Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Bleichmar - Qué permanece de nuestras teorías sexuales

Bleichmar - Qué permanece de nuestras teorías sexuales

Ratings: (0)|Views: 591|Likes:
Published by marian_tokimoto
primera clase del seminario del mismo nombre
primera clase del seminario del mismo nombre

More info:

Published by: marian_tokimoto on May 07, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/16/2013

pdf

text

original

 
Silvia Bleichmar Seminario: “Qué permanece de nuestras teorías sexuales para la prácticaactual”.
Clase N° 1 dictada el 12 de abril de 2004El programa de este año es un programa que a mí me resultó muy importante, sobretodo pensando en dar una vuelta sobre ciertos aspectos que podríamos considerar como en revisión respecto al psicoanálisis. Vale decir, entre el anquilosamiento dealgunos enunciados y la idea de que gran parte de los descubrimientos delpsicoanálisis quedan invalidados por las transformaciones que hubieron en lasubjetividad en los últimos treinta o cuarenta años• y digo en los últimos treinta ocuarenta años porque es indudable que ha habido un salto en los modos deorganización de la subjetividad a partir de una serie de variables entre las cuales seincluyen los modos en que han empezado a operar los medios y, en particular, lacuestión de la imagen. Y también en relación a las formas con las cuales una ciertacirculación del cuerpo como lugar de mercancía; ha dejado de tener, de algunamanera, el lugar sacrosanto que tuvo en la sociedad victoriana y a comienzos del sigloXX.Pero decía que a partir de una serie de cambios que se han producido en los últimosaños, una de las preguntas que uno se formula hace tiempo es qué es lo que quedade las grandes formulaciones psicoanalíticas, muy en particular de la sexualidad.Porque es indudable que todos los que venimos del psicoanálisis venimos pensandoque las estructuras básicas del psiquismo, con ciertas modificaciones, se conservan.Por ejemplo, uno podría preguntarse qué ha pasado con el superyo, qué nivel deestructuración tiene actualmente el superyo, qué pasa con las leyes que rigen larelación al semejante y de qué manera se conjuga, en este momento, la concepcióncon la cual el ser humano se define respecto a la culpabilidad, como ser moral. El añopasado decíamos en cierto momento que el psicoanálisis fue pensado para un sujetomoral. Fue pensado para un sujeto que tiene un conflicto con el superyo, que estáatravesado por la culpabilidad. De una u otra manera. No solamente, por supuesto, apartir de la obra de Freud, pero en los desarrollos post-freudianos, tanto en la obra deKlein como en la obra de Lacan, la cuestión de la tensión intrasubjetiva que implica elposicionamiento ante la ley ocupa un lugar central. Y cuando decimos •la ley• estamoshablando de la ley en el sentido fuerte del término, vale decir, de aquella que rige loscontratos interhumanos más allá de las vicisitudes históricas.Sin embargo, hay como procesos de desconstrucción muy evidentes que, inclusive,han sido muy trabajados por algunos sociólogos. Para quienes tengan interés en ver alguno de estos temas, yo he estado muy entusiasmada este verano leyendo algunagente. Pero, por ejemplo, el texto de Richard Sennet, que se llama El respeto, es untexto extraordinario, también La corrosión del carácter. Pero El respeto es un librodonde él analiza los efectos en la subjetividad de los nuevos modelos laborales y de loque llama •la flexibilización•. O, por ejemplo, Zygmunt Bauman, que es otro sociólogopolaco que trabaja el concepto de comunidad y donde analiza todos los problemas quese plantean respecto a la cuestión de identidad y comunidad en un mundo en el cual larelación comunitaria al semejante parece deconstruida. Temas muy importantes paranosotros, para ir entendiendo algunos cuadros que se van produciendo. Inclusive lostextos de Sennet o los de Bauman permiten entender modalidades de la angustiarespecto a la forma en la que se constituye un psiquismo a corto plazo; a la forma conla cual lo que fluye cambia el modo en el cual se va colocando aquello que antes tenía
 
