Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Untitled

Untitled

Ratings: (0)|Views: 2 |Likes:
Published by api-50883228

More info:

Published by: api-50883228 on Jul 09, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/28/2013

pdf

text

original

 
Proyecto de ley que despenaliza el aborto cuandose realiza para salvar la vida de la madre, cuandoel feto es inviable o en caso de interrupción de unembarazo consecuencia del delito de violación.
Honorable Senado: Tengo a bien someter a la consideración deeste H. Congreso Nacional, un proyecto de ley quebusca despenalizar la interrupción deliberada delembarazo, es decir, el aborto cuando se realizaúnicamente para salvar la vida de la madre, en lamedida que no existan otros medios para ello; cuando elfeto presente o se establezca clínicamente quepresentagraves taras o malformaciones sicas opsíquicas; o cuando el embarazo sea consecuencia deun hecho constitutivo del delito de violación, caso en elcual, la interrupción del embarazo sólo podrápracticarse dentro de las primeras 12 semanas degestación.Nuestra propuesta plantea que, en cualquiercaso, se requerirá el consentimiento de la madre, laintervención de un médico-cirujano y la opinióndocumentada de otros dos médicos-cirujanos.Como se advierte, el proyecto, salvo por laincorporación de una excepción de carácter ético-social,como es el aborto producto de un delito de violación,prácticamente replica la antigua fórmula que considerónuestro Código Sanitario desde 1931 hasta el año 1989,cuando fue eliminado sin ran ni fundamento, a lomenos expresado.No resulta fácil ni comprensible en unasociedad ciertamente conservadora como la chilenaproponer una legislación que despenalice determinadostipos de aborto. Máxime si ella además estáfuertemente imbuida y compenetrada por los valores yprincipios filosófico-religiosos del judeo-cristianismo quehan inspirado nuestra conformación socio cultural.
1
 
Nosotros, lejos de desdeñar dichaconcepcn valórica, tan lo queremos explicarcontextualizadamente la dificultad y el rechazo quecualquier iniciativa despenalizadora del aborto ha tenidoy tendrá –al menos por aln tiempo todaa- ennuestra sociedad.Con conocimiento de nuestras conviccionessociales pero al mismo tiempo de la dratica ysoterrada realidad que presenta en Chile la práctica delaborto, es que hemos querido plantear una iniciativalegislativa que enfrente la práctica abortiva en nuestropaís, bajo el ánimo de dar una solución clínica y a la vez jurídica a las diversas situaciones o hipótesis que a esterespecto es posible plantear objetivamente, fuera detodo sesgo valórico, emocional, político o filosófico.En primer lugar, hemos de considerar losantecedentes que sobre esta materia han existido ennuestro país, que ya, como hemos dicho, Chile desde1931 contemplaba una legislacn sanitaria sobreaborto.En segundo rmino, debemos tener encuenta las tendencias modernas de la dogmática penaly la política criminal que Chile desea o desearíaimplementar sobre esta materia; no resiste s lavigencia de tipos penales como el aborto encuadradosen un tulo rubricado como
crímenes y simplesdelitos contra el orden de las familias y contra lamoralidad pública
”, desde 1874.El derecho penal es y debe ser de últimaratio, esto significa que una sociedad ha de recurrir aeste modo extremo de solución de los conflictos socialescuando no existen otros medios para dicho fin o elloshan fallado. El derecho penal moderno opera entoncespor excepción.Las penas, por otro lado, han idoevolucionando desde penas corporales a penas másacordes a la dignidad humana y a la solución eficaz delos problemas sociales, incluyendo acuerdos
2
 
reparatorios de tipo económico, incluso ante actos conpena de presidio, como lo ha recogido recientementenuestro sistema procesal penal. Así lo que se persiguees la eficacia del sistema, el arrepentimiento delagresor, la reparación a la víctima y la solución efectivadel conflicto.En una sociedad moderna y civilizada lapena privativa de libertad debe ser la excepcn,restringiéndola sólo a aquellas conductas querepresenten un efectivo peligro para la convivenciasocial. La rcel hoy no tiene otra justificacn quedefender eficazmente a la sociedad de nuevosatentados graves en su contra.El drama y complejidad que rodea laconducta delictiva de abortar lógicamente que no seresuelve con la privación de libertad; con seguridad elEstado dispone de medios más innovadores y eficacesque echar mano a la cárcel para aquellas mujeres queenfrenten la conmoción de querer actuar en contra dela vida que se gesta en su vientre, además de lacuestionable legitimidad del derecho que se atribuye elEstado o Ius Puniendo para proceder sancionando conprivación de libertad en estos casos.Hoy las soluciones penales a este drama vandesde la penalización total a cualquier tipo de aborto –caso de Chile- hasta la despenalización total o casi decualquiera de sus manifestaciones –caso de paísescomo Alemania-, cuyo derecho penal es consideradouno de los más modernos y vanguardistas del mundo.Los sistemas utilizados por el derechocomparado pueden resumirse en el llamado sistema deindicaciones y el del plazo.En conformidad al sistema de indicaciones se justifican ciertos abortos bajo ciertos presupuestos talescomo cuando está el riesgo la vida o salud de la madre(indicación terautica) o existen presuncionesfundadas de que el feto desarrollará malformacionesincompatibles con la vida (indicación eugenésica) o el
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->