Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Universitario 19

El Universitario 19

Ratings: (0)|Views: 1|Likes:
Published by ivan

More info:

Published by: ivan on Jun 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/06/2014

pdf

text

original

 
Época XIII, No.19 Ciudad Universitaria, Febrero de 2012.
Rector:
Ing. Mario Roberto Nieto Lovo
 Vicerrectora Académica:
Msc. Ana Maria Glower de Alvado
 Vicerrector Administrativo Interino
Lic. Salvador Castillo Arévalo
 Dirección:
Msc. Douglas Hernández
Diseño Gráfco:
Licda. Delmy GonzálezLic. Iván Yash
Editores
Msc. Ana María CamposLic. Luis Alemán
 Fotografía:
Lic. Ederson SibriánLic. Wilfredo Díaz Alex Lobato
Redacción:
Msc. Ana María CamposLicda. Xochilt EscalanteLicda. Dina SandovalVidela FunesLic. Luis Alemán171 años de vida universitaria ……............. Pag.2Rectores de la UES …................................. Pag.5Fragmento de discurso de toma de posesiónIng. Mario Roberto Nieto Lovo ….......…….. Pag.6Fragmento de entrevista a Ana MaríaGlower de Alvarado........….............……….. Pag.7Lic. Salvador Castillo Arévalo, Vicerrector  Administrativo Interino.…........…........…….. Pag.7CSU 2011-2013 ........................................... Pag.8¿Qué es la Asamblea GeneralUniversitaria?………...................................Pag.10Lic. Nelson Boanerges López CarrilloFiscal Interino ………............................….. Pag.11Secretaria General,Dra. Leticia Zavaleta de Amaya………....... Pag.11Entrevista con Claudia de Zambrana,Defensora Derechos Universitarios .......... Pag.12Facultad de Ciencias Económicas ......….. Pag.13Facultad de Ingeniería y Arquitectura ....... Pag.14Facultad de Jurisprudenciay Ciencias Sociales ………...................….. Pag.15Facultad de Cienciasy Humanidades ……............................….. Pag.16Facultad de Ciencias Naturalesy Matemática ...........................……….….. Pag.17Facultad de Medicina ………................….. Pag.18Facultad de Odontología ………..........….. Pag.19Facultad de Química y Farmacia….......…. Pag.20Facultad Multidisciplinariade Occidente ............................................. Pag.21Facultad Multidisciplinaria Oriental …....… Pag.22Facultad de Ciencias Agronómicas .......… Pag.23
Sumario
Sintonízanos660 AM en el dial
www.ues.edu.sv www.acontecer.blogspot.com
Indice
 
El Universitario
Febrero de 20122
Historia Universitaria
Por: Luis Alemán
El 2 de Febrero de1841 el Estado Salva-doreño es declaradosoberano e indepen-diente por la AsambleaConstituyente. Pocosdías después, el 16 de febrero, se funda launiversidad nacional y desde entonces toma-rá protagonismo en latransformación de lasociedad y dará a luz amuchos de los futurosgobernantes e intelec-tuales del país.
E
ra una época de convulsión política, generada por el co-lapso de la República Fede-ral Centroamericana. Un año antes dela fundación de la Universidad en ElSalvador, el liberal Francisco Mora-zán había salido del país hacia CostaRica, como consecuencia de la derro-ta que le propiciaron los conservado-res y el clero de Guatemala, quienesquerían la fracción de Centroaméri-ca en pequeños Estados y no estabande acuerdo con las reformas morazá-nicas.Morazán proponía limitar el po-der de la iglesia católica con la supre-sión del diezmo de parte del gobierno,abogaba por un Estado laico, cambiosen la educación, libertad de prensa yreligión, entre otras.En su lucha liberal, Francisco Mo-razán se había ganado el odio de laélite conservadora ydel cle-ro, había derrocado gobiernos legíti-mos como el de José María Cornejoen 1832 (quien decretó la separaciónsalvadoreña de la Federación Cen-troamericana), dirigido una invasión para derrocar a Joaquín de San Mar-tín en 1834 y otra para derribar a Ni-colás Espinoza.Tras la salida de Morazán haciaCosta Rica, en 1840, y la desunióncentroamericana, en la lista de losnuevos gobernantes conservadoressalvadoreños llega el turno de JuanLindo (Juan Nepomuceno FernándezLindo y Zelaya) en 1841, quien emi-te el decreto de fundación de la Uni-versidad.“Se establece en esta ciudad unaUniversidad y un Colegio de edu-
cación, al cual se destina el edicio
material del convento de San Fran-cisco, fundándose por ahora, una cla-se de Gramática Latina y Castellana,de Filosofía y Moral,cuidando el poder ejecutivo de ir es-tableciendo las másque correspondan a
otros ramos cientí
-cos a proporciónde los pro-gresos quese hagany del estado de los jóvenes educan-dos”, se decretó.Antes de esto, los salvadoreños quese formaban con estudios superioreslo hacían en la vecina Guatemala, quecontaba con universidad desde la épo-ca colonial (1676). Nicaragua también contaba conuna casa de estudios superiores, la se-gunda de la región (1812).El Doctor Miguel Ángel Durán, enun artículo publicado en la revista LaUniversidad (marzo-abril 1975) ase-gura que la fundación de la Universi-dad constituía un acto separatista.De hecho, fue el Comandante deArmas del Estado, Francisco Male-spín, un militar conservador, ahija-
171 años de vida universitaria
 
