podemos comenzar a observar todo elcampo de la existencia. Sólo cuando el carro en el cual viajamos está detenido nos encontramosen la posición de comprender la manera de actuar correctamente. Identificarse con una parte u
1
 
otra de las que están en conflicto es como ser movidos por los vientos de la fortuna, arrojarse conímpetu aquí y allí sin ninguna razón y sin entendimiento.Cuando todo el mundo alrededor nuestro está en llamas , cuando suenan todas las caracolasmarinas de la miseria humana, seguramente decimos que lo que se pide es acción, no un estarsequieto sino en movimiento. Estamos convencidos que no hay tiempo para observar tranquilamente desde el centro, la tormenta ruge ¡Debemos actuar!  No obstante hagamos un momento de pausa. En un anaquel sobre mi escritorio hay unahermosísima estatuita de bronce de Krishna (un regalo de mis colegas de Adyar cuando dejé lavicepresidencia); Krisnha está en una postura tradicional, descansando muy ligeramente enapariencia sobre una pierna y con la otra cruzada al frente, con los dedos del pie tocando el suelo.Está tocando la flauta, produciendo apenas un sonido para mitigar el estruendo de caracolas ytamboriles, En su cara hay una expresión de total tranquilidad, de indecible paz. Toda la posturaes de aquellas que transmiten armonía y serenidad. Hay, si puedo decirlo así, un sentido deacción en medio de la inacción; por encima del ruido y tumulto de la tormenta, está la pura ysuave música de la flauta apaciguando el alboroto del mundo. Quizás, entonces, haya llegado elmomento de considerar la importancia de moverse hacia el centro, donde puede detenerse elcarro de nuestra personalidad, donde puede oírse la voz del inalterable, donde podemos encontrar el secreto de la recta acción, El Secreto Real que el mundo está buscando.En estos tiempos ciclónicos, cuando todo lo que parecía seguro está siendo barrido en lafuria de las tormentas que braman a nuestro alrededor, podemos recordar que en el ojo de latormenta se encuentra la extrema quietud. Hablando figurativamente, aquí seguramente es dondeel teósofo está en su sitio. El entiende, como lo hizo el sabio Taoísta, lo que el
Tao-Teh-Ching 
hallamado con tan justa razón "
el beneficio de la existencia y el uso de la no existencia
”.Hay traducciones de esto que es la s famosa exposicn de la utilidad de la no-existencia; pero citemos la que aparece en
 La Luz Guidadora de Lao Tse
, por Henry Wei,edición
Quest Book 
:
Treinta rayos convergen en el cubo de una rueda,es donde hay no-ser (espacio hueco)Que se encuentra la utilidad de la rueda.Se moldea la arcilla en bajel, Es donde existe el no-ser que se encuentra la utilidad del bajel.Se cortan puertas y ventanas para hacer una habitación : Es donde existe el no-ser Que se encuentra la utilidad de una habitación. Por lo tanto, mientras el ser es valisoso,es el no-ser lo que es útil.
 ¿Significa eso que se debe dejar de existir, para convertirse en la nada, un cero en laexistencia?, o indica una nueva modalidad del ser, una modalidad en la cual la acción procede deun centro quieto?.Tal vez la forma más elevada de acción, de correcta acción o verdadera acción, no seatanto una acción, sino paradójicamente, una presencia.
2
 
Una vez más, para citar al Tao:
Volver a la raíz significa quietud;quietud significa renovar la vida...
 Y era así como Lao Tse hablaba del pre-requisito esencial para una vida significativa."
Conserva la quietud con todo tu ser 
”.Es en esa quietud tan perfectamente representada en mi pequeña estatua de Krishna, tan bellamente y sucintamente expresada por el salmista David en la extrema sencillez de las palabras:
 Aquiétate
.El poeta T. S. Elliot, hablaba de esa quietud en "el tranquilo punto donde el mundo se davuelta", y el místico poeta irlandés, A.E. escribió acerca de
ese "centro dentro de nosotros en el cual convergen todos los hilos del universo
”, un centro que es sumamente tranquilo y sinembargo sirve como espejo para todos los eventos.Es bastante fácil ser temerario en la acción, bastante fácil correr de cabeza en la actividadcon un frenesí nacido del entusiasmo de estar listo para hacer todo. Aún podemos experimentar un sentido de culpa si nos detenemos un poco, mientras alrededor nuestro los demás se estánagotando en una multitud de tareas interminablemente ocupados aún en lo que ellos (y nosotros)estamos inclinados a llamar "buenas acciones".Particularmente como teósofos podemos sentir algunos escrúpulos de conciencia cuandose nos pregunta: (como suele a menudo suceder), pero, ¿qhacen Uds. para aliviar lossufrimientos de la pobre humanidad? " No estoy sugiriendo que no hagamos nada de nada, ni que nos sentemos en constantecontemplación del vacío, o que volvamos las espaldas a la acción o al cumplimiento del trabajo benéfico. Más bien, quisiera manifestar que la filosofía teosófica da un nuevo significado a laacción, puede indicar, una nueva modalidad que es una senda de servicio a través de la presencia;es decir, que la propia presencia en el mundo actúe de tal manera como para transformar almundo.Tal vida es la que se vive en el centro, en el ojo de la tormenta.La psicología contemporánea reconoce ciertamente que una sola poderosa persona puedeempujar a todas las masas de pueblo hacia vórtices de desorden interno o externo. La historiaesta llena de los recuerdos de tales individuos, cuya propia turbulenta excitación atrapó la pasióny el frenesí de todos los que estaban a su alrededor...(la lista es casi interminable). Así también la psicología reconoce la influencia del individuo ordenado, el único que,integrado y armónico internamente, crea un centro de calma exteriormente.La historia proporciona también los ejemplos del Gran Hombre, cuya grandeza descansa enla presencia de su existencia en el mundo; desde Krishna a Cristo, estos son los Buddhas –losDespiertos- que nos llaman a encontrar el centro y vivir allí.
Furia y Paz
.
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->