Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Alfredo Jaar, Conversaciones en Chile 2005

Alfredo Jaar, Conversaciones en Chile 2005

Ratings: (0)|Views: 45|Likes:

More info:

Published by: Gabriela Pacheco Retamal on Jun 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/11/2014

pdf

text

original

 
Alfredo
Jaar,
Conversaciones
en
Chile
2005
Sandra
Accatino
Pablo
Chiuminatto
Bruno
Cuneo
Ana
María
Risco
Adriana
Valdés
Rodrigo
Zúniga
En Santiago,
en
noviembre
de
2005,
Alfredo
Jaar
se
reunió
du-
rante
dos días
y
medio
con
nosotros,paraconversar
acerca de
su
obra,
de
1a
muestra
que
tendríaiugar
el
año
sigui.ente
elilo
Teiefónica
de
Chile,y
del
libro
que
prepararíamos
paraacompañar
esa
muestra.
Fueron
conversaciones
extensas
e
intensas
entre
el
artista
y
ias personasque
se
harían
cargo de
los
textos
del
libro:
yo
misma
como coordinadora
editorial,
y
los
otrosautores, Sandra
Accatino,
Pabio
Chiuminatto,
Bruno
Cuneo,
Ana María
Risco
y
RcdrigoZúniga,
todosellos
de
generacionesmás
jóvenes,desta-
cad<;s
participantes
en
el
programa
de
doctorado
de
1a
Facultad
de
Artes
de
1a
Universidad
de
Chile.
bJo
teníamosinicialmente
laidea
de
publicar
1o
que
diríamos:
las
intervenciones fueron
totalmente
libres,y las
grabamosmás
bien
como
una
ayuda
parala
memoria,
en
el
momento
de
escribir.
Luego,
alrecordarlas entre todos,nos
dimos
cuenta
deque
en
ese
material
grabado
había
momentos
que
podrían
interesar
a
muchos asistentes
a
la
muestra.
El
formato
de
conversación
nos
pareció
muy
accesible
para todo
púb1ico
ypara
una
primera
mirada
a
la
obra
de
Alfredo
Jaar.
Lo
que sigue
presenta
extractos
de
esas
largas
conversaciones,
y
destaca
especialmente
1o
dicho
por
el
artista.
El
tono
es
muy
co-
loquial y distendido,incluso
con
momentos
de
humor.
Los
demás
participantes
decimos
1o
nuestro
en
1os
ensayos
deeste
libro.
Por
eso,
al
transcribir
estasconversaciones,
Iavoz
de
Alfredo
Jaar,su cercanía,
lo
que
éi
nos
cuenta
ynosdice
sobre su
obra,
sobresu
relación
con
Chile,
y
sobreel estado
del
arte
contemporáneo,
fue
sinduda
lo
que
más nos
interesó
transmitir.
AV.
 
