Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Zine Resized2

Zine Resized2

Ratings: (0)|Views: 261|Likes:
Published by Alberto Haj-Saleh

More info:

Published by: Alberto Haj-Saleh on Jun 06, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/27/2013

pdf

text

original

 
Quizá recuerdes aquellos libros pe-queños, de papel basto, mancillados por el lomo, que tu padre o tu TíoMiguel solían leer en verano, espe-rando el autobús, viajando en me-tro, libros del oeste o del espacio,con portadas de colores desleídos,repletas de villanos armados, de mu-chachas rebosando escotes turgen-tes o de hombres perseguidos enescorzo, con títulos abulosos como“La embajada del miedo” o “Lamuerte elige,” escritos por autoresde nombres vagamente anglosajo-nes como Curtis Garland o SilverKane. Aquellos eran los bolsilibros olibros “de a duro” y en realidad esta-ban escritos por personas que habíannacido en Oviedo o Barcelona, quese apellidaban Muñoz o González,escritores de velocidad y al peso que por orden editorial parían cuatro ocinco novelas al mes porque en elloiba el pan de sus hijos, estajanovistasde las letras que se embarcaban en unteclear incansable que les hacía viajarde un pueblo polvoriento de Texas alas supercies brillantes de CiudadOmega o la destartalada ocina deun comisario, un tal Méndez.“Perros del desierto” es sin dudauna novela heredera de aquellos e-briles bolsilibros. Sin embargo, su au-tor, Francisco Serrano, que como vesha renunciado a cambiarse el nombre por el de Frank Sierra por ejemplo, hallevado los mimbres de esa literatura(con minúscula) mucho más lejos,mucho más uerte, casi en un saltoal hiperespacio. Decía el añorado JGBallard en sus memorias que a todo padre le llega el momento de aceptarque su hijo se ha convertido en mejor persona que él. Y eso, mejor escri-tor en este caso, es lo que al mirar aFran (me niego a llamarle Francisco)habrán de aceptar gentes humildescomo Kane o Garland, pero tambiénmuchos de los arrogantes que se em- peñan en adjudicarse la administra-ción del término “Literatura” (conmayúscula).Porque “Perros del desierto” noes literatura burguesa. En sus pági-nas no aprenderás quienes ueronlos constructores de las catedrales niencontrarás personajes que te ayu-darán a conocerte a ti mismo. Puedeque en todo caso, entre los secarrales y las planicies del desértico planetasin nombre en el que se desarrolla sutrama, descubras que el mundo, este y cualquiera, es un lugar caótico e im- predecible. Es probable que vislum-bres también un universo repulsivo y atrayente en el que querrás quedarte,del que querrás saber más, del que noquerrás marcharte, como han conse-guido desde siempre las mejores his-torias de aventuras y las narracionesextraordinarias. Y es seguro que du-rante su lectura descubrirás el talento

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->