como permanencia y trascendencia en las relaciones interhumanas.Pero más allá de estos aspectos está también todo lo que ha llamado lastransformaciones en los modos de ordenamiento de los intercambios sexuales, de loscuales un libro que, justamente, tengo que presentar en poco tiempo, que es el deElizabeth Roudinesco, que se llama La familia en desorden, alude de una manera muyclara a las formas con las cuales se han producido procesos de desestructuración y derecomposición de los modelos familiares. Y, además, con algunas cosas muyinteresantes, que yo les recomiendo como libro de lectura muy interesante para ir introduciéndose en algunos temas respecto a esta pautación. El texto de Roudinescoatraviesa dos ejes fundamentales que tienen que ver con la cuestión del Edipo y lafunción del padre en la sociedad actual. Tema muy importante, porque prácticamentetodos hemos sido, de alguna manera, tocados por la idea de la función del padre en laconstitución subjetiva, muy particularmente a partir de la propuesta de Lacan. Demanera que creo que la pregunta respecto a la posición actual del padre esfundamental.El otro tema que toma Roudinesco, y que es muy importante, es qué ocurre a partir delos nuevos modelos de integración de la homosexualidad. Mientras que en los años•70 la homosexualidad se planteaba como enfrentada y contestataria -pensemos enFoucault, por ejemplo- respecto de la pautación del deseo en el interior de la familia,actualmente, justamente todo lo que hace a las nuevas formas de pedido delegalización de las relaciones de alianza en parejas gay, inclusive de pedido deadopción, marcan como un deseo de integración que revisa, de alguna manera, losmodelos de los •70 y que plantea, entonces, produce por supuesto mucho escándaloporque arranca a la homosexualidad de su lugar marginal.Intervención: (No se escucha). El de Roudinesco se llama La familia en desorden. Voy pasando algunas cuestiones...está también el libro de Elisabeth Badinter, Hombres-mujeres, diferencia, está escritoasí, que es una suerte de evaluación del feminismo de los últimos treinta años, perosobre todo que trae una cuestión muy importante, que es de qué manera losdesarrollos de las teorías de género han posibilitado o no un acceso de la mujer aciertas formas de circulación del placer. El otro día se me ocurrió una idea malévola,realmente. Veía una chica joven, muy encantadora, tratando de convencer a unmuchacho muy complicado, sobre la racionalidad de sus argumentos. Y la veía tancomprometida y trabajando tanto que le dije a mi marido: •La verdad, creo que lasmujeres eran más felices cuando eran frígidas.• Porque es tan brutal el esfuerzo quetienen que hacer actualmente para obtener el goce, que uno se pregunta si valió lapena. Pero más allá de esta broma malévola, que atraviesa el libro de Badinter, dealguna forma, creo que todo esto pone sobre el tapete una cuestión que sería lasiguiente. Laplanche trabajó la diferencia entre mitos y teoría en psicoanálisis. Yustedes, los que quieran, pueden ver esto muy bien desarrollado por él en Entreseducción e inspiración, el hombre, un texto que se llama justamente El psicoanálisis,mitos y teoría, editado por Amorrortu. Pero yo me he preguntado mucho... me he dadocuenta, como me pasa a veces, que la cuestión del psicoanálisis es, precisamente, eneste momento, como lo vengo proponiendo desde hace un tiempo, la diferencia entreproducción de subjetividad y constitución del psiquismo. Vale decir, concebida laproducción de subjetividad como los modos históricos, sociales y políticosinstituyentes, para hablar en términos de Castoriadis, de formas de organización de lossistemas representacionales, la pregunta es: ¿Qué de lo que venimos arrastrando enun siglo de psicoanálisis ha caducado respecto a las formas de producción desubjetividad y qué sigue siendo vigente respecto a los ordenadores del funcionamientopsíquico?Por ejemplo, lógica binaria y lógica de la diferencia ¿son asimilables a teoría fálica ylógica de la castración? Tema que vamos a trabajar bastante extensamente, porque
 
