Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El estado crítico de la Crítica

El estado crítico de la Crítica

Ratings: (0)|Views: 19|Likes:
Published by Xero GL
Planteamiento de la necesidad de más individuos críticos, que puedan abonar a al construcción de una sociedad menos desigual.
Planteamiento de la necesidad de más individuos críticos, que puedan abonar a al construcción de una sociedad menos desigual.

More info:

Published by: Xero GL on Apr 14, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/15/2009

pdf

text

original

 
10-04-2009No tenemos ni el uno por ciento de los críticos que necesitamosEl estado crítico de la CríticaFernando Buen Abad DomínguezRebelión/Fundación Federico Engels/Universidad de la FilosofíaLos mediocres asustados se vuelven represoresOtro de los efectos perniciosos del modelo neoliberal ha sido la cancelación opersecución del pensamiento crítico en el campo de la Cultura. Uno tras otro losespacios para la enseñanza, la práctica y la publicación, que supieron calar hondoy denunciar los subsuelos ideológicos neoliberales, han sido cercenados,perseguidos y desparecidos por la vía de la violencia física, del chantaje ytambién por la vía de la violencia económica. Si me criticas te aniquilo.Eso hicieron los monopolios culturales burgueses llevados por su anhelo desecuestrar la producción, la distribución y los mercados y tercos en imponer a-críticamente fetiches de moda y, desde luego, precios de temporada intelectual.Sea otoño o sea invierno. La pasarela cultural de los burócratas burgueses notolera la crítica simplemente porque desnuda el juego perverso del sinnúmero de debaratijas decorativas que se venden a precio de triunfo moral y cargos defuncionarios. Millones de cócteles lo atestiguan.El corazón burgués de los empleados gubernamentales, encargados de ejecutar suspolíticas culturales, destila también odio de clase, destila el odio de la codiciay destila el néctar de las mafias que defienden sus cargos a toda costa. ¿Cómo vana admitir la crítica? Antes que eso, gastan millonadas en comprar lisonjasculteranas -cuanto más eruditas mejor- y sueltan a sus lacayos para que imprimanrevistas, panfletos, secciones culturales y hasta suplementos en periódicosmansos. El neoliberalismo cultural, que ha asesinado y ahogado las mejoresherencias y los mejores espacios para la crítica, ha proliferado en publicacionesy edificios (contractualmente correctos) para envolver cuidadosamente su vaciedad.Hoy tras décadas de neoliberalismo en la cultura los sueldos son peores, las becasmás sectarias, los apoyos direccionados por el amiguismo, el analfabetismo es máscrudo y crece, la educación artística es una miseria, el saqueo cultural no tienefreno, los intelectuales y los creadores cada vez más maltratados (sin seguridadmédica, sin vacaciones, sin ayudas para libros o materiales de trabajo... sinjubilación) y sin espacio para la crítica. Si me criticas te despido del trabajo,te quito la beca, te corto las ayudas. ¿Alguien lo ha visto?“Hace prácticamente siete años, en estas mismas páginas se daba cuenta de laexistencia de siete suplementos culturales en las ediciones de fin de semana delos principales diarios de la capital: “Sábado” (unomásuno), “La Jornada Semanal”(La Jornada), “Arena” (Excélsior), “La Crónica Dominical” (La Crónica de Hoy), “Elángel” (Reforma), “El Semanario Cultural” (Novedades) y “El Gallo Ilustrado” (ElDía). Hoy, de aquellos siete, sólo quedan dos, “La Jornada Semanal” y “Elángel”...”1Se trata de una persecución que ha sido feroz. A diestra y siniestra los amos y

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->