Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Pais 20110503

El Pais 20110503

Ratings: (0)|Views: 32 |Likes:
Published by Ник Чен

More info:

Published by: Ник Чен on May 20, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/17/2013

pdf

text

original

 
3
b
b
b
 
2
EL PAÍS, martes 3 de mayo de 2011
INTERNACIONAL
Laguerracontraelterrorismoad-quiere una nueva dimensión traslamuertedeOsamabinLaden.SiEstados Unidos no la ha ganado ya, se encuentra en una posicióninmejorable para ponerle puntofinalycerraruncapítuloque,conmenos luces que sombras, hamarcadounaeradelapolíticaex-teriornorteamericanayhaafecta-do profundamente a la seguridadde muchos otros países. “El mun-do es más seguro ahora”, conclu- yó ayer Barack Obama al valorarun éxito que, entre otras cosas, leda alas a su presidencia y le de- vuelve la moral de victoria a unanación todavía sumida en la de-presión causada por los ataquesdel 11 de septiembre.Lavenganzahasidoconsuma-da. Con la perseverancia propiade países que tienen fe ciega ensu destino histórico, Estados Uni-doshaacabadoabatiendoalprin-cipal responsable de aquellos crí-menes y ha descabezado al movi-miento terrorista islámico. SinBinLaden,aquiennoselevislum-bra un sucesor, Al Qaeda y las or-ganizacionesnacidasensuentor-no quedan al borde del abismo.La Administración norteame-ricana no quiere todavía darlopor hecho. Las primeras reaccio-nes a la muerte de Bin Laden deun tiro enla cabeza han sido pru-dentes. “La guerra contra Al Qae-da y su sindicato del terror no hafinalizado”, advirtió la secretariade Estado, Hillary Clinton. Peroes indudable que un nuevo senti-miento de optimismo se ha insta-lado en el país, si no por haberacabado ya con cualquier riesgode una nueva acción terrorista, síporhaberdemostradolasuperio-ridad de EE UU. Como tambiéndijo Clinton, “ha quedado claroque no pueden vencernos”.El principal asesor de seguri-dadnacionaldelpresidente,JohnBrennan,afirmóqueAlQaedaesun tigre herido al que todavía lequeda vida”, pero añadió que se“le ha cortado la cabeza a la ser-piente” y eso representa “un mo-mento decisivo en la guerra con-tra el terrorismo”.Ahoraseránecesarioproteger-se de una posible revancha porparte de Al Qaeda —se han toma-domedidasdeemergenciaenem-bajadas y de protección de otrosintereses norteamericanos en elmundo— y, sobre todo, trasladaral terreno militar y estratégico eléxito obtenido el domingo por uncomando de fuerzas especiales.Es decir, habrá que concluir deformaadecuadalaguerradeAfga-nistányestablecerconPakistánotros países musulmanes el gra-do de cooperación que impida laresurrección de Al Qaeda. Pero elméritodeestaoperación,sulargapreparaciónysuimpecableejecu-ción constituyen un revulsivo pa-ra la lucha contra el terrorismo y parael papelinternacional deEs-tados Unidos en su conjunto.Washington ha estado detrásdeBinLadendurante15os.Enunaocasiónestuvocercadeél,enlas montañas de Tora Bora, pocodespuésdelainvasióndeAfganis-tán. Pero durante la mayor partede ese tiempo no hubo pistas so-bre su paradero. Se especuló consu muerte y se llegó a darle porperdido para siempre. Pero Esta-
Obamaveelfindelaguerraalterror
Un comando de fuerzas especiales de la Armada liquida en Pakistán al jefe deAl Qaeda
b
“El mundo es más seguro ahora”, afirma el presidente tras la caídade Bin Laden
b
La operación no fue diseñada en exclusiva para acabar con su vida
EL PAÍS
Fuente: elaboración propia.
PAKISTÁNAFGANISTÁN
IslamabadKabul
RawalpindiPeshawarJalalabadMardan
100
km
Abbottabad
La muerte de Bin LadenGolpe al terrorismo internacional
ANTONIO CAÑO
Washington
Hillary Clinton:“La guerra contra elsindicato del terrorno ha finalizado”“Hemos cortado lacabezaalaserpiente”,destaca el asesor deseguridad nacional
 
