Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Tecnicatura Facundo y MFierro

Tecnicatura Facundo y MFierro

Ratings: (0)|Views: 20|Likes:
Published by lawalsh_fsa

More info:

Published by: lawalsh_fsa on May 27, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/28/2014

pdf

text

original

 
1
José Hernández (Buenos Aires, 1834/1886)
Martín Fierro (1876)
(Selección)
Domingo Faustino Sarmiento (Buenos Aires, 1811/1888)
Facundo (1845)
(Selección)
Martín Fierro
IAquí me pongo a cantaral compás de la vigüela,que el hombre que lo desvelauna pena estrordinaria,como la ave solitariacon el cantar se consuela.Pido a los Santos del Cieloque ayuden mi pensamiento,les pido en este momentoque voy a cantar mi historiame refresquen la memoriay aclaren mi entendimiento.Vengan Santos milagrosos,vengan todos en mi ayuda,que la lengua se me añuday se me turba la vista;pido a mi Dios que me asistaen una ocasión tan ruda.Yo he visto muchos cantores,con famas bien otenidasy que después de alquiridasno las quieren sustentar;parece que sin largarse cansaron en partidas.Mas ande otro criollo pasaMartín Fierro ha de pasar;nada lo hace recular,ni las fantasmas lo espantan,y dende que todos cantanyo también quiero cantar.Cantando me he de morir,cantando me han de enterrar,y cantando he de llegaral pie del Eterno Padre;dende el vientre de mi madrevine a este mundo a cantar.Que no se trabe mi lenguani me falte la palabra;el cantar mi gloria labray, poniéndomé a cantar,cantando me han de encontraraunque la tierra se abra.Me siento en el plan de un bajoa cantar un argumento;como si soplara el vientohago tiritar los pastos.Con oros, copas y bastos juega allí mi pensamiento.Yo no soy cantor letraomas si me pongo a cantarno tengo cuándo acabary me envejezco cantando;las coplas me van brotandocomo agua de manantial.Con la guitarra en la manoni las moscas se me arriman;naides me pone el pie encima,y, cuando el pecho se entona,hago gemir a la primay llorar a la bordona.Yo soy toro en mi rodeoy torazo en rodeo ajeno;siempre me tuve por güenoy si me quieren probarsalgan otros a cantary veremos quién es menos.No me hago al lao de la güeyaaunque vengan degollando;con los blandos yo soy blandoy soy duro con los duros,y ninguno, en un apurome ha visto andar tutubiando.En el peligro ¡Qué Cristos!el corazón se me enancha,
Taller de Comprensión y Producción de Textos
TECNICATURA SUPERIOR EN PERIODISMO DEPORTIVO
Facultad de Periodismo y Comunicación Social
 
UNLP
El Ser Nacional
 
2
pues toda la tierra es cancha,y de esto naides se asombre;el que se tiene por hombreande quiera hace pata ancha.Soy gaucho, y entiéndalocomo mi lengua lo esplica:para mí la tierra es chicay pudiera ser mayor;ni la víbora me picani quema mi frente el Sol.Nací como nace el pejeen el fondo de la mar;naides me puede quitaraquéllo que Dios me dio.Lo que al mundo truje yodel mundo lo he de llevar.Mi gloria es vivir tan librecomo el pájaro del Cielo;no hago nido en este sueloande hay tanto que sufrir;y naides me ha de seguircuando yo remonto el vuelo.Yo no tengo en el amorquien me venga con querellas;como esas aves tan bellasque saltan de rama en rama.Yo hago en el trébol mi camay me cubren las estrellas.Y sepan cuantos escuchande mis penas el relato,que nunca peleo ni matosino por necesidá;y que a tanta alversidásólo me arrojó el mal trato.Y atiendan la relación quehace un gaucho perseguido,que fue buen padre y maridoempeñoso y diligente,y sin embargo la gentelo tiene por un bandido.IINinguno me hable de penas,porque yo penando vivo;y naides se muestre altivoaunque en el estribo esté,que suele quedarse a pieel gaucho más alvertido.Junta esperencia en la vidahasta pa dar y prestarquien la tiene que pasarentre sufrimiento y llanto;porque nada enseña tantocomo el sufrir y el llorar.Viene el hombre ciego al mundo,cuartiándoló la esperanza,y a poco andar ya lo alcanzanlas desgracias a empujones;¡jue pucha, que trae licionesel tiempo con sus mudanzas!Yo he conocido esta tierraen que el paisano vivía,y su ranchito teníay sus hijos y mujer...Era una delicia el vercómo pasaba sus días.Entonces... cuando el lucerobrillaba en el cielo santo,y los gallos con su cantonos decían que el día llegaba,a la cocina rumbiabael gaucho... que era un encanto.Y sentao junto al jogóna esperar que venga el día,al cimarrón se prendíahasta ponerse rechoncho,mientras su china dormíatapadita con su poncho.Y apenas el horizonteempezaba a coloriar,los pájaros a cantary las gallinas a apiarse,era cosa de largarsecada cual a trabajar.Éste se ata las espuelasse sale el otro cantando,uno busca un pellón blandoéste un lazo, otro un rebenque,y los pingos relinchandolos llaman dende el palenque.El que era pion domadorenderezaba al corral,ande estaba el animalbufidos que se las pela…y más malo que su agüelase hacía astillas el bagual.
 
