Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Golpe de Timon

Golpe de Timon

Ratings: (0)|Views: 5 |Likes:
Published by iba ogba

More info:

Published by: iba ogba on May 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/01/2014

pdf

text

original

 
 
I Consejo de Ministros del nuevo ciclo de la Revolución Bolivariana
Golpe de Timón
PRESENTACIÓN
El 7 de octubre de 2012, luego de conocerse lavictoria del candidato de la patria con 56% delos votos, el presidente Hugo Chávez Fríasanunció desde el balcón del pueblo que unnuevo ciclo empezaba el mismo 8 de octubre.Pocos días después, el 20 de octubre, se llevóa cabo el primer consejo de ministros de estenuevo ciclo, en el cual el comandante hizo unllamado a la crítica y la autocrítica, a multiplicar la eficiencia, fortalecer el poder comunal ydesarrollar el Sistema Nacional de MediosPúblicos, entre otros temas de la construccióndel socialismo.Este documento sintetiza sus palabras, comoun instrumento para el debate en el que todosdebemos participar.
Palacio de Miraflores,Caracas, 20 de octubre de 2012EL NUEVO CICLO DE LA TRANSICIÓN
Estamos conversando sobre todo el temaeconómico, revisando papeles, documentos,planes, proyectos, el cierre de ciclo, la aperturadel nuevo ciclo ante la victoria bolivariana delpasado 7 de octubre, que abrió el horizontepolítico, y, además, la victoria popular, lavictoria bolivariana, que garantiza la estabilidaddel país.Estaba leyendo por ahí que los bonosvenezolanos se dispararon. El mundo sabe,Pdvsa aparece ahora como la segundaempresa dentro de las 500 más grandes de América Latina, una de las grandes del mundo,sólida, y Venezuela sigue ocupando el lugar que le corresponde.Y eso es sólo posible y seguirá siendo posiblepor este rumbo, por estos horizontes, por estosandares, por estos caminos de la construccióndel socialismo. Aquí tengo al [libro de] István Mészáros, (1) elcapítulo XIX, que se llama “El sistema comunaly la ley del valor”. Hay una frase que hacetiempo subrayé, la voy a leer, señoresministros, ministras, vicepresidente, hablandode la economía, del desarrollo económico,hablando del impulso social de la revolución:“El patrón de medición -dice Mészáros- delos logros socialistas es: hasta qué grado lasmedidas y políticas adoptadas contribuyenactivamente a la constitución y consolidaciónbien arraigada de un modo sustancialmentedemocrático, de control social y autogestióngeneral”.Entonces, venimos con el tema de lademocracia, el socialismo y su esenciaabsolutamente democrática, mientras que elcapitalismo tiene en su esencia loantidemocrático, lo excluyente, la imposicióndel capital y de las élites capitalistas. Elsocialismo no, el socialismo libera; elsocialismo es democracia y la democracia essocialismo en lo político, en lo social, en loeconómico.También lo dice Giordani, en su libro Latransición venezolana al socialismo (2), denuestro querido ministro y amigo y maestroJorge Giordani. Cuando habla Jorge ahí deunos factores que son determinantes en latransición: uno de ellos es la transformación dela base económica del país para hacerlaesencial y sustancialmente democrática,porque la base económica de un paíscapitalista no es democrática, esantidemocrática, es excluyente y de allí lageneración de riqueza y de grandes riquezaspara una minoría, una élite, la gran burguesía,los grandes monopolios, y de allí también lageneración de la pobreza y la miseria para lasgrandes mayorías.El problema es económico, no se puedeseparar lo social de lo económico, siemprepongo el ejemplo del agua, H2O, hidrógeno yoxígeno, lo económico y lo social. Aquí está el libro:
La transición venezolana al socialismo,
