Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Economía para la participación

Economía para la participación

Ratings: (0)|Views: 3|Likes:
Published by Caro

More info:

Published by: Caro on Jun 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2014

pdf

text

original

 
 
XI Jornadas de Economía Crítica
Página 1 de 15
Economía para la participación. La contribución de los economistasa los procesos participativos
Francesc La-Roca y Graciela Ferrer Universitat de València
0. Preliminar 
El motivo de este texto es la necesidad de reflexión acerca de algunos aspectos surgidos denuestra experiencia en el proceso de desarrollo –desde diferentes roles- de la Directiva Marcodel Agua. En los últimos años hemos intervenido tanto en los debates conceptuales decarácter más analítico acerca de la interpretación de la nueva política del agua, como enaspectos más prácticos e inmediatos asociados a los procesos incipientes de participaciónorganizados por la administración. De esta experiencia emerge la hipótesis de que losenfoques tradicionales en economía, además de otras limitaciones conocidas, no son, por supropia naturaleza, adecuados a los procesos de participación que reclaman las nuevas formasde democracia deliberativa. Por otra parte, la praxis habitual de los economistas debetransformarse en algunos aspectos para adaptarse al nuevo marco en el que estosprofesionales ofrecen sus servicios, esto es, en un marco de decisión no gerencial sino conparticipación del público en general. En lo que sigue expondremos algunos elementos que nospermitan explorar la hipótesis y avanzar en una propuesta de revisión de la situación actual.La relación entre economía y participación ciudadana no se agota en los temas apuntados. Elanálisis de los costes de la participación y también de los derivados de una ausencia departicipación o de una
mala
participación, es sin duda de gran relevancia y merece unaatención específica que no podemos dedicarle aquí.
 
 
Página 2 de 15
1. Introducción
En el último tercio del siglo XX los sistemas políticos occidentales se han visto enfrentados conun malestar creciente en cuanto al funcionamiento real de la democracia. La confluencia de unconjunto amplio de factores -entre los que destacan los síntomas de una crisis ecológica global,la creciente complejidad de la organización social derivada de los procesos de globalizacióneconómica y de la difusión de las tecnologías de la comunicación y la información- haproducido un desajuste profundo entre la organización política y las nuevas formas económicasy sociales. Por otra parte, una de las piezas fundamentales de la legitimación política engeneral y de la intervención pública en asuntos de gran trascendencia –la ciencia- se ha vistosacudida tanto por transformaciones de tipo epistemológico como en lo relativo a la redefiniciónde su función social. Los debates en torno a los límites de las formas tecnocráticas de gobiernoy a la búsqueda de un perfeccionamiento de la democracia producidos a lo largo de la segundamitad del siglo pasado han generado un grado de consenso suficiente en torno a la necesidadde revisar las formas de gobernar los asuntos públicos. Dicho consenso básico, que abarcadesde los movimientos sociales hasta representantes de Naciones Unidas, se ha materializadoen una serie de acuerdos y decisiones políticas de alto nivel de las que se espera que vayanconformando un nuevo estilo de gobernanza en un proceso de
filtering down
. La clave de lanueva gobernanza es la participación ciudadana, entendida como instrumento necesario parala legitimación de las decisiones, el fomento de la corresponsabilización de los ciudadanos enlos asuntos públicos y, en general, para la mejora de las decisiones mediante la profundizaciónde la democracia. En palabras de Bourdieu (1995),
la reconquista de la democracia contra latecnocracia.
La virtualidad de la propuesta depende en gran medida de la capacidad de losmovimientos sociales para hacerla realidad.
2. Elementos de la crisis del poder tecnocrático
No podemos reconstruir aquí la historia reciente del poder tecnocrático, pero sí apuntar algunosde los elementos que han facilitado la apertura a la participación ciudadana de procesos dedecisión sobre asuntos públicos, antes –y aún hoy, en buena parte- restringidos a las élitespolíticas, económicas y tecnocientíficas.Lo que Lyotard (1983) llamó
el fin de las grandes narrativas
venía a caracterizar un procesoque evidenciaba los límites del papel legitimador de la ciencia en las sociedades industrialesavanzadas. A pesar de la dificultad conceptual de separar netamente los factores externos -ladimensión más social de la ciencia-, de los internos -más propios de la lógica de la produccióncientífica-, como si ésta pudiera separase del contexto social, mantendremos provisionalmenteesta distinción para recordar someramente alguno de los fenómenos que marcan la evoluciónde la ciencia en la segunda mitad del siglo XX.
 
 
Página 3 de 15Entre los primeros, los factores externos, destaca la emergencia de nuevos problemas como lacrisis ambiental o la globalización económica y sus consecuencias políticas y sociales. Dichosproblemas son nuevos en dos sentidos. Por un lado, porque corresponden a fenómenos queanteriormente no se daban o no se daban en la escala planetaria en que lo hacen ahora; y, por otro, porque situaciones ya existentes las interpretamos de manera diferente, precisamente por la evolución del conocimiento científico.Las nuevas cuestiones y la manera de abordarlas –se trate del clima terrestre, de laorganización de una economía global o de las relaciones entre la sociedad y la base materialde su sustento- suponen un importante desafío tanto al conocimiento como a la gobernanza,marcado por la erosión de las certezas que funcionaron más o menos bien hasta los setentadel pasado siglo y que dejan paso a una incertidumbre creciente a partir de entonces.Los problemas ambientales, en sus más variadas facetas, intrínsecos a la civilización industrialhan constituido uno de los escenarios más relevantes en los que se ha representado el fracasoreiterado del modelo tecnocrático. Tal vez uno de los casos que mejor ilustran las secuelasperniciosas de este modelo es el representado por la energía atómica, impuesta a laspoblaciones a pesar de las numerosas (y costosas) protestas, que han perdurado hastanuestros días en relación con el transporte y almacenamiento de los reactivos y los residuos.Los accidentes de Three Miles Island (1973) y Chernobil (1986), las
fugas
de materialradiactivo subsiguientes al colapso de la URSS, la proliferación nuclear o
 
la amenaza cada vezmás creíble de surgimiento de un terrorismo atómico, ya fueron anticipados por los opositores ala tecnología atómica e ilustran los costes y los riesgos impuestos a los ciudadanos por la élitetecnocrática.En el Este y en Occidente, según la terminología de la guerra fría, los descomunales proyectosde ingeniería hidráulica presentados en su momento como grandes logros del comunismo o deldesarrollo, según el caso, hoy son exponentes manifiestos de su fracaso. El proyecto deregadío para el cultivo de algodón en el mar de Aral o la regulación del Nilo mediante la presade Asúan, figuran entre los más conocidos, pero no son los únicos ni los últimos; China se hasumado recientemente a la lista con las obras hidráulicas de las Tres Gargantas, en el YangTse que -de momento, y antes de poder evaluar otros impactos de medio o largo plazo- ya haocasionado el desplazamiento de más de un millón de personas.Los promotores de este tipo de proyectos argumentan, en ocasiones, que los efectos negativosque se han generado no eran previsibles en el momento de la concepción y ejecución delproyecto. Aceptando que ello ha sido así en algunos aspectos, no se puede extender demanera general, ya que algunos de los efectos producidos sí se habían apuntado por losopositores al proyecto siendo banalizados por sus defensores, como es el caso de la

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->