3
Y allí el gaucho inteligenteen cuanto el potro enriendó,los cueros le acomodóy se le sentó en seguida;que el hombre muestra en la vidala astucia que Dios le dio.Y en las playas corcoviandopedazos se hacía el sotretamientras él por las paletasle jugaba las lloronas,y al ruido de las caronassalía haciéndose gambetas.¡Ah tiempos!... Si era un orgullover jinetiar un paisanoCuando era gaucho baquiano,aunque el potro se voliase,no había uno que no parasecon el cabresto en la mano.Y mientras domaban unos,otros al campo salían,y la hacienda recogían,las manadas repuntaban,y ansí sin sentir pasabanentretenidos el día.Y verlos al cáir la nocheen la cocina riunidos,con el juego bien prendidoy mil cosas que contar,platicar muy divertidoshasta después de cenar.Y con el buche bien llenoera cosa superiorirse en brazos del amora dormir como la gente,pa empezar al día siguientelas fainas del día anterior.¡Ricuerdo…qué maravilla!cómo andaba la gauchada,siempre alegre y bien montaday dispuesta pa el trabajo…Pero hoy en el día... ¡barajo!no se le ve de aporriada.El gaucho más infeliztenía tropilla de un pelo,no le faltaba un consueloy andaba la gente lista...Tendiendo al campo la vistavía sólo hacienda y cielo.Cuando llegaban las yerras,¡cosa que daba calor!tanto gaucho pialadory tironiador sin yel.¡Ah tiempos!.. pero si en élse ha visto tanto primor.Aquello no era trabajo,más bien era una junción,y después de un güen tirónen que uno se daba maña,pa darle un trago de cañasolía llamarlo el patrón.Pues vivía la mamajuanasiempre bajo la carreta,y aquél que no era chancletaen cuanto el goyete vía,sin miedo se le prendíacomo güérfano a la teta.¡Y qué jugadas se armabancuando estábamos riunidos!Siempre íbamos prevenidos,pues en tales ocasionesa ayudarle a los pionescaiban muchos comedidos.Eran los días del apuroy alboroto pa el hembraje,pa preparar los potajesy osequiar bien a la gente,y ansí, pues, muy grandementepasaba siempre el gauchaje.Venía la carne con cuero,la sabrosa carbonada,mazamorra bien pisada,los pasteles y el güen vino…pero ha querido el destinoque todo aquello acabara.Estaba el gaucho en su pagocon toda siguridá;pero aura... ¡barbaridá!la cosa anda tan fruncida,que gasta el pobre la vidaen juir de la autoridá.Pues si usté pisa en su ranchoy si el alcalde lo sabe,lo caza lo mesmo que aveaunque su mujer aborte...¡No hay tiempo que no se acabeni tiento que no se corte!

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->