Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
17Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Autismo_Espectro_Autista

Autismo_Espectro_Autista

Ratings: (0)|Views: 3,766|Likes:
Published by Maglo29

More info:

Published by: Maglo29 on Apr 18, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/30/2012

pdf

text

original

 
RESUMEN
Los trastornos del espectro autista (TEA) se caracterizan poralteraciones en la socialización, alteraciones en comunicaciónverbal y no verbal y presencia de patrones repetitivos y restric-tivos de la conducta. Dentro de los TEA se consideran, ade-más, aquellos que presentan deterioros menos severos que elautismo típico y su prevalencia se estima en torno a uno de cada200-500 niños. Aunque los TEA fueron descritos inicialmente hacemás de 50 años y son más prevalentes que procesos como elsíndrome de Down, la diabetes mellitus o la espina bífida, el nota-ble incremento de casos detectados en los últimos años pone demanifiesto la necesidad de mejorar las herramientas de detec-ción precoz. El diagnóstico es clínico y en atención primaria esposible realizarlo mediante el seguimiento del desarrollo del niño,la recopilación de la información aportada por los padres y la eva-luación de los signos de alarma, utilizando herramientas de detec-ción específicas (M-CHAT). El diagnóstico definitivo debe ser rea-lizado por equipos multidisciplinares formados por expertos yverificando el cumplimiento de los criterios establecidos en laDSM IV. Dado que la atención temprana intensiva puede mejo-rar el pronóstico, la detección precoz es fundamental para ello.
INTRODUCCIÓN Y CONCEPTO. RECUERDO HISTÓRICO
Los trastornos del espectro autista se caracterizan fun-damentalmente por: alteraciones en la socialización, alteracio-nes en comunicación verbal y no verbal y presencia de patro-nes repetitivos y restrictivos de la conducta.
Los términos
trastornos del espectro autista
(TEA) y
trastor- nos generalizados del gesarrollo
(TGD) se utilizan a veces indis-tintamente aunque, en la actualidad, los TEA están incluidos den-tro de los TGD, que también incluyen el síndrome de Rett (conuna base etiológica identificada y sintomática diferenciada). Conel intento de evitar confusiones, hoy predomina la opinión quedice que el término TEA define mejor los trastornos relacionadoscon el autismo que el término TGD.El término
trastorno autista
se utiliza para referirse a loscriterios para esta entidad que define el Manual Diagnóstico yEstadístico de los Trastornos Mentales, 4ª Edición de la Acade-mia Americana de Psiquiatría (DSM-IV; APA, 1994). Así pues, lacomplejidad y amplia variabilidad de los síntomas del espectroautista están en relación con múltiples causas que actualmentese agrupan dentro de la misma categoría diagnóstica.
El autismo desde 1943 a 1980
En 1911 Bleuler desarrolló el término autismo para describira personas con esquizofrenia que habían perdido contacto conla realidad. Posteriormente, en 1943, Kanner recoge la historiade los casos de 11 niños entre los 2 y los 8 años que compartí-an patrones "únicos" de los que ningún investigador había infor-mado previamente –incluyendo conductas como alejamientosocial, obsesividad, estereotipias y ecolalia–, manteniendo el tér-mino autismo para definir el alejamiento de la realidad de suspacientes, pero excluye del cuadro la esquizofrenia.En el DSM-I (APA, 1952) y DSM-II (APA, 1968), comienza loque ha sido una fuente de confusión muy negativa entre autis-mo y psicosis, de forma que "las reacciones psicóticas en niños,manifestando primariamente autismo", fueron clasificadas bajola definición de "esquizofrenia o reacción esquizofrénica, tipoinfantil". En la década de los 70 los criterios diagnósticos deautismo como una categoría diferente de la psicosis o esquizo-frenia son descritos por primera vez por Ritvo & Freemen y Rut-ter & Hersov.El término TGD fue usado por primera vez en el DSM-III (APA1980) para describir trastornos caracterizados por alteracionesen el desarrollo de múltiples funciones psicológicas básicas impli-cadas en el desarrollo de las habilidades sociales y el lenguajetales como atención, percepción, conciencia de la realidad y movi-mientos motores. Dentro de los TGD distinguía el autismo infan-til (con inicio antes de los 30 meses de vida), el trastorno gene-ralizado del desarrollo, de inicio en la infancia (con inicio despuésde los 30 meses), cada uno de ellos con dos variantes "síndro-me completo presente" o "tipo residual"; y un tercer tipo, el TGDatípico. La principal aportación del DSM III fue diferenciar defini-tivamente el autismo de los trastornos psicóticos hasta el pun-to de que la ausencia de síntomas de este tipo devino en uno delos criterios diagnósticos del mismo.El revisado DSM-III-R (APA, 1987) acotó el espectro de losTGD y estrechó los posibles diagnósticos a dos: trastornoautista y trastorno generalizado del desarrollo no especifica-do (TGD-NE).
1
 Autismo. Espectro autista
 Amaia Hervás
1
, Luis Sánchez Santos
2
1
Psiquiatra infanto-juvenil. Directora del programa “Salud Mental Infanto-Juvenil”. Hospital Mutuade Tarrasa, Barcelona. Instituto Universitario Dexeus, Barcelona.
 2
Pediatra de Atención Primaria.Centro de Salud de Arzúa, Coruña
3
 