EL PAÍS, martes 3 de mayo de 2011
3
INTERNACIONAL
dos Unidos insistió, convencidode que, sin su cabeza, nunca ha-bría verdadera justicia, y ahoratodoeseesfuerzoseverecompen-sado y hasta muchos de los erro-res cometidos durante este tiem-po pueden verse ocultados.El mayor de esos errores,Guantánamo, es paradójicamen-te la fuente de la que procede lainformación que llevó a localizara Bin Laden en una mansión deAbbottabad, a 60 de kilómetrosde Islamabad.Según la versión oficial, unode los detenidos en esa cárcel re- veló en agosto pasado el nombreen clave de un mensajero de BinLaden, a quien la CIA consiguióidentificardespuésyseguirhastala residencia en la que finalmen-te murió.El asalto fue ejecutado por uncomando de la unidad de élite dela Marina SEAL —que correspon-de a las iniciales en inglés de tie-rra, mar y aire—, que opera bajoel mando del Comando Conjuntode Fuerzas Especiales. El ataqueduró 40 minutos. Participarondos helicópteros y, aunque unode ellos se averió, la misión pudocumplirse sin pérdidas de vidasnorteamericanas.Estossonlosdatos fundamen-tales de una operación que Esta-dos Unidos realizó en solitario y,según la versión facilitada porBrennan,sincomunicarloprevia-mentealasautoridadespaquista-níes. La Casa Blanca intentó ayeraclarar ese y otros extremos con-trovertidos de este episodio.Unode ellos es, precisamente,el conocimiento que el serviciode inteligencia paquistaní, delque siempre se ha sospechadoporsusconexionesconelislamis-mo, tenía de la presencia de BinLaden en una población próximaa la capital y habitada principal-mente por altos oficiales retira-dos. Brennan no quiso especularsobre esta materia.Sí descartó, sin embargo, quela operación estuviera concebidaexclusivamente para acabar conlavidadeBinLaden.SegúnBren-nan, el comando asaltante estabapreparado para hacer frente a laposibilidad de que el líder de AlQaeda decidiera rendirse, aun-que siempre se consideró como“altamente improbable”. En lu-gar eso, de acuerdo con esta ver-sión, Bin Laden y los hombresque le custodiaban ofrecieron re-sistencia, y varios de ellos murie-ron junto a su líder. No se sabecon precisión si el propio Bin La-den utilizó un arma. Tan solo seha dicho que “estuvo implicadoen el tiroteo”. La prioridad de laoperación,entodocaso,noera lade salvar la vida del líder de AlQaeda, sino la de poner en el me-nor riesgo posible a los miem-bros del comando.Brennan aseguró que los mili-tares norteamericanos pusieronmuchocuidadoennomataracivi-lesoinocentes.Enestesentido,sehainformadodequeenlaresiden-cia asaltada vivían familiares deBin Laden, incluidas varias muje-res tras las que el líder de Al Qae-da trató de esconderse durante eltiroteo, según la versión oficial.[Reunidos en la SituationRoom,osala decrisis, delaCasaBlanca, Obama y los miembrosdel equipo de seguridad nacio-nal siguieron en tiempo real laoperación militar, de 40 minu-tos de duración, que acabó conla vida de Bin Laden, informaFrance Presse. “Fueron los mo-mentos más angustiosos en la vidadelosqueestábamosreuni-dos ahí ayer [por el domingo]“,dijo ayer John Brennan, princi-pal consejero de seguridad deObama. “Los minutos eran lar-gos como días, y el presidenteestabamuyinquieto porlasegu-ridad de nuestros equipos” so-bre el terreno. “Fueron momen-tos muy tensos, de respiracióncontenida”, añadió Brennan].Una de las reacciones más espe-radas tras conocerse la muertede Osama bin Laden fue la delhombre que ocupaba la CasaBlanca durante los atentados del11-S.GeorgeW.BushfeliciaBa-rack Obama por haber dadomuertealenemigopúbliconúme-ro uno. “La lucha contra el terro-rismo continúa, pero esta noche[poreldomingo]EE UUhaenvia-dounmensajeinconfundible.Noimportacuántosedemore,seha-rá justicia”, dijo el exmandatarioen un comunicado. Uno de losobjetivos de la presidencia deBush fue capturar al líder de AlQaeda,vivoomuerto.Sinembar-go, Bush abandonó la presiden-cia sin alcanzar esa meta.“El presidente me ha llama-do”,prosiguió Bush.“Le hefelici-tado, así como a los hombres y mujeresdenuestrasfuerzasmili-tares y las agencias de inteligen-cia que han dedicado sus vidas aesta misión. Se merecen nuestragratitud eterna”, prosigue Bushensucomunicado.“Estetrascen-dental logro marca una victoriapara EE UU y para todos aque-llos que perdieron a seres queri-dos el 11 de septiembre de 2001”,finaliza.El expresidente Bill Clintontambién envió un mensaje a laCasa Blanca en el que felicitaba“al presidente, al equipo de segu-ridad nacional y a los miembrosdelEjércitoquehanllevadoaBinLadenante lajusticiadespuésdemásunadécadadeataquesasesi-nosdeAlQaeda”.