LA LOGICA
DE ESTA
MUESTRA
Alfredo
JaarSobre
la
selecciónde
las
obras
paramostrar enSantiago.
Hubiera
que-ridoque
fueransólo
cosas
nuevas,
pero no
se
puede;
síquise
incluir
la
última
obra,Muxima,
quese
estrena
en
iébrero
de
2006
en
Nueva
York.
La
segunda
que
tenía
que
estar
es
EI
lamento
de
|as
ímágenes, por
su reciente
impacto
aquly
porque
se en-
cuentra
en
el
eje
mismode mi reflexión
sobre
las imágenes,
la
fotografía,
la
ceguera.Después, acababade
terminar
lode Gramsci,
yseguía
pensandoen
presentar
obras
tan
actualescomo
fuera
posible.Pero
la
trilogía
deGramsci,.con unprólogo
y
un epílo-
go,
tieneen
realidadcinco obras:sonmuchas,demasiado.Deellas,
descarté
la última,laproyección
sobre
laCasa delFascio
en
Como,porserdemasiado
específica
para
Italia
-aunque
corren
aires fascis'tasen
todaspartes
en estos
días.
La cuarta,
Las ce-
nizas
de
Gramsci,
es
un
objeto
muy
preciost.r,
hecho
paraunagalería
en
Roma,
que
me
apartaba
del sentido
delo que quierohacer
aqu
í
De
la
trilogía,La
celda
infinita
y
Auecien
floresbroten eran
las
más
fuertes,iasque
tenían
másseniido.Por la lucha
casi
imposible
de
losintelectuales,
y
por
reflejar
Ios
horrores
enlos que
estamos
metidos
hoy.
Ouedaron
entonces
esasdos deGramsci,
ycon eso
llegamos
a
cuatro.Ouedabaespacio
sólo
para
cuatro
más. Eso
fue
un dilema. Pensé
en
Un logoparaAmérica,porque
es
mi
obra
más reproducida,una
intervencion
pública quemepuso
en el
mapa.
Tambienes
muy
temprana,del
87
Y
se
conecta con
Chile, con
América
Latina,..
Ouedaban
tres. La
lógicaentonces
fue:
he
trabajado
muchoenÁfrica,
el
provectoRuandaes
fundamental
en
mi
trabajo,son
veinte
obras creadasenseis
años.
Pensé
en
RealPictures,
en
Los ojosde
Gutete
Emerita, en cinco o
seis
posibilidades,Me
decidífinalmente
porElsilencio
de
NduwayezurporqueLos
ojos...
ha
sido
la
másvista,
y
E/ siiencio,..
es equivalenie,
y
utllizala misma
estrategia
formal.
Luego
quedaba
lo
más
obvio:
completarlacon
una
obra
basada en Asiay
otra
basada en
América Lati-
na.
Fuera
de
balance,sobre AméricaLatina, de
los
años ochenta,
hace
una
interesante
conexión,un
cortocircuito,con El
lamento
de
lasimágenes, De
Asia
había varias,
perome hice
conocido
en los años
ochenta
con
formatos
de cajas de
luz
combinadosconespejos,
y
faltaba
una de esasobras
en
la muestra.Entonces me
decidí por
la
obraSin
título:
(Agua).
Y con
eso
completamos
las
ocho.
Posteriormente,decidí
que
en
la
primerasala de
laGalería
GabrielaMistral,antesde llegar
a
Oue cien fiores
broten,
podría
estar
Buscando
a
Gramsci,
el
prólogo.
De
modo
que
de laTrilogía
de Gramsci
estaránfinalmente
tres
partes:
el
prólogo,
Buscando
a
Gramsci; la primeraparte,
La
cetda
infinita,
y
la
segunda
parte,Oue
cien flores
broten.UNA OBRA
PARA
CHILE
Pablo
Ch¡uminattoEn esta
muestra, no
hay
obras
hechas
paraChile.
Pero
segura-mentehas
ir"aginado
qué
significa ubicar
estas
obras
en
este
país...
tJ
ldealmente,
queríamos
incluir una obracreada especialmentepara
Chile.
Perono
me
dio...Ana María
RiscoCuando
dices
"nome dio"...
¿no
te
dio
el
tiempo?
¿Qué
complejidad
hay
ahí?
AJ
Hacequinceañosestamos
tratandode
hacer
una
muestra
de
mi
trabajo
en
Chile,
y
noha resultado, por razonesdiversas, de financiamiento,deorganización.Finalmente,y graciasalcompromiso
de la
FundaciónTelefónicaChile,en
esta
podré
ofrecer unavisión.de
Io que
yo
hehecho
en
Iosultimos
25
añosdesdeque
me
fui.
No
se
trata
de una muestra retrospectiva,sino sólo
una
visión generalde
mi
trabajo.Lo ideal hubierasidolncluir
una
obra
nuevar
inédita,creada especialmente
para
Chile.Decidí que
no,
por
razones
de
stress.He expuesto
en
todas partes
del
mundo,
pero llegar
a
Chile
me
ponenervioso,porque
mi
experiencia acá
ha
sido
muy
fuerte,
una
experiencia que
me llevóa
irme.Poreso sufrí
mucho.
Seguramente algunos
hubieran
dichoquehace veinticincoañosque
me
fui, y
que
llegoinmediatamente
ahaceruna
obra sobre
Chile,paraChile:quería
evitaresepro-
blema. Parecíamásprudente,
como unaprimera
etapa
de miretorno,mostrar
obras
quehehecho
afuera.
Me pareció másadecuado
que
enuna
próxima
opor'cunidad,
si esquela
hay,
pueda
crear
una
obra especialmente
paraChile.Pero,
honestamente,tampoco
el
iiempo
hubierasido suficiente.
Teníamosmenos
de
un
añodesde
quese
firmó el contrato,y
yo
jamás
he
creado
una
obra
nueva
en menosde
un año.
Tengo
un
material sobreChile
que
considero notable, que
me
guardo
en
reserva por
ahora,un
proyectoalque
ledoy
vueltas.Peroel stress
de
hacerlo
en
tan
poco
tiempo,
yen estas circunstancias,hubiera sido equivalente
al
de
las
otrasocho obras
que
estoypresentando,
Sandra
Accatino
igual
van
a
decir
queeres
chileno
y
que
no
has
hechonadapara
Chi1e...
AJ
No hay
por
dónde...Bruno
Cuneo
En
ia entrada regálate
unos
copihues...(Risas)
 