4
Perspectiva actual. El espectro autista y el fenotipo amplio
Desde finales de la década de los 80 se habla del continuoautista. Como hemos visto, ya en el DSM III se reconocía la exis-tencia de dicho espectro y se incluía dentro de los TGD. Actual-mente, los estudios de familiares y de gemelos con autismo handemostrado que el autismo infantil, el síndrome de Asperger, elautismo atípico y los trastornos generalizados del desarrollo noespecificados existen en familiares de niños con autismo. Ade-más, en estas familias aparecen trastornos del lenguaje y, en lospadres de los pacientes, alteraciones menores de la sociabilidad,comunicación o intereses (padres que, por otra parte, tienen unaadaptación funcional más o menos normal). Este conjunto dealteraciones es lo que se ha denominado “fenotipo amplio” y tam-bién se incluye dentro del fenotipo del autismo. Los diferentestrastornos que en la actualidad conforman el espectro autistasegún la DSM IV (APA, 1994) y la
Clasificación Internacional deEnfermedades
10ª edición (ICD-10, Organización Mundial de laSalud-OMS) se muestran en la tabla I.
EPIDEMIOLOGÍA
La prevalencia de TEA oscila entre 1/200 y 1/500 niños conuna relación niño/niña de 3-4:1.
Los primeros estudios epidemiológicos comunicaron una pre-valencia del autismo infantil de 4-5 por 10.000, lo que equivaleaproximadamente a 1 de cada 2.000 personas. Sin embargo, enel estudio de Chakrabarti (2001), la prevalencia era de 1/1.500 y,al incluir todos los TEA (autismo infantil, asperger, autismo atí-pico y TGD-NE), la prevalencia aumentaba hasta 1/200.La proporción entre niños y niñas con autismo se ha fijadotradicionalmente en alrededor de 3:1 a 4:1. La proporción pare-ce variar con el CI, incrementando desde 2:1 en los que pre-sentan una grave disfunción hasta más de 4:1 en los que tienenun CI normal.
TRASTORNOS GENERALIZADOS DEL DESARROLLO Y TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA. CLASIFICACIÓN
El diagnóstico de trastorno del espectro autista debe cum-plir los criterios para esta entidad especificados en la DSM IV.
El fenotipo clínico reconocido para los TEA en la actualidadincluye, además, del “fenotipo tradicional”, a otros niños queposeen un déficit menos severo que el autismo típico pero quemantiene las mismas alteraciones cualitativas propias del autis-mo en lo social, la comunicación y la conducta. La dificultad deestablecer un diagnóstico preciso se pone de manifiesto en variosejemplos:En algunas series el 15% de los niños no diagnosticados pre-viamente que recibían educación especial cumplían con loscriterios para el trastorno autista del DSM-III-R.También se encontraron "rasgos" autistas en casi la cuartaparte de 2.201 adultos diagnosticados previamente de défi-cit en el lenguaje.Los cuestionarios diseñados específicamente para el THDA(trastorno por déficit de atención/hiperactividad) no identifi-carán la sintomatología autista, y un 74% de los niños conautismo de alto funcionamiento, en otras muestras habíansido erróneamente diagnosticados con THDA a pesar de lasclaras diferencias en su competencia social, desarrollo cog-nitivo, y repertorio restringido de actividades.Se describen a continuación las conductas que se corres-ponden con los criterios detallados en el DSM IV para los TEA yTGD (Tabla I).
El trastorno autista
(Tabla II)
Deterioro cualitativo en las interacciones sociales
Este criterio se refiere a un deterioro cualitativo en la interac-ción social, no a su ausencia absoluta. Dependiendo de la seve-ridad, puede haber una ausencia de la interacción por la falta dedeseo de socialización y, en alteraciones menos severas, un deseode socialización pero con una interrelación inadecuada por fal-ta de reciprocidad.Marcado deterioro en el uso de múltiples conductas no–ver-bales que regulan la interacción social, tales como el contac-to ocular, la expresión facial, las posturas corporales, y losgestos, que regulan las interacciones sociales: algunos niñoscon autismo no levantan los brazos ni cambian de posturaanticipándose al hecho de ser, cogidos en brazos cuandoson bebés. Puede que no se abracen a quien les sostienepara compartir afecto, aunque sí para buscar refugio. Algu-
TABLA I.
Clasificación de los trastornos generalizados del desarrollo.Espectro autistaDiagstico en el DSM-IV*Diagstico en la ICD-10 OMS**(APA, 1994)Trastorno autistaAutismo infantilTrastorno de AspergerSíndrome de AspergerTrastorno desintegrativo Otros trastornos desintegrativosde la infanciade la infanciaTrastorno de RettSíndrome de RettTGD-NEOtros TGD; TGD no especificado Autismo atípicoAutismo atípico
(No se corresponde con ningúnTrastorno hiperactivo con retrasodiagnóstico de la DSM-IV)mental con movimientosestereotipados*DSM IV: clasificación enfermedades mentales de la Academia Americana de Psiquiatría (4ª edición).**ICD-10: clasificación internacional de enfermedades, OrganizaciónMundial de la Salud (10ª edición).
 
