Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Pragmatismo y Realismo Moral - Quintanilla

Pragmatismo y Realismo Moral - Quintanilla

Ratings: (0)|Views: 215 |Likes:
Published by USMP FN ARCHIVOS

More info:

Published by: USMP FN ARCHIVOS on May 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/03/2014

pdf

text

original

 
 
PRAGMATISMO Y REALISMO MORAL
Pablo QuintanillaA primera vista las propuestas del pragmatismo y el realismo moralparecen excluyentes entre sí, pero si uno las examina con detenimiento quizá nolo sean tanto. En lo que sigue voy a examinar las características del debateacerca del realismo moral para discutir la posibilidad de que sea compatible conlas consecuencias morales del pragmatismo.En primer lugar es necesario decir que, en sentido estricto, no hay unadoctrina ética pragmatista, porque el pragmatismo no es una escuela filosóficasino una familia de posiciones que comparten algunas ideas principales perodivergen en muchas otras. Así por ejemplo, algunos pragmatistas estarían máscerca de posiciones consecuencialistas, otros lo estarían de formas deemotivismo e, incluso, algunos se encontrarían más cómodos con algunaversión de la ética de los sentimientos. De hecho, en el propio Hume hay unacompleja integración de estas tres doctrinas. Incluso si pensamos en un autoractual como Richard Rorty, él asumiría el consecuencialismo en su versión delutilitarismo de regla pero no de caso (el
rule utilitarianism
) como criterio paradeterminar el valor moral de un acción, pero se sentiría más cerca de una éticade los sentimientos humeana para explicar el originen y las motivaciones delcomportamiento moral y, finalmente, sería partidario del emotivismo para objetarel realismo y el cognitivismo moral. Así pues, seguramente Rorty sería el primeroen considerar inviable una integración entre el pragmatismo y el realismo moral.
1
 
Sin embargo, en medio de la diversidad de concepciones que lospragmatistas pueden asumir en el terreno de la filosofía moral, hay algunasposiciones compartidas a manera de parecido de familia, las que se puedenencontrar en su versión más clara en John Dewey. Así pues, me voy aconcentrar inicialmente en las ideas de Dewey para luego pasar a discutir elproblema del realismo moral.Con frecuencia se ha asociado a Dewey con Nietzsche, pues para ambosla tarea de la filosofía no es proporcionar soluciones definitivas a problemasuniversales y eternos, sino respuestas provisionales a un mundo de preguntascambiantes. Cree Dewey que, frente a un mundo “precario y peligroso”, lafilosofía platónica ha inaugurado un reino estable de ideas inmutables. Pero estoes algo que Dewey sin duda rechazaría, así como objetaría la vocación filosóficamoderna de construir sistemas comprehensivos con pretensiones totalizantes.Por ello, más que un filósofo sistemático, Dewey es un filósofo terapéutico. Paraél, la tarea de la filosofía es aclarar y resolver los conflictos que surgen entre losviejos valores e ideales de una sociedad, y las nuevas estructuras sociales quegeneran nuevas formas de comportamiento moral y, por tanto, nuevos ideales yvalores. Es decir, para él, en vez de preocuparse por cuestiones supuestamenteeternas y universales, la filosofía debe ocuparse de proporcionar respuestasprovisionales y transitorias a problemas que están cambiando. Estos problemasproceden de las tensiones entre los viejos ordenes sociales, expresados enviejos conceptos y valores, y las nuevas circunstancias políticas y sociales.Incluso los problemas metafísicos y epistemológicos más generales, diríaDewey, son síntomas y manifestaciones de conflictos entre estructurasconceptuales históricamente constituidas.Así, la filosofía tendría el propósito de sugerir y plantear para su discusiónnuevas maneras de entender los conceptos así como nuevas formas deorganización social, descripciones de nosotros mismos y, finalmente, nuevosvalores, ideales y fines sociales. A esto se refiere Dewey cuando en su libro
La
2
 
reconstrucción de la filosofía
afirma que la tarea de la filosofía es crítica yreconstructiva. En ese libro (p. 26) Dewey cita, suscribiéndolo, el siguiente textode Hegel:La tarea de la filosofía futura es clasificar las ideas de loshombres respecto de las contiendas sociales y morales desu época. Su objetivo es llegar a ser, en la medida de lohumanamente posible, un órgano para tratar tales conflictos.El fin y el valor último, piensa Dewey, no es algo que esté fuera de lahistoria misma, sino más bien lo que él llama el crecimiento, que es larealización personal, así como la realización y el desarrollo de laautoconsciencia de la sociedad a la cual uno pertenece. Se sigue de la filosofíamoral de Dewey que la organización social, con todas sus instituciones, tienecomo objetivo último la realización, perfeccionamiento y desarrollo de losindividuos, y cree Dewey que esto es solo posible en democracia, por lo cual éldesarrolló una defensa filosófica de la democracia en una época en que enEuropa esta se encontraba desacreditada. Dice Dewey en
Problems of men
(p.59) que la democracia “se fundamenta en una fe en las posibilidades de lanaturaleza humana, una fe en la inteligencia humana y en el poder de laexperiencia en colaboración y cooperación.” Para Dewey, la construcción de lademocracia, el proceso educativo y el progreso moral son la misma empresa, yes tarea de la sociedad embarcarse en ella.Dewey, como el segundo Wittgenstein, y antes de ellos Peirce y James,tenía una posición anti-platónica y anti-kantiana en todos los terrenos de lafilosofía. Rechazaba la existencia de principios lógicos universales, necesarios einmutables, así como la existencia de esencias de cualquier tipo y negaba quepudieran existir valores morales necesarios y eternos, trascendentes al mundosocial. Para Dewey los valores no preexisten a la valoración, los instituye el actomismo de valorar, pues al hacer un juicio de valor decimos que algo cumplesatisfactoriamente ciertos estándares que reconocemos como requeridos para
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->