Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Malas NoticiasMalas y peores noticias en la Capitanía General de Venezuela en tiempos de la Revolución Haitiana

Malas NoticiasMalas y peores noticias en la Capitanía General de Venezuela en tiempos de la Revolución Haitiana

Ratings: (0)|Views: 22|Likes:
Published by Alejandro E. Gómez
In Frédérique Langue y Sandra Jatahy Pesavento (coords.), Sensibilidades na história: memórias, singulares et identidades sociais. Porto Alegre: Editora da UFRGS, 2007, pp.205-238.
In Frédérique Langue y Sandra Jatahy Pesavento (coords.), Sensibilidades na história: memórias, singulares et identidades sociais. Porto Alegre: Editora da UFRGS, 2007, pp.205-238.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Alejandro E. Gómez on May 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/19/2014

pdf

text

original

 
 
Para citar este trabajo:
Alejandro E. Gómez, “Malas y
peores noticias en la Capitanía General de Venezuelaen tiempos de la Revolución Haitiana (Eventos,novedades y rumores en la Capitanía General deVenezuela vinculados a los conflictos suscitados en lasAntillas Francesas,
1791 y 1804)”
, in FrédériqueLangue y Sandra Jatahy Pesavento (coords.),
Sensibilidades na história: memórias, singulares et identidades sociais
. Porto Alegre: Editora da UFRGS,2007, pp. 205-238.
 
...corre entre los libres y esclavos de la Serranía [deCoro], muy válida la noticia de la toma de la isla españolade Santo Domingo por el negro Tusén, y que manifiestangran regocijo y alegría con ella usando el estribillo deanda fíate de Tisón, respondiendo él a quien se lo dicen
éso
es para que lo vean...
1
 Auto proveído por el Teniente Justicia Mayor de CoroCoro, 26 de febrero de 1801
L
a Capitanía General de Venezuela, por su posición geográfica y factores climáticos(vientos y corrientes), siempre estuvo muy vinculada a las colonias no españolas en elCaribe. Con ellas había mantenido fluidas relaciones comerciales desde el siglo XVII,pese a las limitaciones que intentaron imponer las autoridades metropolitanas. En laúltima década del siglo XVIII, cuando la influencia de la Revolución Francesa comenzó agenerar conflictos entre las poblaciones franco-antillanas, esas autoridades, en su afánpor evitar que los mismos se extendiesen hacia los dominios bajo su mando, debierontomar en cuenta una cantidad sin precedente de informaciones (informes oficiales,reportes de espías, relatos de marinos y hasta rumores), las cuales fueron consideradas,como era costumbre en una región tan transitada como el Caribe, sin importar que tanabsurdos o triviales pudiesen parecer ni cual fuere la fuente.
2
 En un principio las informaciones que llegaban a Tierra Firme despertaban unasensación lejanía, por lo que la naturaleza de las medidas tomadas por las autoridadeslocales tuvieron un sentido profiláctico; y es que entre 1789 y 1795, los temores de loshabitantes de la Capitanía General de Venezuela parecían coincidir con los de suscompatriotas peninsulares, en torno a la preocupación que en todos despertaba lo quepasaba al otro lado de los Pirineos. Ello se debió a que las colonias españolas enAmérica, al igual que la Metrópoli, habían sido invadidas desde el comienzo del procesorevolucionario francés por grandes cantidades de material propagandístico alusivo a losideales de cambio jacobinos.De acuerdo a las informaciones que llegaban a España desde Paris, esa suerte deinvasión ideológica respondía a una estrategia bien planeada desde el seno de la
Asamblea Nacional, la cual tenía como propósito el de “
seducir persuasivamente” 
a loshispanoamericanos para que se sacudiesen el yugo de la dominación española
.
Esta
alarmante situación dio pie para que se conformara una suerte de “
cordón sanitario
”,
1
 
 Auto proveído por el Teniente Justicia Mayor de Coro
… *Coro, 26 de febrero de 1801+ Archivo General de
la Nación (Caracas), Sección: Gobernación y Capitanía General, tomo XCV, folio 217, t.XLVI, f.311 [En losucesivo: AGN, GCG o sección, t.#, f.# o ff.#]
2
 
