Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EL REPOSO DE LAS ÁGUILAS Y LA ANOMIA IMPERANTE

EL REPOSO DE LAS ÁGUILAS Y LA ANOMIA IMPERANTE

Ratings: (0)|Views: 11 |Likes:
Published by MoisesAgredaFuchs

More info:

Published by: MoisesAgredaFuchs on Jun 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/23/2013

pdf

text

original

 
EL REPOSO DE LAS ÁGUILAS Y LAANOMIA IMPERANTE
(Moisés Agreda Fuchs)
El glorioso bravo pueblo, al que rinde culto la letra de nuestrohimno patrio, pareciese que está atravesando el proceso delas águilas cuando se retiran para renovarse. Se ha dicho,con insistencia, que el águila vive un proceso de renovación.Sea mito o realidad, les dejo el relato que resume tal proceso:
El águila es el ave de mayor longevidad entre las criaturas de su especie. Vive 70 años. Pero para alcanzar esa edad, al llegar a los 40 debe tomar una seria y difícil decisión; sus uñas están apretadas y flexibles y no consigue aferrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva,apuntando contra el pecho. Sus alas están envejecidas y  pesadas y sus plumas, gruesas.¡Volar se le hace ya muy difícil! Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o atravesar un doloroso proceso de renovación que dura 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. Entonces el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta conseguir desgarrarlo y arrancarlo. Debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con él, desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus  plumas viejas y esperar a que renazca su plumaje. Después de 
 
cinco meses, emprende su vuelo de renovación y... ¡a vivir 30 años más! 
 Todos llegamos en algún momento de nuestras vidas a unasituación de quiebre: o hacemos el gran esfuerzo detransformarnos, o estamos condenados a morir. Y cuidadoque a veces la muerte es lenta, agonizante...En la década de los años ochenta (80), Venezuela vivíamomentos de agonía social y política. Su dirigencia, habíaentrado en un estado de quiebre; pero nunca asumióconsciencia de tal situación.Han seguido pasando los años y el país se ha ido envolviendoen circunstancias, cada vez nuevas y distintas, perdiendo lanoción del tiempo vivido y olvidando la importancia dehombres, mujeres y hechos, constitutivos, si no de nuestraexistencia, sí de nuestra personalidad.Es imposible desterrar de la memoria, cuando se ha llegadoen el camino a las cumbres que escalamos, a quienes, con suejemplo, nos dieron la fuerza necesaria para continuar.Aun cuando los nuevos aires de la naciente realidad nospidan, en un clímax pragmático indispensable, mirarnos ensus espejos, con los colores del hoy presente, para quienessomos devotos de respetar con honor a los maestros, dejar delado a los que nos acompañaron sin condiciones, en las horasduras, en la honda oscuridad del sufrimiento, de la ardualucha, resulta imposible.¿Cómo no sentir la caída de la libertad? ¿Cómo no tener encuenta que acaba de irse, un tiempo valiosísimo, que pudoemplearse de mejor manera?
 
¿Fue acaso en vano, el esfuerzo desplegado por hombres de latalla de Leonardo Ruiz Pineda? Mártir de la Democracia,víctima
de los “esbirros” de la Seguridad Nacional
, de quienGallegos dijo ser
“el gallardo capitán de la audacia”.
 
Los nuevos tiempos, estos tiempos, no pueden sepultar a
aquellos, cuando en Venezuela, por decir algo, “sobraban” los
hombres de la entereza necesaria para vivir la resistencia.Alberto Carnevalli, Antonio Pinto Salinas, Eligio AnzolaAnzola, Octavio Lepage, Raúl Ramos Jiménez, Andés EloyBlanco, José Manzo González, Simón Saez Mérida, DomingoAlberto Rangel, todos compañeros de Ruiz Pineda en elejercicio del trabajo político clandestino, sin armas, sinviolencia, sin capuchas, sembrando conciencia, defendiendoel derecho ajeno, vibrando por la libertad en las amargashoras de la persecución a muerte, de un despotismo, con unautócrata militar, tantas veces repetido en nuestra historia ya quienes hoy rememoramos, cuando vemos alejarse de lanueva realidad aquellos sueños y luchas.Qué bueno sería que en la intención de quienes ahora tratande forzar, en niños y en adolescentes, un conocimiento de laverdad de los hechos, comunicacionalmente, según ellos,desvirtuados por los medios, que establezcan la cátedraeducativa de la democracia y de su historia; de cómo fueposible que una vez saliéramos de una noche tan larga, comofue la década dictatorial del 48 al 58, poniendo nosotros lospresos y los muertos, sin disparar un tiro. ¡Cuán bueno sería!Que opusiéramos la verdad de esos largos diez años deesfuerzos, a lo que Andrés Eloy Blanco, con honda nostalgia,

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
MoisesAgredaFuchs added this note
Esta breve nota, es un collage de dos artículo de mi autoría y uno de Rafael Groscors que envió con ocasión del fallecimiento de Teo Camargo, una de las luchadoras venezolanas que hizo posible el sistema de libertades en Venezuela
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->