Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Deserción de Estudiantes Universitarios - 2013

Deserción de Estudiantes Universitarios - 2013

Ratings: (0)|Views: 57 |Likes:
Published by Gestion Cultural
Universidades: se reciben sólo 27 alumnos de cada 100 que ingresan.

Es uno de los índices de graduados más bajos de la región; en las facultades públicas es todavía más notorio que en las privadas; burocracia y desinterés, las causas
Universidades: se reciben sólo 27 alumnos de cada 100 que ingresan.

Es uno de los índices de graduados más bajos de la región; en las facultades públicas es todavía más notorio que en las privadas; burocracia y desinterés, las causas

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Gestion Cultural on Jun 05, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/29/2013

pdf

text

original

 
Gestión Cultural Luján
2013 1 5
Universidades: se reciben sólo 27 alumnosde cada 100 que ingresanEs uno de los índices de graduados más bajos de laregión; en las facultades públicas es todavía másnotorio que en las privadas; burocracia y desinterés,las causasPor Felicitas Sánchez | Para LA NACIONStefan Krailing se anotó en la carrera de Geología en2009, cuando terminó el secundario. Nunca se habíallevado una materia en el colegio y estaba muyentusiasmado con las posibilidades tanto de estudiar como de trabajar de geólogo en el futuro. Sinembargo, después de intentar avanzar en la carreradurante tres años, tuvo que abandonar."Ingresé en la carrera sin saber estudiar y con unamala base de matemática . Tuve que contratarme un profesor particular para que me ayudara con lasmaterias exactas, y de todas formas no las pudeaprobar. Insistí durante tres años, pero llegó unmomento en que trabajaba en un call center, cursabaen la facultad e iba a clases particulares , y así y todono me iba bien. Se me hizo insostenible y después detres años tuve que abandonar", relató Stefan a LA NACION.Según un informe publicado por el Centro deEstudios de la Educación Argentina (CEA) de laUniversidad de Belgrano, la situación de Stefan serepite una y otra vez en las universidades del país.Sólo 27 de cada 100 estudiantes que empiezan aestudiar en la universidad se gradúan. En las degestión pública sólo terminan 23 de cada 100alumnos, mientras que en las privadas, 40 de cada 100logran finalizar la carrera.Aunque en los últimos años aumentó la cantidad degraduados universitarios en la Argentina, tal como loanunció la presidenta Cristina Kirchner durante lainauguración de la Universidad Metropolitana para laEducación hace pocos días atrás, la realidad es que latasa de graduados sigue por debajo de la de otros países de la región.El CEA señala que, mientras en Brasil se gradúan 4,3de cada 1000 habitantes, en el país se producen casi lamitad de graduados: 2,5 por cada 1000.Este fenómeno emerge a pesar de que la matrículauniversitaria creció un 18% entre 2002 y 2010, y quesupera proporcionalmente a la cantidad dematriculados en Brasil. Es decir que, si bien se haextendido mucho el acceso a la universidad, son muy pocos los alumnos que logran concluir sus estudios entiempo y forma.Según indica el CEA, la Argentina tiene una de lasmenores tasas de graduación en relación con lacantidad de ingresantes no sólo en la región, sinotambién en el mundo. En Brasil se gradúan en promedio 50 de cada 100 ingresantes; en Chile, 59, yen Francia, 67.Este fenómeno de la deserción universitaria está muy presente, por ejemplo, en el Ciclo Básico Común(CBC) de la Universidad de Buenos Aires (UBA),donde un 40% de los alumnos abandonan antes decompletar siquiera las materias comunes para ingresar en sus respectivas facultades. Pero no es unacaracterística exclusiva de las universidades públicas.Según el CEA, en 2010 se graduó en lasuniversidades privadas menos de la mitad de losingresantes.Burocracia y desinterés"El tema de la deserción tomó mucha relevancia enlos últimos años, y se está empezando a trabajar fuertemente en la retención del alumno", comentóMaría Laura Basabe, coordinadora de CalidadAcadémica de la Universidad Argentina de laEmpresa (UADE), a LA NACION.Respecto de los motivos detrás de la deserción,representantes de las universidades consultadosespecialmente estuvieron de acuerdo en que muchosalumnos no logran completar la universidad porquetienen dificultades académicas (que traen de laescuela secundaria), económicas y laborales.Pero además de estos dos factores se mencionantambién la falta de motivación, los cambiosvocacionales y la burocracia como causas decisivasde abandono.Alieto Guadagni, el director del CEA, considera queel problema principal está en el nivel de aprendizajede la escuela media. "Los alumnos salen delsecundario y no están preparados para afrontar lasexigencias de la universidad", señaló Guadagni.Por otra parte, según informaron voceros de la UBA,uno de los mayores desafíos que los alumnos tienen ala hora de cursar los estudios superiores es que lamayoría debe trabajar y estudiar a la vez.
 
