Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Junio 2006: Exclusión de los Indigenas en el Consejo Asesor de Educacion

Junio 2006: Exclusión de los Indigenas en el Consejo Asesor de Educacion

Ratings: (0)|Views: 19|Likes:
Published by ceppdi
Informe CEPPDI -020, Junio 2006. Excluir a los indígenas y sus perspectivas del Consejo Asesor Para la Educación es pretender ignorar que las políticas educacionales son las principales responsables de la producción y reproducción de las desigualdades y discriminaciones étnicas. Victor Toledo LLancaqueo
Informe CEPPDI -020, Junio 2006. Excluir a los indígenas y sus perspectivas del Consejo Asesor Para la Educación es pretender ignorar que las políticas educacionales son las principales responsables de la producción y reproducción de las desigualdades y discriminaciones étnicas. Victor Toledo LLancaqueo

More info:

Published by: ceppdi on May 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2009

pdf

text

original

 
Documentos de Políticas Públicas y Derechos Indígenas - N
°
20 -
12 de JUNIO 2006
EXCLUSION DE LOS INDIGENAS DE LA AGENDA PAIS.
El caso del Consejo Asesor Presidencial Para la Educación
 
Por Víctor Toledo Llancaqueo
Excluir a los indígenas y sus perspectivas del Consejo Asesor Para la Educación es pre-tender ignorar que las políticas educacionales son las principales responsables de la pro-ducción y reproducción de las desigualdades y discriminaciones étnicas. Es pretenderdesconocer que en la matriz, el habitus, en la caja negra de la institución escolar, está afuego la trilogía de clase-etnia-genero, convirtiendo las diferencias en desigualdades.
¿SON LAS POLITICAS PÚBLICAS DEL PAIS UNMUNDO ANCHO Y AJENO?
Culminan los 100 primeros días del gobierno deMichelle Bachelet, y cualquier hijo de vecino pue-de constatar que la agenda de las políticas públi-cas en Chile pasa por un proceso de redefinicio-nes, más o menos profundo. Como correspondeen una democracia, las prioridades de la agendagubernamental y legislativa se están definiendo enbuena medida en la arena pública. ¿Qué no eraeste el gobierno de los ciudadanos?La educación en crisis — que duda cabe- ha pasa-do a ser una prioridad en la agenda, impuesta des-de la calle.Al mismo tiempo, la elite del país discute concierto desparpajo qué hacer con los excedentesdel cobre; se abre el debate de la reforma del sis-tema electoral, donde las mujeres y las minoríaspolíticas exigen sus cuotas; se discute a puertascerradas la reforma de la previsión social que hahecho crisis; y por otro lado se rediseña la institu-cionalidad ambiental. Eso sin entrar aun a sentirlos efectos de los TLCs.Son algunos de los temas que están hoy en laagenda-país. Son asuntos estructurales, cuya defi-nición marcará el destino de varias generacionesde habitantes de esta república.
EXCLUIDOS DE LA AGENDA Y DE LAS MESAS
¿Y “como van ahí” en la agenda-país, los interesesde los pueblos indígenas, de los niños indígenas,las mujeres indígenas, los trabajadores indígenas, ylos ancianos indígenas?La pregunta es necesaria porque esas reformas delpaís enmarcarán el destino de los pueblos indíge-nas en Chile, por varias décadas. Sin embargo, pa-reciera que tanto para la clase política chilena, lasociedad civil chilena, incluso las propias organiza-ciones indígenas viviesen en un país otro, y conagendas distintas. La agenda pública de Chile pare-ciera una cosa lejana, ancha y ajena.Ya se ha destacado que entre las 36 primeras medi-das de los primeros 100 días del Gobierno de Ba-chelet no había ninguna medida sobre asuntosindígenas. Y en el discurso del 21 de mayo del2006 quedó claro que los derechos y sustentabili-dad indígenas no constituyen prioridad para lospróximos cuatro años. Más aun.No solo los asuntos indígenas no integran la agen-da del país. En estos 100 dias ha quedado claroque a la hora de tratar los temas centrales del paístampoco se considera a los indígenas. No estánconvocados ni considerados. Se opera una exclu-sión de los indígenas por partida doble.
Pág
.
1
 
www.politicaspublicas.cl
-
DOCUMENTOS DE POLITICAS PÚBLICAS Y DERECHOS INDÍGENAS - INFORME Nº 20 - SANTIAGO– CHILE - 12 / 06 / 2006
 
