Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
NATURALEZA DE LA VIRTUD ÉTICA

NATURALEZA DE LA VIRTUD ÉTICA

Ratings: (0)|Views: 1,619 |Likes:
Published by jorget17

More info:

Published by: jorget17 on Apr 27, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2013

pdf

text

original

 
NATURALEZA DE LA VIRTUD ÉTICALA VIRTUD ÉTICA, EL HÁBITODE LA RECTA ACCIÓN
Al ser virtud de dos clases, dianoética y ética, la primera se origina y seincrementa por la doctrina y la enseñanza, y por lo mismo le es necesarioexperiencia y tiempo; mientras que la segunda, en cambio, procede de lacostumbre, tal como su nombre lo indica, y se forma mediante una ligera variación
del nombre “costumbre”.
 Además de todas las disposiciones naturales, adquirimos primero lapotencia y luego su ejercicio. Esto es evidente en el caso de los sentidos; esdecir, no adquirimos los sentidos por ver u oír muchas veces, sino que, por elcontrario, tenerlos es causa del usar de ellos, y no el usar de ellos la causa deltenerlos.En cambio, las virtudes se adquieren como resultado de los ejercicios y delas prácticas conducentes, y es necesario obrar primero. Éste es el caso tambiénde las virtudes: en la interacción con los demás hombres es que nos hacemos justos o injustos; en nuestra actuación en los peligros, habituándonos a sentirmiedo o coraje, nos hacemos valientes o cobardes.Para concluir, decimos que los hábitos surgen a partir de las accionescorrespondientes. De ahí la necesidad de llevar a cabo un determinado género deacciones, puesto que las diferentes acciones se corresponden con los diferenteshábitos.
LA RECTA ACCIÓN Y LA MODERACIÓN
Primeramente, entonces, debemos observar que es propio de la naturalezade tales cosas destruirse por defecto o por exceso. El exceso y la falta deejercicio destruyen la robustez; igualmente, cuando comemos o bebemos enexceso, y si lo hacemos de un modo insuficiente, dañamos la salud; pero si lacantidad de alimento resulta ser de una medida proporcionada, entonces laincrementa y la conserva. Así sucede también con la moderación, la virilidad ydemás virtudes: quien huye de todo y tiene miedo no resiste nada se vuelve
 
cobarde; quien no teme absolutamente nada y se, enfrenta a todos los peligros sehace temerario.
LA VIRTUD REFERIDA A LOS PLACERESY A LOS DOLORES
El hombre que se abstiene de los placeres corporales y se complace alhacerlo es moderado, y quien se entristece por abstenerse es intemperante. Elque hace frente a los peligros y se deleita, o al menos, no se disgusta, es valiente;y el que se disgusta, cobarde. La virtud moral, en efecto, se relaciona con losplaceres y dolores; hacemos lo malo a causa del placer y nos abstenemos del biena causa del dolor.Es por esto que algunos definen las virtudes como un estado deimpasibilidad y de sosiego del espíritu; pero esta definición no es correcta, porque
se refiere a ellas de un modo absoluto cuando en verdad se debe añadir: “como esdebido”, “como no es debido” y “cuando es debido”,; y todas las demás
circunstancias. Queda, entonces, establecido que tal virtud nos inclina a hacer loque es mejor con respecto al placer y al dolor, y que el vicio es lo que nos inclinahacia lo contrario.
NATURALEZA DE LAS ACCIONESDE ACUERDO CON LA VIRTUD
Alguien podría replicarnos cuando decimos que los hombres se hacen justos practicando la justicia y moderados practicando la moderación, puesto quesi practican la justicia y la moderación, son entonces, justos y moderados.En cambio, cuando es el caso de las acciones con arreglo a las virtudes,éstas no serán justas o moderadas de cualquier modo que se lleven a cabo, sinoque es menester de quien las ejecute se encuentre dispuesto de cierto modo aello. En efecto, en primer lugar, si actúa, debe poseer conocimiento de lo quehace; si elige, debe elegir por voluntad propia y por el fin de aquéllas; y en tercertérmino debe hacerlo con firmeza y constancia.
 
LA VIRTUD COMO MODO DE SER
Tras lo que hemos considerado, debemos considerar qué es la virtud. En elalma residen tres géneros de cosas: pasiones, facultades y hábitos; y la virtud, porfuerza, ha de ser de alguno de estos tres géneros de cosas.Llamo pasiones a la codicia, la ira, la saña, el temor, el atrevimiento, laenvidia, el regocijo, el amor, el odio, el deseo, los celos, la compasión y,generalmente, a todo aquello que suele estar acompañado de dolor o júbilo. Demanera que ni las virtudes ni los vicios son pasiones, porque, en razón de ellas, nonos llamamos ni buenos ni malos, como nos llamamos por razón de las virtudes yvicios.Por las mismas razones se prueba que las virtudes no son tampocofacultades; porque por sólo sentir las pasiones no se nos llama buenos o malos, nitampoco somos por eso elogiados o censurados. Asimismo, poseemos nuestrasfacultades por naturaleza (esto ya ha sido tratado). Entonces, si las virtudes noson afectos ni tampoco facultades, resta que sean disposiciones. Así hemosexpuesto cuál es el género de la virtud.
NATURALEZA DEL MODO DE SER
No sólo debemos decir que la virtud es un hábito, sino además, de quéclase. Se debe notar que toda virtud lleva a término la buena disposición deaquello de lo cual es virtud y hace que realice bien su función (por ejemplo, lavirtud del ojo hace bueno al ojo y su función, porque vemos bien por la virtud delojo). Si esto es así en todos los casos, la virtud del hombre será también el modode ser por el cual el hombre se hace bueno y por el cual realiza bien su funciónpropia.Llamo término medio de una cosa a lo que dista lo mismo de ambosextremos y es uno y el mismo para todos.Estoy hablando de la virtud ética, porque ésta se refiere a las pasiones yacciones, y en ellas hay exceso, defecto y término medio.La virtud es, por lo tanto, un modo de ser electivo, al ser un término mediorelativo a nosotros, determinado por la razón y por aquello por lo que decidiría elhombre prudente.

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Hugo Hernandez liked this
Hugo Hernandez liked this
dguevara_3 liked this
Javier Loayza F liked this
maxquivex liked this
mindiola liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->