Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Febrero 2006: Tierras Indigenas y Mineria Lleulleu

Febrero 2006: Tierras Indigenas y Mineria Lleulleu

Ratings: (0)|Views: 415 |Likes:
Published by ceppdi
Informe CEPPDI -014, febrero 2006. Tierras indígenas y concesiones mineras, obligaciones del estado de Chile y estándares internacionales. Soberania permanente de los pueblos indígenas sobre sus territorios y recursos.Victor Toledo LLancaqueo.
Publicado en Anuario de Acción Humanitaria y Derechos Humanos 2006. Universidad de Deusto, Bilbao. 2006
ISSN 1885-298X
Informe CEPPDI -014, febrero 2006. Tierras indígenas y concesiones mineras, obligaciones del estado de Chile y estándares internacionales. Soberania permanente de los pueblos indígenas sobre sus territorios y recursos.Victor Toledo LLancaqueo.
Publicado en Anuario de Acción Humanitaria y Derechos Humanos 2006. Universidad de Deusto, Bilbao. 2006
ISSN 1885-298X

More info:

Published by: ceppdi on May 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/10/2014

pdf

text

original

 
 1
TIERRAS MAPUCHES Y CONCESIONES MINERAS.
EL CASO DE RUCAÑANCO, LAGO LLEU-LLEU.APUNTES DE HISTORIA INMEDIATA DE LOS DERECHOS INDIGENAS.Víctor Toledo Llancaqueo
Centro de Políticas Públicas y Derechos Indígenas. Febrero 2006.
“Deberá ser revisada la legislación sectorial (tierras, aguas, minas etc.) cuyocontenido pueda entrar en contradicción con lo dispuesto en la Ley Indígena, ydeberá primar el principio de la protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas por encima de intereses comerciales y económicos particulares.” Informe Chile, de Rodolfo Stavenhagen, Relator Especial de Naciones Unidas para los Derechos y Libertades Fundamentales delos Indígenas, ONU, 2004.
 
Las comunidades mapuches del Lago Lleu Lleu, sur de Chile, con la denuncia de unproyecto minero, han puesto en la agenda pública, y a su modo, un asunto de fondo: lacontradicción entre la obligación estatal de protección de las tierras indígenas, y lainadecuación de la institucionalidad y legislación sectorial minera ante esa obligación.Más allá de sus detalles, el caso de Rucañanco- Lleu Lleu es un conflicto que encuentrasus causas y responsabilidades en las antinomias e incumplimiento de obligaciones delpropio estado chileno.Las comunidades del Lleu LLeu reclaman algo tan elemental como es su derecho a viviren paz en sus tierras, las que, en el papel, gozan de protección. Tierras que son muchomás que una delgada capa de suelo, son el fundamento de su existencia y culturaindígena, como dice la legislación chilena. Y exigen que el estado cumpla con susobligaciones, respete los límites de su soberanía, y garantice la certidumbre de losderechos humanos de los pueblos indígenas. Como corresponde en una democracia.¿Qué ocurre en el Lleu-Lleu? La prensa regional y nacional ha publicado de julio 2005a enero de 2006 algunas notas dispersas que dan cuenta de actos de protesta socialmapuche en el sector de Rucañanco. ¿Cuál es el trasfondo de esos hechos?
“¡LA MINERA, LA MINERA!”
“Según los integrantes de la comitiva cuyos vehículos fueron atacados,los encapuchados gritaban “¡la minera... la minera!”, en relación a unrumor que circula en la zona respecto de la posible instalación de unproyecto de explotación minera en las cercanías del lago Lleu Lleu.Diario El Sur, Concepción, viernes 22 de julio 2005
 En julio de 2005 los medios informaron de un sorpresivo “ataque mapuche” a unacomitiva oficial integrada por el gobernador de Arauco y otras autoridades provincialesque visitaban el sector. Al extraño grito de “¡la minera, la minera!”, una decena de jóvenes mapuches exigían el retiro de la comitiva que visitaba terrenos de la ComunidadJuana Millahual. El hecho fue reproducido por la prensa nacional – no había quedadovidrio bueno de las camionetas- y el Presidente de la República declaro, olímpico, quetales actos no son propios de una democracia. Días más tarde, el diario El Sur de
 