Pág
.
2
 
VOLVER A LOS 17. EL APORTE MAPUCHE
La rebelión estudiantil de mayo 2006 sacudió a todoal país. Fruto de esa movilización de cientos de milesde estudiantes se puso prioridad a la reforma de laeducación en Chile, poniendo en evidencia su crisis,su carácter discriminador y excluyente. En esa movili-zación se involucraron masivamente los estudiantesindígenas. Su contribución no fue menor.Por si no se ha notado, varios de los y las líderes se-cundarios son mapuches, no solo en Temuco. Y ellono es casual, los indígenas están sobrerepresentadosen la educación municipal, la única opción para lasinmensas mayorías. Y los estudiantes indígenas, vete-ranos en movilizaciones, aportaron su perspectiva ala crítica de la discriminación educacional.Más aun, la reivindicación de la autonomía, lasprácticas asambleísticas de democracia directa, lasvocerías colectivas, de que hacen gala los secunda-rios para asombro y espanto de la clase política, nosalieron de la nada en Chile. Son repertorios cultura-les que los secundarios tomaron indirectamente delos movimientos mapuches y su década de moviliza-ciones, que durante años fueron las únicas expresio-nes de ciudadanía activa, y por ello duramente repri-midas, como se intentó hacer con los estudiantes.
LOS MOVIMIENTOS SOCIALES Y LA AGENDA PU-BLICA
El movimiento estudiantil salió victorioso como movi-miento ciudadano, pues instaló el tema de la crisis dela educación en la agenda pública y gubernamental.Y de pasó validó a la movilización social como unaexpresión legítima y necesaria de la democracia.La rebelión de los pingüinos es un parteaguas en lahistoria democrática de este país. El auténtico fin dela transición y el inicio de la democracia de las ciu-dadanías lo marcaron los que nacieron en 1990.La Presidenta de la República, repitiendo una inerciade 16 años primero había fustigado duramente a lamovilización estudiantil en su discurso del 21 de ma-yo de 2006, calificándolos de “vándalos”.Sin embargo, Michelle Bachelet en un giro discursivo quees un hito para la nueva democracia, y que la honra, el 7de junio de 2006, señaló ante sus funcionarios:
“Menos aún hay que tenerle miedo a las movilizacio- nes, a las protestas o a las diferencias. Lo que sí pedi- mos a todos es que se actúe a cara descubierta. Lo que  pedimos es coherencia. Lo que pedimos es hacerse  parte de la solución, no sólo de la petición. Lo que hacemos es invitar a construir propuestas pensando en el país, no sólo en el interés propio.” 
 En respuesta al vigoroso reclamo estudiantil, la Presidentade la República, convocó a un
Consejo Asesor Presiden-cial Para la Educación
el 7 de Junio de 2006, con la tareade debatir ampliamente esa prioridad de país y proponerlas bases de una nueva política de Estado.
LA EXCLUSION DE LOS INDIGENAS DE LA AGENDAPAIS. EL CASO DEL CONSEJO ASESOR PARA LA EDU-CACION.
Se ha destacado la pluralidad de dicho Consejo, sin em-bargo en su enormidad, donde hay asientos para mediomundo, han sido olvidados los indígenas.Otra vez. Como si fueses habitantes de otro país, como sila educación no les incumbiese, y no fuesen ciudadanos.Otra elocuente señal de ceguera y ninguneo. No hay ca-so.Aunque pida Saramago “mirar a los mapuches”, en elChile del siglo XXI y en el gobierno de las ciudadanías,los indígenas son invisibles. Lejanos son aquellos tiemposde la Asamblea de la Civilidad, bajo dictadura, en queera inconcebible una mesa sin los indígenas, para soñar ydiseñar la democracia.A pesar de que la Presidenta Bachelet ha declarado una yotra vez su disposición por el reconocimiento de los pue-blos indígenas, sus asesores no son capaces de sacar lasconclusiones políticas y prácticas de ese reconocimientoque se predica.El Gobierno predica pero no practica. Se desaprovechauna oportunidad preciosa de materializar la inclusión delos derechos y actoría indígenas, como un desafío coti-diano y transversal de las políticas de estado.
EXCLUSION DE LOS INDIGENAS DE LA AGENDA PAIS
12 de JUNIO 2006
 
www.politicaspublicas.cl
-
DOCUMENTOS DE POLITICAS PÚBLICAS Y DERECHOS INDÍGENAS - INFORME Nº 20 - SANTIAGO– CHILE - 12 / 06 / 2006
 
