Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
MARCHAS Y RETROCESOS EN MATERIA DE LOS DERECHOS DE LA PROPIEDAD TERRITORIAL INDÍGENA EN LA LEGISLACIÓN PERUANA: EL JUEGO DE LAS EXPECTATIVAS EN EL ESCENARIO NACIONAL

MARCHAS Y RETROCESOS EN MATERIA DE LOS DERECHOS DE LA PROPIEDAD TERRITORIAL INDÍGENA EN LA LEGISLACIÓN PERUANA: EL JUEGO DE LAS EXPECTATIVAS EN EL ESCENARIO NACIONAL

Ratings: (0)|Views: 4 |Likes:
El presente trabajo lo escribí en el año 2008 y analiza la regresión de las leyes en materia del derecho de propiedad territorial Indígena, así como la percepción contemplada en la legislación nacional sobre la población indígena amazónica.
Asimismo abordamos las contradicciones existentes entre la legislación nacional y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, así como la superposición del discurso legal Estatal con relación a la soberanía de los recursos del subsuelo-de interés nacional-sobre los derechos territoriales locales.
Por tanto contempla las interacciones suscitadas entre estos actores dentro del marco de negociación de las actividades a desarrollarse sobre territorios indígenas o de las comunidades nativas.
El presente trabajo lo escribí en el año 2008 y analiza la regresión de las leyes en materia del derecho de propiedad territorial Indígena, así como la percepción contemplada en la legislación nacional sobre la población indígena amazónica.
Asimismo abordamos las contradicciones existentes entre la legislación nacional y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, así como la superposición del discurso legal Estatal con relación a la soberanía de los recursos del subsuelo-de interés nacional-sobre los derechos territoriales locales.
Por tanto contempla las interacciones suscitadas entre estos actores dentro del marco de negociación de las actividades a desarrollarse sobre territorios indígenas o de las comunidades nativas.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Glend Martín Seitz Lozada on Jun 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/24/2013

pdf

text

original

 
Derechos de la Propiedad Territorial Índigena en la Legislación Peruana/Glend Seitz Lozada
1
MARCHAS Y RETROCESOS EN MATERIA DE LOS DERECHOS DE LAPROPIEDAD TERRITORIAL INDÍGENA EN LA LEGISLACIÓN PERUANA:EL JUEGO DE LAS EXPECTATIVAS EN EL ESCENARIO NACIONAL
Glend Seitz Lozada
.El presente trabajo analiza la regresión de las leyes en materia del derecho depropiedad territorial Indígena, así como la percepción contemplada en la legislaciónnacional sobre la población indígena amazónica. Asimismo abordamos las contradicciones existentes entre la legislación nacional y elConvenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, así como lasuperposición del discurso legal Estatal con relación a la soberanía de los recursos delsubsuelo-de interés nacional-sobre los derechos territoriales locales.Por consiguiente contemplaremos las interacciones suscitadas entre estos actoresdentro del
marco de negociación
de las actividades a desarrollarse sobre territoriosindígenas o de las comunidades nativas.
MARCO JURÍDICO
 El 31 de diciembre del año 1909 se promulga la Ley Nº 1220 denominada
“ley deterrenos de montañas” 
la cual deroga a la ley orgánica de tierras de montañasestablecida el 21 de Noviembre de 1898.La ley Nº 1220 que tuvo como ámbito de aplicación
“la región de los bosques” 
 dictaminaba a favor del dominio estatal las tierras de los Indígenas. Esta ley concedíaprivilegios a los distintos actores vinculados a las actividades extractivas del cauchoamazónico, significando en la práctica que estos agentes se consideraran dueñosabsolutos de las tierras y todo recurso que habitara en ellas, incluyendo laspoblaciones nativas.Entre las modalidades establecidas por la ley Nº 1220 para el acceso y la obtención detierras a favor de los actores extractivistas se considero: las ventas, el denuncio, laadquisición gratuita y la concesión. También se autorizó la concesión de terrenos en
laregión de los bosques
en compensación a obras de colonización, caminos deherradura, entre otros (Aroca, 1996: 20).En el año 1957, cuyo contexto se caracterizaba por una acentuada colonización en laamazonía, se promulga el Decreto Supremo Nº 3, constituyéndose el primer intento dela República del Perú en otorgar garantías a la población indígena sobre las tierrasque habitaban y usufructuaban (Aroca, 1996: 21). Se reservaron para
las tribusselvícolas
las áreas necesarias para asegurar su subsistencia en zonas donde seevidenciara su existencia y posesión inmemorial
1
 Podemos señalar que hasta mediados de la década de los 70
“e
l Estado percibía a losindígenas amazónicos-tal como se contemplaba en la legislación-como
tribus
selvícolas o de aborígenes salvajes” 
-
nominaciones que cambiarían recién en el año
1
En 17 años de vigencia se reservaron tierras tan solo para 114 comunidades, es decir al 11% del totalestimado de comunidades y las 148,000 hectáreas que recibieron en conjunto, solo representaron el0.20% del total de tierras de la Amazonía (Aroca, 1996: 21).
2
 