condiciones que orientan eltránsito, es decir, la transición. Cuando se tratade la revolución o transformación productiva,dice Giordani, en cuanto a la transformaciónproductiva ligada al modelo de acumulación,estaría definida por cinco aspectos:1. La modificación de la base productiva delpaís, buscando una mayor democratización delpoder económico.2. El cambio en el rol del Estado, para lograr que el proceso acumulativo se oriente a lasatisfacción de las necesidades básicas de lamayoría de la población y a la defensa de lasoberanía.3. La incorporación de mecanismos deautogestión productiva a nivel colectivo.4. La utilización de una planificacióndemocrática como mecanismo regulador de lasrelaciones productivas.5. La ubicación autónoma del país frente a lainternacionalización del sistema capitalista.Son elementos que ayudan a orientar eltránsito y de eso estamos hablando hoy, sobrela economía y cómo ahora, con el nuevo cicloque se abre, debemos ser más eficientes en eltránsito, en la construcción del nuevo modelopolítico, económico, social, cultural, larevolución.Este esfuerzo que hemos hecho y estamoshaciendo, que es grande y debe ser muchomás grande, es eso que dice Jorge: modificar la base productiva del país, de manera tal deasegurarnos una democracia económica. Por ejemplo, aquí en la Base Miranda, en La _________________ 
1. István Mészáros: Más allá del capital, Caracas, HermanosVadell, 2001.2. Caracas, Hermanos Vadell, 2001.
Carlota, ha venido naciendo un polo dedesarrollo científico-tecnológico, y esa es unade las líneas estratégicas del tema queestamos hablando, la ciencia y la tecnología, laindependencia, todo esto está relacionado.Recordemos los cinco grandes objetivoshistóricos del Programa de la Patria que ahoravamos a comenzar a aplicar.Se trata de los pasos que hemos venido dando,por eso hablamos del tránsito, transición,etapa. Nada de esto existía en Venezuela ynada de esto existiría en Venezuela si, seimpusiera el capitalismo, que nos convirtiría denuevo en la colonia que éramos. Por eso larevolución política es previa a la económica.Siempre tiene que ser así: primero revoluciónpolítica, liberación política y luego viene larevolución económica. Hay que mantener laliberación política, y de allí la batalla políticaque es permanente, la batalla cultural, labatalla social.
LA DEMOCRACIA SOCIALISTADEL SIGLO XXI
Estamos tocando puntos claves de esteproyecto, que si no los entendemos bien y loasumimos bien, pudiéramos estar haciendocosas buenas, pero no exactamente lonecesario para ir dejando atrás de maneraprogresiva y firme el modelo de explotacióncapitalista y creando un nuevo modelo: elsocialismo venezolano, bolivariano, del sigloXXI.El nuevo ciclo de la transición; la construccióndel socialismo, de nuestro modelo. Nosotrosdebemos territorializar los modelos. Yo meimagino, por ejemplo, un sector de Sarria, lacalle real de Sarria, el edificio y la panadería, elPdval y la Farmapatria son elementos nuevos,como de un injerto. Ahora, compañeros,compañeras, camaradas, si este elemento noformara parte de un plan sistemático, decreación de lo nuevo, como una red, esto sería A y esto sería B, esto sería C, D, E, etc., y unared que vaya como una gigantesca telarañacubriendo el territorio de lo nuevo, sino fueraasí, esto estaría condenado al fracaso; estosería absorbido por el sistema viejo, se lotraga, es una gigantesca amiba, es unmonstruo el capitalismo.Esto lo digo yo no para que nos sintamosacogotados, amilanados; todo lo contrario, espara coger más fuerzas ante la complejidad deldesafío. Recordemos la Unión Soviética, lo queel viento se llevó: en la Unión Soviética nuncahubo democracia, no hubo socialismo, eso
PalabrasdelPresidentede laRep
ú
blicaHugoCh
á
vezFr
 í 
asOctubre2012
 
