Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
“LEYENDAS”

“LEYENDAS”

Ratings: (0)|Views: 6|Likes:
Published by Daniel Bustos

More info:

Published by: Daniel Bustos on Jun 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/26/2014

pdf

text

original

 
LeyendasLeyendas
Sir Drackness Wolfrich
INDICE
Un sueño comienza…En el nombre del padre…Comienza la pesadilla…Los arrieros…El sueño se complica…Don Justino Márquez…¿Sueño?...La llorona…El heredero de la maldición…El Nahual…Tragedia en el campo…Asesinato en el río…El cementerio 2da parte deAsesinato en el río…Los habitantes de la hacienda…La maldición sobre la hacienda…Los nuevos inquilinos…La pesadilla termina…Epílogo…
 
 Leyendas Sir Drackness Wolfrich
UN SUEÑO COMIENZA…
La carta estaba escrita, el punto final había sido remarcado, no había vuelta de hoja en unadecisión como aquella, Oralia lo sabía muy bien, estaba a punto de dejar la casa paterna,hogar donde vivió durante los 19 años con los que contaba, emprendía una nueva vida,quería su independencia, cosa que viviendo bajo el techo de un padre protector y unamadre histérica, era muy difícil de obtener, cualquier joven de este siglo sabe de estascosas, la vida se torna acelerada, las responsabilidades importaban cada vez menos y ladiversión era la única palabra que tenía significado en el diccionario de la “nuevageneración”.Dejó la carta sobre su mesita de noche, tomó su valija, dinero destinado hacía meses paraaquella empresa, las llaves del auto y salió de su cuarto sigilosamente, no queríaencontrarse a nadie en su camino, a las 3 de la mañana el sueño de sus padres era pesado,Joaquina la sirvienta debía estar también entregada al dios Morfeo; Miró a su alrededor,dando un último vistazo, sabía que una vez saliendo de ahí, nunca más volvería a ver ninguno de esos recuerdos, fotos, y demás cosas que estaban en aquella sala, la cual ya noera suya.Encendió el carro (un viejo modelo VW), sus ojos se posaron en la fachada de su antiguohogar, una lágrima brotó de sus ojos verdes como esmeralda, no sabía si de tristeza oalegría, un beso quedó perdido en el aire, dirigido a sus padres, segundos después, pisó elacelerador a fondo.Los paisajes más bellos en todo México, solamente se pueden admirar manejando en lacarretera durante el alba; Oralia llevaba 2 horas de manejo, se dirigía a un viejo pueblecillo, escondido en la Sierra Poblana, donde había pasado sus últimas vacaciones, encompañía de Adonai, su novio; con el cual decidió irse a vivir ahí, estaban enamorados deaquel pintoresco lugar, tenían muchas oportunidades: él, desempeñándose en un taller mecánico, que era lo que sabía hacer, y ella, terminar sus estudios en uno de los mejoresinstitutos del norte de Puebla.El coche detuvo su camino en un restaurante de comida típica, ella se bajó de prisa, y lo buscó con la mirada, ahí estaba ya, esperándola, con un cigarrillo entre los dedos como eracostumbre, la mirada fija en la nada volteó para encontrarse con la de ella, junto con lamirada, él fue a su encuentro abriendo los brazos, los cuales la envolvieron al tenerla cerca.Después de todo habían pasado una eternidad lejos uno del otro, se necesitaban, dependíantanto de ellos mismos como las nubes del cielo, las estrellas de la noche y la arena del mar.El frío de la mañana pasaba desapercibido de aquel par de enamorados, cuyo abrazo parecía no tener fin, pocas veces se ve la entrega total de un hombre y una mujer como pareja, en este caso, Adonai amaba locamente a Oralia, y esta le correspondía elsentimiento dando todo por su amado, dejando incluso, como lo había hecho horas antes,su hogar, su familia, su identidad…Decidieron entrar a desayunar algo, aún tenían tiempo de sobra; el restaurante era pequeño, pero acogedor, el olor de la cocina recién abierta hizo presente el hambre en la pareja, seapresuraron a tomar asiento. Llegó un mesero amable. Ordenaron el mismo plato los 2:huevos a la mexicana y un jugo de naranja, su orden no tardó ni 10 minutos en estar servida, ambos comenzaron a saciar su hambre con rapidez, sabían que el camino que les
Página 2 de 58
 
 Leyendas Sir Drackness Wolfrich
esperaba era el más largo de todos, aquel camino que solo puede recorrerse una vez, delcual no se puede regresar una vez finalizado el viaje, era el camino de la vida.Mientras tomaban el jugo, Adonai le presento un libro a Oralia, abusando de las creenciasque ella tenía acerca de lo sobrenatural.
-
Mira cariño, consegeste libro, narra las viejas leyendas acerca de aquel pueblecillo, que a partir de hoy se convertirá en nuestro hogar Diciendo esto, leextendió un libro antaño, devastado por el paso del tiempo, encuadernado en pielnegra, con un grabado al frente “ZACATLAN”; letras doradas, como títulosolamente el nombre del pueblo, hojas amarillentas.
-
Se ve interesante, ¿Dónde lo conseguiste?, no tiene autor, no tiene editorial, ¡nada!,no creo que lo hayas conseguido en la librería de la esquina – Mientras objetaba, pasaba las hojas de aquel impreso con ávido interés.
-
Cuando vine a ver la casa, me lo regaló el Sr. Márquez, el ex dueño, empieza a leer en lo que voy al baño, luego me cuentas –una sonrisa se dibujó en el rostro del joven.Oralia comenzó a leer aquel dichoso libro, quería saber las leyendas de su nuevo hogar,desde pequeña sentía una fascinación por cosas sobrenaturales, buscó el índice, no existíaen ese libro, comenzó a leer historia por historia, la primera hoja tenía una especie deintroducción:“Las siguientes hojas contienen relatos verídicos, cada una de ellas tuvo lugar en nuestro pueblo: Zacatlán de las Manzanas. Algunas narran las experiencias fantasmales que hanacaecido a nuestro pueblo desde la época de los cristeros, otras simplemente son hechosincreíbles o detestables que no han tenido influencia sobrenatural, pero no por ello, llegan aser menos desagradables que en los que interfieren los seres del otro mundo”.La primer historia llamó la atención de Oralia, era un relato corto, el título le hacía alusióna algún filme, era:
EN EL NOMBRE DEL PADRE
El cuarto estaba oscuro, era una de aquellas piezas modernas con su toque de antigüedad,su único huésped era una pequeña de 16 años, acababa de llegar al pueblo de Zacatlán, enla serranía de Puebla, era un pueblo que conservaba esa esencia de nostalgia en sus callesempedradas, casas de adobe, en fin; pero volvamos al cuarto de la pequeña Karina, a esas paredes poseídas por el polvo y por las viejas imágenes religiosas, cuadros de las vírgenesy los santos por todos lados, había además, una cama al centro de la habitación, dos buroes,a los costados de esta, un closet empotrado en la pared derecha, arriba de la cabecera de lacama, se encontraba un crucifijo de madera, tallado a mano, regalo de familia, la protegíadel mal, al anochecer, se hincaba en la cama para dar gracias, le hablaba como si la imagende Jesús crucificado tuviera vida, y con el claroscuro de la luna que entraba por la ventana pareciese que era así, esos ojos implorando piedad divina, la expresión de tristeza en lacara maltratada, el cuerpo fatigado y azotado, todo esto se iluminaba de tal forma que parecía un pequeño ser humano en el lecho de su deceso.
Página 3 de 58

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->