Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
60983810 Un Nino Llora en La Noche de Belen

60983810 Un Nino Llora en La Noche de Belen

Ratings: (0)|Views: 1|Likes:
Published by redencion2013

More info:

Published by: redencion2013 on May 19, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/16/2014

pdf

text

original

 
Un niño llora en la noche de Belén
Jorge Eduardo LozanoPara LA NACION
Jueves 23 de diciembre de 2010 |
Publicado en edición impresa
Hace poco, en un noticiero de TV al mediodía, el locutor anunciaba un contacto con el móvil diciendo casicon euforia: "Ahora vamos a hacer una nota con el personaje central de la Navidad". Para mi sorpresa ydesagrado, apareció un redondísimo Papá Noel recostado sobre montones de paquetes de colores.Con voz impostada, hablaba de su deseo de visitar las casas de los niños para que todos fueran felices.Daba para ellos una serie de consejos tan absurdos como imposibles de cumplir, rubricados por elclásico: "¡Ho! ¡Ho! ¡Ho!". Me consolaba pensar que escasísimos niños estarían mirando el programa, yque los pocos que lo estuvieran viendo no le darían bolilla. Pero me preocupaba la cantidad de adultos-padres, abuelos o tíos- que pudieran morder ese anzuelo y reproducir, puertas adentro, ese inconsistentemensaje moralista.Una de las características nefastas del tiempo presente es anestesiar cualquier intento de pensar más alláde lo superfluo: "Ni se te ocurra hablar de cosas serias". Como si lo único importante fuera divertirse sinsufrir. Se ha instalado el concepto de que la vida hay que gozarla aquí y ahora, reduciendo todo a labúsqueda del placer y del dinero necesario para conseguirlo. Se confunde la vida con un show montadoartificialmente, y terminamos por "comprar" esa pompa de jabón como si fuera sólido fundamento. Pueseso es una quimera, la vida no es así. Tan falso como un billete de 258 pesos. Tengo la sensación de queno nos bancamos la realidad tal cual es. Vivir una Navidad sin Niño Dios es como lavar los platos con unchampú caro; o sea, un desperdicio.Hay preguntas que es necesario considerar. ¿Para qué estoy en el mundo? ¿Por qué? Sería buenopreguntarnos también: ¿qué sentido tiene para mí el nacimiento del último niño en la familia? ¿Qué meprovocó la noticia de la última muerte cercana en mi vida?Podemos dar respuestas hechas desde la resignación o el cinismo. O probar si la Navidad puededecirnos algo al respecto.Otro camino sería contentarnos con el sabor amargo en la boca y mirar para otro lado. O intentar -quizásuna vez más, cada uno sabrá en la intimidad del diálogo- el camino de la fe. Cuando nos referimos a laconciencia o a la espiritualidad solemos utilizar la expresión "mirar para adentro" o ir a lo profundo delcorazón. Allí encontramos anhelos de paz, de justicia, de libertad, de vida en plenitud. Desde una miradacreyente sabemos que Dios nos hizo con hambre y sed de eternidad. Aunque no lo digamos a menudo, y menos aún con fuerza por pudor o vergüenza, reconocemos ennosotros una enorme necesidad de amar y ser amados. Nos miramos y nos sabemos mendigos de unaternura, o con los bolsillos llenos de caricias que no quieren ser recibidas.El filósofo Gabriel Marcel escribió: "Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás". Justamente locontrario al "no existís". El amor nos afianza en la existencia. Sin el amor todo se vuelve hueco, opaco,gris. Profunda soledad.Hemos desplazado el centro de nuestra vida y caímos en una sociedad de "angustia existencial".Pasamos del "pienso, luego existo" al "consumo, luego existo". Lo que de verdad deberíamos decir es:

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->