Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Llamado de Dios Al Ministerio

El Llamado de Dios Al Ministerio

Ratings: (0)|Views: 11 |Likes:
Published by Johis41

More info:

Published by: Johis41 on May 29, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/29/2013

pdf

text

original

 
D
os preguntas. Primera, para los pastores: ¿Cómo podemos estar seguros de que Dios nos ha llamado? Segunda, para los jóvenesque están sintiendo el llamado de Dios para involucrarse en suobra: ¿Cómo pueden estar seguros de que es Dios quien los está llamandoa su ministerio?El llamado no es un asunto sencillo. A mi juicio no existe una recetasimple, con algunos pasos sencillos, para conocer la voluntad de Dios encuanto al ministerio. En la Biblia encontramos que a cada uno de lossiervos que Dios escogió para su servicio los eligió de manera diferente.El llamado de Moisés fue diferente al de Abraham; el de Elías diferenteal de Eliseo; el de Pedro muy distinto al llamado de Pablo. Sin lugar a dudasfue el mismo Dios llamando a todos, pero de formas diferentes. En elAntiguo Testamento tuvieron la enorme ventaja de poder “escuchar lavoz de Dios”, en forma real y audible, por lo que los márgenes de error eran muy pequeños. No obstante, en nuestros días, tenemos la Palabra profética más segura, o sea la Biblia; pero, aun así, ¿cómo podemos estar seguros de que Dios nos ha llamado? De hecho, si usted está en el minis-terio debe estar seguro de este llamado si en verdad ha de permanecer enél por el resto de su vida.Existen cuatro criterios que nos permitirán recibir orientación en cuantoal llamado de Dios, y no solo para este asunto tan importante sino paratoda la vida cristiana.
Primer criterio, ¿qué dice la Biblia?
Estoy convencido de que la suficiencia de la Palabra de Dios nos puedeayudar en la toma de decisiones. Ya sea en el estudio bíblico personal, en11
El llamado de Diosal ministerio
1
#42119Elgozodelministeriopastoral11-24 :Layout 1 8/19/11 10:33 AM Page 11
 
EL GOZO DEL MINISTERIO PASTORALla enseñanza de algún maestro de la iglesia o en la predicación de algún pastor, muchos de nosotros fuimos confrontados con la Palabra eternade Dios y allí recibimos nuestro llamado. Todavía recuerdo el día enque Dios me habló poderosamente a través de su Palabra. Me encontrabaen las instalaciones del Seminario Teológico Bautista Mexicano, escu-chando un sermón de graduación basado en Isaías 6. De repente, penséque el mensaje estaba siendo misteriosamente dirigido hacia mí. Yo veníaluchando con el llamamiento desde hacía varios meses, así que mi corazónestaba muy sensible a las cosas de Dios. De modo que esa noche Dios habíadispuesto mi corazón para responder a su llamado. Leer constantementela Palabra de Dios, exponerse a ella a través de sermones, enseñanzas,libros relacionados con la obediencia y el llamado, todo eso es el caldode cultivo perfecto para que Dios hable a nuestro corazón.La Biblia es un libro confiable, por lo que podemos estar seguros de sumensaje y su intención. Dios dice: “La hierba se seca, y la flor se marchita; pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre” (Isaías 40:8).La pregunta es: ¿Por qué mientras algunos creyentes son transforma-dos por el poder de la Palabra de Dios otros, al parecer, no lo son? Imagine por un momento un hermoso jardín perfectamente cultivado. Hay floresde todos los colores y con los aromas más exquisitos que sus sentidos hayan percibido.Aeste jardín llega en primer lugar una persona común. Segura-mente disfrutará de la hermosura, se deleitará con su maravilloso encanto,olerá las flores y recreará la vista. Luego se va del jardín quedándoseimpresionada por lo que vio. Posteriormente llega un botánico o estudiosode las plantas. Tiene en su mano papel y lápiz. Este observa, pero no soloeso sino que toma nota de todo lo que allí percibe. Tiene la capacidad paraidentificar las diferentes familias de flores y plantas que hay en el jardín.Después de realizar un trabajo que es cien por ciento profesional se va dellugar. Posteriormente quien llega al jardín es una abeja. En este caso, laabeja se posa sobre cada una de las flores y les extrae el néctar que tienen.Ese néctar es transformado en miel. La abeja es la única que, en realidad,le saca verdadero provecho a todo este hermoso jardín.De la misma manera, existen diferentes tipos de oyentes de la Palabrade Dios. Hay quienes al escuchar un mensaje se sienten contentos, dis-frutan mucho del mismo y hasta se maravillan de las enseñanzas. Luegoestán los que son estudiosos de la Palabra. Tienen diccionarios, comenta-rios bíblicos y una serie de herramientas que les permiten obtener mayor conocimiento de la Biblia. Pero unos pocos son como la abeja, que no12
#42119Elgozodelministeriopastoral11-24 :Layout 1 8/19/11 10:33 AM Page 12
 
 El llamado de Dios al ministerio
solo disfruta de la belleza del jardín sino que extrae de él el jugo para provecho personal y el de otros. Ahora bien, si usted está en el ministerioseguramente fue por ser una abeja que con desesperación tomó de laPalabra todo lo necesario para su provecho espiritual. ¿Puede pensar enalgunos pasajes bíblicos que Dios usó para llamarlo al ministerio?
Segundo criterio, la oración
Este elemento no puede quedar de lado, especialmente para aquellos quenos vamos a dedicar a la tarea de buscar el rostro de Dios todos nuestrosdías.Ya hablaremos más de este apasionante tema en uno de los capítulos posteriores de este libro. Pero, por ahora, veamos la oración en la vidade Jesús. No existe un mejor ejemplo bíblico que entrelace la voluntad deDios y la oración que el momento extraordinario que se describe en elhuerto de Getsemaní, cuando Jesús oró buscando el rostro de su Padre:“Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijoa los discípulos: ‘Sentaos aquí hasta que yo vaya allá y ore’” (Mateo 26:36).
La oración sostuvo a Jesús a lo largo de todos los acontecimientos
que rodearon la crucifixión. Oró al comenzar su etapa final, durante todoslos eventos y, finalmente, terminó su vida terrenal orando. No solo se man-tuvo en comunión permanente con el Padre, sino que apartó momentosy lugares específicos para fortalecerse a través de la oración. Jesús pasó por muchos sufrimientos y pruebas en su vida, pero lo peor fue la nocheantes de la crucifixión. Él sabía lo que tendría que enfrentar al día siguiente,y la intensidad de esa tribulación en su corazón era enorme. Iba a cargar con el pecado del mundo y a padecer una horrible muerte en la cruz. La pregunta crucial era: ¿Confiaría en Dios? ¿Confiaría en que el Padre sabíaqué era lo mejor para su vida aun cuando implicara una muerte extre-madamente dolorosa? Esa era su lucha esa noche. Por eso fue a un lugar llamado Getsemaní. ¿Podemos identificar plenamente cuál es nuestro propio Getsemaní?Jesús apartó tiempo y lugar constantemente para estar en comunióncon su Padre.Así lo expresan los siguientes pasajes:
Una vez despedida la gente, subió al monte paraorar a solas; y cuando llegó la noche, estaba allí solo…
(Mateo 14:23, 24).13
#42119Elgozodelministeriopastoral11-24 :Layout 1 8/19/11 10:33 AM Page 13

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->