 
derivó y los líderes no se dieron cuenta o sise dieron cuenta no pudieron, y el imperioaquel golpeando, la culpa no es sólo de laUnión Soviética, la culpa fue también de todaslas agresiones externas, sabotajeseconómicos, guerras biológicas,bacteriológicas, bombardeos y explosiones enla industria petrolera soviética y luego lascontradicciones, las divisiones, la cultura.Por eso el socialismo en el siglo XXI que aquíresurgió como de entre los muertos es algonovedoso; tiene que ser verdaderamentenuevo, y una de las cosas esencialmentenuevas en nuestro modelo es su carácter democrático, una nueva hegemoníademocrática, y eso nos obliga a nosotros no aimponer, sino a convencer, y de allí lo queestábamos hablando, el tema mediático, eltema comunicacional, el tema de losargumentos, eltema de que estas cosas sean,lo que estamos presentando hoy, por ejemplo,que lo perciba el país todo; cómo lograrlo,cómo hacerlo.El cambio cultural. Todo esto tiene que ir impactando en ese nivel cultural que es vitalpara el proceso revolucionario, para laconstrucción de la democracia socialista delsiglo XXI en Venezuela.
AUTOCRÍTICA PARA RECTIFICAR
 Ahora, la autocrítica; en varias ocasiones heinsistido en esto, yo leo y leo, y esto está bienbonito y bien hecho, no tengo duda, perodónde está la comuna. ¿Acaso la comuna essólo para el Ministerio de las Comunas? Yo voya tener que eliminar el Ministerio de lasComunas, lo he pensado varias veces, ¿por qué? Porque mucha gente cree que a eseministerio es al que le toca las comunas. Esoes un gravísimo error que estamos cometiendo.No lo cometamos más. Revisemos. Firmé undecreto creando algo así como ente superior de las comunas. ¿Dónde está? No hafuncionado.Nicolás (3) te encomiendo esto como teencomendaría mi vida: las comunas, el estadosocial de derecho y de justicia. Hay una Ley deComunas, de economía comunal. Entonces,¿cómo vamos a estar nosotros haciendo...?Lo mismo pregunté en Ciudad Caribia: ¿Dóndeestá la comuna, no la comuna, las comunas?¿Dónde vamos a crear las comunas, lasnuevas? Y allá en Ciudad Belén, seguimosentregando las viviendas, pero las comunas nose ven por ningún lado, ni el espíritu de lacomuna, que es mucho más importante en estemomento que la misma comuna: la culturacomunal. ¿Me explico? ¿Será que yo seguiréclamando en el desierto por cosas comoéstas? Todos aquí tenemos que ver con esto,todos, desde mi persona, la Presidencia de laRepública; aquí en torno a Miraflores deberíaexistir ya una comuna. Todos y todas tenemosque ver con eso; es parte del alma de esteproyecto.La autocrítica es para rectificar, no paraseguirla haciendo en el vacío, o lanzándolacomo al vacío. Es para actuar ya, señoresministros, señoras ministras, las comunas,
 _______ 
 ____________ 
(3) Nicolás Maduro, recién nombrado vicepresidente dela República.
manden a buscar la Ley de las Comunas,léanla, estúdienla. Mucha gente —estoy seguro—, no digo que ustedes, por allá, más allá, ni lahan leído, porque creemos que no es connosotros. La Ley de la Economía Comunal,mucha gente ni la ha leído, porque creemos,que no, lo mío es otra cosa, eso no esconmigo. Si tú preguntas, ¿cuáles son las que llamancomunas en construcción? Estoy seguro deque en la mayoría de esos grandes o medianoso pequeños proyectos que estamosadelantando, desde viviendas, ciudadesnuevas, polos de desarrollo científicos, polosde desarrollo agrícolas, como allá en la Planiciede Maracaibo, allá en el municipio Mara, hastapor allá por el estado Sucre, donde está la granplanta procesadora de sardinas queinauguramos hace poco, una plantagrandísima, hasta las empresas del vidrio queexpropiamos, la Faja del Orinoco, no existenlas comunas. ¿Dónde las vamos a buscar, enla Luna?