Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ESTRADA Propuestas Para La Reforma de La Ley Penal Juvenil 2013 0610

ESTRADA Propuestas Para La Reforma de La Ley Penal Juvenil 2013 0610

Ratings: (0)|Views: 1,544|Likes:
Published by Francisco Estrada

More info:

Published by: Francisco Estrada on Jun 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/26/2014

pdf

text

original

 
 1
Seminario Reforma de la Ley Penal JuvenilPropuestas para la Reforma de la Ley Penal Juvenil
1
 
Francisco Estrada Vásquez
2
 
Tres comentarios como preámbulo a la presentación de mis propuestas dereforma.
Uno.
 
¿Justicia juvenil en la medida de lo posible?
Como ex funcionario públicoconozco con detalle la cocina de las decisiones macro y un criterio que sueleprimar
no sólo en estas materias por cierto- es el de soluciones a la chilena. Lagran excepción, por supuesto, es nuestro sistema procesal penal. Allí no seescatimó en gastos al diseñarlo y el acierto de esta decisión ha hecho de estareforma la exportación no tradicional más relevante en nuestra historia jurídica.Sin embargo al discutir sobre justicia juvenil siempre hemos debido estarnosmoderando, , bajando expectativas, imaginando en voz baja. Y dejamos lasenergías de cambio relegadas a los permanentes pilotos, que son flores en mediodel desierto, y duran como tales.En la discusión legislativa de la ley Nº 20.084 no contamos nunca con un textoalternativo que fuera el óptimo y que fuera una presión a las rebajas y tijeretazosvarios que actores de todo el espectro partidista le dieron al proyecto del ejecutivo,el que a su turno ya era un texto podado por el ex ministro Gómez. Lo que tuvimosfueron declaraciones de principios, exhortaciones apostólicas patriarcales y quejas
1
Ponencia presentada en el Seminario Reformas a la Ley Penal Juvenil organizado por laCarrera de Derecho de la Universidad Autónoma de Chile, Sede Santiago, el 10 de junio del2013.
2
 
Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica deChile. Magíster en Derecho de Infancia, Adolescencia y Familia por la Facultad de Derechode la Universidad Diego Portales. Abogado, Director de la Carrera de Derecho de laUniversidad Autónoma de Chile, Sede Santiago. ex Director Nacional del Servicio Nacionalde Menores de Chile, ex Jefe del Departamento de Menores del Ministerio de Justicia.
 
 2
seudo proféticas que no aportaron absolutamente ninguna línea de redacciónalternativa.Las ONG de infancia del mundo de la protección aprendieron de este error ylograron hace un par de años contar con su propio anteproyecto de ley deprotección de derechos. Así, cuando se sentaron a la mesa de trabajo que elpresidente le pidió al ministro de Desarrollo Social tenían un completo articuladoque deja en evidencia el paupérrimo gesto del ejecutivo el 30 de abril pasado alingresar apenas 20 artículos como su proyecto de protección de derechos del niño.Yo tengo diferencias importantes con el te
xto de las ONG’s pero he sostenido que
es un hito el que hayan puesto en el subgénero literario de artículos legalesaquellos principios que tan fácil sale proclamar.
Es necesario contar con un anteproyecto desde la sociedad civil que sostengapropuestas sobre la reforma de la ley penal juvenil y que se arriesgue aartículos y supere la etapa de la cómoda formulación de principios.Dos.
 
Menos anécdotas, más evidencias.
Hoy, la mejor práctica en experienciacomparada
aunque no siempre la más preponderante- es la de políticas yprogramas basados en evidencia. No en anécdotas. Tal sujeto se reinsertó, taleducador súper choro, tal centro que funciona muy mal, una vez yo conocí a un joven que, etc. La anécdota es la forma más baja de evidencia. Ed Latessa,destacado criminólogo estadounidense, añade que además suele hacernos sentirbien. Los estudios empíricos son una de las formas más altas de evidencia. Y suelenhacernos sentir mal. También Latessa
dixit 
. Los estudios de casos, lassistematizaciones, los informes estadísticos, so también formas de evidencia. Unareforma a la ley penal juvenil debe contar con evidencia. En ausencia de estudios loúnico que nos queda es el ojímetro, la tincada, la ideología en clave despectiva. Unejemplo. He escuchado críticas al sistema de internación en régimen semicerradode distinguidos académicos y de autoridades de gobierno. Sé de casosinmensamente problemáticos. Pero también conozco buena prácticas defuncionamiento y los obstáculos sistémicos que han debido enfrentar. En eseescenario, ¿cómo tomar una decisión? No conozco un buen estudio que evalúe elfuncionamiento de los centros semicerrados del país. La urgencia es contar conestudios independientes, con acceso a todas las fuentes públicas y privadas de
 
 3
información. Sin ese prerrequisito las decisiones en justicia juvenil no superan a lasdel apostador de caballos en el Club Hípico.
Tres.
La Ley Nº 20.084 es un cuerpo jurídico, normativamente complejo. Estacomplejidad suele ser obviada en los análisis y evaluaciones de acerca de sufuncionamiento. Contiene en su interior cuatro dimensiones que poseen lógicasdistintas, algunas de las cuales constituyen partes de disciplinas singulares, todasellas relacionadas pero diferentes. A saber, es una ley penal (nos señala a quién sepena, qué se pena, cuánto se pena, e, incluso, para qué se pena), es una leyprocesal penal (nos dice cómo se adjudica la pena), es una ley de ejecución de lapena (nos indica cómo debe cumplirse la pena) y es parte de las políticas públicas(estatuye un conjunto de acciones y recursos públicos en torno a un determinadofin público).La interrelación evidente entre estas cuatro dimensiones exige precisión en losanálisis, y diagnósticos a fin de no cargarle los problemas de las políticas públicas ala dogmática penal y viceversa, por ejemplo.Así, en las líneas que siguen, presentaré, encuadrándome en las antedichasdimensiones, mis propuestas para la reforma de la ley penal juvenil.
Capítulo Penal
1. Considero necesario sacar del sistema de determinación de la pena juvenil,contemplado en los arts. 20 a 23 la referencia al artículo 450. Es decir, elagravamiento que castiga como consumado un delito que está en fase tentativa ofrustrado.El profesor Silva Sánchez plantea con claridad que "La determinación de la pena seexplica como un ámbito en el que no inciden sólo argumentos relativos al hechodelictivo realizado, vinculado a las reglas dogmáticas de imputación, sino también(y sobre todo) una argumentación asentada directamente en la teoría de los finesde la pena (esto es, en principios político criminales)."
3
De ahí que un sistema penalque cuenta con expresa declaración de fines de prevención especial positiva en su
3
 
Silva Sánchez, Jesús María (2007). "La teoría de la determinación de la pena como sistema(dogmático): un primer esbozo."
Indret, Revista para el Análisis del Derecho
N°2.En: 
 [visitado el 06/06/2013]

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->