Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Jose Pablo Feinmann - Cinco Imprudencias Sobre Kant

Jose Pablo Feinmann - Cinco Imprudencias Sobre Kant

Ratings:
(0)
|Views: 16|Likes:
Published by gnopata

More info:

Published by: gnopata on May 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/12/2013

pdf

text

original

 
A 200 AÑOS DE SU MUERTE
Cinco imprudencias sobre Kant
Por José Pablo Feinmann
Se sabe: lleva muerto doscientos años y todos se han largado a hablarsobre él. Tal vez porque está vivo, porque nunca se murió, porque nadielogró sacárselo de encima. Su sombra, su fantasma o lo que sea recorre lafilosofía de Occidente. Veamos por qué.Primera imprudencia: Descartes –aunque no lo haya hecho empíricamente–le corta la cabeza a Luis XVI. Cuando –en Holanda, con miedo, con frío, junto a una estufa– se permite dudar de todo destroza el orden sacralizadoaristotélico tomista. Si un hombre duda de todo (en el siglo XVII, parapeor) está dudando centralmente de lo indubitable para la ratio escolástica:está dudando de Dios. El sujeto de la modernidad capitalista surgebelicoso, desafiante, deja todo atrás. Descartes, al dudar de Dios, instalala duda sobre todo aquello que “Dios” ha venido consagrando. El poder delos reyes, entre otras cosas. Quienes postulaban gobernar por derechodivino. Descartes pone al logos, a la razón, al hombre en lugar de Dios ylos reyes ya no pueden ampararse en el poder de la divinidad. Son, así,sometidos al poder de los hombres. Que les cortan la cabeza en laguillotina durante los días agitados, burgueses, capitalistas de laRevolución Francesa. Que tanto admiraron Kant, Hegel y –por supuesto–Marx, gran pasionario de la dinámica transformadora del capitalismo. Todo,pues, claro: desde el siglo XVII, un filósofo, Descartes, declara la muertede Dios. Inaugura el reino de la razón, del sujeto. Así, en el Discurso delmétodo se dice “Dios ha muerto” antes que en La gaya ciencianietzscheana. De otro modo. Desde el sujeto cognoscente que –a partir desí mismo– va a “constituir” (palabra kantiana, no cartesiana) un “mundo”.Pero Kant va más allá que el holando-francés. Descartes es el primerbalbuceo de la burguesía en su apropiación de la “realidad”. Faltaba.Segunda imprudencia: La hipótesis de trabajo es la siguiente: el sujeto delidealismo subjetivo se “apropia” de la realidad acompañando (con mayor omenor simetría) el proceso histórico por el cual la burguesía capitalistaculmina la misma empresa. La “conquista” total se va a dar con Hegel y laRevolución Francesa. Ahí, cuando “toda” la realidad (todo el Poder, eleconómico y el político) esté en manos de la burguesía capitalista.Kant no llegó a expresar ese momento. Pero se acercó a él más queDescartes. Kant no tiene problemas con la res extensa (el mundo exterior).Recordemos: el gran problema de Descartes era “salir” del sujeto y conocerla res extensa, ya que la res cogitans la tenía asegurada. Recurre,lamentable pero comprensiblemente, a la veracidad divina. Se le mete Diosde nuevo. Si veo que “ahí” hay algo es porque sí, porque lo hay, porqueDios es bueno y veraz y no podría engañarme. A Kant no le importa la “veracidad divina”. Kant no “sale” del sujeto. Busca en él todo lo quenecesita. Es el sujeto el que va a constituir la realidad.La solución es brillante: buscar la condición de posibilidad del conocimientono en las cosas sino en el sujeto. Se vuelca sobre él. Y allí encuentra elespacio, el tiempo y las categorías del entendimiento. Con este andamiajecategorial el sujeto enfrenta la “realidad” y la “constituye”. Esa realidadque el sujeto constituye es la realidad que el sujeto funda; no es “larealidad”, es el “objeto”. “Sólo hay objetos para un sujeto.” Un gran paso
- 1 -
 
