Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
6Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
En Las Orillas Del Sar ROSALIA DE CASTRO

En Las Orillas Del Sar ROSALIA DE CASTRO

Ratings: (0)|Views: 1,303 |Likes:
Published by mferra

More info:

Published by: mferra on Apr 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/25/2013

pdf

text

original

 
En las orillas del Sar 
Rosalía de Castro
 
Rosalía de Castro En las orillas de Sar 
Orillas del Sar
IA través del follaje perenneque oír deja rumores extraños,y entre un mar de ondulante verdura,amorosa mansión de los pájaros,desde mis ventanas veoel templo que quise tanto.El templo que tanto quise...,pues no sé decir ya si le quiero,que en el rudo vaivén que sin treguase agitan mis pensamientos,dudo si el rencor adustovive unido al amor en mi pecho.IIOtra vez, tras la lucha que rindey la incertidumbre amargadel viajero que errante no sabedónde dormirá mañana,en sus lares primitivoshalla un breve descanso mi alma.Algo tiene este blando reposode sombrío y de halagüeño,cual lo tiene, en la noche callada,de un ser amado el recuerdo,que de negras traiciones y dichasinmensas, nos habla a un tiempo.Ya no lloro..., y no obstante, agobiadoy afligido mi espíritu, apenasde su cárcel estrecha y sombríaosa dejar las tinieblaspara bañarse en las ondasde luz que el espacio llenan.Cual si en suelo extranjero me hallase,tímida y hosca, contemplodesde lejos los bosques y alturasy los floridos senderosdonde en cada rincón me aguardabala esperanza sonriendo.
2
 
Rosalía de Castro En las orillas de Sar 
IIIOigo el toque sonoro que entoncesa mi lecho a llamarme veníacon sus ecos que el alba anunciaban,mientras, cual dulce caricia,un rayo de sol doradoalumbraba mi estancia tranquila.Puro el aire, la luz sonrosada,¡qué despertar tan dichoso!Yo veía entre nubes de incienso,visiones con alas de oroque llevaban la venda celestede la fe sobre sus ojos...Ese sol es el mismo, mas ellasno acuden a mi conjuro;y a través del espacio y las nubes,y del agua en los limbos confusos,y del aire en la azul transparencia,¡ay!, ya en vano las llamo y las busco.Blanca y desierta la víaentre los frondosos setosy los bosques y arroyos que bordansus orillas, con grato misterioatraerme parece y brindarmea que siga su línea sin término.Bajemos, pues, que el caminoantiguo nos saldrá al paso,aunque triste, escabroso y desierto,y cual nosotros cambiado,lleno aún de las blancas fantasmasque en otro tiempo adoramos.IVTras de inútil fatiga, que mis fuerzas agota,caigo en la senda amiga, donde una fuente brotasiempre serena y pura,y con mirada incierta, busco por la llanurano sé qué sombra vana o qué esperanza muerta,no sé qué flor tardía de virginal frescuraque no crece en la vía arenosa y desierta.De la oscura Trabanca tras la espesa arboleda,gallardamente arranca al pie de la veredala Torre y sus contornos cubiertos de follaje,prestando a la mirada descanso en su ramajecuando de la ancha vega por vivo sol bañadaque las pupilas ciega,
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->