nos tienen contacto ocular pero en general, más frecuente-mente hacia objetos que hacia personas, si bien tanto laausencia de la mirada o del gesto para compartir el interéspor un objeto con el adulto (atención compartida), así comola de mirada coordinada objeto-adulto-objeto (acción proto-declarativa) son características del autismo. En general losniños con autismo pueden sonreír a objetos o situaciones,pero suelen tener disminuida la sonrisa hacia personas comouna reciprocidad simplemente social.Fallo en el desarrollo de relaciones con otros niños, adecua-das a su nivel evolutivo. Los niños más jóvenes puedendemostrar falta de interés, o incluso falta de conciencia de laexistencia de otros niños. Algunos no tienen amigos, otrossin embargo, dicen tener amigos pero les cuesta establecerrelaciones emocionales cercanas y, en general, las relacio-nes sociales con niños están muy limitadas a un interés cir-cunscrito.Ausencia de intentos espontáneos de compartir diversiones,intereses, o aproximaciones a otras personas (no mostrar,acercar o señalar, objetos de interés), el característico "tomay daca" de los juegos de regazo que se observa en los niñoscon desarrollo evolutivo normal al final del primer año de vida,a menudo no aparece. No señalan a los objetos ni usan elcontacto ocular para compartir el placer de ver algo junto conotra persona ni enseñan sus dibujos o construcciones a suspadres buscando aprobación.Ausencia de reciprocidad social o emocional: la ausencia dereciprocidad social puede darse en un contexto de sociali-zación pero, o bien porque no entienden lo que se espera deellos en el contexto social no responden cuando se les salu-da o se les habla, o bien por una falta de reconocimientode emociones en el otro no se preocupan ni dan consueloante su sufrimiento.
Deterioro cualitativo en la comunicación
El déficit en la comunicación que se ve en el espectro autis-ta es más complejo de lo que se podría suponer de un simpleretraso en el habla, y comparte algunas características con elobservado en los trastornos evolutivos del lenguaje o en los tras-tornos específicos del lenguaje. Los niños autistas, incluso losverbales, casi siempre tienen déficit en la comprensión en par-ticular de preguntas con conceptos abstractos, irónicas o con
5
TABLA II.
Criterios diagnósticos DSM IV para el trastorno autista
 A.Un total de seis (o más) ítems de los apartados (1), (2) y (3), con al menos dos ítems de (1) y al menos uno de (2) y de (3)
1.Deterioro cualitativo en la interacción social, manifestado por al menos dos de los siguientes:a)Marcado deterioro en el uso de múltiples conductas no–verbales que regulan la interacción social, tales como el contacto ocular, laexpresión facial, las posturas corporales, y los gestos, que regulan las interacciones socialesb)Fallo en el desarrollo de relaciones entre pares, adecuadas a su nivel evolutivoc)Ausencia de intentos espontáneos de compartir diversiones, intereses, o aproximaciones a otras personas (p. ej. : no mostrar, acercaro señalar objetos de interés)d)Ausencia de reciprocidad social o emocional2.Deterioro cualitativo en la comunicación, puesto de manifiesto por, al menos, una de las siguientes:a)Retraso evolutivo, o ausencia total de lenguaje hablado (no acompañado de intentos compensatorios a través de modalidadesalternativas de comunicación, como gestos o mímica)b)En individuos con lenguaje apropiado, marcado deterioro en la capacidad de iniciar o mantener una conversación con otrosc)Uso repetitivo y estereotipado del lenguaje, o lenguaje idiosincrásicod)Ausencia de juego variado, espontáneo, creativo o social, apropiado a su nivel de desarrollo3.Patrones de conducta, intereses y actividades restrictivas, repetitivas y estereotipadas, puesto de manifiesto por, al menos, una de lassiguientes:a)Preocupación que abarca a uno o más patrones de interés estereotipados y restringidos, que es anormal o en intensidad o en el focode interés en sí b)Adherencia aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos y no funcionalesc)Manierismos motores estereotipados y repetitivos (p.ej., aleteos de manos o dedos, o movimientos complejos que implican a todo elcuerpo)d)Preocupación persistente por partes de objetos
B.Retraso o funcionamiento anormal en al menos uno de las siguientes áreas, con inicio antes de los 3 años:
1.Interacción social2.Uso social y comunicativo del lenguaje3.Juego simbólico o imaginativo
C.El trastorno no se puede encuadrar mejor como síndrome de Rett o trastorno desintegrativo de la infancia

Activity (17)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Shade Black liked this
mucinav liked this
Martha Basurto liked this
Martha Basurto liked this
Martha Basurto liked this
prcarrera liked this
prcarrera liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->