El código penal de 1924 (ley 4868, del 11 de enero de 1924): estableció que
“tratándose de los delitos
 perpetrados por salvajes los jueces tendrán en cuenta su condición especial y podrán sustituir las penas
de penitenciaria(…) por la colocación e
n una colonia penal agrícola, por un tiempo indeterminado que noexcederá de veinte años (Art. 44);
y que
“tratándose de delitos perpetrados por indígenas semicivilizados
o degradados por la servidumbre y el alcoholismo, los jueces tendrán en cuenta su desarrollo mental, sugrado de cultura y sus costumbres y procederán a reprimirlos, prudencialmente...(Art. 45).
(Aroca, 1996:20)
 
 
Derechos de la Propiedad Territorial Índigena en la Legislación Peruana/Glend Seitz Lozada
2
1974, cuando se promulga la ley Nº 20653 llamada
“Ley de CCNN y de promoción
agropecuaria de las regiones de la selva y ceja de selva
, sustituyéndose la
denominación de “Tribus Selvícolas” por 
comunidades nativas
y otorgándole tanto lapersonería jurídica como la existencia legal (Aroca, 1996: 21).Mencionada ley concede a las Comunidades Nativas el derecho de propiedad sobrelas tierras que habitan independiente de la capacidad de uso de los suelos.Sin embargo, se da un paso hacia atrás jurídicamente en relación con la propiedad delas tierras de los pueblos indígenas, cuando se promulga el Decreto Ley Nº 22175 quederoga la ley Nº 20653, cuyo artículo 11 determina que parte de las tierras comunalesque tengan aptitud forestal les sería concedida en uso, significando que en adelanteno se otorgaría en propiedad. De esta forma el derecho a la propiedad de las tierras secondiciona a la aptitud que presente el suelo
3
.La Constitución Política del Perú de 1979 toma los principios de la reforma agraria yde la ley de CCNN en la cual si bien reluce la personería jurídica y la existencia legaltanto de las comunidades nativas como campesinas, también resalta
su autonomía anivel organizativo, trabajo comunal, uso de las tierras en lo económico y administrativo
.Otra garantía constitucional de los pueblos indígenas fue estipular 
la inalienabilidad,inembargabilidad e imprescriptibilidad de sus tierras
” 
.
(Aroca, 1996: 22)Con la Constitución de 1993 hay un viraje de orientación del régimen de propiedad
indígena “
al eliminar las garantías de inalienabilidad e inembargabilidad y relativizar suimprescriptibilidad 
” 
(Yánez C, et al: 1998) lo que se agudiza con la aprobación de la leyNº 26505 denominada:
“ 
ley de la inversión privada en el desarrollo de las actividadeseconómicas en las tierras del territorio nacional y de las comunidades campesinas y nativas
” 
 
(llamada también ley de tierras) que determinó un nuevo régimen depropiedad de las tierras, estableciendo que todas aquellas tierras que no poseantítulos de propiedad privada y comunal son consideradas como propiedad del Estado.Con esta premisa legal, la propiedad y posesión de la tierra deriva del título y no delderecho ancestral sobre las tierras que ocupan tradicionalmente los pueblosindígenas, confrontando directamente esta ley con el Convenio 169 de la OIT, cuyoartículo 14 señala textualmente:
“Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y 
de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan. Además, enlos casos apropiados, deberán tomarse medidas para salvaguardar el derecho de los pueblos interesados a utilizar tierras que no esténexclusivamente ocupadas por ellos, pero a los que hayan tenidotradicionalmente acceso para sus actividades tradicionales y desubsistencia. A este respecto, deberá prestarse particular atención a lasituación de los pueblos
nómadas y de los agricultores itinerantes.” 
 
