Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
100Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La primera traducción al español de los "Principia" de Newton

La primera traducción al español de los "Principia" de Newton

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 21,094|Likes:
Contenido: 1. La enseñanza de Newton en la cátedra de matemáticas. 2. La traducción en el contexto de la querella sobre Copérnico. 3. Mutis y la matematización de la realidad física. 4. La crítica a las ilusiones cartesianas. 5.Mutis apóstol del «verdadero método de filosofar». 6. Notas.
Contenido: 1. La enseñanza de Newton en la cátedra de matemáticas. 2. La traducción en el contexto de la querella sobre Copérnico. 3. Mutis y la matematización de la realidad física. 4. La crítica a las ilusiones cartesianas. 5.Mutis apóstol del «verdadero método de filosofar». 6. Notas.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Luis Carlos Arboleda on May 09, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/07/2014

pdf

text

original

 
 
1
Newton en Nueva GranadaNewton en Nueva GranadaNewton en Nueva GranadaNewton en Nueva Granada Anticartesianismo y matematización de la realidad en la traducción mutisiana de los
Principia 
 Luis Carlos Arboleda AparicioGrupo de Historia de las MatemáticasUniversidad del ValleCali, ColombiaIntroducciónIntroducciónIntroducciónIntroducciónEn el otoño de 1732 se encontraba el poeta Voltaire inmerso en la preparación de los
Elementos de la filosofía de Newton 
1
, la primera y más decisiva obra de difusióngeneralizada de la metafísica y la física newtoniana en el continente. La gravedad delcompromiso de quien, siendo ante todo un humanista, no disponía en principio de laformación científica necesaria para llevar a término este proyecto se cimentaba en suprofunda admiración por la personalidad, el pensamiento y la obra de Newton.En sus
Cartas filosóficas 
2
, nos refiere Voltaire la impresión que le causó haberasistido a los funerales de Newton en la abadía de Westminster en marzo de 1727: «Estefamoso Newton, este destructor del sistema cartesiano [...], ha vivido honrado por suscompatriotas y ha sido enterrado como un rey que hubiera hecho el bien a sus súbditos».Si la divinización de Newton le ofreció a Voltaire el aliciente para acometer suempresa, ésta sólo pudo concretarse en un largo y exigente proceso de autoeducacióncientífica. Su correspondencia con el físico Pierre-Louis Moreau de Maupertuis revela losmúltiples avatares que se le presentaron al proponerse esclarecer los principios de lasteorías de la gravitación, de la luz y de los colores.Por ejemplo, la famosa ficción de Newton y la manzana propagada por Voltairepara explicar de forma anecdótico la genealogía de la idea de gravitación no bastaba paracomprender el célebre test de la Luna de los
Principia 
3
. El 30 de octubre de 1732 Voltairemanifiesta a Maupertuis las «terribles dudas» que se le presentaron con respecto a lavalidez del principio de atracción, pues no acertaba a explicarse el procedimiento envirtud del cual Newton comparó la distancia de la caída de la Luna en un minuto desdesu órbita hacia el centro de la Tierra, con la caída en el mismo tiempo de un cuerpo sobrela superficie de nuestro planeta. Esta prueba crucial permitía derivar la magnitud de la
 