¿O en Júpiter?Permítanme ser lo más duro que pueda, y quedeba, en esta nueva autocrítica sobre estetema, compañeros y compañeras. RafaelRamírez, por ejemplo, ya debería tener allá enla Faja del Orinoco unas 20 comunas, conPdvsa, pero Pdvsa cree que eso no es conellos. El problema es cultural, compañeros. Ydigo Pdvsa, con todo el reconocimiento a esagran industria.Las comunas, una vez incluso mandé a sacar no cuántas copias, Carmen Meléndez,quiero sacarle otra vez 30 copias, le voy aregalar una copia, otra vez, a cada ministro y acada ministra de un librito rojo de los tiemposde Mao Tse Tung sobre las comunas. Pareceque nadie lo leyó porque de regreso no recibí nisiquiera una hojita de un comentario sobre ellibro.La autocrítica, independencia o nada, comunao nada, ¿o qué es lo que hacemos aquí? Ahítiene que estar la Misión Cultura, concentraciónde fuego, como la artillería.Las micromisiones, el espíritu de lasmicromisiones es la concentración de fuego.Díganme ustedes cuántos ministros, ustedes,mis queridos compañeros, se han ido a dormir en un barrio tres días; dígame quién. No puedodar el ejemplo, cuánto quisiera yo hacerlo, pidoperdón, no puedo, pero ustedes sí pudieranirse para allá, pa’l Caño Cuibarro a ver cómoestá el proyecto de los indios cuiba y quedarsetres días allá, o sembrarse allí en Sarría, unministro, el viceministro, estar allí, transitar allí,vivir allí unos días o ir, recoger, casa por casa,que eso no sea sólo para la campaña electoral,esquina por esquina. ¿Ustedes no vieron elbombardeo de papeles que caen en el camióndonde yo ando? Ahora los tiran con piedraspara que lleguen, o con flecha, la otra vezestaba una flecha con un papel en la punta:Chávez ayúdame... que no sé qué.Bueno, la comuna, el poder popular, no esdesde Miraflores ni es desde la sede delministerio tal o cual desde los que vamos asolucionar los problemas.No creamos que porque vamos a inaugurar lafábrica de Cemento Cerro Azul o la fábricade fábricas en Guanare, o la fábrica decomputadoras, o la fábrica de satélites, o lafábrica ésta y aquella ya estamos listos, no; oporque nacionalizamos cementos...Cuidado, si no nos damos cuenta de esto,estamos liquidados y no sólo estamosliquidados, seríamos nosotros los liquidadoresde este proyecto. Nos cabe una granresponsabilidad ante la historia a los que aquíestamos. Véanse las caras, véanse los ojos enel espejo cada vez que vayan al baño o adonde haya un espejo. Yo de primero.
El socialismo no se decreta
Las fábricas construidas con finescapitalistas llevan las marcas indelebles de su“sistema operativo”, la división social jerárquicadel trabajo en conjunción con la cual fueronconstruidas. Un sistema productivo que quiereactivar la participación plena de los productoresasociados, los trabajadores, requiere de unamultiplicidad de procesadores “paralelos”,coordinados de la manera adecuada, así comode un correspondiente sistema operativo quesea radicalmente diferente a la alternativaoperada de manera central, trátese de laeconomía dirigida capitalista o de sus bienconocidas variedades poscapitalistaspresentadas engañosamente como“planificación”.¿Cuántas horas le dedicamos al estudionosotros cada día, a la lectura, a la reflexión?Es necesario que le dediquemos, yo diría quevarias horas al día, por encima de todosnuestros compromisos, porque estamoshablando de los elementos vitales de esteproyecto. A veces creemos que todo debecontrolarse desde Caracas, no. Se trata decrear, como dice Mészáros, un conjunto desistemas paralelos coordinados y de ahí laregionalización, los distritos motores. Pero nohemos creado ni uno todavía y tenemos la ley,decretamos uno, pero lo decretamos y ya, ydentro de los distritos motores las comunas. A veces podemos caer en la ilusión de que por llamar, yo soy enemigo de que le pongamos atodo “socialista”, estadio socialista, avenidasocialista, ¡qué avenida socialista, chico!; yaeso es sospechoso. Por allá alguien le queríaponer a una avenida “socialista”, panaderíasocialista, Miraflores socialista. Eso essospechoso, porque uno puede pensar que coneso, el que lo hace cree que ya, listo, yacumplí, ya le puse socialista, listo; le cambié elnombre, ya está listo.Eso es como el chiste del chigüire y los indios.Llegó un cura español, eso hace muchos años,en semana santa, recorriendo por allá loscampos indios de los llanos y entonces llega aun pueblo indígena y están los indios allí,bailando y tal, ellos tienen sus formas defestejar, sus dioses, sus códigos, sugastronomía; entonces el cura les dice:“Ustedes no pueden estar comiendo cochinoen semana santa. El jueves santo tienen quecomer pescado o chigüire”. Porque había uncochino gordo ahí y él intuyó que loestaban esperando y entonces [les pregunta]:¿entendieron? “Sí, entendimos”. “No puedencomer cochino ni carne de ganado”; entonces,el cura antes de irse los lleva al río abautizarlos y les pregunta: “¿Usted cómo sellama?”. El nombre indio, Caribay. “No, no, quéCaribay, usted se llama Juana. Nombres
Golpe de Timón2
 