LO
qUE
NO
FUE
sn
Hubouna
obraen
Chile
que
alcanzó
a
salir
en
tu
catálogo
recién
publicado
de
in-
tervenciones
públicas,
pero
luego
no
se
realizó.
¿Era
ia
del
Ministerio
de
F':1"-rción?A-t
Sí,
era específica
para
ese
lugar,
ellobby
de
accesodelMinisterio,
en
la
Alame-
da.
Propusecrear
una
cajade
luz
gigante.
Y
víainternet,conectadoconlos hospita-
les, habíamosinventado
con
ingenierosdel
MlTlun
sistemaen
que'
cadavez
que
nacía
un
niño
en
chile,
esa
cajade
luz,
antes
apagada,
seiba
a
iluminar
conun
sistema
de
colorespropio
de
cadaniño.lban
a
aparecer
los
colores,lahoraen
que
nació
y
el
nombre.
Y
luego
se
apagabahasta
el
próximo
nacimiento.AMR Unpoco
como
la obra
de
los
sin
casa,
en
Canadá.2
¡¡
.Sí.
lba
aser
financiadopor
la
AsociaciónChilenade Seguridad
,
peroluego dije-
ron
queera
muy
caro.
pC
La
obra
que ibas
a
hacer
enel
Ministerio
de
Educación
es
muytransgresora'
Adriana
Valdés
Yen
un registro
que
yo considerabaespléndldo:¿quiénpuedenegarse
a
admitir
el
nacimiento
de
losniños?
¿Y
quién
puede
negarse
aese
recordatorio
de
responsabilidad?PC
Un recordatorio
del mornento
-único
en
este
tipo
de
sociedades
tan
desi-
guales-
en
que
los
niños
son
iguaies
entre
sí'..
CHILE,1979-1981:
LOSESTUDIOS
SOBRE
LAFELICIDAD[Y
DESPUÉS]
LA OBRA
Y
SU
CONTEXTO
BC Penséque en
esta
muestra
incluirías
algo
de
Los
Estudiossobre
Ia
felícidad.
Ese
trabajo,
creo,
tiene un
valor
seminal.En
tu
obra,
1o
que
comienzacomo
unapregunta
sobre
la
felicidad
da
lugar iuego
a
una
especie
de
anatomía
de
todas
las
formas
de
infelicidad
posibles.Meparece,en
todo
caso,
que
esa
plegunta
inicial
está
vigente
siempre en
tu
obla,
aunque
tu
escepticismo
vayain
crescendo'..
pcAl
escribir
mi texto
sobreLaTrilogía
de
Gramscihago
un
enlacecon
los
Estudios
sobre
Iafel¡c¡dad.
Me
pregunto:
si
en
ese
momento
1a
pregunta
era
poI
1a
felicidad,
cuálsería
ahora
ia pregunta.
Qué
es,
ahora,
1o
que
no
nos
hemospreguntado.AV
Es
curioso
queen su
momento
la
preguntafuera
considerada
aquí
comoingenuaysaiida
d.e
}os
marcos
de
1o
que
habíaque
pensar
políticamente.
Sólocon
la
vuella
de
lademocracia,ya
en
1989,comenzó
a
hablarse
en
términospolíticosy
sociológi-
cos
del tema
de
1a
felicidad.
eC
"¿Es
ustedfeliz?"
es
1a
pregunta
políticapor
antonomasia...
Ta1
vez
se
produjo
una
especie
de
ceguera,
atribuibie,
1o
que
no
deja
de ser
paradó¡tco,
a
laaltísima
eficacia
retórica
de
ia
pregunta
en
ese
conlexto.pC
El relato
permanente
era
entonces
el
de
la
gesta,
del duelo.
En
la
obra,
en
vez
de
pedirte
que denuncies,