El Universitario
Febrero de 20123
Historia Universitaria
do del Obispo Viteri y opositor a lasideas de Morazán, quien llegó al des- pacho presidencial de Lindo diciendo“de aquí no saldré sin el Decreto tan-tas veces prometido para la fundacióndel Colegio y la consiguiente Univer-sidad”.Malespín sabía que tener Univer-sidad y Obispado en esa época era si-nónimo de estatus económico y polí-tico.Pero la economía centroamericanaestaba debilitada tras las guerras sepa-ratistas impulsadas por el clero y losconservadores y se haría difícil el sos-tenimiento de la universidad pública,cuando también había que invertir enla formación del Estado naciente.La Universidad comenzó a funcio-nar ocho meses después que se emiteel decreto, con ocho estudiantes beca-dos. Sólo uno terminó la carrera.La educación estaba a cargo delclero y se había asignado el Colegiode la Asunción para recibir las clases.El clero y la clase conservadorahabían luchado porque que se cons-tituyera el alma máter como base in-telectual y académica que sostendríaal insipiente Estado independiente.Atrás habían quedado las ideasde Morazán de ver a Centroaméricacomo una sola, se había consolida-do ya el Estado salvadoreño indepen-diente.“La Universidad no solo fue uncentro de trabajo académico sino tam- bién un centro de poder político. Lamisma élite gobernante y económicaa la vez era parte de la Universidad,ya sea como docente, autoridades oestudiantes, un rasgo que se mantienehasta entrado el siglo XX”, dice Adol-fo Bonilla en una publicación anterior de este periódico.Los conservadores en el poder veían a la Universidad de manera pa-ternalista y como símbolo de un Esta-do independiente, sabían que era im-
 portante mantenerla por el signicado
de ésta.Malespín ascendió a la presidencia posteriormente. Durante su periodo comomandatario la Universidad estuvo a puntode cerrarse por falta de recursos.“El Rector, humilde y abnegado,se presenta ante él (Malespín) y le pide ayuda. El mecenas militar, queusaba charretela de oro puro y espadacon empuñadura del mismo preciosometal…cede al Rector ambos objetos,diciéndole: véndalos usted para pagar lo que se debe…pero no se cierre elColegio…que es la suprema esperan-za de la Patria...”, cita el Doctor Du-ran del Diario del Salvador de 1924.La visión con la que nace la uni-versidad tomaría nuevos rumbos, deacuerdo con el devenir político y la pugna entre liberales y conservado-res.
El Colegio La Asunción
Como la universidad había nacido bajo aspiraciones de los conservado-res de la época, no es extraño que los
 primeros edicios asignados para su
funcionamiento fueran conventos re-ligiosos y que el clero se apoderara dela educación superior en sus inicios, amanera de modelo escolástico.El mismo año de fundación de laUniversidad y el mismo mes tambiénse establecieron “escuelas en todos los pueblos y valles de la República, quetengan ciento cincuenta habitantes ymulta a los alcaldes con diez pesos sino las establecen y obligan a los niñosa asistir. Los maestros de Escuelas da-rán sus lecciones de lectura y escritu-ra de las seis a las ocho de la mañanay de dos a tres de la tarde. El resto deldía es para que el niño, según su edad,
aprendan algún ocio, arte o trabajo
rural” (http://comisioncivicademocra-tica.org/PRESIDENTES1836_1850.aspx).Abrir escuelas y Universidad eraimportante para el desarrollo de la na-ción, según sus fundadores, pero tam- bién era la clave para reproducir el pensamiento conservador de la claseque ahora dominaba. Nadie se opondría a importantesempresas de la educación que comen-zaban, pero tampoco nadie se opon-dría a la clase de modelo y a las ma-
nos en quien se había conado estás
instituciones: el clero.
El primer edicio asignado para