 
cristianos hay que ponerle a la gente”. Y¿usted cómo se llama? Otro nombre indio,Guaicaipuro. No, qué Guaicaipuro ni qué nada,usted se llama Nicolás. Se fue y regresó el jueves santo y vio que estaban los indiosbailando y asando el cochino: “¿Cómo esposible que ustedes se van a comer esecochino? Yo les dije que no podían comer cochino”. Entonces, le dice el cacique: “No,nosotros solucionamos el problema. Bueno,ese cochino lo bautizamos y le pusimoschigüire”.Le cambiaron el nombre, lo llevaron al río y lometieron en el agua, “cochino, tú te llamaschigüire”, y se comieron el cochino. Así estamos nosotros con el socialismo: “Tú tellamas socialismo, chico”, pero sigues siendoen el fondo cochino. Yo hago estoscomentarios, producto de reflexiones, algunosestudios y comparando con la realidad.
DEBEMOS INJERTAR LA PROPIEDADSOCIAL, EL ESPÍRITU SOCIALISTA
Vean esta vista. Esta es la planta MeneGrande. Aquí cabe otra planta. Habrá que ver,por ejemplo, qué produce esta tierra aquí allado, Satélite Miranda, esto pareciera ocioso,esto pareciera monte y culebra. Cada plantaque nosotros instalemos debería tener elmismo día de la inauguración producciónpropia, de guayaba, por ejemplo, en este caso;¿me explico? La planta ya debería tener terrenos que están improductivos y,seguramente, son terrenos nacionales, milhectáreas de propiedad social que conviva conla pequeña propiedad.Tenemos que asociarnos con los pequeñosproductores, pero tenemos que injertar lapropiedad social, el espíritu socialista, a lolargo de toda la cadena, desde el trabajo de latierra, donde se produce el mango, la guayaba,la fresa, hasta el sistema de distribución yconsumo de los productores que de ahí salen.Todo eso hemos hecho en aras de latransición, pero no debemos perder de vista,compañeros y compañeras, la partemedular de este proyecto: no debemos seguir inaugurando fábricas que sean como una isla,rodeadas del mar del capitalismo, porque se lotraga el mar.Lo mismo pasa con las viviendas. ¿Dóndeestán las zonas productivas de Ciudad Caribia?Ya hemos entregado bastantes viviendas ahí,pero la zona industrial no la veo. Y recuerdohaberlo dicho hace años, cuando empezamosahí, y fuimos, y caminamos: allá está ElJunquito, allá está el mar, Dios mío, aquí esbien bueno el frío de la noche para el turismo,hacer unas posadas, que ya deberían estar hechas.Decía Simón Bolívar: “No nos va a llegar lo quequeremos por prodigios divinos”. Ya deberíahaber ahí un sistema de posadas, restaurantescon vista al mar. Hay una montaña mágica queyo la llamo la muralla, es el Camino de losIndios. ¿Cómo es que dijo Cipriano Castro?:“La huella insolente del extranjero, la huellainsolente del español invasor, ¡jamás pudopasar por esa trocha!”, por ese camino.Creo que hasta restos humanos seconsiguieron por ahí, o fueron restos deartesanía indígena, por eso se llama el Caminode los Indios, y el otro: el Camino de losEspañoles, pero este era el camino deGuaicaipuro, por ahí no pasaba españolalguno, o más bien, por respeto a la España dehoy, debemos decir, imperialista alguno, por ahí no pasó imperialista alguno.Eran los caminos de Guaicaipuro, el camino delcielo, son siete escalones que se ven claritodesde el aire. Entonces, recuerdo quehablamos, mira esto está bien bueno para lasiembra de cítricos, ahí se dan los cítricos, lasflores y hasta una terraza dije que hicieran parala zona industrial. ¿Dónde está la zonaindustrial? ¿Tú viste la terraza? ¿Dónde estánlas industrias? No hay. Eso es en CiudadCaribia. Seré feliz el día que lo vea.Desde el primer día que empezamos aentregar viviendas ahí ha debido comenzar,incluso una vez yo dije ¿por qué tenemos queesperar a que estén las viviendas, que es unproceso más largo? Estamos haciendo eldistribuidor, la vialidad, eso es un esfuerzociclópeo, eso de Ciudad Caribia, pero por quéesperar a que termine todo eso, antes deempezar a sembrar los arbolitos, los viverospara los cítricos, para las flores, agriculturaurbana, tubérculosPor ahí cerca está Carayaca, una vezcaminamos y llegamos a Carayaca, por ahíuno le llega a la Escuela Naval, por detrás, por la parte del patio, pero que yo sepa, no hay niuna hectárea todavía, ¿verdad? Una vez que no andaba muy apurado me metípor ahí, por la autopista Caracas-La Guaira,entradas, caminos a ambos lados. Métanse por ahí para que vean.Yo me metí y conseguí siembras de tomate, yun hombre manejando una motobomba, le dije:¿De dónde sacas tú el agua? “De allá abajo dela quebrada, a mano derecha viniendo, unaentradita ahí”, y vi siembras de mangos deesos grandotes, injerto, y cría de pollos en unpedacito de tierra, pimentones, etc. Lepregunto al hombre: ¿Y quién es el dueño deesto? “El señor tal”; ¿y cuánto te paga?