Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Golpe de Timon

Golpe de Timon

Ratings: (0)|Views: 4 |Likes:
Published by juan cristobal
análisis marxista crítico de la economía venezolana
análisis marxista crítico de la economía venezolana

More info:

Published by: juan cristobal on Jun 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/10/2013

pdf

text

original

 
¿Qué hacer?
Primera versión: 1-4-2012Segunda versión: 5-4-2013Tercera versión: 15-4-2013Cuarta versión: 6-6-2013
Prefacio
Este documento fue elaborado para la consideración del Presidente Nicolás Maduro y su equipo degobierno, así como de la más alta dirigencia política de la revolución bolivariana. Sin embargo, lasegunda versión, que fue circulada entre nuestras redes más cercanas de pensadores y dirigentesrevolucionarios para recoger comentarios y llegar a consensos en la propuesta, fue filtrada, sinnosotros saber cómo ni porqué, al diario ABC de España, el día 10 de Abril. El 11 salió reseñado enEl Mundo, el 12 en El Nacional, y luego en otros diarios, como el Reporte Económico, y el NuevoHerald, de Miami. Ahora que el documento es de conocimiento público, queremos circularloampliamente entre los revolucionarios, y hasta entre la gente de oposición, incluyendo el sector  privado productivo (no hay que olvidar que Engels, un empresario burgués, fue uno de losmarxistas más acérrimos) para nutrir la propuesta al Presidente Maduro. La idea es que esto notenga autor o autores conocidos, sino que sea una propuesta colectiva, que vaya sumando de maneracoherente comentarios, adiciones, correcciones, cambios, buscando la verdad, para beneficio detodo el pueblo venezolano, de manera inclusiva. La circulación va a ser a través de redes, y por favor hagamos hacer llegar los comentarios a través de quien nos lo envió, para también así evitar “crackeos” maliciosos del contenido. La versión más reciente tendrá, en la parte del prefacio, laindicación de qué es lo nuevo y lo modificado. Las versiones sucesivas serán cada vez más pulidasy amplias, pero siempre conservando la coherencia interna de las ideas, para ir sumando cada vezmás voluntades entusiastas, como coautores e impulsores, y así lograr una Venezuela y un mundomejor para todos.Esta cuarta versión está dirigida, además, a todo el pueblo. Por eso incluye varias explicacionesdidácticas, para que alguien que no tiene formación académica en economía y política puedaentender los conceptos técnicos usados en materia de economía y política. Hemos tratado deesmerarnos en eso, pues, como se verá, se trata de algo que es realmente sencillo, y esimprescindible que el pueblo se entere de las cosas, pues llegó la hora histórica de su protagonismono solo político, sino económico. Como nos hemos extendido un poco en explicaciones didácticas,no se ha podido evitar que el documento se haya hecho mucho más extenso. De 27 páginas, ha pasado a más de 100 (incluyendo los anexos). Por eso, hemos hecho un Resumen Ejecutivo de dos páginas, para que quien no tenga tiempo de leerlo todo de una vez, tenga presente una idea clara y precisa de lo que contiene, para que luego pueda ir avanzando poco a poco en la lectura del textocompleto. Repetimos: nos interesan mucho los comentarios de todos, para ir mejorando la propuestaen versiones posteriores actualizadas.A los intelectuales de todas las disciplinas, sean académicos o no (hay intelectuales del pueblo queno han estudiado, que son muy profundos en sus análisis, lo mismo que pasa en el ámbito de loshackers, pues muchos de ellos son niños o adolescentes que nunca han ido a la escuela, y songeniales): en particular en Economía, Filosofía, Politología, Sociología, Antropología, Sicología yTeología. También a los políticos y a los formuladores de política económica y social: estedocumento pretende ser una contribución teórico-práctica a nivel no solo nacional, sino mundial.Por tanto, ayúdennos a revisarlo con cuidado, por favor, y no teman criticarlo con todo rigor, pueseso no nos puede perjudicar, sino que, al contrario, nos sirve par irlo mejorando. El pueblo
 