“Esteesunmo-mentoprofundamenteimportan-te (...) para la gente de todo elmundo que quiere construir unfuturo común de paz, libertad y colaboración para nuestros hi- jos”, afirmó el exmandatario.Una vez concluida la misión decazaycapturadeOsamabinLa-den, vivoo muerto —finalmentefue muerto—, la Administra-ción de Barack Obama teníaque resolver una difícil cues-tión: ¿qué hacer con el cadáverdel líder de Al Qaeda?Que Bin Laden cayera abati-do por las balas de las fuerzasespecialesdelaArmadasolucio-nó el largo debate —de casi 10años— de qué hubiera pasadode haber sido capturado con vi-da. Un juicio le hubiera regala-do una privilegiada plataformapara publicitar su mensaje deterrorismo y muerte a Occiden-te. Condenarle a cadena perpe-tua hubiera reforzado su ima-gen de líder que pelea por unacausa que los islamistas radica-les consideran justa.Bin Laden estaba muerto, di- jo Obama. Todos los anterioresescenarios quedaban descarta-dos. Pero dónde y cómo se dabasepultura al hombre más odia-do de Estados Unidos no eraunacuestión menor. Las autori-dades decidieron deshacerse,solo 12 horas después de anun-ciar su fallecimiento, de tan po-lémico cadáver. El espacio detiempo era perfecto, ya que secumplía con uno de los requisi-tosqueexigelatradiciónmusul-mana:enterrarelcuerpoenme-nos de 24 horas.Desde su mansión en Abbo-ttabad, al norte de Islamabad(Pakistán), el cuerpo sin vida deBin Laden fue trasladado en he-licóptero a la base militar deBagram, a las afueras de Kabul(Afganistán). Desde allí, el cuer-po fue transportado a bordo delportaviones
Carl Vinson.
“OsamabinLadenhasidoen-terrado en el mar respetandolas tradiciones islámicas”, dijoelconsejeroparalaluchaantite-rrorista de la Casa Blanca, JohnBrennan,quenoañadiómásde-talles. Para seguir la tradiciónislámica, quienes prepararon elcadáver deberían haberlo lava-do tres veces —algo de lo quedebe encargarse un miembrode la familia si es posible—; sedeberían haber pronunciadounaseriedeplegariasyser
ente-rrado
antes de que transcurrie-randos puestas de sol.Esta últi-ma condición se cumplió sin lu-gar a dudas. Cubierto con unasábana blanca y enfundado enuna bolsa de plástico, el cuerpode Osama bin Laden fue coloca-do sobre una tabla, que se elevópor encima de la borda y se in-cliparaqueelcuerposedesli-zara hacia el mar.Bin Laden descansa muertoahora en un lugar tan secretodel mar Arábigo como lo fueronsus escondites en vida en los úl-timos10años.¿Porquéeldifun-to no fue entregado a su ArabiaSaudí natal? Informaciones sinconfirmar hablan de que las au-toridades norteamericanas pi-dieron a Arabia Saudí que se hi-ciera cargo del cadáver, peroque el régimen de los Saud senegó a ello.Ningúnpaísparecíadispues-to a aceptar los restos mortalesdel terrorista más buscado delplaneta por las consecuenciasque pudiera traer y por el te-mor a la consagración de un lu-gar de culto y peregrinaje delterror. Pakistán también recha-zó albergar los restos mortalesde Bin Laden. Afganistán noera una opción… Solo quedabael agua.Sin duda, EE UU ha limadomuchos de los problemas quehubieransupuesto
enterrar 
allí-der de la red terrorista Al Qae-da. Pero la sepultura que se leha dado en alta mar no agradani convence alos más radicales,que lo consideran una provoca-ción que deberá ser vengada.Para los teóricos de las cons-piraciones que puedan alegarque Bin Laden sigue vivo y todoes producto de las maquinacio-nes de la CIA, diferentes cade-nas de televisión informabanayer de que la identidad de Osa-ma Bin Laden quedaba confir-mada tras habérsele practicadopruebas de ADN.
Bush: “La lucha contrael terrorismo continúa”
Una transeúnte fotografía las portadas del día expuestas en el New-seum, el museo del periodismo de Washington.
/ mark wilson (afp)
“Enterrado’ en el marsegún la tradición islámica”
Washington evita que una tumba del jefe de la red entierra firme pueda convertirse en un santuario integrista
La muerte de Bin LadenGolpe al terrorismo internacional
Se sospecha que elespionajepaquistaní tenía conocimientode su presenciaUn preso dio pistasen Guantánamo desu paradero, segúnla versión oficial
Marines estadounidenses ven por televisión, en elcampamento Dwiyer de laprovincia afgana de Helmand,el anuncio de la muerte deBin Laden.
 / bay ismoyo (afp)
Y. M.,
Washington
YOLANDA MONGE
Washington
Arabia Saudí y Pakistán senegaron a acogerlos restos mortales

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->