“Bueno, a veces sí, a veces no”. Explotado,ven, son pequeñas granjasInauguramos hace poco la carretera Mamera-El Junquito. Díganme si han visto la primeragranja ahí, colectiva. Recuerdo que hace comotres años fui por ahí, y la primera imagen quetuve, qué potencial tan grande, qué territoriostan bonitos, qué colinas tan hermosas, quéclima tan hermoso. Terminamos la carretera yno hay una sola unidad productiva quehayamos creado nosotros.Creemos que la carretera es el objetivo, ¿seráel ferrocarril el objetivo?, ¿será la carretera elobjetivo? ¿O cambiar toda la relacióngeográfica – human socioterritorial y cultural desus inmediaciones a lo largo de un eje? Esteúltimo sí es, pero a veces no lo queremosentender, a veces no, casi nunca loentendemos...
EL OBJETIVO ES EL PUEBLO
Tú te acuerdas, Jacqueline, (4) hace como cienaños, eras presidenta de Hidrocapital y yo,viendo televisión, vi que estás en la Cota 905lanzando una tubería de agua, te llamé, no teconocía casi, y te digo, doctora, ingenieraJacqueline, ¿cuál es el proyecto deacompañamiento del eje del tubo?, ¿es sólo eltubo?, y ese poco de ranchos que están ahí,¿nadie los ve?, ¿es el objetivo el tubo?, ¿es elobjetivo el oleoducto? ¿o es un instrumento?,¿es el objetivo la carretera?, insisto.Una vez veníamos con Carrizales, recuerdo, élera ministro de Transporte e Infraestructura,veníamos de Elorza rumbo a Mantecal en unoshelicópteros y yo veo que están trabajando lascarreteras. Le dije, vamos a aterrizar ahí, entreMantecal y Elorza. Le pregunto a lostrabajadores: ¿dónde viven ustedes? Mantecal,Elorza ¿Cuántos tienen casa propia? Casininguno. ¿Qué tipo de vivienda ocupan? Unrancho, arrimao. Recuerdo que le dije aCarrizales: oye, qué bueno hubiera sido, osería, ponme el dibujito aquí otra vez, voyhacer otro dibujito. Fíjate, aquí está Elorza,Mantecal y la carretera, kilómetros, miles ymiles de hectáreas cruza esa carretera yresulta que los mismos trabajadores quelaboran en la carretera no tenían vivienda...Preguntaba yo a unos ingenieros que estabanahí: ¿en una hectárea caben cuántas casas?Ponle 10 hectáreas, 800 viviendas, de esassencillas, que no son edificios ni nada, yentonces, aprovechando el impulso, como sedice, de la maquinaria que va por la carretera,millones de bolívares, técnicos, ingenieros, losmismos trabajadores que no tienen viviendahubieran hecho aquí una urbanización para lostrabajadores que laboraron en la carretera.No es lo mismo esto que terminamos lacarretera, cesaron en su trabajo, y quéesperarán esos trabajadores. La mayoría, quese vuelva a dañar la carretera para volver atrabajar sobre la misma carretera y así les pasala vida, rodeados de tierra por todas partes, yterminan la vida sin vivienda y dejando a sushijos sin vivienda. Y no sólo vivienda. Yoagarraría este pueblito aquí de diez hectáreas ya lo mejor aquí al lado cien hectáreas más,ganadería, agricultura. Ustedes saben, lacarretera vista desde el punto de vista delcapitalismo, ¿a quién beneficia más lacarretera? Al latifundista que ahora va a sacar más ganado y va a bajar los costos.El pata en el suelo a lo mejor se beneficiará,porque quizás, si tiene bicicleta, una bichavieja, va a poder andar en bicicleta por lacarretera en pedacitos para ir al otro pueblo, oa caminar por la carretera, ese es el beneficioque le trae al pata en el suelo, al explotado; encambio, al que tiene un hato, una hacienda yunos camiones, le beneficia un millón de vecesmás que al pata en el suelo.Entonces, con la carretera, desde el punto devista tradicional, lo que estamos haciendo esampliar la brecha y no nos damos cuentamuchas veces cuál debe ser entonces lafórmula.Lo que estoy dando es una orden con lasreflexiones, para que ustedes ajusten las cosascon los que trabajan y trabajen de verdad enequipo y se comuniquen y trabajemos en ______________ 
(4) Jacqueline Farías, jefa del Gobierno del DistritoCapita
l.
Golpe de Timón3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->