Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las fronteras de la curadoría Luis Camnitzer

Las fronteras de la curadoría Luis Camnitzer

Ratings: (0)|Views: 13 |Likes:
Published by Mauricio Kabistan
Curaduria.
Curaduria.

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Mauricio Kabistan on Jun 22, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/05/2014

pdf

text

original

 
 1
LAS FRONTERAS DE LA CURADORÍA
Luis CamnitzerSi observamos la versión contemporánea, tanto del arte como de laeducación, éstos parecen representar el triunfo máximo del sistema capitalista. Hayuna lenta sustitución de significados y propósitos en donde se sirve una causaideológica determinada mientras que la retórica se refiere a la causa opuesta. Sepredica el humanismo y el desarrollo cultural, pero se utilizan estas ideas paraaumentar el lucro y la estratificación social.En esta contradicción se logró que la palabra educación se convirtiera ensinónimo de entrenamiento. Las escuelas funcionan como senderos de hormigas enlos cuales las hormigas obreras son llevadas a creer que están buscando su propiaindividualidad. El arte es aceptado como una forma de producción e incluso laizquierda habla de “trabajadores de la cultura”, confirmando la concepciónanticuada de “hacer cosas” en lugar de “especular con ideas”. La pretendidamodestia del término, el deseo de aparentar solidaridad con las clases trabajadorasmientras que en la realidad se emprenden actividades de las clase medias ypudientes, solamente subraya el servicio al mercado. Es como agitar banderas rojas,pero no para concientizar, sino para vender más banderas rojas.Por un lado, la indagación creativa y el cuestionamiento—actividadesnaturales durante la infancia—son bloqueadas durante los caminos normales de laeducación y postergadas hasta el momento del posgrado. Allí es cuando elestudiante está domado por los procesos educativos de la educación primaria,secundaria y universitaria.Por otro lado, la producción creativa tanto en arte como en las humanidadestiene que esperar a que se complete la adquisición de técnicas. La actividadsubversiva del cuestionamiento para ese entonces está minimizada y reservadapara aquellos que pueden continuar su educación gracias a tener acceso al tiempo ya los recursos económicos. Y luego se les castiga con la falta de empleo.La elección de especializaciones se distorsiona con la falta de ofertas detrabajo. La calidad de la educación y la utilidad del diploma se determinan por la
 
 2asequibilidad. En consecuencia la educación se reduce a ser un derecho seriamenteerosionado incluso en aquellos países en los cuales la educación forma parte de losderechos humanos. Hoy en día la Organización Mundial del Comercio incluye laeducación en su lista de los productos que sirven para homogeneizar elentrenamiento en todos los países. El propósito es que la educación sea útil para lascorporaciones multinacionales. La calidad es cuantificada para facilitar elintercambio entre los mercados nacionales. Es con ese propósito que el Plan Boloniapor ejemplo, un plan diseñado para unificar las universidades europeas, adopta elsistema estadounidense de créditos. La cuantificación y comercialización de laeducación ayuda a la estratificación social y a la enajenación mutua de las clasessociales.Hace un poco más de un año el New York Times publicó en el lapso de 10días dos artículos que ejemplifican la aceptación ingenua de la mentalidadestadounidense que se ha estado esparciendo por el mundo durante las últimasdécadas. Uno de los artículos discute la Universidad Americana del Cairo, en donde“Americana” quiere decir estadounidense. Esta universidad aparentementedescubrió recientemente que la educación debería concentrarse en el pensamientocreativo y por lo tanto comenzó a cambiar su plan de estudios de acuerdo a estaidea. Extrañamente tardío, este descubrimiento es algo que se puede elogiar. Peroluego la nota menciona que “los gastos para los estudiantes egipcios son alrededorde 19.600 dólares por año, una suma principesca en un país en el cual la mitad de lapoblación vive con dos dólares por día”. Lisa Anderson, la presidenta de launiversidad y anteriormente decana de la Escuela de Asuntos internacionales ypúblicos de la Universidad de Columbia, pidió disculpas al periodista por esteabsurdo. Agregó: “ No es mala cosa si le enseñamos a la elite a que sean buenosciudadanos.”La segunda nota complementa a la anterior y trata de la poblaciónmarginada, esta vez dentro de los Estados Unidos. Nos informa que de la treintenade oportunidades de empleo que se espera que van a crecer más rápidamentedurante la próxima década dentro del país, solamente siete necesitarán elbachillerato, o sea el diploma que en los Estados Unidos generalmente se recibe a
 
 3los 22 años. A raíz de estos datos el economista de la Universidad de Ohio ProfesorRichard Vedder se pregunta: “por qué, según un estudio federal de 1999, el 15% delos carteros estadounidenses tienen el diploma de bachillerato”. Agrega Vedder:“Algunos de ellos podían haber comprado una casa con el dinero que gastaron ensus estudios.”Como era de esperar, ninguna de las dos notas menciona el arte. El arte no esconsiderado como una profesión de importancia competitiva y por lo tanto no entraen este tipo de estadísticas. El estudiante egipcio tiene la oportunidad de tomarcursos de arte en la universidad americana siguiendo el típico modeloestadounidense, pero en circunstancias que no sirven mucho más que lo que selogra en una escuela de refinamiento social. Mientras tanto, y por razones obvias, lapoblación que no pertenece a la elite no cuenta al arte entre las oportunidades deempleo que crecen más rápidamente.La pregunta entonces es ¿como puede corregir esta situación por medio de loque llamamos arte? ¿Puede una exposición arreglar los problemas presentados porel consumo pasivo y la estratificación social? El arte y la educación artística, puestosen el papel secundario que tienen en el presente ¿tienen alguna utilidad para lograrcambios?Sería injusto afirmar que este papel secundario se reduce solamente alpresente. Durante mucho tiempo la cultura occidental ubicó la producción de artecomo un vástago de la artesanía, y a la percepción del arte como una forma deapreciación. Lo que es algo más reciente es la exigencia de originalidad por encimade la maestría. Ambos factores reflejan más que afectan a las relaciones sociales pormás que se piense que la originalidad tenga un efecto. Es la originalidad lo que seelogia más en una bienal y lo que hoy guía la apreciación del arte.Los cursos de apreciación de arte y los programas tradicionales de educaciónacoplados a los museos y las bienales están allí para expandir la base deconsumidores pasivos, pero no para afectar al arte o a la museografía. Es un procesorelativamente oscurantista que funciona en forma bastante similar a las religiones.La presunción es que, lo mismo que Dios, el arte no puede ser definido y que elacceso es por experiencia, es un acto de fe.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->