Gestión Cultural Luján
2013 2 5
Según los datos del último censo realizado por laUBA, el 62,7% de sus alumnos trabaja, y de éstos el42,5% con una carga horaria laboral de entre 36 y 45horas semanales.La indecisión vocacional de los alumnos es otrodesafío que las universidades tienen muy presentes.Daniel Serrot, director del Departamento deAdmisiones y profesor de la Universidad Torcuato DiTella, afirmó que "el cambio de carrera es unfenómeno en aumento. Hoy hay mucha másincertidumbre, muchas más opciones, y a losestudiantes se les hace más difícil elegir la carrera ymás patente el miedo a fracasar en la elección".En la UBA se prolongó el tiempo transcurrido desdeel inicio del Ciclo Básico Común y el ingreso a lafacultad. Los alumnos que tardaron dos o tres años encompletar el CBC se incrementaron en relación conaños anteriores, mientras que los que tardaron sólo unaño son cada vez menos.En 2011 solamente un 38,3% de los alumnoscompletaron el CBC y empezaron la facultad en unaño. "Hay un 18% de alumnos que cambian de carreradurante el primer semestre, lo cual extiende laduración del CBC", señaló Jorge Ferronato, director de ese ciclo de ingreso ante la consulta del diario.Alexandre Roig, secretario académico de laUniversidad Nacional de San Martín (Unsam), señalala motivación de los estudiantes como otro factor decisivo. "Nosotros percibimos que muchos alumnos pierden la motivación y el sentido de su propiaformación", explicó Roig.Finalmente, los trámites y la burocracia propia de launiversidad también juegan un rol en esta situación.Es un tema que se arrastra desde hace muchos años."Yo vine a pedir un certificado a CiudadUniversitaria, había dos filas larguísimas y nadie tedecía nada; hice la fila y al final estaba en el lugar equivocado, sentís que nadie te ayuda", señaló SofíaLópez, estudiante de la Facultad de Psicología de laUBA.Estudiantes consultados señalaron que la burocraciaen la universidad pública resulta infranqueable a pesar de la buena voluntad que uno tenga."No es posible evitar por completo la deserción, pero buscamos acompañar al alumno para asegurarnos deque si desea abandonar una carrera esa decisión seauna decisión genuina y no el producto de unafrustración", resume Laura Basabe, de la UADE.Radiografía del universo estudiantilMás mujeresSegún el Anuario 2010 de EstadísticasUniversitarias, de los 99.431 egresados en 2010,49.367 fueron mujeresPocos ingenierosSe recibieron en las universidades nacionales: 15ingenieros hidráulicos, 24 ingenieros en petróleo,3463 psicólogos y 10.258 abogadosMás ciencias socialesPor cada egresado de una carrera de ingeniería, segraduaron casi 5 estudiantes de las carreras deciencias socialesPresupuesto por alumnoEl presupuesto anual promedio de las universidadesnacionales fue de $ 9777 por estudiante, lo quesignifica un 0,89% del PBI, y un aumento acumuladodel 220% entre 2006 y 2010Viernes 24 de mayo de 2013 | 14:47Umberto Eco: La Universidad debe ser "para unaelite"El escritor y filósofo declaró en España que laeducación superior debe acotar su acceso porque esees uno de los problemas educativos; las críticas desdela ArgentinaBurgos (España).- El excesivo número de alumnos yla sustitución del papel del docente por Internet sonlos principales problemas de las universidades,sostuvo el escritor Umberto Eco, para quien estasinstituciones académicas deben ser "para una elite"como recordó que fue en sus mejores épocas."El exceso de alumnos entorpece la actividadacadémica y aboca a las universidades a la crisis",mientras que "la progresiva influencia de las nuevastecnologías ha modificado la relación de los alumnoscon los profesores, especialmente a raíz de laexplosión de Internet, desde donde se puede acceder amucha información, lo que en parte sustituye al papeldel docente", sostuvo en conferencia de prensa.Eco, que ayer fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Burgos (norte de España), previo aeso ironizó en una rueda de prensa sobre el hecho deque en cada país se piense que la universidad propia
 
