Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
0Activity
×
P. 1
MADRE SOLEDAD DE LA CRUZ

MADRE SOLEDAD DE LA CRUZ

Ratings:

4.33

(3)
|Views: 20,822|Likes:
Published by feesperanzaycaridad

More info:

Published by: feesperanzaycaridad on Jan 24, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

02/15/2014

pdf

text

original

 
MARIA GARCIA DE FLEURY: MADRE SOLEDAD DE LA CRUZ
1
 
MARIA GARCIA DE FLEURY
 MADRE SOLEDAD DE LA CRUZINTRODUCCION
1.- LA INFANCIA2.- LA VOCACION3.- MADRE SOLEDAD CONOCE A MONS. FRANCISCO BLANCO NAJERA4.- VOCACION DE FUNDADORA5.- NUEVAS FUNDACIONES Y PERMISOS6.- LA GUIA ESPIRITUAL DE MONS. FRANCISCO BLANCO NAJERA7.- LA MUERTE DEL PADRE FUNDADOR8.- VENEZUELA Y LAS PRIMERAS FUNDACIONES FUERA DE ESPAÑA9.- LA EDUCACION10.- LA ESPIRITUALIDAD11.- MADRE SOLEDAD: SU PERSONALIDAD Y TRATO CON LAS RELIGIOSAS12.- LAS CARTAS13.- LA CONGREGACION14.- SUS ULTIMOS MESES EN ESTA TIERRA15.- SIGUEN LAS FUNDACIONESEPILOGODEDICATORIAA las Religiosas Misioneras del Divino Maestro porque ellas han sido, son y serán grandes forjadorasde la civilización de amor.AGRADECIMIENTOAntes que a nadie quiero agradecerle a Dios Todopoderoso el haberme dado la posibilidad deescribir una obra de la envergadura de ésta y a la Virgen María Inmaculada por acompañarme conamor y dulzura.Quiero darle un agradecimiento muy especial a la Hna. Amparo Pérez Guereño por confiarmela redacción de la biografía de esta gran mujer, la Madre Soledad de la Cruz, quien ha abiertoinnumerables caminos de fe, amor y esperanza para la sociedad del siglo XXI.Agradezco inmensamente a la Hna Coromoto Godoy el haberme acercado por primera vez alas Religiosas Misioneras del Divino Maestro, a su ayuda, comprensión, celo apostólico y tenacidad.Un agradecimiento especialísimo a todas y cada una de las Hermanas del Divino Maestro quehe conocido personalmente. Ellas son testigos vivas del amor a Dios y a los seres humanos. Su espíritude entrega, dedicación, el empuje en la expansión eficiente y entusiasta del Reino de Dios son frutos devivir como excelentes discípulas de Madre Soledad y de Monseñor Francisco Blanco NájeraJunto a ellas, quiero agradecerles a todas esas otras Hermanas del Divino Maestro que congran ilusión escribieron algunas de sus experiencias con Madre Soledad permitiendo que este libro nosea sólo una visión académica sino que esté lleno de calor y cariño.Finalmente agradezco a Eduardo mi esposo, a mis hijas María Mercedes, María Isabel y MaríaLuisa, a mis yernos Andrés, Francisco y Rubén Eduardo y a mi queridísimo nieto Andrés Eduardo elhaberme regalado el tiempo para dedicarme a investigar y escribir acerca de este personaje que ellosno conocían pero que ahora les resulta familiar.
INTRODUCCION
A muchas personas en el mundo actual puede costarles entender que sólo por los caminos de laCruz se llega a las alturas de la luz, del amor y la trascendencia. Quizás algunos no entiendan lo que
 
 
MARIA GARCIA DE FLEURY: MADRE SOLEDADDE LA CRUZ 2
significa para una mujer despojarse de las modas para vestir un hábito religioso, ni comprenden el valorde un alma. Las religiosas sí lo entienden, por eso, son capaces de “dejarlo todo por amor a Cristo parael servicio y la salvación de las almas.”El profundo amor a Cristo es la realidad única y verdadera que movió a Soledad Rodríguez Pérez aentregar su vida. Si ella hubiera sido una mujer buena, como tantas, se hubiera casado, tenido hijos,los hubiera educado bien, no hubiera pasado nunca a la historia ni sus actos hubieran trascendido alpunto de que usted, amigo lector, esté comenzando a leer acerca de su vida. De ella no haberse salidode la rutina diaria, miles de niños, cientos de Colegios miles de Religiosas y miles de Cooperadores nose hubieran acercado a Dios, no hubieran enfocados sus vidas hacia el amor y no estuvieran en esecamino de tratar de construir, cada uno de acuerdo a sus posibilidades, una sociedad mejor y unmundo más cristiano.Son infinitas las cosas buenas a nivel social, familiar y personal que la humanidad ha logrado sólopor la influencia de esta mujer que se salió de la masa y supo que
una persona 
hace la diferencia. Y siesta persona se entrega por entero a Dios con toda su inteligencia, su corazón y su voluntad verá,como la Virgen María, “cosas maravillosas suceder”.La personalidad de Madre Soledad trascendió por el profundo sentido que tenía de su dignidad alcumplir con la misión y vocación que Dios le había dado.Vivió su “ser de mujer” con una serie de valores humanos como el amor a Dios, el amor a laspersonas, la esperanza, el ánimo, la bondad, la creatividad, la perseverancia, la obediencia, lalaboriosidad, la autenticidad, la austeridad, la humildad, la amistad, la confianza, el desprendimiento desi misma, la oración, el respeto, la lealtad, la voluntad, la paz, la responsabilidad y la coherencia devida.Esta biografía trata de una persona que sabía que los valores no se pueden vivir “a gusto delconsumidor” sino que existe una perspectiva moral en el mundo, con la cual se discierne el bien delmal, la verdad de la falsedad. Una perspectiva que enseña que el ser católico es una norma de vida yde apostolado. Que se trata es de vivir las creencias y compartirlas, de testimoniar la fe con gozofrente a quienes están a nuestro alrededor, en público, para así anunciar con toda alegría y vigor elReino de Cristo.Mujer con chispa, entusiasmo, alegre, ascética, entregada¡esa era Soledad Rodríguez Pérez!
CAPITULO 1.- LA INFANCIA
En Zamora, España, el primero de febrero de 1904 nació la hija número nueve de Manuel
 
