Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ontologia

ontologia

Ratings: (0)|Views: 7|Likes:
Published by Scarlett Carmona

More info:

Published by: Scarlett Carmona on Jun 20, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/09/2014

pdf

text

original

 
INTRODUCCIÓNEn este ensayo intentaremos exponer si el
ego cogito
 
es similar al “yo” fundado por el
psicoanálisis.
Según Fichte el “Y
o no es, sino en cuanto tiene conciencia de sí mismo
”… sin
embargo, las pruebasfundadas en la investigación psicoanalítica nos dan conclusiones, evidencia que no se puedeignorar si pretendemos que ontología sea la ciencia en que se funda el ser, o sea, la ciencia quepuede conocer al ser en cuanto que es, desde la conciencia.Sin embargo,
eso que llamamos conciencia no es lo único que, probablemente, comprende el “yopienso”. Hay otra parte que pretende ser
también objeto de estudio: el inconsciente, que aunqueno nos sea presente, es parte importantísima del objeto de estudio.Una de las preguntas claves en esta investigación es hasta qué punto el estudio del ser estáfundada en el pensamiento y si solo el pensamiento puede surgir en la parte consciente.1El psicoanálisis propone que el sujeto lactante es el Yo de una forma completa y sin restricciones,pues no percibe aún el mundo exterior, no se le opone algún objeto. Después, las sensaciones deplacer y displacer actúan creando un No-Yo, que es lo exterior al sujeto, un mundo ajeno a él.Así, el hombre va discerniendo lo que pertenece a su Yo de lo exterior, dando paso al principio derealidad.En suma, el Yo lo incluye todo y luego desprende de si un mundo exterior. Lo anterior nopresupone la negación de un mundo o que ese mundo exterior no sea real.
 
Los objetos de lo exterior al Yo existen y son reales, si no existieran y no fueran reales, podemosinferir que el yo no podría desplegarse hacia sí mismo, ni distinguirse de aquel.Si no hubiera algo, que por naturaleza fuera ajeno a nosotros, tanto a nuestro Yo inicial, como a laconstitución de nuestro cuerpo, no podríamos crear el contraste que la realidad nos impone, nohabría principio de realidad, no habría exterior ni consciencia (seria completamente exterior ocompletamente consciencia).Por otro lado, podemos suponer que no habría necesidad de alguna distinción, el mundo sería unasuma de realidades homogéneas separadas entre sí.
Por lo tanto y dado que nos distinguimos “nosotros mismos” de “los demás”
 
y “lo demás”
, mismadistinción que nace en todos los seres racionales y podemos sugerirlo también en los animalesaunque no de la misma forma, hay un mundo exterior a nosotros, que estaba ahí antes y que senos opone mediante sensaciones de placer y displacer.2¿Por qué precisamente por esas sensaciones (placer y displacer)? Hay una aspiración racionalinnegable que muchos filósofos han mencionado como el mayor bien y fin por excelencia: lafelicidad, satisfacción, placer.Todo ser racional busca la felicidad, la desea, podríamos decir que la necesita y solo se puedeacceder a ella ya sea, evitando el dolor y el displacer, o experimentando sensaciones placenteras.Sin embargo, ambos caminos solo puede proporcionarnos cierto bienestar y por poco tiempo. Loque el exterior nos ofrece es posible que nos augure más penas que satisfacciones, de ahí lanecesidad de intentar libertarnos de ese vínculo con el exterior y buscar las satisfacciones en elmundo interior: desplegarnos hacia dentro.3
 
Hasta aquí hemos expuesto la forma original del Yo y su separación del mundo exterior y el motivopor el cual el sujeto busca regresar a él.Sin embargo, es necesario empezar a examinar uno de nuestros temas principales: si el Yo pienso,se limita únicamente a la consciencia o se puede emplear a otros procesos de la psique.Definiremos dos conceptos importantes que son de vital importancia. Lo consciente y loinconsciente. El primero es la representación que se halla presente en nuestra consciencia y esobjeto de nuestra percepción. El segundo son las representaciones latentes de las que tenemosalgún fundamento.Además de lo anterior, el psicoanálisis propone que el inconsciente es una fase inevitable de losprocesos que cimentan nuestra actividad psíquica, todo acto psíquico comienza por serinconsciente y puede continuar siéndolo o progresar hasta la consciencia.Esto nos indica que el acto de pensar al que se refiere el ego cogito, no es exclusivo del Yo, o paradecirlo de otra manera, de la consciencia, sino de todo el proceso psíquico que va desde elinconsciente y progresa.Si bien es cierto que no podemos disponer de las representaciones inconscientes como de las queestán en la consciencia, no podemos negar el hecho de que están ahí y menos aún, de que formanparte de nuestro pensamiento.
Dice Fichte que “el
 
Yo pienso tiene que poder acompañar todas mis representaciones”, y como se
dijo antes, el sistema inconsciente está repleto de ellas.Una de las formas en que el inconsciente se manifiesta es bajo la apariencia de los sueños. Sihabíamos establecido antes que la consciencia son las representaciones presentes que percibimos,esto mismo puede ligarse con las representaciones inconscientes manifestándolas en el estado dereposo.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->