La ley 26605 perjudica directamente a las comunidades que carecen de títulos, quesegún la comisión especial multisectorial para las comunidades nativas-basándose enlos datos del PETT (hoy COFOPRI)
 –
serían noventa comunidades inscritas que lefaltan títulos, siendo los más perjudicados los pueblos indígenas en aislamiento
voluntario “
cuya situación particular no les facilita la obtención del reconocimiento y 
titulación de sus tierras” 
(Ver Yánez C, et al 1998), panorama que se agrava con laincursión de las compañías petroleras sobre sus territorios.
3
Como señala Carlos Yánez esta situación resulta preocupante si contemplamos el convenio 169 de laOIT, ya que si hablamos de tierras ocupadas tradicionalmente
“que son dentro del marco del convenio de
 propiedad de las comunidades por lo que, de acuerdo a esta norma no podrían ser privadas de ella
arbitrariamente” 
(Ibíd. 1998)
 
Derechos de la Propiedad Territorial Índigena en la Legislación Peruana/Glend Seitz Lozada
3
La ley orgánica de RRNN Nº 28821 del año 1997, otorga preferencias únicamente alas comunidades tituladas en desmedro de las que carecen de título y de
los gruposindígenas en aislamiento voluntario
, mal llamados no contactados.La situación se complica para estas poblaciones, con el procedimiento de servidumbrereferente a las actividades de hidrocarburos y mineras, donde las comunidades tienenderechos a la indemnización y compensación económica si solo sí, acreditananticipadamente su derecho de propiedad vía presentación del título.De esta manera las comunidades recibirán su indemnización por las actividadespetroleras que se realicen en su territorio, si poseen título comunal, desconociéndosesu derecho según lo contemplado en el artículo 15(2) del Convenio 169 que señala nosolo la indemnización por el uso de sus territorios, sino por cualquier daño o pérdidasufrida como consecuencia del traslado o reubicación de la población debido a lainstalación de campamentos, pozos petroleros, entre otros (Ver Yánez C, et al 1998:22).El panorama descrito adquirió un carácter preocupante al discutirse el proyecto de ley1992/2007-PE que pretende modificar la
ley de tierras
con la finalidad de que lascomunidades nativas y campesinas de la zona andina y amazónica puedan adjudicar sus tierras individualmente a sus miembros o comuneros y particulares, con requisitossimilares a los establecidos para la zona de la costa, esto es disminuyendo el númerode votos necesarios para tomar mencionadas decisiones (Pastor, 2008). Solo bastaque se apruebe la venta o la disolución de la comunidad la mayoría de asistentes auna asamblea comunal, así sean una pequeña minoría (Ardito, 2008). A partir del 19 de mayo del 2008 se edifica un contexto legal nada favorable para lascomunidades campesinas y nativas en materia de sus derechos territoriales alaprobarse el Decreto Legislativo N 1015 que contiene exactamente el mismo texto delproyecto de ley 1992/2007-PE, ya mencionado (Ardito, 2008). Esta coyuntura erafavorable para las empresas o compañías extractivas con intereses en los recursosnaturales que hay dentro de las comunidades tanto nativas como campesinas,generándose las condiciones para negociar y convencer algunos dirigentes enbeneficio de las transnacionales.Sin embargo, debido a la intervención de la Defensoría del Pueblo (que presento en sumomento una demanda de inconstitucionalidad del DL N° 1015), las FederacionesIndígenas de ámbito local, regional y nacional, así como las ONGs comprometidas conlos asuntos de los derechos territoriales de las comunidades campesinas y nativas,entre otros actores de la sociedad civil, canalizaron esfuerzos por los mecanismos einstancias constitucionales pertinentes que concluyeron en la derogatoria del DecretoLegislativo N° 1015 que pretendía
unifica<r> los procedimientos de las comunidadescampesinas y nativas de la sierra y de la selva con las de la costa, para mejorar su producción y competitividad agropecuaria
”.
 No obstante, quedaron vigentes decretos legislativos (N° 1090, 1064, 1080, 1081 y1089) que fueron emitidos por el Poder Ejecutivo en el marco de la delegación defunciones legislativas otorgadas por el Congreso de la República en el año 2008, paraque adecue la legislación nacional al propósito de implementar el Tratado de LibreComercio (TLC) firmado entre Perú y los Estados Unidos (Informe Legal sobre losDecretos Legislativos, 2008)

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->