MARIA GARCIA DE FLEURY: MADRE SOLEDAD DE LA CRUZ
3
 
Rodríguez Sanromán y Paula Pérez de Rodríguez a quien pusieron por nombre "Soledad". Un tiempodespués nació Alberto completando así los diez hijos que conformaron la familia Rodríguez Pérez.Manuel, era un rico terrateniente oriundo de Fermosello en Zamora, España. Se había casado enprimeras nupcias y había formado un hogar estable y cristiano donde nacieron varios hijos entre ellosdos varones llamados Manuel y Ulpiano. Lamentablemente su esposa murió y Manuel se vio solo consus hijos. Cuando el menor de estos hijos tuvo diecisiete años, éste, junto con sus otros hermanos semarcharon hacia Buenos Aires.Habiéndose quedado solo, Manuel conoció a Paula Pérez oriunda de El Perdigón, en Zamora.Después de frecuentarse un tiempo se enamoraron y tomaron la decisión de casarse. A pesar de lagran diferencia de edad pues Manuel tenía cuarenta años y Paula solamente diecisiete. Unidos con labendición de Dios y con llenos de amor se convirtieron en una pareja feliz. Al poco tiempo vieron nacera la primera de sus hijas.Vivían como clase media acomodada pues el puesto de jefe de telégrafos de Manuel les permitíauna vida holgada. A lo largo de su matrimonio tuvieron diez hijos: Isabel, Felix, María, Pilar, Vicente(quien murió a los dos años), Gonzalo (quien falleció a los nueve años), Paula, Manola (murió jovencomo religiosa Hija de la Caridad), Soledad y Alberto.A pesar de haber nacido el primero de febrero de 1904, Soledad siempre celebró su cumpleaños eldía dos pues ese día se conmemora la fiesta de la Purificación de Nuestro Señor Jesucristo cuando fuellevado al Templo a los cuarenta días de haber nacido. Ese día se recuerda que la Virgen María y SanJosé llevaron al niño Jesús junto con la ofrenda de dos tórtolas como ofrenda. Allí se encontraron conla viuda Ana y con el anciano Simeón quien al verlo dijo: “Ahora Señor, puedes dejar que tu siervomuera en paz porque mis ojos han visto a tu Salvador que has preparado y ofreces a todos los pueblos,luz que se revelará a todas las naciones y gloria de su pueblo Israel” y le dijo a la Virgen: “Este niñoserá elevado como signo de contradicción y una espada de dolor atravesará tu corazón. (cfr Lc.2, 29-39) El dos de febrero también se celebra la Virgen María como la Madre de la Luz del mundo bajo elnombre de la “Virgen de la Candelaria”. Siendo un día tan cargado de importancia religiosa, Soledadprefería celebrar su cumpleaños ese día.A los seis días de nacida aun cuando era lunes, a las cinco de la tarde, la bautizaron en laParroquia de San Ildefonso de Zamora. El Párroco, el Padre Don Melchor Zatarain dirigió elSacramento del Bautismo.Cuando Soledad, o "Solita" como la llamaban cariñosamente, tenía cinco años su padre, desesenta años, murió del corazón el 06 de agosto de 1908. Pero ya de él había aprendido una serie decualidades que la marcaron para toda su vida: la religiosidad, Dios primero en todas las cosas, laalegría, el esfuerzo, la laboriosidad.Viéndose viuda con siete hijos, pues los demás habían muerto, Paula decidió mudarse a Madrid.Era ya el año 1911. Se instalaron en la Calle Alcalá. Soledad era feliz jugando con sus hermanosIsabel, Felix, María, Pilar, Manuelita y cuidando a su hermanito menor, Alberto.

Activity (0)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jose Arroyo Racine added this note|
gracias por poder hacer la tarea
Alid Abad Bances liked this
Anitza Barreto liked this
Antonio Serquen liked this
Nely liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->