Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
52Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Etica por Leonardo Boff

Etica por Leonardo Boff

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 3,224|Likes:

More info:

Published by: BoutiquedelLibro San Isidro on Apr 14, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/26/2013

pdf

text

original

 
9
L
EONARDO
B
OFF
Críticos, Creativos,Cuidantestextos breves1.Ética y Moral
2003-07-04¿Qué es ética y que es moral? ¿Son lo mismo o hay que hacer distinciones entre ellas? Haymucha confusión acerca de esto. Tratemos de aclararlo. En el lenguaje corriente e incluso culto, ética y moral son sinónimos.Así decimos: "aquí hay un problema ético" o "un problema moral". Con eso emitimos un juiciode valor sobre alguna práctica personal o social, si buena, mala o dudosa.Pero profundizando la cuestión, percibimos que ética y moral no son sinónimos. La ética esparte de la filosofía. Considera concepciones de fondo, principios y valores que orientan apersonas y sociedades. Una persona es ética cuando se orienta por principios y convicciones.Decimos entonces que tiene carácter y buena índole. La moral forma parte de la vidaconcreta. Trata de la práctica real de las personas que se expresan por costumbres, hábitos yvalores aceptados. Una persona es moral cuando obra conforme a las costumbres y valoresestablecidos que, eventualmente, pueden ser cuestionados por la ética. Una persona puedeser moral (sigue las costumbres) pero no necesariamente ética (obedece a principios).Estas definiciones, aunque útiles, son abstractas porque no muestran el proceso, cómo surgenefectivamente la ética y la moral. Y aquí los griegos pueden ayudarnos.Ellos parten de una experiencia de base, siempre válida, la de la morada entendidaexistencialmente como el conjunto de las relaciones entre el medio físico y las personas. Yllaman a la morada, "ethos" (con e larga en griego). Para que la morada sea morada, hay queorganizar el espacio físico (cuartos, sala, cocina) y el espacio humano (relaciones de losmoradores entre sí y con sus vecinos) según criterios, valores y principios para que todo fluyay esté como se desea. Eso da carácter a la casa y a las personas. Los griegos también llamana esto "ethos". Nosotros diríamos ética y carácter ético de las personas.Además, en la morada, los moradores tienen costumbres, maneras de organizar las comidas,los encuentros, modos de relacionarse, tensos y competitivos o armoniosos y cooperativos. Aesto los griegos también lo llamaban "ethos" (con e corta). Nosotros diríamos moral y lapostura moral de una persona.Sucede que esas costumbres (moral) forman el carácter (ética) de las personas. Winnicot,continuando a Freud, estudió la importancia de las relaciones familiares para establecer elcarácter de las personas. Éstas serán éticas (tendrán principios y valores) si han tenido unabuena moral (relaciones armoniosas e inclusivas) en casa.
 
9
Los medievales no tenían las sutilezas de los griegos. Usaban la palabra moral (viene demos/moris) tanto para las costumbres como para el carácter. Distinguían la moral teórica(filosofía moral), que estudia los principios y las actitudes que iluminan las prácticas, y lamoral práctica, que analiza los actos a la luz de las actitudes y estudia la aplicación de losprincipios a la vida.¿Cuáles son la ética y la moral vigentes hoy? Las del capitalismo. Su ética dice: bueno es loque permite acumular más con menos inversión y en el menor tiempo posible. Su moralconcreta reza: emplear la menor cantidad de gente posible, pagar menos salarios e impuestosy explotar mejor la naturaleza. Imaginemos cómo sería una casa y una sociedad (ethos) quetuviesen tales costumbres (moral/ethos) y produjesen caracteres (ethos/moral) igualmenteconflictivos. ¿Sería todavía humana y benéfica para la vida? Aquí está la razón de la gravecrisis actual.
2.Daimon y Ethos
2003-06-27 Tal vez los lectores se extrañen por estas dos palabras griegas. Pero ellas nos permitenacercanos a un tema urgente: el rescate de los fundamentos de la ética, que se contrapone aldescontrol ético actual, especialmente cuando jefes de Estado utilizan la mentira paraengañar a su pueblo y ganarlo para la perversidad de la guerra.En primer lugar, cabe decir que «daimon», en griego clásico, no es demonio, sino, alcontrario, el ángel bueno, el genio protector. Y «ethos» no es principalmente ética, sino lamorada, la casa humana. Heráclito, genial filósofo presocrático (500 a.C.), unió las dospalabras en el aforismo 119: «el ethos es el daimon del ser humano», o sea, «la casa es elángel protector del ser humano». Esta formulación esconde la clave para toda unaconstrucción ética. Pero expliquémonos, porque eso no es inmediatamente comprensible.Ethos/casa no son simplemente las cuatro paredes y el techo. Es el conjunto de las relacionesque el ser humano establece: con el medio natural, separando un pedazo de él para que seasu morada; con los que habtitan en la casa, para que sean cooperativos y pacíficos; con unpequeño lugar sagrado, donde guardamos memorias queridas, la vela que arde o los santosde nuestra devoción; y con los vecinos, para que haya mutua ayuda y gentileza. Casa es todoeso; es un modo de ser de las personas y de las cosas.La casa, para ser tal, debe tener un buen astral. Eso lo proporciona el daimon, el geniobienhechor. El bien que él inspira hace de las cuatro pareces y del conjunto de las relaciones,una morada humana. Ahí nos sentimos bien, amamos y morimos.El daimon/ángel bueno, ¿qué es? Sócrates, que siempre se dejaba orientar por él, lo llama«voz profética dentro de mí, proveniente de un poder superior», o también «señal de Dios».Es la voz de la interioridad, aquel consejero de la conciencia que disuade o estimula, aquelsentimiento de lo conveniente y de lo justo en las palabras y en los actos, que se anuncia entodas las circunstancias de la vida, pequeñas o grandes. Todos posseen el daimon interior,ese ángel protector que nos aconeseja siempre, un dato tan objetivo como la libido, lainteligencia, el amor o el poder.Como se comprende, Heráclito, como buen filósofo, deja atrás el sentido convencional de laspalabras y capta su significación escondida: la casa (ethos) acaba siendo la ética, y el ángelbueno (daimon), la inspiración para su vivencia.Ser fieles a ese ángel bueno hace que moremos bien en la casa, la individual, la ciudad, elpaís y el planeta Tierra, la Casa Común. Todo lo que hagamos para que se pueda morar juntosbien (felicidad) es ético y bueno; lo contrario es antiético y malo.
 