Gestión Cultural Luján
2013 3 5
funciona mal y el resto son mejores, cuando los problemas son comunes, al menos en el caso deEuropa.En una época como la actual donde se cuestiona prácticamente todo en Europa, destacó también elarmazón y los vínculos culturales del viejo continenteen torno a las culturas judeo-cristiana, grecorromanay, en algunos aspectos, germánica.En Europa "hay más cultura de lo que parece",resumió Eco (Alessandria, Italia, 1932) un día antesde recibir el mencionado título de doctor honoriscausa, que añadirá a los casi cuarenta de esta índoleque ya acumula.Europa acusa una tradición común e incluso parte deunos principios legales comunes en el origen delDerecho Romano, insistió el pensador italiano en sudefensa de la esencia y tradición europeas.La mención a BorgesEl escritor, que pidió de forma expresa que no se leformulara ninguna cuestión relacionada con laactualidad de España e Italia "para evitar malosentendidos", reconoció que, cuando se está en Europa,no parece tan claro que exista una cultura común. No obstante, cuando se visita, por ejemplo, unauniversidad de Estados Unidos, se aprecia claramentecómo los estudiantes y profesores guardan una mayor relación entre sí.Eco, que permanecerá tres días en Burgos, dondevisitará la Catedral y la Abadía de Santo Domingo deSilos hoy y ofrecerá un coloquio abierto, aceptó elnombramiento de doctor honoris causa en Burgos, porque desde joven se sintió atraído por la cultura y laestética medievales.También recordó "cierto compromiso" por el hechode que uno de los personajes principales de su novela"El nombre de la rosa" era Jorge de Burgos.Recordó que escogió inicialmente el nombre enhomenaje al escritor argentino Jorge Luis Borges yque no sabía que terminaría siendo el malo del relato,"porque los personajes de las novelas tienen vida propia y toman su propio camino".Además, señaló que en la novela hay un pergamino para el que se inspiró en parte en el Beato de Silos,conocido también como las glosas silenses, queconoció hace años en el British Museum de Londres,donde se encuentran depositadas, por lo que tenía un"gran interés" por conocer la abadía que dio nombre aesta obra.El escritor defendió una cultura "que siempre debeestar en crisis", porque es "una crítica de laexistencia" y aseguró que los intelectuales "no debensalvar la cultura, sino producir".A Umberto Eco sólo le preocupa poder morir  pensando que no tiene tiempo para hacer todo lo que pretende y que siempre se sintió libre, incluso cuandotrabajó para una editorial.Las críticas desde la ArgentinaLas declaraciones de Eco generaron discusiones en laArgentina, un país que prioriza las universidades públicas gratuitas."Me llama la atención que Eco se haya puesto tanreaccionario, es obvio que no vamos a pensar comoél", aseguró la poeta y lingüista Ivonne Bordelois,declaraciones que publica en su portal la revista Ñ.Mariano Narodowski, profesor de la Escuela deGobierno de la Universidad Torcuato Di Tella(UTDT) y ex ministro de Educación porteño, aseguróque "hoy la Universidad se enfrenta al desafío de lamasividad" y que en ese sentido Eco plantea "eldilema masividad - excelencia" y que "la única formade resolverlo es que todos puedan cursar estudiossuperiores pero respetando el mérito". Según el exfuncionario, "bien administrada, la masividad escondeun tesoro: el aumento de la masa crítica de talento yexcelencia".Guillermina Tiramonti, politóloga y ex coordinadoradel Area Educación y Sociedad de Flacso, tampocoestuvo de acuerdo con Eco: "Uno puede pensar unaUniversidad diversificada en la que haya lugar paratodos; puede formar a diferentes sectores sociales condiferentes orientaciones, pero abarcando a todos, porque el ideal es conseguir que la mayoría de la población acceda", sostuvo. Y agregó que "el problema de las universidades no es Internet, sino queno están haciendo el uso debido".

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->