la Universidad fue el del Colegio LaAsunción, ex convento de San Fran-cisco. Comenzaron estudiando ochoalumnos, de los cuales sólo uno segraduó.El ingreso a la Universidad eragratuito y se llevaba un uniforme que“consistía en un amplio vestido talar llamado manto, de color azul, de ungénero de lana que denominaban du-radera, con tres aberturas: una parasacar la cabeza y ajustarse al cuello,otras a cada lado para sacar los bra-zos. Sobre el pecho cruzaba una ban-da color punzó, de cuatro pulgadas deancho, y sujetándose en los hombros,descendían por la espalda a cada ladoy por todo lo largo del manto, quizácomo un indicio de aspiración a laclásica toga”, según recuerda Juan J.Cañas en un artículo publicado en larevista La Universidad de 1975.“En la cabeza se llevaba un bone-te (tipo de gorro eclesiástico) negrode cuatro picos, lo que completaba eluniforme y no se salía a la calle, sinocon él y acompañado de otro con ves-tido igual, lo que impedía penetrar enlugares de reputación equívoca”.En los segundos Estatutos de laUniversidad (1854) se establecería laforma de vestir de los estudiantes, co- piando un modelo de uniforme espa-ñol: frac, chaleco, pantalón, sombreroy zapatos negros, que era obligatorioa los académicos para todo acto pú- blico.Los Licenciados llevarían una me-dalla de oro en la solapa izquierda delfrac, “siendo el color de ésta según laFacultad a que perteneciera: rojo parala de Leyes, verde para de Cánones, blanco para la de Teología, amarillo, para la de Medicina y azul para la deFilosofía. Los doctores llevaban elmismo distintivo, sólo que la cinta ibasujeta con botones de su mismo co-lor, llevando además bastón con bor-las del color de su Facultad”.
Primeros estudiantes
Por otra parte, Juan J. Cañas re-cuerda que dos años después de inau-gurarse el Colegio, los alumnos hicie-ron un examen para optar a estudiossuperiores (bachillerato) y 22 de ellos pasaron la prueba, que se realizó en lanave central del Templo de San Fran-cisco, donde estuvo presente el Su- premo Magistrado de la República,Juan José Guzmán y un séquito dedignatarios suyos.“Los examinadores eran seis, nom- brados por el Gobierno, entre las máscaracterizadas personas, y de recono-cidos conocimientos en letras huma-nas”. Se medía, en general, el domi-nio que los alumnos tenían del latín.En 1845 el Colegio se traslada alConvento de Santo Domingo, dondeestá ubicada la Catedral metropolita-na.Este año, siete de los 22 jóvenesque habían iniciado el bachillerato
en losofía en las aulas universitarias(edicios de la iglesia católica) de
-cidieron ir a graduarse a Guatemala, porque no estaban conformes con laexigencia de los Estatutos de la Uni-versidad, que los obligaba a estudiar  por tres años el bachillerato que ha- bían comenzado luego de aprobar aquel examen de 1943.En su artículo, Juan J. Cañas re-cuerda que entre los que decidieronir a graduarse a Guatemala e iniciar carreras universitarias inmediatamen-te están él y sus compañeros ManuelGallardo, Juan Bosque y su hermanoCayetano, Gregorio Ávalos, MiguelBrioso y José Flamenco, este últimonunca volvió a El Salvador.
En 1946 terminaría el curso de 
-losofía para los bachilleres que se que-daron en El Salvador, pero ese mismoaño, antes de graduarse los primerosestudiantes salvadoreños, el guate-malteco Andrés Dardón, “quien por no haber sido admitido a examen por 
suciencia en aquella Universidad”,
según relata J. Cañas, vino a que se
vericara un grado en Leyes y se con
-vierte en el primero en recibir el di- ploma como Bachiller, extendido por la Universidad de El Salvador.El acto se realizó en la iglesia deSanto Domingo, con la presencia dealtos funcionarios del gobierno y elObispo Jorge Viteri y Ungo, un reli-
gioso que con su inuencia política
impulsará más adelante la presidenciade su ahijado, el General Malespín, a

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->