 
2
fuerza centrípeta que mantiene la Luna en su órbita, como la proporción inversa delcuadrado de la distancia al centro.Cuando en el desarrollo de la correspondencia Maupertuis ofrece a Voltaire laexplicación satisfactoria, éste le responde: «Heme aquí newtoniano a vuestra manera. Soyprosélito y hago mi profesión de fe bajo vuestra orientación [...]. No es posible abstenersede creer en la gravitación newtoniana; es necesario proscribir la quimera de lostorbellinos». Luego reitera sus agradecimientos a quien considera «apóstol del dios delque os hablo». Al explicar más tarde a sus lectores tales cuestiones, específicamente lasirregularidades en la órbita de la Luna como consecuencia de la atracción del Sol, Voltaire no encontró nada más adecuado para trasmitir la admiración que le embargabaque citar el versículo siguiente de la «Oda a Isaac Newton» del astrónomo EdmundHalley: «Nec propius fas est mortali attingere Divos»
4
.Hemos querido introducir la presente exposición sobre el papel de Mutis en ladifusión de Newton en Nueva Granada con el antecedente histórico de la preparación delos
Elementos 
de Voltaire, porque este capítulo poco conocido de la institucionalización dela nueva ciencia en Europa guarda, como veremos, notables similitudes con el casoamericano. Destaquemos para empezar el espíritu de apostolado con el cual un erudito dela Ilustración, en este caso Voltaire, asumió la empresa de consagrarse a difundir la fenewtoniana en un medio intelectual hostil.La enseñanza de Newton en la cátedra de matemáticasLa enseñanza de Newton en la cátedra de matemáticasLa enseñanza de Newton en la cátedra de matemáticasLa enseñanza de Newton en la cátedra de matemáticasPoco después de su llegada a estos territorios de la América septentrional, y reciéninstalado como director de la primera cátedra de Matemáticas en la historia de nuestrasinstituciones educativas coloniales, Mutis pronuncia el discurso más estructurado sobrela nueva ciencia que hasta ese momento se había divulgado entre nosotros. El título de lapublicación a través de la cual el opúsculo ha circulado profusamente es bastanterepresentativo de las motivaciones centrales de su autor: «Elementos de la filosofíanatural, que contienen los principios de la física demostrados por las matemáticas yconfirmados con observaciones y experiencias: dispuestos para instruir a la juventud enla doctrina de la filosofía newtoniana en el Real Colegio del Rosario de Santa Fe deBogotá en el Nuevo Reino de Granada», año de 1764
5
.En otro lugar hemos analizado la estructura y función de esta pieza académica
6
.Nos interesa destacar en esta oportunidad que tanto por la estrategia escogida para
 
 
3
acercar al público al cual estaba dirigida a los principios de la filosofía de Newton, comopor su función polémica con respecto a la cultura entonces dominante en los mediosintelectuales, esta disertación anticipa el estilo cognitivo característico de las actividadesde estudio y difusión de la física y la astronomía modernas que desarrolló Mutis en elvirreinato. El interés central del gaditano es aclararse a sí mismo y a los demás lamanera como la filosofía newtoniana abandona la jerga metafísica de los antiguos y lasconcepciones vacías sobre la sustancia y sus contenidos y rompe al mismo tiempo con lospretendidos saberes totalizantes del sistema peripatético y la filosofía mecanicistacartesiana.En sus escritos y en las evidencias que hemos encontrado sobre su lectura de los
Principia 
, se advierte a un Mutis que demuestra haber captado correctamente el sentidode la crítica newtoniana a los presupuestos ontológicos de la filosofía mecanicista, comocondición para fundamentar la mecánica racional. Como veremos más adelante, enalgunos apartes de su traducción de los
Principia 
, Mutis se mostró contrario a lapretensión de los cartesianos de sustentar la explicación del mundo en las categoríasirreductibles de materia y movimiento. Comprendió acertadamente que al explicar elconcepto de fuerza de atracción y de repulsión como propiedad de la materia, o al aceptarsólo las simples fuerzas de contacto, el sistema cartesiano caracterizaba el movimientomediante mecanismos invisibles y contrarios a la experiencia. En la medida que elestudio de todo tipo de obras secundarias y primarias le condujo a estimar la complejidadde la física y la metafísica de Newton, su papel de vulgarizador de estas materias le llevóa tratar de transformar el medio cultural local para crear un cuadro intelectual diferenteque le permitiera cumplir efectivamente su proyecto difusor.La enseñanza de la cátedra fue el espacio académico para la consulta por parte deMutis y de sus alumnos más aventajados, de algunas de las fuentes primarias de laentonces naciente mecánica racional. Aparte de Newton, se tienen evidencias de quenuestros eruditos santafereños, orientados por Mutis, frecuentaron la lectura de Bosco-vich, Maupertuis, Leseur y Jacquier, Madame de Châtelet, Lacaille, Euler, D'Alembert,Lalande y el Jorge Juan de las
Observaciones astronómicas 
. Los discursos y corres-pondencias publicados y los manuscritos del Fondo Mutis conservados en el Real JardínBotánico de Madrid contienen referencias a diferentes libros de los mencionados autoresen numerosas cuestiones puntuales. Pero, con todo, el resultado más significativo de estegénero de lecturas fue el estudio de los
Principia 
de Newton, adelantado por Mutis y

Activity (100)

You've already reviewed this. Edit your review.
AntonioPJ added this note
Este documento tira por tierra los fundamentos de la Ciencia Moderna, sin duda el nuevo canon del pensamiento humano: http://es.3ª ENTREVISTA AL ESCRIBA - El Pecado Original de la Ciencia
Valeria Garzon liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Liliana Franco liked this
César Barrales liked this
Omar Camilo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->