venezolano lo agradecerá mucho.Los autores de este documento, que somos todos, renunciamos a nuestros derechos de autor. Loúnico que pedimos es que siempre se conserve como
bien públic
o, y de propiedad común. Quenadie se apropie de él diciendo que el documento o parte de él es una idea privada suya por la queva a cobrar o a ganar prestigio personal o de grupo. Y también pedimos que sea distribuido yredistribuido
de manera gratuita
, especialmente por los medios alternativos: la Internet, lasconversaciones boca a boca, por teléfono, por las redes sociales, por los periódicos y medioscomunitarios. La idea es evitar lo más posible los medios tradicionales de prensa, radio y televisión,de la orientación que sea, en que los oyentes se transforman en receptores pasivos, pues lo quequeremos es que todos lo leamos y que sirva para que todos seamos agentes activos, queintercambiemos ideas, hagamos comentarios unos con otros, sin temor a criticar, a adelantar  propuestas, mejoras, a ser creativos y así rescatemos el
espíritu hacker 
que todos tenemos dentro:que todos seamos el
 Actor Principal 
, el
 Protagonista
de este
Teatro Real 
de la historia de ideas,acciones y hechos que queremos impulsar con este proyecto.Por último, queremos aclarar el porqué algunos de nosotros conservamos el anonimato en la autoríacolectiva de este documento. El objetivo principal es que nos centremos en la discusión de las ideasy las propuesta planteadas, y no de quién las hizo, en el entendido de que las verdades se sustentan por sí mismas. Hay quien ha tildado esta estrategia de “caballo de troya”, o de “quinta columnaideológica”, generando sospechas sobre quienes son los autores, para descalificar al contenido. Estanueva versión es lo suficientemente clara para que el lector común, sin preparación académica en loeconómico y lo filosófico, entienda su contenido. La versión anterior ya era entendible por quiensupiera de economía. De manera que quien usó esa versión para tildar al documento de caballo detroya, o de quinta columna, o no entendió el contenido, o tienen otras intenciones, como la de entrar en el debate sobre el carácter de las personas que lo han escrito. Es bien sabido en Filosofía quealguien que ataca al mensajero para descalificar el mensaje se descalifica a sí mismo como uncontendor, pues se trata del uso deliberado de una falacia argumental, conocida como ataque
“ad hominem”
: un argumento de este tipo no solo no aporta nada a lo que se está debatiendo, sino quesaca automáticamente del debate a quien lo usa.Pero hay una circunstancia en que cuestionar al autor de una propuesta tiene validez: cuando esa persona se está proponiendo para un cargo de representación, como por ejemplo Ministro deEconomía. En ese caso es crucial saber de quién se trata, pues esa persona va a estar tomandodecisiones a nombre del pueblo que pueden afectarlo negativamente, por lo cual ese candidato debedebe estar probado, tanto ética, como ideológicamente, y no basta lo que dice, pues eso puedereflejar una estrategia engañosa para presentarse como apropiado. Pero quien ha usado eseargumento
ad hominem
en este caso está entrampado doblemente, pues el documento era anónimodesde un principio. Por lo tanto, quien identificó a uno de sus miembros, y especuló sobre otros,reveló algo: que no se trata solo de descalificar al mensajero, sino que el objetivo es atornillarse ensu cargo, o atornillar a quien está allí. En efecto, aunque no hablamos de esto arriba cuando dijimosque era válido hablar del mensajero cuando es candidato o candidata a representación, si hay unacandidatura, hay que considerar, obligatoriamente, a las demás, entre ellas las de quienesactualmente la ocupan. Nosotros queremos seguir con esta estrategia de anonimato porque no está planteado entre sus miembros postularse para cargos de representación, y porque sabemos que esedebate ensuciaría completamente la discusión de las ideas, que es lo que queremos. Es tan limpiaesta estrategia, que hasta desenmascara a quienes tienen otras intenciones, que son perversas, comose ve: atacar a un rival personal usando la difamación, para indirectamente afianzarse a sí mismocomo candidato no revelado al oyente o lector, tratando de manipular su subconsciente. Y aquí estála segunda trampa en que cae: el irrespeto al oyente o lector, que es tratado como manipulable, sin
 