 2Concepción buscando una explicación al misterioso y nuevo grito mapuche informabade un proyecto minero para la explotación de escandio en la zona de Rucañanco.Tal proyecto – “la minera”- al parecer era un secreto a voces en la zona, y era laexplicación de las incursiones de diversos funcionarios desde el año 2004. En efecto,como suele ocurrir con todo pedimento minero, peritos habían concurrido GPS en manoa hacer las “mensuras” de una concesión solicitada en marzo de 2004. Y durante el2005, de acuerdo a lo informado por la prensa (el Sur de Concepción, La Tercera,Lanalhue Noticias), diversos funcionarios públicos (del municipio de Contulmo y deCONADI) recorrieron la zona informando las bondades del proyecto minero. Así, con eltranscurso del tiempo crecieron los rumores, el proyecto adquirió alcances portentososy las dimensiones de una amenaza verosímil. La llegada a la zona de una caravanaencabezada por Gobernador de Arauco el día jueves 21 de julio de 2005, condespliegue de polvareda, camionetas y teléfonos satelitales en un operativo de “elgobierno más cerca”, visto desde la
ruca del nagko,
no podía tener otro significado queel respaldo oficial a ese magno proyecto. Y se marcó un límite, vía protesta.Curiosamente, la prensa nacional no ha hecho un seguimiento del trasfondo delconflicto. Pese a los meses transcurridos no han sido difundidos los antecedentestécnicos y la cartografía de las concesiones, aun cuando son datos de acceso público.Las notas periodísticas han presentado el proyecto como un hecho opaco, secreto,propio de poderes fácticos. Por su parte las autoridades se declaran sorprendidas ymanifiestan su desconocimiento y desconcierto. Todo lo cual es raro en un país cuyocatastro y actos de derecho minero son públicos, y en donde es conocida la protecciónque recae sobre las tierras indígenas.
MANTO ROJO Y MANTO DE NEGLIGENCIAS. CUANDO LASINSTITUCIONES NO FUNCIONAN.
“E
l director regional del Servicio Nacional de Geología y Minería(Sernageomín), Patricio Leiva Urzúa, aseguró que no tienen ingresadopara evaluación técnica ninguna iniciativa en ese sentido.”Diario El Sur, Concepción, viernes 22 de julio 2005
Consultamos el Boletín Oficial de Minería de Santiago, cuya cobertura de datos abarcadesde la Región Metropolitana hasta Magallanes, y encontramos las siguientespublicaciones, que pueden ser útiles para las autoridades y las comunidades:
1) Boletín Oficial de Minería de Santiago, edición 5536
.
16 de marzo de 2004.
 Publicación de 11 Pedimentos denominados “Manto Rojo” presentados ante el JuzgadoCivil de Cañete el día 20 de Febrero de 2004, a las 11 de la mañana, por Juan JaimeTroncoso Sáez, empresario minero de Concepción. Todos los escritos son del mismotenor:
“A USIA respetuosamente digo: Por prospecciones mineras realizadas enterrenos abiertos y sin cultivo, ubicados en la Octava Región, Provincia de Arauco, heencontrado indicaciones de sustancias concesibles por lo que vengo en solicitar unaconcesión de exploración que denominaré…”
Y los once escritos publicados solovarían en las coordenadas de los puntos medios y la numeración del Manto Rojo: del 2al 12.
 
 3
2) Boletín Oficial de Minería de Santiago, edición 5610. 1 de diciembre de 2004.
Publicación de Extracto de Sentencia Constitutiva de Concesión de Exploración, dictadaen Cañete el 4 de Agosto de 2004.
3) Boletín Oficial de Minería de Santiago, edición 5666. 1 de junio de 2005.
Publicación de Coordenadas de concesiones de exploración 2004 por parte del ServicioNacional de Geología y Minería SERNAGEOMIN, entre las cuales se encuentran losvértices de las once concesiones denominadas “Manto Rojo”
4) “Catastro Nacional de Concesiones Mineras de Exploración 2004”
deSERNAGEOMIN. Se publican los roles asignados, lugares de localización, situación depago, y superficie de las concesiones, y período de vigencia. Las 11 concesiones“Manto Rojo” suman un total de 2.800 hectáreas. Todas tienen fecha de vencimiento al4 de agosto de 2006. Debe considerarse que cumplido ese plazo, el concesionario puedesolicitar una prorroga de las concesiones por otros dos años, por la mitad de lasuperficie de cada concesión.Como puede apreciarse, los datos legales eran formalmente públicos con muchaantelación a los actos de protesta social mapuche. Las comunidades mapuches no sonlectoras del críptico Boletín Oficial de Mineria, pero las autoridades y funcionariosespecializados respectivos estaban o debían estarlo- informados: recibenperiódicamente el Boletín en sus despachos. Con mayor razón debían estar enterados elGobernador y el Intendente, autoridades a quienes el Código Minero en su Art. 17 lesfija funciones y responsabilidades en materia de permisos de labores mineras en lugaresespeciales protegidos por el interés nacional, o en proximidades de lagos de uso público,como es el caso del LLeu LLeu.El Diario el Sur en su edición del sábado 23 de julio de 2005 informó que:
“A pesar deque las autoridades de gobierno calificaron solo como "un rumor" la existencia de un proyecto minero en el área, el empresario Jaime Troncoso confirmó que incluso tienederechos de exploración en la zona donde viven 17 familias mapuches. Su proyectorecién está en una etapa de evaluación económica.”
Las declaraciones de las autoridades resultan inverosímiles. Más aun, talesdeclaraciones revelan negligencia en el cumplimiento de deberes públicos en relacióncon las tierras indígenas.En el caso de las concesiones “Manto Rojo” habría bastado con leer el Boletín Oficialde Minería del 16 de marzo de 2004, y colocar las coordenadas de los pedimentos sobreun mapa de Arauco – las tecnologías geomáticas permiten hacerlo en cosa de segundos-para advertir de inmediato cuatro situaciones:i)
 
Los pedimentos se ubican dentro del Area de Desarrollo Indígena Lleu Lleu,creada por Decreto de MIDEPLAN N°60 del 8 de marzo de 2001.ii)
 
comprometen casi la mitad de las riberas de un lago mapuche y de usopúblico, el LLeu Lleu.iii)
 
comprometen directamente a tierras mapuches, las que gozan de protección;iv)
 
En el Lleu Lleu las tierras y el lago se defienden con pasión.Es decir, el mapeo de las concesiones mineras es la crónica de un conflicto anunciado,tal como puede apreciarse en la siguiente cartografía:

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->