Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ciencia y Tecnologia en El Desarrollo Humano

Ciencia y Tecnologia en El Desarrollo Humano

Ratings: (0)|Views: 13 |Likes:
Published by gabyso84

More info:

Published by: gabyso84 on May 22, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/06/2014

pdf

text

original

 
DEBATE ACERCA DEL PAPEL DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA EN EL DESARROLLO HUMANO1
PRIMERA PARTE:
Ciencia y tecnología para el desarrollo humano
CAPITULO 1:
Debate acerca del papel de la ciencia y la tecnología en el desarrollo humano
CAPITULO 2:
La estrategia de desarrollo científico y tecnológico en Cuba
 
INVESTIGACION SOBRE CIENCIA, TECNOLOGIA Y DESARROLLO HUMANO EN CUBA 20032
 
DEBATE ACERCA DEL PAPEL DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA EN EL DESARROLLO HUMANO3CAPITULO 1
Debate acerca del papel de la cienciay la tecnología en el desarrollo humano
La ciencia y la tecnología: componentesesenciales del desarrollo contemporáneo
Una sociedad equitativa que logra, me-diante su sistema distributivo, indicadores deservicios sociales y de consumo universalesen etapas de lento crecimiento de los indica-dores productivos --como el Producto Inter-no Bruto-- o, incluso, en etapas de su estan-camiento o disminución, debe al propio tiem- po, para sustentar e incrementar la justicia so-cial, hacer crecer sus indicadores producti-vos, hacer crecer la producción de bienes yservicios. A esta altura del desarrollo de laHumanidad, ello demanda observar, simultá-neamente, un respeto creciente por la situa-ción medioambiental.Como señaló, en su momento, uno de los primeros sociólogos de habla española en in-sistir en los aspectos sociales del desarrolloeconómico, el énfasis en estos aspectos no puede hacer olvidar que en parte alguna estádicho que el crecimiento económico en sí seaun puro error y que los cálculos de su posibi-lidad puedan arrojarse libremente por la bor-da (Medina 1991). Junto a ese crecimiento,cuyos indicadores se expresan, esencialmen-te, en términos cuantitativos, las considera-ciones de carácter cualitativo han hecho pa-sar del concepto de “crecimiento” al concep-to de “desarrollo”, y de éste al de desarrollohumano sostenible.
1
Es posible, por supuesto, y dentro de cier-tos límites, aumentar la producción, aplican-do modos tecnológicos empíricos, tradicio-nales y hasta primitivos, vistos desde una óp-tica actual. Desde luego, la historia de la Huma-nidad conoce más de una civilización funda-da y desenvuelta en estos modos, pero es di-fícil sostener que el logro de altos indicadoresen la producción de bienes y servicios puedaalcanzarse sin la aplicación, en una escalaconsiderable, de tecnologías contemporáneas--con frecuencia denominadas, indistinta ylaxamente, “modernas”, “avanzadas”, “de punta”--, derivadas de la investigación cien-tífica.
2
Aunque la disponibilidad de tecnologíasmodernas no es condición suficiente para undesarrollo humano consecuente, sí resulta, enúltima instancia, condición necesaria: no existeotra vía como no sea el uso responsable deesa tecnología para asegurar, por ejemplo, ali-mentos a los 8 300 millones de habitantes quetendrá nuestro planeta en el año 2005 (Clark 1998).Por otra parte, dadas las característicasactuales de la economía internacional, es ne-cesario insertarse en ella con productos yservicios competitivos, obtenidos cada vezmás por la acción del progreso técnico. No se puede preservar indefinidamente la justiciasocial y, mucho menos, lograr un desarrollohumano sostenible, sin un respaldo produc-tivo básico, sólidamente tecnificado, que po-sibilite obtener los recursos financieros in-dispensables.Una visión prospectiva exige considerar que en los países subdesarrollados se estáen presencia de una pérdida paulatina, de ten-dencia secular, de las ventajas comparativas basadas en el precio de los factores de pro-ducción clásicos.
3
Aun cuando nadie sea hoy capaz de pre-decir todos los momentos puntuales futuros,en los que esta tendencia inexorable se irámanifestando, la competitividad no puede ser “espuria”, tiene que ser “auténtica”, es decir,tiene que estar basada, esencialmente, en el progreso técnico y la innovación (Fajnzylber 1990). Pero sólo una sociedad equitativa,
1. La importante distinción conceptual entre “crecimiento” y“desarrollo”, la preocupación respecto a la cual surge en los países de la OCDE a fines de los años 60, había sido anticipa-da con precisión desde mediados de la década de los 50 por eleminente político y economista cubano Carlos Rafael Rodrí-guez (1913-1997) (Rodríguez C. R. 1983 y OCDE 1971).2. Esto en modo alguno excluye el aprovechamiento de todaslas posibilidades reales de las tecnologías tradicionales y losconocimientos denominados “no científicos”.3. Sin atribuir un peso excesivo a las analogías históricas, no parecería, sin embargo, improcedente recordar aquí el ejem- plo bien conocido de la sustitución del guano natural por los fertilizantes artificiales (Pranke 1913 y Levin 1964).
En estas condiciones,el progreso científicoy tecnológicono puede constituir un fin en sí mismo,sino un medio para promover el desarrollo humanoequitativode una sociedad 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->