Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Retiro Mes de Junio 2013

Retiro Mes de Junio 2013

Ratings: (0)|Views: 2|Likes:

More info:

Published by: Marisela Mujica Moreno on May 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/26/2013

pdf

text

original

 
 En este retiro estaremos cara a cara con el Maestro para reflexionarsobre el curso que termina y discernir a qué nos llama el Señor.Consideremos que este curso 2012-2013 que estamos terminandoha sido un tiempo enmarcado por la celebración de los 50 años delConcilio Vaticano II a través del Año de la Fe. Durante este curso hemosvivido un acontecimiento novedoso e inesperado: La renuncia del PapaBenedicto XVI y la elección del Papa Francisco I.Vamos a escuchar la voz de Dios a través las palabras del nuevo Papa,quien ha llegado como un viento fresco y quiere hacernos mirar haciaquienes siempre han sido los preferidos de Dios: los pobres.
Algunos no sabían por qué el Obispo de Roma ha queridollamarse Francisco. Algunos pensaban en Francisco Javier, enFrancisco de Sales, también en Francisco de Asís. Les contaré lahistoria. Durante las elecciones, tenía al lado al arzobispo eméritode San Pablo, y también prefecto emérito de la Congregaciónpara el clero, el cardenal Claudio Hummes: un gran amigo, ungran amigo. Cuando la cosa se ponía un poco peligrosa, él meconfortaba. Y cuando los votos subieron a los dos tercios, hubo elacostumbrado aplauso, porque había sido elegido. Y él meabrazó, me besó, y me dijo: «No te olvides de los pobres». Y estapalabra ha entrado aquí: los pobres, los pobres. De inmediato, enrelación con los pobres, he pensado en Francisco de Asís. Despuéshe pensado en las guerras, mientras proseguía el escrutinio hastaterminar todos los votos. Y Francisco es el hombre de la paz. Y así,el nombre ha entrado en mi corazón: Francisco de Asís. Para mí esel hombre de la pobreza, el hombre de la paz, el hombre que amay custodia la creación; en este momento, también nosotrosmantenemos con la creación una relación no tan buena, ¿no? Es
 
el hombre que nos da este espíritu de paz, el hombre pobre...¡Ah, cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!
1
 No es que este llamado sea nuevo, desde Juan XXIII hasta BenedictoXVI han afirmado la centralidad la opción por los pobres en el seguimientode Jesús y en la vida de la Iglesia. Esta opción no ha sido propuesta poruna teología específica o por una ideología socio-política, sino que laencontramos en el Antiguo y Nuevo Testamento. En este día vamos aprofundizar en este aspecto para dejar que el Señor nos ilumine yrevitalice.
EL DIOS DE JESÚS ES EL DIOS DE LOS POBRES
El Señor le dijo a Moisés:
 –
He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, heoído sus quejas contra los opresores, me he fijado ensus sufrimientos. Y he bajado a librarlos de los egipcios,a sacarlos de esta tierra para llevarlos a una tierra fértily espaciosa, tierra que mana leche y miel, el país de loscananeos, hititas, amorreos, fereceos, heveos y jebuseos.La queja de los israelitas ha llegado a mí, y he vistocómo los tiranizan los egipcios. Y ahora, anda, que teenvío al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo,a los israelitas.Moisés replicó a Dios:
 –
¿Quién soy yo para acudir al faraón o para sacara los israelitas de Egipto?Respondió Dios:
 –
Yo estoy contigo
 Ex 3, 7-12
1
ENCUENTRO CON LOS REPRESENTANTES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Sábado 16 de marzo de 2013
 
Dios se revela en el Éxodo a través de la liberación de un grupooprimido por el imperio egipcio. Esta liberación no es un acto puntualsino un proceso que comprende la salida de Egipto y la constitución deun pueblo liberado; un pueblo que no solo dejará de ser esclavo sinoque evitará ser opresor; un pueblo que será creyente, fraterno y seesforzará para, con la ayuda de Dios, encontrar vida en el desierto.Así el Dios que se nos revela en el Antiguo Testamento es el queescucha el clamor de los oprimidos y baja a liberarlos. No se muestraimpasible sino misericordioso. La gran experiencia de Israel es ladeclaración de la preferencia de Dios por el pobre y oprimido.
En ese proceso de liberación Dios se revela a losoprimidos como el que va con ellos, como el que está conellos, dándoles consistencia cuando se derrumbaban,entereza y solidez cuando sentían que no podían más,fundamento cuando estaban desfondados, asiento cuandonavegaban a la deriva, que eso significa el nombre deYahvéh
.
Cuando el pueblo se sedentariza, Yahvéh se revelacomo el Dios del extranjero, el huérfano y la viuda, que sonlos que no tienen piso para asentarse: Dios les da consistenciaque la sociedad les niega, rompiendo la fraternidad que debecaracterizar al pueblo de Dios
.
En ese trance Dios se revela, a través de la palabra delos profetas, como un Dios incompatible con la opresión, queexige que se haga justicia a los oprimidos y que no se explotea los débiles. Al no cumplir los reyes este papel de campeonesde los pobres respecto de los ricos y poderosos, Yahvéh semanifestó en esa parte del pueblo pobre que no podía vivirde su justicia, pero que fue capaz de vivir de la fe en ese Diosque era su roca firme, que lo acompañaba. Ese pueblo pobrey esperanzado fue llamado, por eso, por los profetas lospobres de Yahvéh. Y, paradójicamente, en él estribaba laesperanza de renovación, porque en él reinaba Yahvéh,

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->