adelante de la burguesía. La “realidad” ahora es “nuestra”. Nosotros lahacemos, la constituimos. El sujeto capitalista burgués “constituye” sumundo. El “mundo de la experiencia posible”. Eso que las cosas sean en sí al sujeto kantiano le importa poco. El conocimiento empieza por laexperiencia pero no se reduce a la experiencia. Kant fue excesivamentecortés con Hume. Como buen “empirista”, Hume se detenía, satisfecho, enla experiencia. “Esto es así porque es así. El único fundamento quetenemos es el hábito.” ¡Cómo no iban a ser empiristas los ingleses! El granImperio Productor de Mercancías rinde culto a lo empírico, a lo cósico, ensuma: a la mercancía. Para un alemán, no alcanza. Kant busca un criteriouniversal y necesario. Lo encuentra en el sujeto. El sujeto constituye “su” mundo, el de la “experiencia posible”. Más allá, hay otro: el de (si se mepermite decirle así) la “experiencia imposible”, que Kant llama “nouménico”.No sabemos qué es “eso”. El sujeto conoce lo que el sujeto “crea” (constituye). Y lo que el sujeto crea es el objeto. Lo que el objeto (que es “cosa” al salir del esquema cognoscitivo) sea en sí a Kant no le preocupa.Hay un mundo y es el mundo del hombre.Tercera imprudencia: Kant es el genio del Iluminismo. Un iluminista esalguien que encuentra un desajuste entre su razón y la “realidad”. Ergo,transforma la “realidad” según los postulados de su razón. Ergo, es un “revolucionario”. De esta forma, la Revolución Francesa alumbra a Hegel. Elcapitalismo ha tomado el poder político, les cortó la cabeza a los reyes yestablece su dominio total sobre la realidad. ¿Cómo no habría de aparecerel gran filósofo del capitalismo para decir: “Todo lo racional es real, todo loreal es racional”? “Nuestra” razón (la burguesía) se ha apropiado de “toda” la realidad. Llegó la hora del “idealismo absoluto”. Ya no hay cosas en sí.¡Hasta las cosas en sí son nuestras, dice la burguesía, dice Hegel! Ya nohay un “más allá” incognoscible para el sujeto. La sustancia es sujeto y elsujeto es sustancia. En suma, si Kant se detiene ante la cosa en sí esporque el poder burgués aún no era total. Con Hegel se ha apropiado detodo. La “cosa en sí” es, ahora, capitalista. Hegel cierra el círculo y da porterminada la Historia.Cuarta imprudencia: La “permanencia” de Kant es la del formalismo. Unformalismo impuesto desde un sujeto constituyente que posibilita un “mundo”. Esto es devastador para quienes le siguieron. Ocupémonos de losgrandes. Heidegger detiene la escritura de Ser y tiempo cuando advierteque no ha salido de Kant. No ha superado el trascendentalismo kantiano.Sigue partiendo de un sujeto que constituye un mundo. A este sujeto Kantlo llama trascendental. El Dasein es el “ser ahí”. Heidegger parecíasatisfecho con esto. El “estado de yecto”, el “arrojo” temporalizante delDasein al mundo, el ser-en-el-mundo le había hecho creer el “olvido deKant”. Pero no. El Dasein es también el “ahí del Ser”. El Dasein (el “hombre”, digamos) es el ente, el único ente que se pregunta por el ser.(En la célebre fórmula de Heidegger: “El hombre es un ente cuyo serconsiste en irle éste”. El único que se hace la pregunta central de lametafísica: “¿Por qué hay algo y no más bien nada?”) En suma, en Ser ytiempo, el Dasein ocupa la “centralidad”. Sin “hombre” no hay pregunta porel ser. Es por el Dasein que la pregunta por el ser adviene al mundo. Yluego Heidegger abunda en simetrías kantianas. Los utensilios del mundoadquieren su sentido por los proyectos del ser-ahí. ¡Y los existenciarios!¿Hay algo más peligrosamente parecido a las categorías kantianas delentendimiento que los existenciarios de la ontología analítica de Ser ytiempo? Heidegger se da cuenta y no escribe más. El libro quedainconcluso. Era sólo un gesto neokantiano. Así nace el Heidegger II. El quebusca huir de Kant y huye del Dasein y cae en ese largo camino inconcluso
- 2 -

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->