me parece que si hay algo que ha quedado como volatilizado es el cuestionamiento alpsicoanálisis desde las teorías de género, respecto a las teorías falocéntricas de lacastración y, al mismo tiempo, la dificultad del psicoanálisis para repensar sus propiosparadigmas recortando de ellos aquello que sí aporta algo a la producción de unaantropología en el sentido más amplio del término, de una manera de concebir lohumano. Lo mismo ocurre con el complejo de Edipo. Quienes han participado en añosanteriores de este Seminario, o han tenido acceso a cosas que yo estoy planteando,saben que tengo una profunda diferencia con el sostenimiento del modelo clásico delEdipo para nuestra sociedad, el modo con el cual se conciben, a partir de esto, losposicionamientos masculino y femenino en el interior de la pareja y, en particular, laidea de que el complejo de Edipo es la novela simple que requiere de tres términosactuales, siguiendo a Lacan, y cuatro tomándolos estructuralmente. Cuatro no porquevenga el amante de ninguno de los padres, sino porque además está presente lacirculación del falo como significante. Aclaro para los que no están entrenados en elconocimiento de Lacan, que no crean que yo pienso que las relaciones conyugales searticulan de a tres más un hijo. Pero, de todos modos, también es cierto que una delas cuestiones que vengo proponiendo hace tiempo es la revisión de dos aspectos queconsidero centrales, que es el descubrimiento del psicoanálisis... por ejemplo, cuandoFreud dice que su descubrimiento del Edipo, o del complejo de Edipo como pregnantede la cultura humana, ya merecería que el psicoanálisis entre en la historia de lacultura, uno se pregunta ¿es válido plantear esto? ¿es válido proponer que el complejode Edipo es lo que le da un lugar particular al psicoanálisis?Podemos poner en suspenso la absolutización de esta idea, pero lo que no se puedeponer en suspenso es que lo que el psicoanálisis descubre es la prohibición del goceintergeneracional. Vale decir que lo que se descubre mediante la prohibición delincesto es el intercambio sexual intergeneracional. Y a partir de plantearlo en estostérminos se abre la posibilidad de salir de los modos con los cuales ha quedado, dealguna forma, establecida la idea de que la cuestión del Edipo es una cuestión deprohibiciones entre padres e hijos biológicos, inclusive hemos hablado alguna vez delo ridícula que era la discusión acerca de si Woody Allen era o no padre y si cometió ono incesto con su pareja actual, con esta joven criada por él y Mia Farrow; o si loslazos de sangre son los que definen el incesto, o si son los lazos de filiación decualquier tipo que fueran. Me parece que la idea de que la prohibición del goceintergeneracional y la cuestión de la disparidad es un tema que el psicoanálisis hamarcado y que tiene que ser recuperado siempre y cuando nos permitamos invertir también los términos. Quiero decir, no concebir al Edipo como el deseo del niño sobreel adulto, sino como la vuelta sobre el niño de los modos con los cuales se ejerce laseducción del adulto en términos de lugar de apropiación y en términos de lugar degoce. El cuerpo del niño concebido entonces de este modo y la prohibición del incestoentendida como las formas con las que la cultura acota la apropiación del cuerpo delniño como lugar de goce. Y todo esto nos ha llevado en algún momento a redefinir laperversión en términos de desubjetivación del otro, y no en términos de ejercicio de lapulsión parcial o de castración. Sobre esto vamos a ir trabajando.Yo creo que hay un punto que viene con mucha fuerza y que pone en desbalance todala teoría psicoanalítica clásica, por eso creo que permitiría un reequilibrio de otro ordentomarlo en cuenta, y es el hecho de que se ha producido un estallido, por primera vezen la historia de la humanidad, de las formas de la procreación. Un estallidotecnológico. Y que este estallido tecnológico, por un lado, corrobora lo más fecundodel psicoanálisis. Vale decir, el modo con el cual, ya a comienzos del siglo XX, seplanteó la disociación entre procreación y sexualidad, para decirlo de algún modo. Elhecho de que por primera vez es comprobable... primero, toda la época de Freud estácaracterizada por el descubrimiento de los anticonceptivos o el intento de losanticonceptivos, las consecuencias de todo esto en el psiquismo ¿verdad? Neurosisde angustia, neurastenia, en fin, las formas de su época. Los modos con los cuales elcontrol de la natalidad producía, de alguna manera, un tipo de perturbación en la

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Roberto Requena liked this
AiKo Ro liked this
César liked this
Eugene Ve Ti liked this
Rosa Curcho liked this
ATE 2008 liked this
rositace liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->