un criterio propio para juzgar por sí mismo si el documento es adecuado o no, sin saber quién lohizo. Es una trampa porque el lector se da cuenta de estos intentos de manipulación, y reaccionacontra eso.De hecho, hacemos notar que al miembro del grupo que ha sido identificado, se ha difamado (por ejemplo calificado de “fascista”), vilipendiado, censurado, bloqueado de posibles cargos en laadministración pública. Imagínense cómo está el ambiente entre quienes se quieren atornillar, yentre quieren defender con armas muy alejadas de la ética revolucionaria la gestión económica delgobierno. Esa es una segunda causa para conservar el anonimato del resto de los compañeros, puesson gente que trabaja en la administración pública, y sus ingresos son los que mantienen a susfamilias. De manera que esta estrategia es la típica de un grupo guerrillero que oculta la identidadde sus miembros para que sus personas y la de sus familias no sean presa fácil del enemigo. Por supuesto, la guerra es la de las ideas, por lo que somos guerrilleros de las ideas, de las verdades. Lolamentable es que esto no sería necesario si en este proceso no hubiera los vicios tan negativos de lacensura, de la prohibición de la crítica, y la autocrítica, como se pide en el Golpe de Timón, y en lastres R: Revisión, Rectificación y Reimpulso. Así que, reconociendo esta realidad, yendo al debateestamos entrando también en una guerra de las ideas y los estilos, con todos los hierros, con todaslas armas de la Independencia que nos dejaron nuestros Libertadores y Liberadores. Llamamos por eso a todo el pueblo venezolano y al pueblo mundial a declarar una guerra a muerte deindependencia, de liberación, contra las ideas enemigas que nos tienen esclavizados. Todas las personas quedamos absueltas, por ser “americanas”, en términos del Decreto de Guerra a Muerte deSimón Bolívar, pues en caso de estar equivocados, no somos culpables, sino que estamos siendosometidos, esclavizados, por ideas, creencias, supuestos malignos, y por lo tanto tenemos quecomprendernos. Pero a las mentiras mismas, las manipulaciones, las medias verdades, laintolerancia, el odio, la envidia, el rencor, la descalificación personal por motivos corruptosinconfesables, los estilos de censura que no permiten la crítica, y que prohíben la autocrítica, yotros demonios ideológicos que oprimen, esclavizan, e impiden la liberación del pueblo, de las personas, les decimos en esta declaración, como Bolívar:
“Contad con la muerte, aún siendo indiferentes, si no obráis activamente enobsequio de la libertad de la América. Americanos, contad con la vida, auncuando seáis culpables”.
Curiosamente, esta guerra no la puede librar nadie por otro. Como se verá hacia el final deldocumento, donde citamos más extensamente el Decreto de Guerra a Muerte, el meollo de estaguerra no es que las ideas combaten contra otras entre sí, desligadas de las personas, de lasorganizaciones. El problema es que las ideas del mal están arraigadas en nuestras mentes,dominándolas, de manera que las ideas del bien deben ser acogidas en esas mentes, para quesustituyan a las malignas en un proceso de desapego y liberación que con frecuencia lleva unesfuerzo y una voluntad importantes. Es el esfuerzo de la guerra, la guerra por la liberación, a la quenadie puede escapar, pues hasta la “indiferencia”, hasta la divagación, hasta la “neutralidadconformista” muestran que no estamos disfrutando de la alegría, la pasión por la vida, laabundancia, la completitud, la vida plena a la que todos estamos llamados en este momento de lahistoria humana. Así, en esta guerra, que es por la paz en realidad, como decía Jesús de Nazaret,
“La verdad nos hará libres”

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->