EDUCACION Y SOCIEDAD PLURIETNICA
En el Consejo Asesor no están presentes ni siquiera lasinstituciones oficiales encargadas de lidiar con los asun-tos indígenas. ¿Qué dice la CONADI y su Consejo Na-cional? ¿No establece acaso la propia ley 19.253 com-petencias en materia de educación?Y no se trata de que los indígenas estén presentes por unasunto simbólico. Excluir a los indígenas y sus perspec-tivas, del Consejo Asesor Para la Educación, es preten-der ignorar que las políticas educacionales son las prin-cipales responsables de la producción y reproducciónde las desigualdades y discriminaciones étnicas. Es pre-tender desconocer que en la matriz, el habitus, en lacaja negra de la institución escolar, está a fuego la tri-logía de clase-etnia-genero, convirtiendo las diferenciasen desigualdades.Excluir a los indígenas es desentenderse del hecho deque los planes de educación, su relato de la historia y lasociedad, forjan los prejuicios de chilenitos discrimina-dores y etnocéntricos, lo que no solo los inhabilita para“mirar a los mapuches” sino para ser ciudadanos delsiglo XXI pluriétnico, globalizado y pluricultural.Tal como está conformado el Consejo Asesor y su agen-da, será una reforma discutida y definida entre chilenos,para chilenos, traspasada inevitablemente de racismo,ese “currículum oculto” de la educación chilena.La exclusión de los indígenas del Consejo Asesor es des-perdiciar una oportunidad de abordar uno de los asun-tos claves de las sociedades contemporáneas: la forma-ción de los ciudadanos en una cultura de respeto inter-étnico y pluralidad de identidades.
¿Y QUE NO ERA EDUCACION LA RECETA?
Por último, las autoridades olvidan la receta majadera,que todas las elites chilenas bienpensantes repiten a lahora de opinar y perorar sobre como abordar “el proble-ma indígena”: “educación y más educación”. Perocuando llega el momento de discutir en serio la educa-ción, se excluye a los indígenas del Consejo Asesor.Con esa exclusión se comete un doble agravio, pues sihay algún tema de política pública que ha sido debatidopor los indígenas, analizado y objeto de elaboración depropuestas, para “ser parte de la solución y no solo dela petición” es precisamente en asuntos de educación.
Pág
.
3
 
Si en alguna materia se han preparado los indígenas,formado especialistas, postgrados, escrito libros, reali-zado congresos, en las últimas décadas es en educa-ción. ¿En qué topamos ahora que llegó la hora de laeducación?Bien pueden preguntar las organizaciones indígenas,de estudiantes, profesores, académicos, mapuches,aymaras, rapanui “¿y ahora qué más quieren sus se-ñorías para escuchar a los indígenas?” ¿Cuándo si noahora ?
UN ASUNTO DE CIUDANANIA, RESPETO Y VO-LUNTAD
La Presidenta Michelle Bachelet en su discurso del 7de junio de 2006, en el Patio de las Camelias, advertíaa sus funcionarios:
“Necesito un gobierno que se anti- cipe a los problemas y no que reaccione solamente a ellos.” “Reitero que la dignidad de las personas debe ser respetada siempre”.
 Y aquí estamos ante un problema anunciado, y anteuna falta de respeto.Lo cierto es que ese Consejo Asesor excluyente y táci-tamente racista en su composición y enormidad, in-cumple obligaciones estatales ante el derecho interna-cional y nacional, respecto a la consulta y participa-ción de las comunidades y organizaciones indígenasen los asuntos que les conciernen. Y vaya si les con-cierne la educación a los indígenas.Ese Consejo excluyente está desperdiciando una opor-tunidad de poner en debate intercultural la implemen-tación del derecho a la educación de los pueblos indí-genas, en particular de las obligaciones estatales esta-blecidas en la Convención Internacional de Derechosdel Niño, y en la Convención de Eliminación de laDiscriminación Racial.Por si no se ha advertido, el flamante Consejo está alborde de la inconstitucionalidad. ¿De cual derecho ala igualdad se habla cuando se excluye a los indíge-nas? Y sin ir más lejos, el Consejo Asesor Presidencial,creado por un acto de la Administración, incumplecon el Artículo 34 de la Ley 19.253 y sus actos adole-cerán de nulidad de derecho público, si no se escuchay considera la opinión de las comunidades y organiza-ciones indígenas.
www.politicaspublicas.cl
-
DOCUMENTOS DE POLITICAS PÚBLICAS Y DERECHOS INDÍGENAS - INFORME Nº 20 - SANTIAGO– CHILE - 12 / 06 / 2006
EXCLUSION DE LOS INDIGENAS DE LA AGENDA PAIS
12 de JUNIO 2006
 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->