se
te
pide
que
enuncies,y
eso
desconcertó.."Todos
hablaban
el
mismo
lenguaje,
el
anverso
y.e1
reverso delmismo
ic;t5*aje,
en
relacióncon la
autorid.ad,en
relación
con
el
poder... Tomaste
el
lugar
de1
testigo,
con
la capacidad
de
enunciar
desde
otro
lugarla
pregunta.
SA
La
pregunta
"¿Es
usted
feliz?"puedehaberse
sentido
como
muy
agresiva.
BC
impertinencia
semánticaal cubo...
Rodrigo
Zúñiga
Me
parece,
relrospectivamente,
que
pulsaba una
tecla
humorística
en
un
contextodonde
eso
no
era
posible.
aJ
Eshumorística
con
la distancia....
RZ
l{ay
respuestas
muy articuladas
del
público,
y las
preguntas
er3'
difíciles
de
responder.
pC
Se
acuerdan
de
la frase:"¿Cómoestás?Estoy
bien,pero
se
me
va
a
pasar."
(Risas).
En esaobra,
con
miradade
arquitecto,me
había
impuesto
unprograma.Oueríaexplorar
de
lamaneramás
poética posible
los límites
de
loque
sepodía
haccr.
Me
acuerdoqueestábamos
en
plena censura,
y
peor,
en autocensura'porque
habíamiedo.Me propuse
jugarcon
eso:qué
sepuede
decir,
hasta
dónde
sepuede
decir,
y
cuál esla maneramás
poética
en
que lo puedo
hacer.
Ouesea
casi
intocable.En
ese
momento estabaleyendo
aBergson,
sus
estudiossobre
la
risa,
que
me
gustaban
mucho,
y
de ahípase a
Estudios sabrelafelicidad.
Pensé:
"es intocable,
es
poético,
es
naif;
no
me
van a
hacer
nadal'
A
partir
deahí decidí
elprograma de siete
intervenciones
y
me larguéa hacerlo.
Estaba
muy solo
enel
mundo
del
arte.
BCY
sin
embargo,
Alfredo,
1o
más
próximo
a
lo
que
hiciste
en
Chiie
era
e1
trabajo
del
ColectivoAcciones
de
Arte,
CADA.
Merefiero
a1
compromiso
de
salir
del
musecr
y hacer
de1
te;ido urbano
el
soporte
para
una
"escultura
social",
concepto
que
to-
maron
deBeuys
y
Fluxus
3...
También
teníanun
discurso
mú1tip1e,
que
tomaba
en
cuenta
1a
poesía
y
el
video...Lo curioso
es
que
ese
trabajo,y
con
justicia,
fue
enton-
ces
muy reconocido,no
así
el
tuyo.AV
En
ese
entonces, la
represión
estaba
por
supuesto
en
e1
ámbitopúblico,
en
1a
falta
de
libertades
ciudadanas,
y
en
toda
1a
enseñanza,
inclusola
universitaria
de
arte,
queademás
de
restringida
estaba
sumamente
disminuida.
Pero
también
desde
la
resistencia
cultura1,
desde
la disidencia
intelectuai
y
artística
que
luego
se
llamó
'escenade
avanzada",
se
daban
formas
de
exclusióny
de
autoritarismo,
una
orto-
doxia
que
se
estaba
volviendo
asfrxianteen
esos
años,
como
1o
hizo
notar
mástardeEnrique
Lihn.
En el
caso
de
Alfredo,
no
hubo
capacidadpara
ver
su
obra,
para
vaiorar

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->