9
Hay una especie de tragedia en nuestra historia: el daimon fue olvidado. En su lugar, losfilósofos como Platón y Aristóteles, Kant y Habermas, propusieroon sistemas éticos, connormas tenidas por universales. La voz del ángel bueno no deja de hablar, pero es confundidacon las mil otras voces, de las religiones, de las Iglesias, de los Estados y de otros maestros…Si quisiéramos una revolución ética duradera debemos librar el daimon y comenzar aescucharlo de nuevo. En definitiva, ése es el buen sentido ético. Él nos sugerirá cómo ordenarla casa que es la ciudad, el Estado y la Casa Común planetaria. No hay otra salida.¿Es utopía? Sí, pero es la dirección correcta que apunta al camino verdadero. Escuchar aldaimon produce paz general y hace que surja el cuidado para con todas las cosas.
3.El otro lo es todo
2004-11-26Occidente siempre ha tenido una dificultad para acoger al otro. Su estrategia predominanteha sido negarlo, ya sea mediante la incorporación, el sometimiento o la pura y simpledestrucción. El carácter imperial de Occidente se funda en su presunción de ser el mejor entodo, la punta más avanzada del espíritu en el mundo, como escribió Hegel.Pero en Occidente encontramos también otra vertiente que lo cura de esta arrogancia: latradición judeocristiana. En esta tradición el otro es todo porque a través de él se da el amor yen él se esconde Dios, que también se hizo otro. En dicha tradición se dice: «Haz justicia alhuérfano y a la viuda... Amad también al extranjero pues fuisteis extranjeros en Egipto» Todosestos son el otro, el otro más otro, por oprimido.Incluso para quien no tiene fe, esta tradición posee una relevante función humanizadora, puesestablece con el otro una relación constructiva e inclusiva. En el fondo, todo pasa por el otro,pues sin el diálogo con el tú no nace el verdadero yo, ni surge el nosotros que crea el espaciode la convivencia y de la comunión. La exclusión del otro está en la base del terror moderno,ya sea económico o político-militar.La relación con el otro suscita la responsabilidad. Es la eterna pregunta de Caín, el asesino deAbel: «¿Acaso soy yo el responsable de mi hermano?» Sí, situados ante el otro, ante su rostroy sus manos suplicantes, no podemos evadirnos: tenemos que responder. Eso es lo quesignifica la palabra responsabilidad, dar una respuesta al otro.El otro hace surgir en nosotros la ética. Nos obliga a una actitud de acogida o de rechazo. Laética es la filosofía primera, al decir de Emmanuel Lévinas.La mayoría de las filosofías de Occidente se centran en la identidad, dejando poco espaciopara la alteridad. Por eso la ética está siempre de más. Esta carencia tomó una forma trágica,por ejemplo en el filósofo Martin Heidegger, en quien se notó un lastimoso vacío de ladimensión ética. Para él, el ser humano es el «pastor del ser», no el «guardián de suhermano». Habiéndose adherido al nazismo cuando era rector de la universidad de Friburgo, yconfrontado más tarde al hecho, sólo supo decir: «antes vestí camisa marrón [la de los nazis],pero fue un error». ¿Sólo un error?Para todos los que hemos aprendido tanto de su pensamiento genial, tal frase suenadesprovista de sentimiento de responsabilidad y, por eso, de densidad ética. Lo que hubo, enrealidad, fue más que un error; fue falta de ética, principalmente al tolerar que profesores judíos -o sospechosos de serlo- fuesen destituidos de sus cátedras, y por haber hecho poco onada para salvar a su maestro y orientador Edmund Husserl.

Activity (52)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Andru Oviedo liked this
Cabrera Vinicio liked this
Víctor Monje liked this
Angel Manzo liked this
Rolado Balan liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->