Durante el siglo XVIII existió una cantidad de lo que J. Scott llama “viajeros transeúntes” (
transient travellers
); es decir, embarcaciones mercantes y corsarias que trasgredían los límites de los distintosimperios, y que no tenían una patria aparente por el carácter plurinacional de sus tripulaciones. En ellosdebían confiar las distintas autoridades de la región, si querían estar informadas de las últimas novedadesacontecidas a ambos lados del Atlántico.
Julius C. SCOTT, “Crisscrossing Empires”. En: R. Paquette & S.
Engerman (ed.), The Lesser Antilles in the Age of European Expansion. Gainesville: University Press of Florida, 1996, pp.132-133 [Trad. Inglés por el autor]
 
mediante el cual se pretendió impedir
la promoción de los ideales de “
independencia eirreligión
” entre los pobladores de las colonias españolas en América.
3
 En lo que respecta a la Capitanía General de Venezuela, desde el mismo 1789, sugobernador, Don Juan Guillelmi, había recibido comunicaciones del MinistroFloridablanca en las que le advertía de aquella peligrosa situación.
4
Luego, a mediadosde 1790, se comenzaron a recibir una serie de Reales Órdenes en las que se le exhortaba
a tomar medidas más drásticas, como la expulsión de los extraños “...
que han venidocon diferentes motivos que en las actuales circunstancias pueden muy bien ser pretexto
para actividades subversivas.
5
Por esta razón giró instrucciones a los Tenientes deJusticia Mayor de varias provincias, para que indagasen quiénes eran en realidadaquellos extranjeros,...la vida y costumbre de cada uno, el ejercicio y ocupación que tengan yhayan tenido desde su ingreso en esa jurisdicción, [así como] los motivosde su venida.
6
 Más adelante, en marzo de 1794, se recibió otra Real Orden con instrucciones aun más
radicales, en las que se contemplaba “...
el embargo de bienes, efectos, derechos oacciones pertenecientes por cualquier título a franceses
…”
7
Por esta razón, entre esa
fecha y 1795, tuvo lugar una verdadera “cacería de brujas” en la que se investigó,
persiguió e, incluso, expulsó de aquella colonia a todos los extranjeros (franceses,ingleses y hasta españoles) que pudiesen ser, según el criterio de las autoridadesespañolas, presuntos agentes galos o adeptos a sus ideales revolucionarios. A estaspersonas se les buscó sin importar dónde se hallasen (Caripe, Coro, Cumaná, Maracay,
El Tocuyo…); al mismo tiempo que, siguiendo el ejemplo de la Metrópoli, se requisaba
todo documento u objeto que tuviese motivos sediciosos y/o alegóricos a la Revoluciónde Francia.
8
 El escenario comenzó a cambiar a principios de 1791, cuando llegaron las primeras
noticias del “
desorden que reina en las islas francesas.
9
A partir de entonces se prohibióel acceso de embarcaciones galas a puertos venezolanos
10
, así como la entrada de
3
 
Real Resolución del 14 de junio y Real de Cédula del mismo mes emitidas por Carlos III en el año de 1768
.
Cr. Gonzalo AÑES, “España y la Revolución Francesa”. En: Revolución, Contrarrevolución e Independencia.
Madrid: Turner Libros S.A., Col. Encuentros, 1989, p.20
4
 
William J. CALLAHAN Jr., “La propaganda, la sedici
ón y la Revolución Francesa en la Capitanía General deVenezuela, 1789-
1796”. Boletín Histórico No.14. Caracas: Fundación John Boulton, 1967, p.177
 
5
 
Cr. Elías PINO ITURRIETA, “La mentalidad venezolana de la Emancipación.”
Caracas: El Dorado Ediciones,1991, p.28.
Borrador dirigido al Conde de Florida Blanca
[Caracas, 13/12/1791] AGN, GCG, t.XLVI, f.311[En lo sucesivo: AGN, GCG o sección, t.#, f.#]
6
 
Cr. William J. CALLAHAN Jr., “La propaganda…”, *4+
 ,
p.179
7
 
Ordenando el embargo de bienes...
[Aranjuez, 19/03/1794] AGN, Reales Órdenes, t.XII, f.253
8
 
William J. CALLAHAN Jr., “La propaganda…”,
[4]
 ,
pp.181-184.
Elías PINO ITURRIETA, “La mentalidadvenezolana…”,
[5]
 ,
pp.29-30
9
 
Correspondencia de D. José María Chacón, Gobernador de Trinidad.
[Trinidad, 27/01/1791] Cr. [2]
 ,
p.189

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->