Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
5Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Fallo Fayt de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (1999)

Fallo Fayt de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (1999)

Ratings: (0)|Views: 15,560|Likes:
Published by INFOnewsCOM

More info:

Published by: INFOnewsCOM on Jun 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/16/2013

pdf

text

original

 
F. 100. XXXV.Fayt, Carlos Santiago c/ Estado Nacionals/ proceso de conocimiento.
Corte Suprema de Justicia de la Nación 
-1-
Buenos Aires, 19 de agosto de 1999.Vistos los autos:
@
Fayt, Carlos Santiago c/ Estado Na-cional s/ proceso de conocimiento
@
.Considerando:1
°
) Que la Cámara Nacional de Apelaciones en loContencioso Administrativo Federal -Sala III- revocó la sen-tencia dictada en la instancia anterior en cuanto había de-clarado la invalidez de la reforma constitucional y la con-firmó en cuanto a la procedencia de la acción declarativa. Enlos términos del art. 322 del Código Procesal Civil y Comer-cial de la Nación afirmó que el art. 99, inciso 4
°
, párrafotercero, de la Constitución Nacional reformada, no altera lagarantía de inamovilidad de que goza el actor, juez de laCorte Suprema de Justicia de la Nación, en razón de su desig-nación bajo el régimen constitucional anterior a la reforma de1994. Contra ese pronunciamiento, la parte demandada interpusoel recurso extraordinario federal, que fue concedido a fs.221/221 vta.2
°
) Que los argumentos por los cuales el EstadoNacional pretende la apertura del recurso extraordinario sonlos siguientes: a) es errónea la línea divisoria entre magis-trados federales designados bajo el régimen previsto por laConstitución, en su texto anterior a la reforma de 1994, y losmagistrados nombrados por el nuevo gimen; no existenderechos adquiridos frente a la modificación de la norma queotorgaba el ejercicio vitalicio del cargo; b) el nuevo textoconstitucional no modificó la garantía de la inamovilidad delos jueces, pues el art. 99, inciso 4
°
, de la Ley Fundamentalcontiene, tal como fue la intención de los señores convencio-nales, una exigencia de carácter objetivo e impersonal; c) lareforma constitucional en el punto que se halla en discusión,-//--//-es válida y responde a los términos de la norma que laconvocó y que le atribuyó competencia; ello es así, pues tantoel art. 2 de la ley 24.309, como el "Núcleo de Coincidencias
 
-2-
Básicas", contemplaron como materia de revisión lo relativo ala "designación de los jueces federales"; d) la sentencia estáviciada por incongruencia, por no aplicar una normaconstitucional sin pronunciarse sobre su validez; e) tambiénincurre en arbitrariedad, por no rebatir los fundadosargumentos de su parte, contrarios a la admisibilidad de laacción declarativa en el sub lite.3
°
) Que en lo concerniente a la procedencia formal dela demanda en los términos del art. 322 del Código ProcesalCivil y Comercial de la Nación, los agravios de la demandadason inadmisibles por los fundamentos expuestos por el señorProcurador General de la Nación en el dictamen que antecede, acuyos argumentos corresponde remitirse por razones debrevedad.4
°
) Que el Tribunal comparte, asimismo, la opiniónvertida por el señor Procurador General en el capítulo VII desu dictamen, en cuanto al fundamento y alcance de la admisi-bilidad formal del recurso federal, pues se halla en tela dejuicio la validez e interpretación de cláusulas de la Consti-tución Nacional y de otras normas federales relativas al cum-plimiento del procedimiento previsto en el art. 30 de la LeyFundamental, y la decisión definitiva del superior tribunal dela causa es contraria al derecho que en ellas fundó elapelante.Cabe recordar que en la tarea de establecer la in-teligencia de las normas federales a las que se refiere elart. 14 de la ley 48, la Corte no se encuentra limitada porlas posiciones del tribunal inferior y del recurrente, sino-//--//- que le incumbe realizar una declaratoria sobre el puntodisputado, según la interpretación que rectamente le otorga(doctrina de Fallos: 308:647; 317:1773; 320:2647, entremuchos otros).5
°
) Que la conclusión precedente importa afirmar elcarácter justiciable de la cuestión sub examine, pues son
 
F. 100. XXXV.Fayt, Carlos Santiago c/ Estado Nacionals/ proceso de conocimiento.
Corte Suprema de Justicia de la Nación 
-3-
aplicables las consideraciones efectuadas por el Tribunal, alrespecto, en el precedente de Fallos: 318:1967.En efecto, la presente resulta -en primer lugar-una "causa", pues el actor ha invocado ante el Poder Judicialla protección de un derecho: el de mantener la inamovilidad enel cargo de juez de este Tribunal para el cual fue designadosen el procedimiento vigente para entonces en la Cons-titución Nacional y de acuerdo al alcance que dicha garantíale reconocía. El Estado Nacional ha resistido tal pretensión,de modo que se configura una controversia entre partes quesostienen derechos contrapuestos, esto es una controversia"definida y concreta" (Fallos: 242:353) que remite al estudiode puntos regidos por normas constitucionales e infraconsti-tucionales de naturaleza federal, lo cual es propio del men-cionado poder (arts. 1
°
y 2
°
, ley 27; arts. 116 y 117 de laConstitución Nacional).No obsta a lo afirmado la circunstancia de que loatinente al contenido de una reforma constitucional haya sidoatribuido válidamente a un poder distinto del judicial, puesaun en tales hipótesis siempre este departamento, a la luz dela Constitución, está habilitado para juzgar en los casos quese le planteen, si el acto impugnado ha sido expedido por elórgano competente, dentro del marco de sus atribuciones y conarreglo a las formalidades a que está sujeto.El mandato de la Constitución que pesa sobre el-//--//- Poder Judicial es el de descalificar todo acto que seoponga a aquélla (Fallos: 32:120); planteada una causa, no hayotro poder por encima del de esta Corte para resolver acercade la existencia y de los mites de las atribucionesconstitucionales otorgadas a los otros poderes y del deslindede atribuciones de éstos entre sí. No admite excepciones, enesos ámbitos, el principio reiteradamente sostenido por esteTribunal, desde 1864, en cuanto a que "es el intérprete finalde la Constitución" (Fallos: 1:340).

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
INFOnewsCOM liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->